Listas de valores
Congreso de los Diputados

Cerrar Cerrar

 
DS. Senado, Comisiones, núm. 512, de 28/04/2011
 





Página 1


COMISIÓN DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO

PRESIDENCIA DEL EXCMO. SR. D. JOSÉ ANTONIO ALONSO GARCÍA

Sesión celebrada el jueves, 28 de abril de 2011

ORDEN DEL DÍA:

Página

Designar Ponencia

— Proyecto de Ley sobre responsabilidad civil por daños nucleares o producidos por materiales radiactivos. (621/000090)

Autor: GOBIERNO

6

Dictaminar

— Proyecto de Ley sobre responsabilidad civil por daños nucleares o producidos por materiales radiactivos. (621/000090)

Autor: GOBIERNO

6

Comparecencia del Director del Instituto Tecnológico del Calzado y Conexas (INESCOP), D. César Orgilés Barceló, ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, para informar en relación con los asuntos de su competencia y para explicar las actividades que realiza el Instituto. (715/000461)

Autor: COMISIÓN DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO

7

Comparecencia del Secretario de Estado de Energía, D. Fabricio Hernández Pampaloni, ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, para explicar la política que se va a seguir desde el Ministerio en relación con el consumo de carbón nacional. (713/000467)

Autor: GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO

19

Comparecencia del Secretario de Estado de Energía, D. Fabricio Hernández Pampaloni, ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, para explicar la decisión adoptada en relación al próximo cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña, en la provincia de Burgos, y el futuro de la energía nuclear en España. (713/000468)

Autor: GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO

19

Comparecencia del Secretario de Estado de Energía, D. Fabricio Hernández Pampaloni, ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, para explicar las líneas de la política de su departamento. (713/000909)

Autor: GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO

19




Página 2


Comparecencia del Secretario de Estado de Energía, D. Fabricio Hernández Pampaloni, ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, para informar sobre la política energética prevista por su departamento para la presente Legislatura. (713/000910)

Autor: GRUPO PARLAMENTARIO CATALÁN EN EL SENADO DE CONVERGÈNCIA I UNIÓ

19

Comparecencia del Secretario de Estado de Energía, D. Fabricio Hernández Pampaloni, ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, para informar sobre las políticas relacionadas con el ámbito de la energía. (713/000914)

Autor: GOBIERNO

19

Contestación del Gobierno a

— Pregunta sobre la valoración de la Secretaria General de Industria en relación con el incremento de los recibos de electricidad emitidos por la compañía Endesa S.A, desde el mes de enero del presente año. (681/000675)

Autor: CEBALLOS CASAS, MARÍA LUISA (GPP)

47

— Pregunta sobre la valoración realizada por el Ministro de Industria, Turismo y Comercio de lo ocurrido en los meses de enero y febrero de 2009 en relación con las facturas eléctricas emitidas por la compañía eléctrica Endesa, S.A. (681/000682)

Autor: CEBALLOS CASAS, MARÍA LUISA (GPP)

47

— Pregunta sobre las medidas que adoptará el Gobierno para avanzar hacia la sostenibilidad energética durante la presente Legislatura. (681/000749)

Autor: XAMENA TERRASA, JUANA (GPP)

44

— Pregunta sobre la valoración y las previsiones del Gobierno en relación con la construcción de parques eólicos en la Comunidad Autónoma de Galicia con una potencia superior a los cincuenta megavatios. (681/000860)

Autor: PÉREZ BOUZA, JOSÉ MANUEL (GPMX)

49

— Pregunta sobre las medidas previstas por el Gobierno para implementar la normativa que incentive y facilite el uso de energías alternativas por parte de la ciudadanía. (681/001021)

Autor: ALARCÓ HERNÁNDEZ, ANTONIO (GPP)

48

— Pregunta sobre la fecha prevista por el Gobierno para ordenar el desmontaje y la retirada de las torres de alta tensión del primer trazado de la línea eléctrica que discurre entre Lada, en Langreo (Asturias), y Velilla del Río Carrión (Palencia). (681/001179)

Autor: SÁNCHEZ DÍAZ, OVIDIO (GPP)

48

— Pregunta sobre la existencia de alguna razón que impida al Gobierno ordenar el desmontaje y la retirada de las torres de alta tensión del primer trazado de la línea eléctrica que discurre entre Lada, en Langreo (Asturias), y Velilla del Río Carrión (Palencia). (681/001180)

Autor: SÁNCHEZ DÍAZ, OVIDIO (GPP)

48

— Pregunta sobre las medidas de seguridad adoptadas en la zona de influencia del gasoducto entre Denia (Valencia) y las islas de Ibiza y Mallorca (Illes Balears). (681/001324)

Autor: SAMPOL I MAS, PERE (GPMX)

44

— Pregunta sobre las repercusiones en la factura de la luz del cierre de la central nuclear Santa María de Garoña, en la provincia de Burgos. (681/001416)

Autor: CEBALLOS CASAS, MARÍA LUISA (GPP)

48




Página 3


— Pregunta sobre el punto séptimo, relativo a energía, minería y pizarra, del denominado Plan Especial para el Oeste de Castilla y León. (681/001579)

Autores: CRUZ GARCÍA, SALVADOR (GPP) y MUÑOZ MARTÍN, JOSÉ (GPP)

49

— Pregunta sobre las medidas adoptadas o previstas por el Gobierno para delinear un nuevo modelo energético para reducir el alto costo social de las energías renovables y estimular el uso de la energía nuclear. (681/001612)

Autor: HERNÁNDEZ LÓPEZ, PEDRO MANUEL (GPP)

53

— Pregunta sobre las cantidades que tiene previsto aportar el Gobierno durante el presente y los próximos años para el desarrollo de la comarca afectada por el cierre de la central nuclear José Cabrera, en Almonacid de Zorita (Guadalajara). (681/001732)

Autores: FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP) , HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP) y SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP)

48

— Pregunta sobre las cantidades aportadas por el Gobierno para el desarrollo de proyectos a través del denominado Pacto para el Desarrollo de la Comarca afectada por el cierre de la Central Nuclear de Almonacid de Zorita, en las provincias de Guadalajara y Cuenca. (681/001739)

Autores: FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP) , HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP) y SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP)

48

— Pregunta sobre los motivos que tiene el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para negarse a autorizar la instalación de la planta termosolar que la empresa Iberdrola Renovables quiere construir en la ciudad de Almansa (Albacete). (681/001807)

Autor: CERDÁN GOSÁLVEZ, FERMÍN JOSÉ (GPP)

51

— Pregunta sobre la situación administrativa actual de la central térmica con lignitos de escombreras ubicada en el municipio de Mequinenza (Zaragoza). (681/001835)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

54

— Pregunta sobre si el Gobierno dispone de estudios acerca de las características de los lignitos de escombreras que serán utilizados como fuente de combustible en la central térmica de Mequinenza (Zaragoza). (681/001836)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

54

— Pregunta sobre el grado de información de que dispone el Gobierno acerca de si se ha dispuesto de avales de restauración para las escombreras que se piensa utilizar como combustible de la central térmica de Mequinenza (Zaragoza). (681/001837)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

54

— Pregunta sobre si el Gobierno dispone de estudios sobre las características de las emisiones de gases que producirá la central térmica de Mequinenza (Zaragoza) como consecuencia de la utilización de lignitos de escombrera como combustible. (681/001838)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

54

— Pregunta sobre si el Gobierno tiene constancia de que el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) solicitase informe de sostenibilidad social del proyecto de construcción de una central térmica en Mequinenza (Zaragoza) a municipios de la Comunidad Autónoma de Cataluña situados en un radio de acción de veinte kilómetros. (681/001839)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

54




Página 4


— Pregunta sobre si el Gobierno dispone de algún estudio de las características del aire y, en concreto, de los niveles de ozono existentes en el entorno de la futura central térmica de Mequinenza (Zaragoza). (681/001840)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

54

— Pregunta sobre si el Gobierno ha tenido en cuenta que el proyecto de construcción de una central térmica en Mequinenza (Zaragoza) tiene una afectación también para la Comunidad Autónoma de Cataluña y, en consecuencia, su autorización correspondería al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. (681/001841)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

55

— Pregunta sobre la existencia de protocolos de actuación en caso de contaminación ambiental en el supuesto de la construcción de la central térmica de Mequinenza (Zaragoza). (681/001842)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

55

— Pregunta sobre si el Gobierno considera que la construcción de la central térmica de Mequinenza (Zaragoza) puede afectar a los espacios protegidos existentes alrededor de su ubicación. (681/001843)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

55

— Pregunta sobre si el Gobierno considera que la construcción de una central térmica en Mequinenza (Zaragoza) puede afectar a la calidad de las producciones de fruta de los municipios de la provincia de Lleida que se encuentran en un radio de acción inferior a veinte kilómetros. (681/001844)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

55

— Pregunta sobre si el Gobierno considera que ubicar una central térmica en Mequinenza (Zaragoza) puede perjudicar a las producciones agrícolas de los municipios de la provincia de Lleida que se encuentran dentro de un radio de acción inferior a veinte kilómetros. (681/001845)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

55

— Pregunta sobre la valoración del Gobierno en relación con el hecho de que la construcción de la central térmica de Mequinenza (Zaragoza) pueda comportar algún tipo de riesgo para la salud de las personas de dicho municipio y los colindantes. (681/001846)

Autor: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU)

55

— Pregunta sobre la evolución de la producción de energía nuclear desde el año 2004 en la provincia de Guadalajara. (681/001953)

Autores: SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP) , FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP) y HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP)

48

— Pregunta sobre la evolución de la cantidad de residuos nucleares de baja, media y alta actividad almacenados desde el año 2004 en la provincia de Guadalajara. (681/001954)

Autores: SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP) , FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP) y HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP)

48

— Pregunta sobre la evolución de la cantidad de residuos nucleares de baja, media y alta actividad almacenados desde el año 2004 en la central nuclear y en el Almacén Temporal Individualizado (ATI) de Trillo (Guadalajara). (681/001955)

Autores: SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP) , FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP) y HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP)

49




Página 5


— Pregunta sobre la evolución de la cantidad de residuos nucleares de baja, media y alta actividad almacenados desde el año 2004 en la central nuclear José Cabrera y en el Almacén Temporal Individualizado (ATI) de Almonacid de Zorita (Guadalajara). (681/001956)

Autores: SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP) , FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP) y HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP)

49

— Pregunta sobre la decisión o medidas previstas por el Gobierno para obtener del Parlamento Europeo su aprobación a los planes de apoyo al carbón nacional. (681/002026)

Autor: SANÍN NARANJO, LUZ ELENA (GPP)

44




Página 6


Se abre la sesión a las nueve horas y treinta y cinco minutos.

El señor PRESIDENTE: Señorías, buenos días.

Iniciamos la sesión con la asistencia, en honor a la Comisión de Industria, de un grupo de alumnas y alumnos de la Fundación Giménez Abad. Les trasladamos nuestra más cordial bienvenida y nos honramos con su presencia. Muchas gracias por tener esta deferencia con la Comisión de Industria.

Observo que se han producido sustituciones. Por tanto, ruego a los portavoces que las comuniquen, si son tan amables.

DESIGNAR PONENCIA

— PROYECTO DE LEY SOBRE RESPONSABILIDAD CIVIL POR DAÑOS NUCLEARES O PRODUCIDOS POR MATERIALES RADIACTIVOS. (621/000090)

AUTOR: GOBIERNO.

El señor PRESIDENTE: Me van a permitir que formule una cuestión previa motivada por la ampliación del plazo de presentación de enmiendas. Disponemos de un tiempo muy reducido para la tramitación de esta ley. Así lo comuniqué a los portavoces de todos los grupos parlamentarios y les solicité que me trasladasen quiénes eran los ponentes, con objeto de dejar constancia de ello. Por tanto, antes de iniciar la sesión, y para que así conste, tengo que decir que la ponencia queda formada de la siguiente forma: por el Grupo Parlamentario Mixto, el senador Tuñón San Martín; por el Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas, la senadora Leanizbarrutia de Bizkarralegorra; por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, el senador Maldonado i Gili; por el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés, el senador Esquerda Segués; por el Grupo Parlamentario Socialista, las senadoras Durán Fraguas y Fuentes García, y por el Grupo Parlamentario Popular en el Senado, los senadores Marqués López y Palacios Zuasti.

