vidparl1920-4

En recuerdo del estadista
 

Con esta aportación en Papeles para la Historia queremos culminar un bloque de cuatro piezas en las que se ha ido explicando la figura de Dato desde distintos puntos de vista. Son varias las muestras de patrimonio histórico artístico que conserva el Congreso de los Diputados en cuanto a su figura. En este documento haremos un repaso a aquellas obras que han existido o existen en la actualidad en la Cámara sobre él además de exponer sus datos como diputado y como presidente de la Cámara. 

Eduardo Dato nació el 12 de agosto de 1856 en La Coruña. Su padre, que era militar, se encontraba destinado en la Capitanía General de dicha ciudad. 

Se licenció en Derecho civil y canónico por la Universidad Central de Madrid. Trabajó en diversos bufetes de abogados antes de dedicarse a la política. Allí estableció numerosos contactos a nivel profesional, social y político. 

Fue diputado durante más de tres décadas. Su carrera política comienza al ser elegido diputado por vez primera en 1884 por la circunscripción de León, en la cual repitió en las elecciones de 1891, 1893, 1896, 1898, 1901, 1903, 1905, 1907 y 1910; mientras que en las elecciones de 1914, 1916, 1918 y 1920 será diputado por Álava, provincia natal de su madre. 

Eduardo Dato ocupó la presidencia de la Cámara en varias ocasiones

-    Del 14 de mayo de 1907 al 05 de junio de 1907, fue nombrado Presidente por 215 votos, del total de votantes (Interino)
-    Del 6 de junio de 1907 al 13 de septiembre de 1908, fue nombrado Presidente por 250 votos, del total de votantes.
-    Del 12 de octubre de 1908 al 27 de septiembre de 1909 fue nombrado Presidente por 199 votos, del total de votantes.
-    Del 15 de octubre de 1909 al 14 de abril de 1910 fue nombrado Presidente por 225 votos, del total de votantes.

Retrato de Eduardo Dato, pintado en 1909 por Marceliano Santa María Sedano (Burgos, 1866-Madrid, 1952)Retrato de Eduardo Dato, pintado en 1909 por
Marceliano Santa María Sedano
(Burgos, 1866-Madrid, 1952)

Su retrato como presidente fue pintado en 1909 por Marceliano Santa María Sedano (Burgos, 1866-Madrid, 1952). Este pintor español asistió a las clases de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, al Círculo de Bellas Artes y al estudio del pintor Manuel Domínguez. La obra forma parte de la actual Galería de Retratos del Congreso de los Diputados.

En el cuadro Lectura de un proyecto de Ley en el Salón de sesiones, firmado en 1908 por Asterio Mañanos (1861-1935), aparece también Eduardo Dato. Este pintor fue funcionario conservador de las colecciones artísticas del Palacio del Senado, y era especialmente estimado en la cultura parlamentaria por ser autor de varias obras de la actividad de la cámara alta. En esta obra el autor recrea una sesión parlamentaria en la que, además de Dato, pueden identificarse otros personajes relevantes de la época, como el conde de Romanones, Antonio Maura o Benito Pérez Galdós. Actualmente, el lienzo se encuentra en las estancias destinadas a la presidencia del Congreso.

El ACD conserva dos expedientes originales referentes a esta obra. Por un lado, la carta manuscrita de Asterio Mañanos dirigida al Presidente del Congreso de los Diputados, en la que ofrece el cuadro a la institución, fechada en 12 de diciembre de 1909. Por otro, el acta de la sesión de la Comisión de Gobierno Interior de 28 de junio de 1922, por la que se ajustó la compra por 2500 pesetas. 

Tras la decisión, se acordó no adquirir en lo sucesivo obra alguna alusiva a la Cámara sin antes haber pedido a la Comisión de Gobierno Interior la correspondiente autorización.  

Lectura de un proyecto de Ley en el Salón de sesiones, firmado en 1908 por Asterio Mañanos (1861-1935)Lectura de un proyecto de Ley en el Salón de sesiones,
firmado en 1908 por Asterio Mañanos (1861-1935)

Dato  fallece en Madrid el 8 de marzo de 1921. En el diario de sesiones del 29 de marzo de 1921, (13) consta la proposición a la Cámara por la que se pide dedicar a su nombre una de las lápidas del salón tras su asesinato:

"La muerte gloriosa de D. Eduardo Dato, digno coronamiento de una noble y fecunda vida, le abre las puertas a la inmortalidad. Los diputados que suscriben ruegan al Congreso se sirva acordar que el nombre de Dato se inscriba en una de las lápidas del Salón de Sesiones, en recuerdo de su vida y en homenaje a su muerte. Palacio del Congreso, 29 de marzo de 1921. José Sánchez Guerra. Antonio Maura, Conde de Romanones. Miguel Villanueva. Melquíades Álvarez, Alejandro Lerroux, Natalio Rivas".

Una fotografía del período de la II República da cuenta de la ubicación de la lápida en el salón de sesiones. Gracias a esta imagen se sabe que la cartela disponía solamente el apellido del homenajeado, Dato.  

Fotografía del período de la II República que da cuenta de la ubicación de la lápida de D. Eduardo Dato en el salón de sesionesFotografía del período de la II República que da cuenta de la ubicación de la
lápida de D. Eduardo Dato en el salón de sesiones

Una fotografía del período de la II República da cuenta de la ubicación de la lápida en el salón de sesiones. Gracias a esta imagen se sabe que la cartela disponía solamente el apellido del homenajeado, Dato.  En la publicación relativa a la Reforma del edificio del Congreso de los Diputados, realizada por el arquitecto Pedro Muguruza Otaño, (1893-1952) en el año 1942, no aparece ya la inscripción, por lo que tuvo que ser retirada sobre esa fecha o en los años previos. 

Han sido numerosas las ocasiones a lo largo de la historia parlamentaria, en las que se ha solicitado realizar inscripciones en el salón de sesiones para perpetuar la memoria de los homenajeados. Las inscripciones de Daoíz y Velarde son incluso anteriores a la propia inauguración del actual Palacio, que tuvo lugar en 1850. 

En la memoria histórico descriptiva realizada en 1856 por el arquitecto Narciso Pascual y Colomer (1808-1870) se indicaba en el apartado relativo al salón de sesiones, que para uniformar la elevación de las tres puertas subalternas que están en la parte alta del anfiteatro con las cuatro principales que corresponden al plano del salón, hay encima de estas últimas, recuadros que contienen escritos con letras doradas los nombres de los individuos que han sido declarados por el Congreso beneméritos de la Patria. 

Video