Ruta de navegación

Diputados

Juan Polo y Catalina

Card image cap

Nacido el 02/07/1777 en Cabolafuente, Calatayud ( Zaragoza ).

Personal docente. Economista. Teólogo.

Diversos textos manuscritos de Juan Polo y Catalina se conservan en la British Library desde hace casi dos siglos, pero han sido rescatados ahora para realizar una obra en la que el profesor Alfonso Sánchez Hormigo estudia a uno de los más singulares economistas aragoneses. Había nacido en la pequeña localidad zaragozana de Cabolafuente, pueblo de señorío de los Palafox, cercano a la villa de Ariza y perteneciente a la diócesis de Sigüenza.

Estudió en Calatayud y en Zaragoza con los padres escolapios y se doctoró en Jurisprudencia en la Universidad de Zaragoza, desempeñando cátedras y oponiéndose a la doctoral de la Metropolitana; trabajó mucho en la Real Sociedad Aragonesa y en 1802 se le nombra Oficial de la Real Oficina del Balance. Más tarde sería Oficial de la Secretaría de Estado y Despacho de Hacienda y secretario del Rey.

Elegido diputado por el Reino de Aragón para las Cortes de 1810 por el procedimiento para las provincias ocupadas en parte por los franceses. Sólo formó parte en la legislatura de 1810-1813. Participó en las Comisiones de Hacienda en las que realizó su mejor labor de uniformidad de la moneda y también participó en las Comisiones de Honor, del Reglamento del Poder Ejecutivo y de la Organización del Gobierno. Siempre estuvo en contra de todas las excepciones y cualquier tipo de privilegio y, cuando se planteó la solicitud de ayuda económica a los guerrilleros a instancias de Espoz y Mina, las Cortes aprueban una propuesta suya para que la Regencia examine los méritos de los jefes de las guerrillas, a fin de otorgarles los grados correspondientes y equipararlos por tanto con los oficiales del ejército.

Para el conocimiento de estas Cortes en relación con Polo y Catalina son interesantes las memorias del clérigo liberal y también diputado Joaquín Lorenzo Villanueva. Entre los debates en los que intervino podemos señalar aquel en que salió en defensa de algunos diputados que habían ocupado cargos públicos a quienes se acusaba de no haberse pronunciado de inmediato contra el invasor, permaneciendo con la Junta Central, y describió el gran desconcierto vivido entre finales de 1808 y principios de 1809.

En relación con los planes de Hacienda, de nuevo el señor Polo y Catalina interviene como miembro de la Comisión: "...debo hacer presente que cuando se comenzó a examinar este punto, se trató de que quedasen encargadas de ello las audiencias. Más vió la Comisión que los más de los asuntos eran económicos, es a saber si los bienes se venderían o arrendarían, etc. Y que no solo se había de entender en los bienes de los franceses, sino de los españoles que se han declarado por el partido de los franceses..." (Sesión de 27 de febrero de 1811).

Fue elegido presidente de las Cortes el 24 de junio de 1812 y en su discurso de salutación reconoce que le resulta difícil aceptar dicho cargo: "...ya que no puedo renunciar ni excusarme a admitir la particular distinción con que V.M. acaba de honrarme... un cargo que no es fácil pueda desempeñar con acierto, continúen sus bondades disimulando los defectos que cometa, auxiliándome con sus luces para que se desempeñen de un modo digno de la nación española los importantísimos trabajos que penden de la resolución del Congreso..." (Sesión de 24 de junio de 1812).

Por último, ya como presidente, interviene en el debate que se mantenía en Cádiz sobre la publicación del "Diccionario crítico burlesco", sin duda polémico, y en el que Polo y Catalina se ve obligado a ordenar la discusión: "... El público está bien instruido de que debe guardar orden y no alterar la tranquilidad del Congreso. Por tanto... no puedo menos de volver advertir que los señores que hayan de hablar se contraigan a la cuestión, pues por más que se me diga, he visto que el señor diputado que acaba de hablar no se ha contraído a ella... el reglamento dice que mientras se esté tratando de una proposición no se interponga otra y que todos se concreten a la cuestión..." (Sesión de 21 de julio de 1812).

Su labor no ha sido suficientemente destacada por tratarse de asuntos de tipo práctico más que de aspectos puramente doctrinales, pero sus intervenciones fueron decisivas en los temas económicos. El manuscrito aludido de la British Library, recuperado por el profesor Sánchez Hormigo, que ha dado lugar a la obra "Informe sobre las fábricas e industria de España (1804) y otros escritos" nos da a conocer cómo este desconocido economista aragonés ya entonces hizo una crítica despiadada a las ideas de los fisiócratas y de quienes las defienden en España, teniendo la intención de sacar a los escritores y políticos del país del principal error cometido, el abandono de la industria. Las ideas expuestas en aquel manuscrito constituyen una de las primeras introducciones críticas de las obras de Adam Smith y J.B. Say en España. Como apéndice de la obra citada se recogen las intervenciones del diputado en Cortes Juan Polo y Catalina desde el 28 de febrero de 1811 hasta el 23 de abril de 1813 en que causó baja por enfermedad.

La biografía procede de la publicación "Los presidentes del Congreso de los Diputados, 1810-2010" (2010), coordinada por Sofía Gandarias Alonso de Celis y Mateo Maciá Gómez, y editada por el Departamento de Publicaciones del Congreso de los Diputados. Los textos fueron realizados por ambos coordinadores, con la colaboración de Esperanza Prieto Hernández.

Ver más

Poder del diputado Juan Polo y Catalina.

Periodos de presidencia


Elecciones del 01 de Junio de 1810

Legislatura 1810-1813. Cortes Generales Extraordinarias