DICTAMINAR

— PROYECTO DE LEY SOBRE RESPONSABILIDAD CIVIL POR DAÑOS NUCLEARES O PRODUCIDOS POR MATERIALES RADIACTIVOS. (621/000090)

AUTOR: GOBIERNO.

El señor PRESIDENTE: Al no haber reunión de la ponencia por decisión de todos los grupos parlamentarios, si les parece, pasamos a la votación de las enmiendas.

Votamos, en primer lugar, las enmiendas números 1 a 6, del Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas.

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos a favor, 1; en contra, 25.

El señor PRESIDENTE: Quedan rechazadas.

Votamos las enmiendas números 7 a 45, del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés.

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos a favor, 1; en contra, 25.

El señor PRESIDENTE: Quedan rechazadas.

Votamos las enmiendas números 46 a 53, del Grupo Parlamentario Popular en el Senado.

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos a favor, 12; en contra, 14.

El señor PRESIDENTE: Quedan rechazadas.

Por último, votamos las enmiendas números 54 a 57, del Grupo Parlamentario Socialista.

Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos a favor, 10; en contra, 16.

El señor PRESIDENTE: Quedan rechazadas.




Página 7


Solo nos queda designar quién presenta la ley ante el Pleno. (Varios señores senadores: El señor presidente.)

Gracias por la deferencia. Se lo agradezco.

Quiero aclarar que no se han remitido ni las enmiendas ni el texto de la ley a los grupos parlamentarios porque hay un acuerdo de Mesa para que figuren en Internet y que, por tanto, no se remitan a ningún grupo parlamentario en soporte de papel. Es un acuerdo de Mesa. Todo está en formato digital. Por eso les digo que no han recibido las enmiendas ni el texto de la ley. (El señor Marqués López pide la palabra.)

Señor Marqués, tiene la palabra.

El señor MARQUÉS LÓPEZ: Señor presidente, las enmiendas 3, 4, 5 y 6 del Grupo de Senadores Nacionalistas están retiradas, ¿no? Es que no ha quedado claro y yo tengo constancia de que están retiradas.

El señor PRESIDENTE: No nos ha llegado, pero si están retiradas, así se notifica.

El señor MARQUÉS LÓPEZ: Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Por lo tanto, remitimos el proyecto de ley al Pleno en los mismos términos en que fue enviado por el Congreso de los Diputados.

— COMPARECENCIA DEL DIRECTOR DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL CALZADO Y CONEXAS (INESCOP), D. CÉSAR ORGILÉS BARCELÓ, ANTE LA COMISIÓN DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO, PARA INFORMAR EN RELACIÓN CON LOS ASUNTOS DE SU COMPETENCIA Y PARA EXPLICAR LAS ACTIVIDADES QUE REALIZA EL INSTITUTO. (715/000461)

AUTOR: COMISIÓN DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO.

El señor PRESIDENTE: Pasamos al segundo punto del orden del día: Comparencia del director del Instituto Tecnológico del Calzado y Conexas (Inescop), D. César Orgilés Barceló, para informar en relación con los asuntos de su competencia y para explicar las actividades que realiza el Instituto.

Antes de dar la palabra a don César Orgilés quiero, en nombre de la comisión, trasladarle nuestra más cordial bienvenida. Quiero también agradecerle el recibimiento que se dio a esta comisión cuando visitamos el Instituto Tecnológico del Calzado. Las senadoras y senadores que tuvimos la oportunidad de desplazarnos hasta el Instituto quedamos francamente impresionados por la capacidad de trabajo, por la profesionalidad, por la manera de implicarse en una cuestión tan recurrente que incide directamente en la productividad: la investigación, la innovación y el desarrollo. Le agradezco el trato que nos dispensaron y le felicito por la profesionalidad y por todo el trabajo que en materia de materiales —valga la redundancia— realizan.

Sin más, señor Orgilés, tiene la palabra.

El señor DIRECTOR DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL CALZADO Y CONEXAS, INESCOP (Orgilés Barceló): Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, en primer lugar, quisiera agradecer la oportunidad que me brindan de exponer algunos detalles sobre el trabajo de Inescop, que da soporte a las empresas españolas de calzado y de componentes para el calzado. Para nosotros esta comparecencia tiene un significado especial porque este año cumplimos el 40 aniversario y, como uno de los primeros centros tecnológicos de nuestro país, estamos convencidos de que este modelo es un elemento decisivo en nuestro sistema de ciencia, tecnología, empresa y sociedad. Así pues, mi objetivo es hablarles, por una parte, de Inescop, que algunos de ustedes ya conocen; por otra, de las particularidades de nuestro tejido industrial, y por último, del modelo de centro tecnológico como medio de abordar las necesidades científicotécnicas de las empresas.

España tiene, en relación con la I+D+i, dos características que dificultan su efecto, su repercusión sobre el tejido industrial en relación con otros países europeos y, sobre todo, en relación con Estados Unidos y Japón. Por una parte, nuestro tipo de empresas es de pequeño tamaño. Además, una gran parte están encuadradas en lo que se llaman sectores tradicionales. Otro hándicap es la transferencia de los resultados de las investigaciones al tejido industrial. Permítanme que les comente estos temas en su aplicación práctica al sector calzado, con el convencimiento de que es lo mismo que sucede en otros sectores económicos.




Página 8


El sector calzado en nuestro país se caracteriza por estar formado fundamentalmente por pequeñas empresas. De hecho, según datos de 2009, de las 1729 empresas que tiene el sector, el 30% tiene menos de 5 trabajadores, el 18,6% entre 6 y 9, el 24% entre 10 y 19, el 19% entre 20 y 49; solo el 3% tiene más de 50 empleados y solo dos empresas tienen más de 200 trabajadores; es decir, que más de la mitad de las empresas de nuestro sector tienen menos de 10 trabajadores y más del 77% tienen menos de 20.

Quisiera dejar sobre esta mesa una opinión particular, ya que para denominar a estas empresas nos inventamos nombres como el de micropymes, cuando en realidad muchas de ellas se deberían clasificar como empresas artesanas y tener un tratamiento especial diferenciado de las empresas convencionales. Algo falla en nuestro país si consideramos que nosotros tenemos censadas unas 15 000 empresas artesanas, mientras que Italia tiene 1 200 000, Francia 800 000 y Alemania 1 800 000. El motivo parece muy sencillo, en España solo se consideran como tales empresas artesanas las llamadas artesanías artísticas, mientras que en Italia, según la Ley marco del artesanado, de agosto de 1985, de acuerdo con entrevistas que mantuve con los responsables de la Confederación Nacional del Artesanado, nos encontramos con las siguientes particularidades. La categoría de artesanado se consigue a través de las cámaras de comercio. La fórmula jurídica puede ser diversa, pero el titular debe participar en la empresa con su trabajo directo. Los socios, que solo aportan capital en su caso, no pueden tener la mayoría. El número de trabajadores puede ser hasta de 18 más el titular, es decir, 19. Además estas empresas pueden tener hasta 4 jóvenes en formación, lo que resultaría un total de 23 trabajadores; es decir, que el 77% de nuestras empresas serían candidatas a esa clasificación en Italia, que es nuestro principal competidor en Europa.

Por otra parte, ellos tienen lo que se llama el artesanado histórico tradicional. En nuestro caso sería la fabricación de calzado especial respecto de materiales o procesos como el calzado a medida, el calzado ortopédico, el calzado para diabéticos que, por su naturaleza artística, puede llegar hasta 40 trabajadores más un titular.

Las consecuencias de estas diferencias son más difíciles de evaluar, pero me permito plantear que es una cuestión a estudiar ya que, por un lado, la mayor parte de las empresas de calzado italianas son artesanas y, por otro, los programas europeos de apoyo a las empresas artesanas son diferentes a los del resto de las empresas dentro de la Comunidad; por algo será, ya que a las microempresas, como tales, les resulta prácticamente imposible beneficiarse de los programas de la Unión Europea.

El pequeño tamaño de nuestras empresas es un problema en algunos casos que luego abordaré, pero es una ventaja a la hora de fabricar un producto diferenciado, con alto valor añadido, en pequeñas series y con rapidez de servicio, que es la mejor defensa frente a las grandes producciones de calzado de bajo costo de los países asiáticos, que están basados en una mano de obra barata y en unas prácticas comerciales muy dudosas.

Gracias a estas características y a la tradición exportadora de nuestro sector estamos en mejores condiciones que otros para salir de la crisis actual. De hecho, el pasado año las exportaciones de pares aumentaron el 10,6%, alcanzando unas cifras de exportación de 1848 millones de euros, cifras nada despreciables en relación con otros sectores. Nuestro principal cliente en la actualidad es Francia, a quien vendemos casi 30 millones de pares; y como curiosidad añadiré, en relación con nuestros principales competidores, que, por ejemplo, vendemos a Italia 13,5 millones de pares, mientras que le compramos 669 000 pares y que en Portugal vendimos el año pasado 17,2 millones de pares y le compramos 427 000 pares. Otro caso curioso es el de Turquía, que también es un gran productor de calzado y con muy bajos costos de mano de obra, que nos compra 1,8 millones de pares, por un precio medio de 12 euros el par, mientras que ellos nos venden solo 43 000 pares, por un precio medio 1,13 euros el par.

En el presente año se confirma esta tendencia pues ya en el mes de enero se vendieron un 15% más de pares que en el mismo mes de 2010. Por tanto, tenía razón el servicio de estudios de la Caixa que, en su boletín de junio ya colocaba al calzado en el primer grupo de los sectores que tirarían de la economía, y eso que todavía no se ha dado la condición necesaria que proponían para asegurar este tirón y que no es otra que contar con un entorno regulatorio, financiero y fiscal adecuado.

Como les decía, este modelo también tiene desventajas y entre ellas he de destacar la imposibilidad de abordar los aspectos científico-técnicos que requiere un mercado cada vez más exigente y competitivo. Es decir, las pequeñas empresas también necesitan de I+D+i, pero no pueden abordarla por sí mismas debido a los recursos humanos e infraestructuras que se precisan para ello. Para cubrir estas carencias surgen los centros tecnológicos, y a nosotros nos satisface haber sido creados gracias a la iniciativa de




Página 9


las propias empresas en noviembre de 1971, anticipándonos a los tiempos pues el despegue de este modelo comenzó a mediados de los años ochenta.

Inescop, en principio, se ocupó de aspectos relativos a la calidad de las materias primas y del calzado producido, ya que era el comienzo de la exportación y nuestros empresarios necesitaban asegurar la calidad de lo que vendían; pero poco a poco fuimos convirtiéndonos en el aliado tecnológico de las empresas y nos pusimos a desarrollar nuevos conocimientos, a promover desarrollos tecnológicos y a dar soporte a la innovación que requieren las empresas para mantenerse en el mercado. Precisamente esa es la I+D+i y, en este sentido, quiero ilustrar con algunos ejemplos lo que estamos desarrollando y que ustedes pudieron ver en nuestras instalaciones.

Si definimos investigación como la generación de conocimientos orientados a un objetivo determinado, este sector dispone de ejemplos como la generación de bioadhesivos, basados en la proteína que generan los mejillones para adherirse a las rocas; igualmente, la fabricación de telas de carbón activo con un material superabsorbente, que tiene la ventaja frente a los carbones activos convencionales —que suelen ser pulverulentos— de contar con una estructura física y, por tanto, se puede utilizar en mayores aplicaciones que los carbones activos en polvo. Nuestras telas de carbón activo se idearon inicialmente para las plantillas de los zapatos por su capacidad de absorción, pero posteriormente hemos descubierto otras aplicaciones importantes como las máscaras antigás o incluso los trajes de combate por su capacidad de absorción de infrarrojos, hasta el punto de que en la guerra nocturna serían elementos decisivos.

En el caso del desarrollo tecnológico, centrado en la utilización de los conocimientos para generar materiales, dispositivos, procedimientos o servicios, les pondré como ejemplo el de los escáneres para digitalizar el pie en tres dimensiones, que es la clave para poder fabricar calzado a medida en el ámbito industrial; otro ejemplo podría ser el de los sensores para medir la presión del pie en la planta o la aplicación de la termografía para controlar el confort del calzado, es decir, para saber cómo el zapato se comporta y cómo el pie transfiere su exceso de temperatura a través de los materiales que constituyen el calzado.

La innovación sería el paso siguiente, que es ya la conversión de las ideas en productos, procesos o servicios nuevos o mejorados que el mercado valora, y como ejemplo destacaría los biopolímeros. Estamos desarrollando polímeros de origen vegetal, que se utilizan para la fabricación de suelas frente a los polímeros que provienen de derivados del petróleo. Asimismo, la fabricación de microcápsulas, que incorporan sustancias desodorantes, aromáticas, cosméticas, biocidas, etcétera para contribuir a la salud del pie que pasa muchas horas dentro de los zapatos.

En relación con los procesos podría destacar los desarrollos de sistemas de diseño asistido por ordenador, en los que somos centro de referencia a nivel mundial. Tenemos instalados 1300 sistemas en todo el mundo y pronto serán 1500, puesto que acabamos de firmar un acuerdo con la empresa Tempe, que es precisamente la que realiza todos los calzados para el grupo Zara, ni más ni menos que alrededor de 47 millones de pares al año.

En relación con la innovación en servicios, podría destacar lo que llamamos el espejo mágico, basado en lo que se denomina realidad aumentada y que permite superponer sobre el pie el tipo de calzado elegido —que ha podido ser simplemente un zapato virtual— y compararlo o ver cuál es su contribución dentro de la imagen de la persona sin necesidad de probarse el zapato o sin que siquiera se haya fabricado.

La innovación no siempre es una novedad absoluta ya que sería suficiente con mejorar las prestaciones de los productos. En este caso podríamos hablar de la hidrofugación de las pieles, que consiste en hacerlas impermeables pero sin que pierdan su capacidad de transferencia o de dejar pasar el aire o la transpiración.

Lo importante en el caso de la innovación es que las empresas la asimilen, que la pongan en el mercado y que tenga éxito, que es el último paso de la cadena I+D+i. El sector del calzado es especialmente sensible en este ámbito pues hasta ahora el producto variaba exclusivamente en los aspectos formales de una temporada a otra, mientras que ahora hay que estar innovando continuamente para mantenerse en el mercado.

En un reciente estudio del profesor Mas Verdú, de la Universidad Politécnica de Valencia, se destacaba que una buena parte de las empresas españolas de calzado basaban su competitividad y su modelo de negocio en actividades innovadoras, superando la media de la industria general en medio punto y la del resto de los sectores en ocho puntos; es decir, que el sector calzado, como otros sectores tradicionales, incorpora una componente tecnológica innovadora que no tiene nada que envidiar a los llamados de base




Página 10


tecnológica. Además, sus cifras económicas superan a muchos de los sectores tecnológicos; por ejemplo, dispongo de una tabla sobre comercio exterior de productos de alta tecnología y si la comparamos con el calzado podría decir, por ejemplo, que el valor de las exportaciones de la construcción aeronáutica y naval fue de 1564 millones de euros; el material de oficina y equipo informático, de 1006 millones de euros; el material electrónico, de 1538 millones de euros; los productos farmacéuticos, de 1188 millones de euros, y por debajo de 1000 millones de euros se sitúan los instrumentos científicos, el material y la maquinaria eléctrica, los productos químicos, los equipos mecánicos, etcétera; y, sin embargo, la exportación del sector calzado en el mismo año, 2007 —que es del que proceden estas cifras— fue de 1892 millones de euros. Por tanto, superamos con mucho todos estos sectores que en la tabla del INE aparecían como productos de alta tecnología.

No cabe duda de que una parte importante de la base tecnológica del sector se origina en Inescop, que no solo actúa como centro sectorial sino que mantiene una estrecha relación con 35 departamentos universitarios y centros nacionales públicos y privados, así como con 44 centros de diversos países, de cuatro continentes. Con cada uno de ellos, según su especialidad, se desarrollan diversos proyectos de interés para nuestras empresas con objeto de contar siempre con los mejores en cada disciplina. Por otra parte, además de estas actividades de alto nivel, se aporta a las empresas asistencia técnica, control de calidad —hacemos más de 40 000 ensayos y análisis cada año—, gestión medioambiental, formación, información, documentación, etcétera. Además, en nuestro caso, contamos con una red de ocho laboratorios situados en las zonas más importantes de producción de calzado para dar un servicio a pie de fábrica. Y esto, con ligeras variantes, es lo que hacen otros centros tecnológicos y lo que los convierte en un elemento decisivo en el sistema ciencia-tecnología-empresa-sociedad, como decía anteriormente, a pesar de nuestra naturaleza de centros privados sin ánimo de lucro que no siempre consigue la consideración que deberíamos, cuando precisamente esta característica de ser privados y de contar con las empresas como determinantes en la gestión en nuestros órganos de gobierno serían realmente los valores más significativos del modelo.

Si recordamos mis primeras palabras, por una parte, la problemática de acceso de la I+D a las pequeñas empresas puede estar resuelta por los centros tecnológicos puesto que son nuestros asociados, son los que marcan nuestras directrices y son el objeto social de nuestras asociaciones. Por otra parte, nuestra estrecha relación con las empresas nos sitúa en un lugar preferente para adecuar y que puedan llegar al mercado los desarrollos tecnológicos, los desarrollos realizados por otros elementos del sistema, como los centros públicos de investigación.

Necesitamos solo los medios y el clima adecuado para favorecer la relación entre los centros y de estos con las empresas y los centros públicos mediante programas especiales que tengan en cuenta la realidad del país. Por ejemplo, respecto al apoyo público, además de las diferencias en valores absolutos que ya mantenemos con nuestros homólogos de otros países, hay una diferencia porcentual considerable: los centros holandeses —los TNO— cuentan con un 53% de financiación pública; los centros alemanes —los Fraunhofer— cuentan con un 60%; los filandeses —VTT— cuentan con un 67% de financiación pública, y los centros españoles, que nos agrupamos en la Federación Española de Centros de Innovación y Tecnología —Fedit—, contamos con una media del 45% de financiación pública.

Muchas gracias, y quedo a su disposición para las aclaraciones o preguntas que mi intervención les haya suscitado.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don César Orgilés.

Sabíamos que su intervención iba a despertar interés y que, además, sin duda alguna, por el conocimiento que ya teníamos, efectivamente es de gran actualidad.

Se está celebrando la Comisión de Ciencia e Innovación de forma simultánea para tramitar la ley de la ciencia —precisamente la senadora Leanizbarrutia me ha dicho que en este momento estaban en el debate de enmiendas de esta ley—, y los portavoces del Grupo Parlamentario Mixto y del Grupo de Senadores Nacionalistas han justificado su ausencia. Si se incorporasen a lo largo del turno de portavoces, y si no tienen inconveniente los distintos grupos parlamentarios, les daríamos la palabra.

Pasamos, por tanto, ya al turno de portavoces, y por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, tiene la palabra el senador Alturo Lloan.

El señor ALTURO LLOAN: Muchas gracias, señor presidente.

Señor César Orgilés, muchas gracias también por su presencia aquí. En nombre del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió quiero agradecerle su comparecencia y su




Página 11


exposición de forma tan clara de lo realizado en I+D+i, en exportación y por el nivel alcanzado que, como ha dicho muy bien, es motor y, por lo tanto, sitúa al sector en una posición muy importante.

Yo no estuve en la visita que se realizó a sus instalaciones porque por razones de trabajo no pude ir, aunque los compañeros me explicaron el interés evidente de la misma.

Aparte de las líneas de investigación que ha comentado, en principio me gustaría conocer cómo y en función de qué las establecen. Por ejemplo, en aplicación de calzados especiales surgen determinadas estrategias o determinadas cuestiones, ¿cómo deciden una investigación?

También ha dicho que hay 1729 empresas, que gran parte de ellas son pequeñas y medianas empresas y que, en definitiva, no pueden hacer esta parte de innovación, de I+D+i, y de investigación. ¿Cómo hacen la transferencia de esta información? ¿Hacen reuniones? ¿A través de las direcciones de las empresas se trasladan allá? ¿Vienen las empresas a Inescop a hablar con ustedes? Creo que esto debe ser quizá la parte más interesante ya que, en definitiva, su función es llegar a conclusiones que las pequeñas y las medianas empresas puedan aportar, que el sector sea competitivo —y esto lo están consiguiendo—. Pero me gustaría un poco más de precisión en este sentido.

Vemos el nivel de internacionalización que tienen con las exportaciones que están realizando, y sabemos que en estos momentos la internacionalización es clave para las pequeñas y las medianas empresas, es decir, hay una necesidad imperiosa de internacionalizarse para poder superar esta crisis económica en la cual estamos. En relación a toda esta parte, ha dicho que los principales países son Francia, Italia y también Turquía. ¿Las empresas son las que hacen todo este proceso de internacionalización con estos países? ¿A través de la agrupación cómo se lleva a cabo toda esta cuestión?

Y, ya para finalizar, usted nos ha hablado de la financiación que reciben de otros países y muy modestamente ha dicho que es el 45% sin entrar en ninguna otra valoración. Yo me imagino que su comparecencia en esta Cámara de alguna forma es para dar a conocer su situación, pues, en definitiva, es un sector estratégico que puede tirar de la economía del país y ha sugerido que la administración podría llevar a cabo ciertas propuestas. Me gustaría que nos concretase más algunas de las que ustedes piensan que nosotros, desde esta Cámara, pudiéramos realizar en pro de su sector.

Muchas gracias y sinceramente le agradezco su exposición y su comparecencia.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Alturo.

Por el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés, tiene la palabra el senador Esquerda Segués.

El señor ESQUERDA SEGUÉS: Muchas gracias, señor presidente.

Bienvenido, señor Orgilés. En relación con la visita que la Comisión hizo a su institución, Inescop, de la cual es usted director, debo excusar mi ausencia a la misma porque por motivos de trabajo no pude ir, pero le tengo que agradecer al senador de su circunscripción, señor Azorín, su amabilidad pues me dijo que podía asistir allí siempre que quisiera, que tendría las puertas abiertas.

En primer lugar, quiero felicitarle por adelantado por ese aniversario que en noviembre van a cumplir. Desde luego, una institución que hace 40 años se propuso hacer todas estas cosas dentro de un minifundismo artesanal e industrial —entonces era más industrial quizá que ahora; había fábricas más grandes o al menos con más trabajadores—, fue una visión evidentemente interesante de aquellas personas.

Ha dicho usted que actualmente la mayoría de las empresas son muy artesanas y cuando nos ha indicado el número de trabajadores que puede tener una industria que se califica como tal, vemos que se trata, evidentemente, de pequeñas empresas, lo que quiere decir que se necesita un centro de referencia, papel que hace el instituto, para llevar a cabo labores conjuntas porque, caso contrario, tal y como están los costes en la actualidad, esto sería prácticamente imposible, pues, además, han pasado ustedes una crisis muy grande.

Este es un producto de gran consumo, pero hemos pasado de una mano de obra muy barata a una mano de obra que ya no es ni tan barata ni tan competitiva con muchos países de nuestro entorno. Por tanto, han tenido ustedes que llevar a cabo una reconversión de precios porque han perdido todos los mercados tradicionales en los que vendían y han tenido que buscar otros nuevos donde pueda funcionar el precio actual del nuevo calzado que están fabricando. Antes de entrar en la comisión me hablaba de un precio medio alto respecto al que hay en la actualidad en todo el mundo, y lógicamente no es fácil poder vender.




Página 12


He quedado muy impresionado, no tanto por las exportaciones hechas a Francia sino por las realizadas a Italia. Italia es un gran productor tradicional —no sé cómo estará allí esta industria en estos momentos— y, evidentemente, vender 13 500 000 de pares de zapatos en ese país para los neófitos es algo absolutamente impensable —me lo creo porque lo ha dicho usted, que tiene todos los datos en la mano.

Las exportaciones de casi 2000 millones de euros son muy importantes para un sector pero es algo que nos choca porque durante los últimos años se nos ha estado repitiendo que el sector estaba totalmente hundido, que las empresas tenían grandes dificultades de financiación, supongo que debido a los cambios estructurales del propio negocio, a los que me he referido anteriormente. De todas formas, repito, le debo felicitar por todo esto.

Nos ha indicado el trabajo que realizan en Inescop en I+D+i relativo a la producción. ¿Están pensando hacer lo mismo en la comercialización, en la búsqueda de nuevos mercados? Me imagino una fábrica con 20 personas trabajando, con una producción muy limitada, y buscar nuevos mercados me parece que es prácticamente imposible. ¿Cómo lo van a hacer ustedes? ¿Interviene Inescop o hay alguna otra institución que efectúa esas labores? ¿Se hace a través de la cámara de comercio? Me gustaría que se explayara en este asunto.

Y para finalizar, también me gustaría que nos explicara la estructura de Inescop, que desconozco porque no he estado allí; es decir, cuántas personas trabajan, qué presupuesto dispone, y qué tanto por ciento recibe de ese 45% de financiación pública que tiene como media el sector de instituciones investigadoras.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Esquerda.

Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el senador Azorín Soriano.

El señor AZORÍN SORIANO: Gracias, señor presidente.

Buenos días, César, y gracias por estar aquí porque considero que hablar del calzado, para una persona que vive en una zona zapatera, es muy importante, sobre todo en estos momentos en los que , como se ha señalado en esta Comisión de Industria, Comercio y Turismo, conseguir cuotas de mercado supone un reto para los sectores tradicionales.

Se ha dicho en ocasiones que los sectores tradicionales se están acabando en España pero no es así. Se ha demostrado que la actitud del Instituto Tecnológico del Calzado ha supuesto un antes y un después para el mundo del calzado.

Que nadie se extrañe cuando digo que en los años setenta y ochenta, los zapateros, especialmente las empresas de calzado para señoras de la provincia, —tu lo sabes muy bien— éramos los chinos de los americanos porque nosotros no vendíamos al mercado americano, eran ellos los que venían a comprarnos mano de obra barata para fabricar una marca de zapato americana; por tanto, una vez que se incorpora al mercado, especialmente las compañías internacionales americanas, el objetivo de Inescop es clave para desarrollar aquellas tendencias, tanto de tacones, de pieles y de todos los elementos que lleva el sector calzado. Considero que ya se está valorando cada día más por parte de las mujeres y también de los hombres un buen calzado porque siempre pagábamos lo que fuera por una camisa o una corbata pero no por lo que nos comprábamos para ponernos en los pies. Y lo digo porque hay que tener en cuenta que una camisa te puede venir mejor o peor pero durante todo el día la puedes llevar, pero unos zapatos que no sean cómodos, que no tengan calidad, es imposible aguantar 24 horas con ellos. Por tanto, me alegro enormemente de que incluso en los pases de modelos enfoquen a los zapatos porque ocupan un importante papel.

Inescop ha cumplido unos objetivos importantes. Se está hablando de la innovación y de la tecnología. Es una experiencia única, se está trabajando también para comprobar si se puede utilizar la piel de los salmones para el calzado; es muy importante cualquier tipo de materia prima que se pueda utilizar en el mundo del calzado a través de las investigaciones llevadas a cabo por Inescop, teniendo en cuenta que cada día somos más exigentes, y yo recomendaría a todo el mundo que por favor no se pusieran nunca unos zapatos de plástico porque no transpiran, no se puede estar con ellos durante 24 horas, y que valoren la comodidad un poco más, quizá se tengan que comprar un par de zapatos menos al año pero que lo que se compren sea de calidad.

Inescop, que se crea en los años setenta debido al comercio con los americanos, tiene una red distribuida por todo el territorio y lo ha hecho estupendamente. El instituto central está en Elda, y hay otros en Elche, Villena, Vall d´Uixo, Almansa, Fuensalida, en Castilla-La Mancha, en Inca, Baleares, y en Arnedo,




Página 13


La Rioja. Es un mapa donde figuran los núcleos más importantes del mundo del calzado en cuanto a la tecnología.

Se habla de la tecnología e investigación en los zapatos, incluso el tacón que tiene que llevar, si se pisa delante o se pisa detrás, al fin y al cabo se está haciendo polvo el pie, sobre todo algunas señoras que se ponen unas torretas altas.

Es cierto que el mundo del calzado ha atravesado no diría una crisis sino dos o tres tsunamis, pero también es cierto que con las cifras de importación o exportación que tenemos, aparte de un boletín del propio Inescop sobre lo que ha sido el sector del calzado en el año 2010, por ejemplo, podemos decir que en la actualidad China es el país del que más importamos zapatos, como ha dicho el director, 270 millones de pares de zapatos, pero supone un promedio de3 euros; el segundo país es Vietnam, y algún otro país, como Brasil. Pero si los 270 millones de pares de zapatos que importamos de China suponen un promedio de 3 euros la cantidad es ridícula si pensamos que en el año 2010 España ha sido capaz, después de todas las crisis, de facturar exportaciones al exterior de 111 millones de pares por un valor de 1848 millones de euros; por tanto, las cantidades son muy importantes.

Y para los españoles, que muchas veces no nos creemos lo que dicen de nuestros sectores, de nuestros comercios, era impensable que en estos momentos estemos vendiendo a Italia 13 millones de pares de zapatos porque si los italianos y los franceses tienen algo es que venden muy bien sus productos y nosotros hemos dicho siempre que hacemos unos productos extraordinarios, a través de investigaciones mediante Inescop, pero no lo hemos sabido vender. Aquí se puede demostrar que España ha dado un paso importante en la recuperación. Nunca volveremos a tener otra vez los sectores productivos que teníamos en el mundo del calzado porque no podemos competir con mano de obra con los países asiáticos —es imposible—, con lo único que podemos competir —y lo estamos haciendo bien— es con nuestros diseños, con nuestra calidad. Nuestra moda se está vendiendo por todo el mundo y especialmente por la Europa comunitaria.

En estos momentos, cuando se está hablando de muchas personalidades del mundo de la cultura o del cine y se está hablando de firmas como Magrit o Rebeca Sanver —podría nombrar cantidad de ellas— es muy importante el papel del Instituto Tecnológico en el desarrollo de las nuevas tecnologías para saber qué se está poniendo uno en los pies: desde el cuero a los tacones, así como los nuevos productos que se están investigando, e incluso un remache que se pone en unos zapatos tienen que tener las condiciones necesarias para llevarlo. En Alemania ya nos ponían problemas con el tema de las hebillas y el níquel, porque dependiendo del tipo de níquel que lleve, ese zapato tiene unos problemas o tiene otros. Yo creo que a través de Inescop todo eso se ha desarrollado muy bien.

Estoy convencido de que no vamos a volver, como he dicho anteriormente, a épocas estupendas, pero sí a poder mantener un sector tradicional tan importante. Son pequeñas empresas, muy pequeñas, pero, a la postre, estamos hablando de 1700 empresas en todo el territorio español que suponen seguir manteniendo una línea de zapato de calidad y de prestigio.

Solo tengo palabras de agradecimiento, aunque sí que me gustaría, aprovechando que está mi amigo y director, César Orgilés, hacerle algunas preguntas acerca de cómo ve él las cosas, porque también a nivel técnico es bueno conocer la opinión del director. Cesar, ¿qué particularidades de Inescop, en relación con otros centros, serían las más destacables?, ¿qué supone la red de laboratorios que tiene Inescop en las zonas de producción del calzado?, ¿cómo valoran las empresas el trabajo de Inescop? Porque, al fin y al cabo, el importante papel que tiene que hacer Inescop se tiene que valorar por las empresas que están trabajando. Esta es la pregunta del millón, pero quiero hacerla: ¿realmente confía en el futuro del sector calzado de nuestro país, teniendo en cuenta nuestras características como país, costo de mano de obra, empresas pequeñas? Y, por último, aprovechando que está en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo del Senado, cómo no, ¿qué le pediría a esta comisión para apoyar iniciativas como las de Inescop? ¿La Administración General del Estado debería actuar de otra forma en relación con los centros tecnológicos de Inescop? Porque creo que el papel de Inescop en el tema del desarrollo y de la investigación del mundo del calzado es muy importante.

Muchísimas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Azorín, y tenga la completa seguridad de que cuando los industriales del calzado lean el Diario de Sesiones tendrá alguna oferta de empleo como buen agente comercial. (Risas.)

Muchas gracias, senador Azorín.

Por el Grupo Parlamentario Popular, el senador Almodóbar Barceló tiene la palabra.




Página 14


El señor ALMODÓBAR BARCELÓ: Muchas gracias, señor presidente.

Buenos días, señor Orgilés. Muchas gracias, por su comparecencia.

Como se ha dicho todo, prácticamente todo, yo voy a ser muy breve. En primer lugar, quiero agradecerle, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, la acogida con la que nos recibieron en la visita que tuvimos la oportunidad de realizar el pasado mes de octubre. Es un centro importante y todos agradecemos, ya que al final todos somos consumidores del calzado, esa investigación que se hace sobre los elementos. Además, como alicantino, tengo que decir que supone un enorme orgullo tener en mi provincia un centro como el suyo, un centro único, en mi opinión. Un centro creado con una inequívoca visión de futuro que, como pudimos comprobar en la visita, está en constante innovación.

Es también de justicia agradecer el apoyo de instituciones como la Generalitat Valenciana, que apoyan este centro y las investigaciones que allí se realizan, en una apuesta firme por la industria del calzado; una industria que, además, resulta importantísima —también se ha dicho aquí— particularmente para la provincia de Alicante. No tengo los últimos datos pero, según los que dispongo, el año pasado fueron más de 100 millones de pares de zapatos los que se produjeron, con lo que ello supone económicamente. Además de esa innovación constante y de esa apuesta, Inescop trabaja eficientemente en el respeto por el medio ambiente, impulsa la formación y estos últimos días hemos podido comprobar, a través de Internet, la cantidad de programas formativos que ustedes ofertan.

Para finalizar, les animaría, porque se ha dicho todo, a seguir en esa línea ya que, como he dicho, la industria del calzado es una industria muy importante para nuestro país. También les animo a que, igual que nosotros tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano lo que ustedes hacían, se intente dar a conocer—imagino que ya lo harán— la labor que hace Inescop, que todo el mundo pueda conocer de cerca ese tipo de centros con los que contamos en España que, al fin y al cabo, no es otra cosa que apoyar a una de nuestras más importantes industrias. Es necesario que la gente lo conozca, y conozca el tipo de actividad que realizan.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Almodóbar.

Para dar respuesta a las preguntas realizadas por los grupos parlamentarios, el señor Orgilés Barceló tiene la palabra.

El señor DIRECTOR DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL CALZADO, INESCOP (Orgilés Barceló): Muchas gracias a todos ustedes por esa unanimidad y por el reconocimiento del trabajo que se realiza. Voy a responder por orden a las cuestiones planteadas aunque debería haberlas organizado por temas para no repetirme mucho.

Una de las primeras cuestiones es cómo se decide un tema de investigación. Es una cuestión muy importante porque, efectivamente, hay mucha gente que está investigando muchas cosas, la mayoría de las cuales no sirven para nada. Antes, por lo menos, se editaban, se publicaban en unos libros muy bonitos y en las estanterías ocupaban un espacio importante, pero ahora, como se hacen en CD, ni siquiera tienen ese lugar. Nosotros no podemos permitirnos ese lujo, pero después de todo el tiempo que llevamos ya tenemos un vicio en esto de saber qué es lo que necesitan las empresas, porque nuestro primer nexo de unión con ellas es el control de calidad. Hay organizaciones que lo desprecian porque no tiene un nivel tecnológico suficiente y piensan que lo deben hacer las propias empresas. Evidentemente, con el tamaño de las que hablamos una empresa no puede hacer ni siquiera ese control de calidad, pero a nosotros nos sirve porque ahí detectamos los problemas que se producen; por tanto, uno de los primeros puntos para determinar el tipo de investigación es saber qué problemas se les están planteando a las empresas y luego resolverlos. Hay cosas que se resuelven de una forma muy elemental, pero hay otras que requieren una dedicación o un proyecto de más consideración.

El segundo punto es, como he dicho, que nuestros órganos de gestión son los propios empresarios; por lo tanto, nuestro consejo rector o, en su caso, la asamblea, que se reúne con menos frecuencia, son los que plantean cuáles son sus principales necesidades. Muchas veces nosotros lo que hacemos es plantear una serie de posibilidades, una serie de alternativas para que ellos lo prioricen. Y lo más importante en todo esto es que incluso cuando estamos hablando de la primera parte de esa investigación más básica, dentro de lo básico que podemos hacer nosotros, lo importante, repito, es que las empresas participen desde el primer momento.

A pesar de que somos una asociación de empresas, hemos tenido problemas a la hora de hacer un proyecto de investigación, pues cuando lo terminamos y lo presentamos a las empresas, prácticamente




Página 15


hay que hacer lo que llamamos ingeniería inversa y volver a reinventar lo que ya hemos hecho porque nuestros técnicos, nuestros investigadores, se han ido separando —sobre todo de la forma, más que del fondo— y no son implementables dentro de las industrias de calzado.

Por lo tanto, nosotros, incluso cuando estamos haciendo desarrollos para nuestra base de conocimiento, ponemos siempre a alguna de las empresas interesadas o afectadas por esos temas —ya sean de curtidos, de polímeros o de informática— como vigilante para que los técnicos no vayan a lo fácil. Normalmente los límites económicos de las investigaciones son más bajos que los de una empresa para la producción, y, por tanto, se pueden permitir utilizar, en vez de una cámara de vídeo de 300 euros, una de alta definición de 3000 euros. Pero, claro, eso hace que poco a poco el producto final no sea comercializable al no encajar en las inversiones del sector. O sea, que es muy importante el nexo de unión con las empresas, que es el que define los programas que tenemos que hacer, que, como hemos dicho, muchas veces ni siquiera los podemos hacer nosotros, porque lo que hacemos nosotros es coordinarlos para que un departamento del CIEMAT o del Consejo Superior de Investigaciones Científicas trabaje en esos temas con nuestras orientaciones y con nuestra supervisión y, al final, los resultados se transfieran a las empresas.

Esa es precisamente la respuesta a la segunda pregunta sobre cómo se hace la transferencia. Si tenemos dentro ya a las empresas, el producto prácticamente se puede poner de inmediato en el mercado o puede ser asimilable por las empresas. Digamos que esas son las que están implicadas dentro del propio proyecto. Pero, además, se hacen publicaciones donde se explican los resultados de las investigaciones, se hacen reuniones con los grupos de empresas que estén dentro del ámbito de esa investigación e incluso muchas veces tenemos que ponerles los técnicos para poner a punto esas tecnologías; es decir, no solamente se les transfiere un determinado producto o una determinada herramienta, sino que, además, un técnico de Inescop tiene que ir allí —procuramos que sea temporalmente, pero normalmente, una vez en la empresa, ya no vuelven pues pagan mejor que nosotros—, o sea, tenemos que suministrarle la persona que maneja esa tecnología pues la empresa no cuenta con el personal adecuado para ello.

Ha habido un par de preguntas en cuanto al tema de la internacionalización y la exportación y creo que con lo que voy a decir respondo a ambas. El sector calzado es un sector —entre comillas— desestructurado por su tamaño. Además hay que tener en cuenta que no ser una gran empresa hace difícil la planificación, en cambio, la supervivencia al final lleva al mismo punto.

Las empresas del automóvil, cuando vieron que eran unos grandes monstruos fabricándolo todo dentro, empezaron a externalizar partes de la producción. Prácticamente solo se quedó dentro de la fábrica la carrocería y el montaje, y todo lo demás —los asientos, la parte electrónica, etcétera— va siendo suministrado a la cadena a medida que se va necesitando.

Eso que es tan bonito y tan claro en una industria como la del automóvil y que se planificó perfectamente con sus parques de suministradores, se hizo de forma espontánea en la industria del calzado. Cuando se empieza a hacer tacones y las máquinas de fabricar tacones dan producción para más de una empresa por esa pequeña dimensión, se monta una empresa específica para hacer tacones. Lo mismo sucede con las hormas y con los adhesivos. O sea, antes, en la época de Segarra —muchos de nosotros hemos llevado los famosos zapatos de Segarra en la mili—, esta fábrica, que contaba con unos dos mil y pico trabajadores —por tanto, era otro modelo industrial, pero había mucha más artesanía que ahora—, tenía dentro una fábrica de curtidos, una fábrica de caucho, una fábrica de plantas, etcétera, es decir, fabricaba muchos de sus componentes. A pesar de que siguió siendo durante mucho tiempo una empresa muy grande, al final tuvo que subcontratar a empresas especializadas porque sus costos no eran competitivos y, además, la variedad, la posibilidad de hacer distinto modelaje o de incorporar distintos productos era mucho más reducida para una fábrica que solo suministraba a otra que para otra que tenía un centenar de clientes.

Eso es lo que hace la industria respecto a la producción, buscar la fórmula más adecuada para conseguir producir con los menores costos posibles y con la mayor rapidez posible, pero en la exportación, en esa internacionalización, se buscan de la misma manera otros sistemas recurrentes. Yo siempre he dicho que la cooperación por igualdad no funciona en el sector. Hay que tener en cuenta que ha habido —Juan Pascual se acordará de casi de todas, desde Elda Exportadora— agrupaciones o intentos de agrupación —todavía quedan dos— para la exportación, por ejemplo, Cepex. El gran problema de estas organizaciones es que solo han conseguido llegar, como mucho, a ir juntos a una feria. Cuando intentan unirse para hacer muestrarios conjuntos o para optimizar la venta, resulta que ya no funciona. Yo digo




Página 16


siempre que la cooperación por igualdad no funciona en nuestro país, o, al menos, en nuestro sector, porque estamos más dispuestos a trabajar para alguien que a trabajar con alguien. Y, efectivamente, eso ha sido lo que ha funcionado, los líderes, que tienen una fábrica, que empiezan a abrir un mercado y que luego subcontratan una parte de la producción a estas pequeñas empresas de las que estamos hablando, que son las que trabajan para ellas y les hacen los modelos.

Para poner una marca con ciertas posibilidades de éxito en el mercado hacen falta del orden de 2 o 3 millones de pares de zapatos. Pikolinos, que fabricaba 2 millones de pares de zapatos, compró otra marca, Martinelli, porque con su imagen de marca y su producción no tenía capacidad suficiente para prestigiar la marca. Como digo, esto surge no porque se unan dos empresas y se pongan de acuerdo para hacer una marca e ir juntos al mercado, sino porque hay un líder que conoce el mercado y que está más volcado en la parte comercial —como ha expuesto el senador Azorín, al que le va la parte comercial— y, luego, la fabricación la reparten entre distintas empresas, pero siempre con un liderazgo. Es posible que esto nos quede todavía —como se decía antes— de cuando los americanos venían a comprarnos. Efectivamente, venía una empresa y encargaba 25 000 pares de un mismo modelo, algo imposible de hacer en una misma fábrica, entre otras cosas porque no había hormas suficientes para hacer tantos zapatos en tan poco tiempo. Por tanto, esos pedidos se repartían en distintas fábricas. Se ve que los empresarios se acostumbraron a trabajar para otro, porque, aunque ganaran menos, tenían asegurada la venta, y esto ha continuado hasta ahora.

En definitiva, se funciona con redes comerciales basadas la mayor parte en una marca, en un empresario líder, que subcontrata parte del trabajo con otros. Ya he comentado que Tempe está comercializando 47 millones de pares de zapatos con alrededor de 60 o 70 fábricas situadas en España, en Marruecos, en China, en Vietnam, etcétera. Por tanto, esto es lo que se hace: tener una marca o una comercial y distribuir luego el trabajo.

Voy a dejar la pregunta relativa a la financiación para investigación para después porque hay también una pregunta del senador Azorín en ese sentido.

La siguiente intervención era sobre la visión de quienes la crearon. Pues bien, el creador o promotor de la idea de Inescop fue senador de esta Cámara en las dos primeras legislaturas y compañero del senador Barceló y, precisamente, uno de los impulsos que recibió la investigación de centros tecnológicos provino de aquella época.

Efectivamente, el calzado es un producto de gran consumo, pero también es uno de los que primero se prescinde cuando la economía no es muy saludable. Por otra parte, se ha comentado que con nuestros costos laborales los precios medios nos salían muy altos y que era muy difícil competir. Yo he dicho en plan subliminal que, además de los bajos costos de la mano de obra, algo más había con el producto chino. Hay un planteamiento muy claro: la fabricación de calzado, como mucho, tiene un 40% o un 50% de coste de mano de obra; si estamos hablando de un producto chino con un valor en el mercado de 3 euros, supone 1,5 euros. Desde luego, si a nuestro producto, con un precio medio entre 20 y 40 euros, le quitáramos toda la mano de obra —es decir, si nuestros obreros trabajaran gratis— se podría conseguir, como mucho, que el de 20 pasara a 10 y el de 40 a 20, pero llegar a 3 euros es más que imposible. Evidentemente, hay otras prácticas que no estamos analizando en relación con la competencia de los países asiáticos, porque no solo es el coste de la mano de obra. De cualquier forma, nuestra gran ventaja y nuestra alternativa es precisamente hacer ese producto más caro, orientado más al mercado, y ofrecer mucha variabilidad en relación con la moda para justificar esa diferencia de precio. De hecho, se están empezando a exportar cantidades que empiezan a ser importantes a China y lo ideal sería eso, que nosotros les compráramos 200 millones de pares y ellos solo 100, porque con todos los que son, y teniendo en cuenta que hay más de 20 millones de millonarios en China que no quieren productos chinos, ojalá les vendiéramos unos pocos zapatos a nuestro precio, en cuanto a pares de zapatos saldríamos perdiendo, pero en materia económica ganaríamos muchísimo. O sea, todavía somos muy competitivos, como lo prueba el hecho de esas exportaciones a países tradicionalmente productores.

También se han comentado las dificultades del sector y de la crisis. Yo tengo aquí una transparencia en la que queda constancia de que no han sido una o dos crisis, sino que durante los cuarenta años que lleva Inescop —y yo llevo desde el principio allí, primero como trabajador en el laboratorio, luego como responsable del mismo, hasta llegar ahora a director— han sido varias las crisis, como puede ver el presidente. Hubo una en 1973, otra en 1980, otra en 1992, otra en el 2005 y la última en el 2009, de la que todavía estamos intentando salir. Comenzamos a salir con el tema de los chinos y del dólar, y uno de los grandes problemas que tiene nuestro sector y todos los exportadores es el bajo precio del dólar porque




Página 17


no podemos competir con los países que están indexados con el dólar. Lo curioso —y se puede ver aquí— es que después de cada crisis, hemos superado los valores máximos de la crisis anterior, o sea, si entre el año 1980 y el año 1992 estábamos por los 800 000 millones de euros, cuando pasamos a la siguiente etapa superamos los 2000 millones de euros. En fin, cada vez que salimos de una crisis lo normal es que superemos las cifras anteriores.

Evidentemente, el modelo de empresa ya no es el que era porque se trabaja de otra forma, se hacen otro tipo de productos y nuestra competitividad está en otras líneas. Desde luego, sobre todo a nivel económico e incluso en el ámbito de mano de obra, que lo que necesitaremos es algo menos de mano de obra pero más cualificada, sí puede mantenerse una industria de calzado con una importancia similar a la que tiene ahora en nuestra economía. El sector ha pasado diversas crisis, pero consigue superarlas motu proprio, porque pocas veces hemos tenido reconversiones, como sucede en otros sectores industriales o en otras actividades económicas del país.

La siguiente pregunta es cómo se hace la comercialización, y ya se ha explicado. Nosotros no entramos en los temas de comercialización, nuestra actividad es científico-técnica y dentro de un sector lo que hay que tener claro es qué hace cada quien porque, si no, al final todo son problemas. Inescop surgió antes que las propias patronales, porque se creó en el año 1971 y las patronales allá por los años 1973 o 1974. Nosotros hacíamos muchas actividades de las que ahora hace la patronal, bueno, a veces no las acomete pero debería. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que teníamos un gabinete de abogados en todos los países donde exportaban nuestras empresas porque cuando surgían problemas había que contratar abogados en esos países; o sea, esa red de abogados la tenía Inescop. Mantenemos ese boletín de exportación e importación porque nuestros medios son mayores y tenemos la base de datos de la exportación e importación de calzado desde el año 1972, pero eso es una actividad más propia de la patronal. Los temas comerciales los lleva la patronal del calzado —la Federación de Industrias del Calzado Español— y todo lo relacionado con la asistencia a ferias, la comercialización, etcétera, también es cometido de la patronal, si bien nosotros actuamos como soporte técnico.

Dejo para el final alguno de los datos sobre la estructura de Inescop, pero, básicamente, cabe decir que nosotros tenemos un presupuesto de unos 11 millones de euros y 140 personas en plantilla, de las cuales un 60% somos titulados superiores, de los cuales 16 somos doctores en distintas disciplinas —química, informática, electrónica, etcétera—. Nosotros no llegamos a ese 45%, estamos en un 40% de financiación pública, y efectivamente el mayor apoyo en esa financiación pública nos viene de la Generalitat valenciana. La Generalitat valenciana demostró su confianza en el modelo de instituto tecnológico y, después de Inescop, empezó a crear los siguientes institutos como el de cerámica, el de madera y mueble, el de textil, el del juguete, el metal-mecánico, etcétera, así que fue clara la apuesta por los centros tecnológicos. A partir de ahí, afortunadamente, y a pesar de los cambios habidos, la Generalitat ha apoyado siempre este modelo de centro tecnológico.

Ahora estamos intentando que salga adelante una ley de centros porque, a pesar de nuestra importancia en el sistema, todavía somos algo raro. Somos asociaciones privadas e independientes, nuestro modelo es el de una asociación normal y lo que sí tenemos es un reconocimiento y una acreditación e inscripción en el Ministerio de Ciencia e Innovación como centro de innovación tecnológica.

Se ha preguntado en lo que respecta al futuro de la industria sobre los temas de formación que llevamos, de lo que también he hablado. Ayer hicimos las pruebas de calificación para un diploma que tenemos de diseño de calzado. Ha habido épocas en las que hemos cubierto justito las 15 plazas que ofertábamos. Ayer examinamos a 50 chicos que pretenden sacar las únicas 15 plazas que tenemos y no tenemos más. Esto quiere decir que el interés por la industria, por lo menos en estas áreas del diseño, sigue siendo algo importante para nuestros jóvenes. La pena es no poder convocar más cursos. Hay que decir que los cursos están financiados por el Servef y que se necesitarían muchos más medios para conseguir la entrada de más alumnos. Paradójicamente los que nos están llegando ahora no son técnicos del calzado, como sucedía al principio, sino licenciados en Bellas Artes, arquitectos, aparejadores, delineantes. De hecho, en el curso del año pasado un 70% de los alumnos tenían una formación previa en temas de diseño. Como otros sectores están peor y lo del diseño del calzado por imagen está bien visto, los chavales empiezan a interesarse por ello.

Particularidades de Inescop en relación con otros centros: primero, cabe citar la antigüedad; lógicamente todos estos años nos da cierta ventaja en relación con otros mucho más nuevos.La red de laboratorios también es importante. Como digo, precisamente el apoyo conseguido a través de las Cortes en la segunda legislatura nos permitió montar una red de laboratorios a nivel nacional, esa red de laboratorios que está a




Página 18


pie de las fábricas en las zonas donde se produce más calzado. Gracias a ello, la voz tecnológica en el sector es unánime en todo el país. Lamentablemente esto no sucede en otros sectores industriales. En España hay tres o cuatro centros tecnológicos de la madera, en el sector del automóvil tenemos cinco o seis, otros tantos en el sector metalmecánico, etcétera. Nuestra base fundamental es que las empresas no tienen masa crítica y necesitan unirse para tenerla. Hace muchos años, cuando presidía la Federación Europea de Centros de Investigación Cooperativa, ya decía el representante alemán que la masa crítica de un centro tecnológico eran cien personas. Nosotros entonces teníamos cuarenta y nos las veíamos y nos la deseábamos para pagar la nómina. Pero, efectivamente, tenían razón, con cien personas uno se puede dedicar a distintas actividades, a distintos programas, a distintos niveles y, por tanto, se pueden ir cubriendo unas cosas con otras. Evidentemente, el tamaño o la dimensión es importante, y si nos subdividimos dentro del Estado, la cosa se complica. ¿Qué supone la red de laboratorios? Pues precisamente eso, estar a pie de fábrica, una unidad de criterio a nivel nacional y una masa crítica óptima.

¿Cómo valoran las empresas el trabajo de Inescop? Por los ensayos y análisis que hacemos, los 500 socios más los 500 clientes que no son socios ya están reconociendo nuestra labor. Hacemos encuestas de satisfacción como una entidad privada, pero lo que encontramos sobre todo es una disposición total de las empresas a participar con nosotros en proyectos, sean nacionales, regionales o europeos; o sea, que la empresa confía en nosotros para ir a cualquier tipo de proyectos.

¿Confían en el futuro del sector calzado? Yo creo que sí —con sesenta, ya es menos— y confío en que esa capacidad que tiene nuestro sector para adaptarse a las circunstancias hará que el sector calzado en nuestro país, con una estructura diferente, que ya se está perfilando, adaptada a los mercados y al nicho de mercado que podemos cubrir, seguirá siendo importante en los próximos años.

Contesto a la pregunta relativa a qué podría hacer esta comisión o qué es lo que pediríamos a la Administración. Yo tengo el Diario de Sesiones del Senado, de 9 de octubre de 2007, que incluye una intervención sobre el apoyo a los centros tecnológicos y que prácticamente yo suscribiría en su totalidad. Efectivamente, después de esta intervención cambió bastante la percepción de la Administración en relación con los centros tecnológicos. De hecho, estuvimos unos años bastante bien considerados, incluso había un programa dentro del Ministerio de Industria para el apoyo a centros tecnológicos. No necesitamos un apoyo específico para nosotros, sino para las empresas que tienen que trabajar con nosotros. Entonces, programas específicos de este tipo y que desaparecieron hace un par de años creo que son muy importantes. Efectivamente, la Ley de la ciencia también podría haber hecho un poco más. Se han presentado enmiendas, pero creo que ya es difícil modificarla. En cambio, yo pediría a la comisión que nos apoyara en un asunto muy importante —porque lo hemos intentado durante la tramitación de la ley y fue rechazado— y es la consideración fiscal de las asociaciones. Es decir, si un centro tecnológico es fundación —en el caso de los vascos son fundaciones—, resulta que tiene una serie de ventajas, que son las que se podrían conseguir si nuestras asociaciones tuvieran el reconocimiento de utilidad pública, por ejemplo, el impuesto sobre sociedades, etcétera. La solución sería que nosotros nos convirtiéramos en fundaciones, pero por principio no estamos de acuerdo con ello porque estamos orgullosos de las asociaciones en las que todo el sector puede opinar y participar en la asamblea, mientras que una fundación, como ustedes sabrán, se puede manejar con ocho o diez personas, con ocho o diez grandes empresas bastaría, con lo cual el riesgo de que arrinconen al resto sería importante. Por tanto, sería interesante que nos apoyaran en estas solicitudes —creo que es Hacienda la que se opone— para que las asociaciones de investigación y los centros que nos dedicamos a dar soporte en investigación y desarrollo a las empresas tuvieran más facilidades para conseguir ese reconocimiento de utilidad pública. Esto sería tal vez la parte más importante que ojalá consiguiéramos.

No sé si he contestado a todas las preguntas. El señor Almodóbar me ha preguntado por algo que ya he comentado antes. Efectivamente, la Comunidad Valenciana es la que más nos apoya. Alicante tiene entre el 70 y el 75% de la producción y de la exportación de calzado. En la Comunidad Valenciana hay catorce centros tecnológicos, a los que la Generalitat dedica alrededor de 40 millones de euros y, después del País Vasco, probablemente seamos la región que más y mejores centros tecnológicos tiene en el país.

Ya intentamos realizar una mayor difusión de la que hacemos, pero como pudieron comprobar en la visita, estar en las provincias de las provincias no parece muy fácil. Aquí en Madrid se organiza cualquier acontecimiento o acto y puede ir un ministro sin problemas, pero a nosotros nos cuesta hasta que vengan de Valencia porque ya nos pilla lejos.

Muchas gracias.




Página 19


El señor PRESIDENTE: Gracias.

Don César Orgilés, ha sido interesantísima su comparecencia. Seguramente el senador Almodóbar o el senador Azorín cerrarían bastante mejor que yo esta comparecencia, como senadores alicantinos que son, pero, en representación de toda la comisión, le agradezco esta esperada y además interesante comparecencia. Usted no lo sabía, pero el grupo de chicos que ha salido de esta sala eran de la Fundación Giménez Abad, que nos han honrado con su presencia. Por tanto, ha sido una comparecencia espero que muy didáctica para ellos.

Seguro —como decía un alicantino— que son mejores agentes comerciales que yo del producto, pero, en todo caso, me van a permitir, senador Azorín, que les cuente una anécdota: siendo yo un adolescente, le dije a mi padre que había visto unos zapatos baratos en un comercio de mi ciudad, en Oviedo. Y me dijo: Hijo mío, los obreros no nos podemos permitir el lujo de comprar barato. (Risas.) Por lo tanto, ya se había interiorizado mucho en aquella época.

Muchas gracias.

Se suspende la sesión hasta las doce y cuarto con la comparecencia del secretario de Estado de Energía. (Pausa.)

— COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA, D. FABRICIO HERNÁNDEZ PAMPALONI, ANTE LA COMISIÓN DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO, PARA EXPLICAR LA POLÍTICA QUE SE VA A SEGUIR DESDE EL MINISTERIO EN RELACIÓN CON EL CONSUMO DE CARBÓN NACIONAL. (713/000467)

AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO.

— COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA, D. FABRICIO HERNÁNDEZ PAMPALONI, ANTE LA COMISIÓN DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO, PARA EXPLICAR LA DECISIÓN ADOPTADA EN RELACIÓN AL PRÓXIMO CIERRE DE LA CENTRAL NUCLEAR DE SANTA MARÍA DE GAROÑA, EN LA PROVINCIA DE BURGOS, Y EL FUTURO DE LA ENERGÍA NUCLEAR EN ESPAÑA. (713/000468)

AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO.

— COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA, D. FABRICIO HERNÁNDEZ PAMPALONI, ANTE LA COMISIÓN DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO, PARA EXPLICAR LAS LÍNEAS DE LA POLÍTICA DE SU DEPARTAMENTO. (713/000909)

AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO.

— COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA, D. FABRICIO HERNÁNDEZ PAMPALONI, ANTE LA COMISIÓN DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO, PARA INFORMAR SOBRE LA POLÍTICA ENERGÉTICA PREVISTA POR SU DEPARTAMENTO PARA LA PRESENTE LEGISLATURA. (713/000910)

AUTOR: GRUPO PARLAMENTARIO CATALÁN EN EL SENADO DE CONVERGÈNCIA I UNIÓ.

— COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA, D. FABRICIO HERNÁNDEZ PAMPALONI, ANTE LA COMISIÓN DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO, PARA INFORMAR SOBRE LAS POLÍTICAS RELACIONADAS CON EL ÁMBITO DE LA ENERGÍA. (713/000914)

AUTOR: GOBIERNO.

El señor PRESIDENTE: Se reanuda la sesión.

Hay cinco solicitudes de comparecencia del secretario de Estado de Energía, don Fabricio Hernández Pampaloni: tres del Grupo Parlamentario Popular, una del Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió y otra a petición del Gobierno. Las que solicita el Grupo Parlamentario Popular se circunscriben a que explique las líneas generales de su departamento, a la decisión adoptada en relación con el próximo cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña y, por último, al Plan del carbón.

Señor secretario de Estado, le felicitamos por su nombramiento. Somos conscientes de la responsabilidad que asume, porque es una ecuación compleja la que le toca resolver. Le deseamos éxito en su gestión, porque del éxito de su gestión depende en buena parte el comportamiento de nuestra actividad económica, puesto que no es posible disociar de esta su ámbito de responsabilidad; su éxito




Página 20


contribuirá de forma decidida a la recuperación de la situación económica de crisis por la que estamos atravesando.

Le damos la más cordial bienvenida y, sin más, tiene la palabra, señor secretario de Estado de Energía.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA (Hernández Pampaloni): Muchas gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Efectivamente, transcurrido casi el primer cuatrimestre del año, tengo la satisfacción de comparecer ante ustedes para dar respuesta a sus solicitudes de comparecencia y para exponerles las actuaciones llevadas a cabo por la Secretaría de Estado de Energía durante este período, así como las previstas para los próximos meses.

Antes de comenzar a hablar de lo realizado, es obligado hacer una breve referencia a algunos sucesos internacionales que han marcado el contexto energético en el que nos estamos moviendo. Me refiero especialmente a lo que ha sucedido en el norte de África y en Japón, que ha tenido una innegable incidencia en los mercados energéticos internacionales y también en el nuestro. Los sucesos de desorden social en sentido amplio que se han vivido desde comienzos de año en Túnez, Libia y Egipto han añadido un elemento de inestabilidad al mercado internacional de crudo. Y si bien el efecto sobre la producción y el comercio mundial ha sido mínimo, la incertidumbre que estos sucesos han provocado ha tenido un claro impacto en los mercados internacionales de petróleo, elevando el precio de este a niveles que no veíamos desde el año 2008. A estos acontecimientos se ha unido el accidente de la central nuclear de Fukushima, en Japón, producido, como saben ustedes, como consecuencia de un terremoto de 8,9 grados en la escala de Richter y un tsunami posterior, que básicamente inutilizaron los generadores eléctricos de emergencia de la central, impidiendo el funcionamiento de los sistemas de refrigeración, lo que llevó al problema que todavía no se ha controlado en la central japonesa. Este suceso supone una inestabilidad adicional en la demanda energética de Japón, que es uno de los principales importadores mundiales de energía, y en particular de gas natural licuado, y uno de los principales consumidores de materias primas de la región.

España, aun con la mejora realizada en los últimos años, sigue siendo, como saben ustedes, un país altamente dependiente del exterior, por encima de la media de los países de nuestro entorno y, por tanto, todos los efectos de la inestabilidad del precio del petróleo en los mercados energéticos internacionales se inciden, en mayor o menor grado, en nuestro país. Por eso el Gobierno ha tomado decisiones que lo que buscan dar respuesta directa a las consecuencias que estos eventos pueden tener sobre nuestra economía y sobre nuestro sector energético. Me gustaría empezar repasando estas decisiones, que fundamentalmente han ido encaminadas a la reducción de la dependencia exterior y a la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles.

Los acontecimientos en el norte de África no han supuesto ningún riesgo para la seguridad del suministro energético de nuestro país, pero nuestra obligación es prever todas las contingencias que puedan comprometer el pleno abastecimiento energético, aunque puedan parecer muy improbables actualmente. En este sentido, durante el primer trimestre del año se ha revisado el PACE, el Plan de Actuación en Caso de Emergencia, que básicamente es un instrumento de proyección, organización y apoyo que considera todas las posibles situaciones de emergencia que podrían afectar a nuestro aprovisionamiento de petróleo y gas y establece las acciones que habría que llevar a cabo en caso de que fuera necesario. En esta actualización del PACE se han tenido en cuenta el nuevo contexto y los nuevos escenarios derivados de los acontecimientos en el norte de África, tanto para el gas como para el petróleo, analizándose escenarios extremos de empeoramiento de la situación actual, en los cuales podría verse afectado, por ejemplo, el tránsito marítimo a través del canal de Suez, o en los que los desórdenes en el norte de África podrían afectar a países de los que, como Argelia, tenemos una mayor dependencia energética; es decir, que se han estudiado casos extremos. Esta revisión ha permitido constatar una vez más el grado de diversificación por país y por región, tanto en petróleo como en gas, que tiene el suministro energético español, lo que reduce mucho el riesgo de suministro. En cualquier caso, el nuevo plan de actuación, revisado y actualizado, está listo para ponerse en marcha en caso, esperemos que no, de que fuera necesario.

Decía antes que, si bien la situación internacional no ha supuesto ningún riesgo para la seguridad de suministro en España, la evolución del precio del petróleo sí que ha puesto de manifiesto la necesidad de adoptar medidas encaminadas a la reducción de la exposición de nuestra economía a la evolución de




Página 21


dicho precio. Estamos hablando básicamente de unos efectos derivados de la incertidumbre, por la situación en muchos países de Oriente Medio; la incertidumbre ha elevado el precio del petróleo hasta 120 o 125 dólares/barril, que es el precio en que nos movemos actualmente, y, aunque es verdad que este es un precio que viene determinado por elementos coyunturales, no deja de tener un impacto significativo sobre las importaciones y sobre la factura energética española. En todo caso, sí es verdad que, en la medida en que obedece a cuestiones coyunturales, esperamos que el precio vaya acercándose, a medida que se vayan resolviendo las incertidumbres que han generado el alza, a un precio medio más estable a medio y largo plazo, como el que prevé la Agencia Internacional de la Energía, de entre 80 y 90 dólares/barril, que es que se prevé para 2015 en términos reales.

De todos modos, y en razón de esta subida de precios, el Consejo de Ministros aprobó el 4 de marzo el Plan de Intensificación del Ahorro y la Eficiencia Energética, que consiste en un paquete de veinte medidas orientadas fundamentalmente al transporte, a la edificación, a la iluminación y al consumo eléctrico, además de en una campaña de concienciación de los ciudadanos de la importancia del ahorro de energía. Ejemplo de esas medidas son el incremento del objetivo de biodiesel en carburantes hasta el 7% en contenido energético para los años 2011 a 2013; la línea de financiación de proyectos incluidos en los planes de movilidad urbana sostenible en ciudades de entre 20 000 y 50 000 habitantes que tengan en marcha dichos planes; un plan de eficiencia energética para el sector ferroviario; la mejora de la utilización del espacio aéreo del Ministerio de Defensa; o la reducción temporal de los límites de velocidad en áreas de autopista y autovías del Estado. Al igual que el que ya se aprobó y que se ha venido implementando desde 2008, este plan viene a reforzar la Estrategia Española de Eficiencia Energética, E4, ante una coyuntura determinada, y esperamos que suponga un ahorro de 28,6 millones de barriles de petróleo, que implica un ahorro económico de 2300 millones de euros anuales, aproximadamente, en importaciones energéticas. El déficit en la balanza de productos energéticos en España es muy elevado; en los últimos años ha representando más del 50% del déficit comercial español. Estamos hablando de entre 30 000 y 50 000 millones de euros anuales, que vienen siendo transferidos de España a otros países debido a nuestra factura energética, y por eso medidas de ese tipo tienen un gran impacto, una gran importancia, en un momento como el actual.

En relación con el segundo de los acontecimientos internacionales, que antes comentaba, el accidente de la central nuclear, en Japón, todos somos conscientes de que marca un antes y un después en la utilización de la energía nuclear como fuente de suministro energético. No hay que olvidar las peculiaridades que tiene un país como Japón, desde el punto de vista sísmico y por la posible ocurrencia de tsunamis; un país en el que, además, las centrales nucleares están ubicadas en la costa. Por tanto, no hay que extrapolar esta situación a otras realidades, aunque también es verdad que el suceso que ha ocurrido en Japón no se preveía y que se trata de un país tecnológicamente muy avanzado y muy comprometido con la energía nuclear. De todos modos, el accidente pone de manifiesto la necesidad de que los países que cuentan con centrales nucleares lleven a cabo una reevaluación exhaustiva de sus condiciones de seguridad y de su capacidad de respuesta ante acontecimientos extremos. No obstante, para poder analizar en profundidad el accidente, sus consecuencias y las formas de poder evitarlo en el futuro, es necesario que las autoridades japonesas lo den por controlado, cosa que todavía no ha ocurrido. De todas formas, se pueden sacar ya algunas conclusiones, y son las que se están utilizando para la definición de los ejercicios de resistencia para las centrales nucleares europeas que se están empezando a estudiar y de los que hablaré dentro de un momento.

Señorías, el Gobierno es plenamente consciente de la inquietud que el accidente ha suscitado en nuestra sociedad, que se ha visto reflejada en el ámbito parlamentario en diversas proposiciones no de ley y en peticiones de comparecencia. Por ello, en coherencia con la política de que la participación de la energía nuclear en el suministro energético español siempre ha de estar supeditada a la premisa ineludible de que tenga lugar sin suponer ningún riesgo indebido ni para la población ni para el medio ambiente, el ministro de Industria solicitó el 16 de marzo al Consejo de Seguridad Nuclear la realización de estudios sísmicos complementarios en las centrales nucleares españolas, así como estudios sobre los riesgos de inundación. Esta petición está en línea con la que hizo el Consejo Europeo, también en el mes de marzo, y en la que señalaba como prioritaria la necesidad de llevar a cabo una revisión de la seguridad de las centrales nucleares en la Unión Europea a través de unos análisis de riesgo, los denominados stress tests, que tendrán el alcance y modalidades que especificarán los organismos especializados. En el ámbito comunitario se ha considerado también la necesidad de aplicar de manera permanente mejoras sobre la seguridad nuclear, que también deben promoverse a nivel internacional. Dada esta prioridad, la




Página 22


Unión Europea va a pedir que los stress tests se apliquen no solo en las centrales de la Unión Europea sino también en las de los países vecinos, ya que lo que ocurra en estas últimas puede tener, evidentemente, impacto sobre la población europea. Y aunque todavía no se conoce de forma definitiva en qué van a consistir estos test, los análisis estarán basados en las circunstancias que ha puesto de manifiesto el accidente de la central nuclear japonesa. Esto es lo que puedo decirles por ahora.

Hay otras iniciativas en materia nuclear que ustedes conocen ya, de modo que simplemente mencionaré que el Gobierno viene realizando, en el ámbito de los acuerdos internacionales, las propuestas legales oportunas que atribuyan la responsabilidad de sucesos como el que ha ocurrido en Japón, o cualquier otro tipo de accidente6 en alguna central nuclear. Saben ustedes que está tramitándose el proyecto de ley sobre responsabilidad civil por daños nucleares y que también se ha empezado a tramitar un real decreto sobre protección física de instalaciones y materiales nucleares, que tiene por objeto incrementar dicha protección tanto en instalaciones como para materiales nucleares y para fuentes radiactivas relevantes, de manera que se incorporen a la normativa española los compromisos asumidos por nuestro país con la ratificación de la Convención sobre la Protección Física de los Materiales Nucleares, de la que España forma parte.

Únicamente me cabe añadir que, como ya he declarado en diversas ocasiones, el Gobierno mantiene su intención de reducir progresivamente la participación de la energía nuclear en el suministro energético español, aproximando el cese de explotación de las centrales cuando estas dejen de ser útiles. No hay que olvidar que no es posible reducir de un día para otro esas centrales, esa potencia nuclear, de forma racional; estamos hablando del 20% de la producción eléctrica española, esa fue la contribución de este tipo de energía en el balance energético de 2010. Desde luego, no se puede reducir de golpe esa cantidad sin tener en cuenta la disponibilidad de fuentes energéticas alternativas que generen energía eléctrica de base y a un coste asumible y que no den lugar a un incremento de gases de efecto invernadero, para poder cumplir con las obligaciones que tiene asumidas España en términos de reducción de emisiones. En coherencia con esta política, el Ministerio de Industria decidió en el año 2009 mediante una orden ministerial, como saben ustedes, conceder a la central nuclear de Santa María de Garoña una autorización de operación por cuatro años, período tras el cual se establece el cese definitivo de su explotación. Esta decisión se adoptó en atención a una serie de condiciones del sector eléctrico, algunas coyunturales y otras estructurales, que se derivan de los compromisos energéticos asumidos por el Estado español en el ejercicio de sus funciones de planificación. Y respondiendo a una solicitud de comparecencia del Grupo Parlamentario Popular, abundaré en las motivaciones que han llevado a la Administración a resolver este expediente.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que los principales componentes y estructuras de la central nuclear de Santa María de Garoña fueron diseñados sobre una hipótesis de vida de 40 años, horizonte temporal de previsible explotación que se contempla para todas las centrales nucleares, a efectos de cálculo de planificación técnica y económica, tanto en el vigente VI Plan General de Residuos Radiactivos aprobado en 2006 como en el plan anterior aprobado en el año 1999. La central tiene una potencia térmica autorizada de 1381 megavatios, lo que supone algo más del 1% de la producción total nacional. En las actuales circunstancias del sector eléctrico existe un exceso de oferta derivado fundamentalmente del exceso de capacidad térmica, pero también derivado de la entrada en funcionamiento de una gran capacidad de producción eléctrica de origen renovable. Ese exceso de oferta puede generar unas condiciones incluso más restrictivas para el acceso preferente de las energías renovables previsto en la Ley del sector eléctrico, en un momento especialmente crítico para su desarrollo. En todo caso, hasta que tengan un grado de maduración suficiente, es evidente que estas tecnologías están llamadas a desempeñar un papel fundamental en el equilibrio del futuro parque de energías renovables. Así, en coherencia con la apuesta del Estado español por las fuentes renovables en la matriz energética, que obliga a considerarlas en las decisiones en política energética, resulta procedente la renovación de la autorización de explotación de la central nuclear de Santa María de Garoña que se consideró en el 2009, por el período mínimo necesario para que, en primer lugar, tenga efecto el plan de actuación en el entorno de la central y, en segundo lugar, se puedan abordar con éxito todas las cuestiones que tengan que ver con su eventual cese operativo en condiciones de seguridad: desmantelamiento, evacuación y almacenamiento de los residuos radiactivos pertinentes. En definitiva, se concluyó que el tiempo mínimo necesario para atender esas necesidades era de cuatro años y, por tanto, se renovó la autorización por ese período, lo que implica que la autorización llega hasta el día 6 de julio del año 2013. Dada la relativamente pequeña capacidad de




Página 23


generación de energía eléctrica de esta central en comparación con el resto de centrales que integran el parque nuclear español, su cese de explotación no tiene repercusión sobre la garantía de suministro.

Además de estos temas que les he comentado en relación con los acontecimientos internacionales y que tienen que ver básicamente con el consumo de hidrocarburos, por una parte, y con la energía nuclear, por otra, todas las actuaciones de política energética que estamos llevando a cabo llevan asociadas dos herramientas fundamentales que me gustaría mencionar y que nos permiten avanzar simultáneamente hacia la consecución de los principales objetivos en materia de política energética, que son la mejora del suministro, la reducción de la dependencia y la reducción de las emisiones; estas dos herramientas son la promoción del ahorro y la eficiencia energética, y el fomento de las energías renovables, dos instrumentos que favorecen la consolidación de un modelo energético que sea a la vez más seguro, más limpio y más competitivo. Esta no es una apuesta nueva, puesto que el Gobierno la lleva realizando desde hacer varios años, y muestra de ello son los resultados del balance energético de 2010, que cerramos y presentamos recientemente, de los que me gustaría informarles brevemente, ya que ponen de manifiesto precisamente que el consumo total de energías renovables se incrementó más de un 22%, en un entorno en que el consumo total de energía subió apenas un 1%. Por tanto, en unas circunstancias bastante singulares de la economía española, del sector energético, el Gobierno ha mantenido en el sector energético la apuesta estratégica por las energías renovables, y ha profundizado en ella. También en 2010 se cerró con éxito el Plan de Energías Renovables 2005-2010. Los datos de cierre nos permiten afirmar que el 13,2% de la energía final consumida en nuestro país en 2010 provino de fuentes renovables, un porcentaje que supera lo que se había previsto en el plan. Además, el año pasado se instalaron más de 2500 megavatios de nueva potencia eléctrica renovable, con crecimientos importantes tanto en la eólica, como en la solar termoeléctrica y en la fotovoltaica. En este punto me permito subrayar que, pese a las voces que sin fundamento indican lo contrario, el año pasado se siguió instalando potencia renovable en nuestro país, y a un ritmo muy superior al ritmo de crecimiento de la demanda.

Este desarrollo ha permitido alcanzar porcentajes de participación de la energía renovable en el mix de generación eléctrica española que constituyen máximos históricos, es decir, para 2010 estamos hablando ya, prácticamente, de un tercio de la generación total de origen renovable, lo cual supone un incremento de más de siete puntos respecto al año anterior. Además, la primera fuente de cobertura de demanda eléctrica en el mes de marzo de 2011 fue la generación eólica, que alcanzó el 21% de la demanda, lo cual también constituye un hito histórico.

Por lo que respecta al sector solar termoeléctrico, también es una apuesta prioritaria de este Gobierno, que ha permitido posicionar a muchas empresas españolas en el liderazgo de todo el mundo en la tecnología solar termoeléctrica. En 2010 se alcanzó una potencia de más de 500 megavatios, existiendo ya más de 14 plantas en funcionamiento, y hasta 2013 hay hasta 1800 megavatios adicionales en desarrollo.

En cuanto al sector fotovoltaico, superado por el todos conocido pico de potencia del año 2008, durante el 2010 se continuó avanzando a un ritmo más sostenible. Se instalaron más de 300 megavatios adicionales, hasta alcanzar una cifra récord de 3800 megavatios instalados, casi 10 veces por encima de los objetivos previstos en el Plan de Energías Renovables 2005-2010, y la producción fotovoltaica alcanzó más del 2% del total español, una décima más que en el año 2009.

En el tema de los usos térmicos, simplemente destacaría que el 5% de la demanda de gasóleo para automoción se cubrió con biodiesel. Y también me gustaría destacar como uso térmico los 350 000 m2 de paneles solares térmicos que se instalaron en 2010, pese a que la ralentización de la actividad inmobiliaria ha supuesto alguna dificultad para estas actividades. Evidentemente, existe un potencial enorme de las renovables de uso directo y la Secretaría de Estado ha destinado ya muchas líneas piloto a la financiación de instalaciones térmicas, tanto de biomasa, como solares o geotérmicas.

Adicionalmente, me gustaría anunciarles que próximamente aprobaremos un real decreto para facilitar la instalación de renovables de pequeña potencia, desarrollando así el concepto de generación distribuida, es decir, pequeñas instalaciones renovables que se pueden instalar casi a nivel del consumo final y pueden permitir un ahorro no solo en redes de transporte eléctrico, sino también evitar pérdidas de electricidad en el transporte a través de esas redes, consiguiendo una minimización del impacto de las instalaciones eléctricas en el entorno.

Respecto al segundo eje de la política energética que antes les comentaba, que es la promoción del ahorro y la eficiencia energética, creo que podemos afirmar que, gracias a los avances logrados en los últimos años, se mantienen intensidades energéticas muy inferiores a la de años anteriores a la crisis. Por




Página 24


poner un ejemplo gráfico, en 2010 básicamente el PIB español fue el mismo que en 2006. Evidentemente, esta no es una buena noticia en sí misma, pero la buena noticia es que, teniendo el mismo PIB, se utilizó un 9% menos de energía para alcanzarlo. Esa mejora en la intensidad energética es una muestra de los esfuerzos para ahorrar energía y de las políticas de eficiencia energética.

Además de la eficiencia respecto a las energías renovables, también les quería comentar otras fuentes energéticas importantes, como es el carbón autóctono, que saben ustedes que es la única fuente fósil con la que contamos en España y que, además de su importante papel para garantizar la seguridad de suministro, resulta imprescindible para poder integrar las energías renovables de forma segura en el sistema eléctrico. Creo que el Gobierno ha dado numerosas pruebas de su política de apoyo al carbón nacional tanto como recurso energético como socio económico de carácter esencial para algunas zonas del país. Así, cuando en 2009, como consecuencia de la caída de la demanda eléctrica, respecto a las centrales que producen con carbón autóctono dejaron de ser competitivas y de entrar competitivamente en el despacho eléctrico, el resultado fue que las empresas eléctricas dejaron de comprar el cupo de carbón que estaba fijado en el Plan Nacional del Carbón 2006-2012. Entonces, para asegurar el pago de las nóminas y el cumplimiento del Plan del Carbón, a mediados de 2009 el Gobierno creó el Almacén Estratégico Temporal del Carbón, el AETC, a través del cual Hunosa adquirió el cupo a las empresas mineras y procedió a su almacenamiento, y desde entonces las compras del AETC han ascendido a unos 3 millones de toneladas, por un valor superior a los 200 millones de euros.

Y continuando esa política de apoyo al carbón, el Gobierno inició el proceso de aprobación de un real decreto que asegurara el despacho de la electricidad generada con carbón autóctono, en virtud de la habilitación existente en la directiva europea sobre electricidad para priorizar fuentes autóctonas por razones de seguridad de suministro. Este es el real decreto de resolución de restricciones por garantía de suministro y les informo de que es efectivo desde el 26 de febrero, garantizándose el cumplimiento de los acuerdos contenidos en el Plan Nacional del Carbón y priorizando, como digo, la única fuente fósil ampliamente disponible en España. A día de hoy se ha logrado más del 10% del objetivo planteado para este año y, evidentemente, el Gobierno adoptará todas las decisiones necesarias para garantizar el cumplimiento de dicho objetivo y no poner en peligro una actividad que permite asegurar un suministro eléctrico más fiable. Las cerrazones que llevaron a considerar como necesario el mantenimiento de las centrales eléctricas que utilizan carbón autóctono a través de su despacho prioritario en la producción eléctrica evidentemente obtienen su respaldo en el contexto energético internacional que comentábamos anteriormente, con el petróleo más caro que nunca, con la energía nuclear que tiene que pasar una serie de ejercicios para asegurar, comprobar o reforzar si fuera necesario las condiciones de seguridad. En ese contexto, no podemos renunciar a la única fuente fósil que tenemos, que es el carbón.

En relación a las ayudas a la producción del carbón, como conocen sus señorías, desde el 1 de enero está en vigor la normativa europea relativa a las ayudas estatales destinadas a facilitar el cierre de las minas de carbón que no sean competitivas, y esa norma sí supone un cambio muy importante en las ayudas estatales al sector del carbón puesto que solo se permiten dos tipos de ayudas: las ayudas al cierre de explotaciones no competitivas y las ayudas destinadas a cubrir costes excepcionales. Conscientes de este cambio, la Secretaría de Estado de Energía está adaptando la regulación que afecta al funcionamiento del sector con el objetivo de cumplir con el régimen de ayudas a las empresas y con las políticas de prejubilaciones que recoge el plan del carbón. Así, este año hemos procedido a adelantar gran parte de las ayudas a la producción para 2011, siempre que se cumplieran los requisitos de la intervención, hasta totalizar la ayuda. Y para poder cumplir este compromiso y, tras intensas negociaciones con Bruselas, incluso adelantándose a lo que luego estableció la Unión Europea, se publicó una orden por la que se prorrogaba para 2011 la orden de ayudas vigente hasta el año pasado para la industria minera del carbón. Se estableció que la prórroga no podía ser definitiva y que las subvenciones a la industria del carbón que se otorguen este año en todo caso deberán ajustarse al régimen comunitario sobre ayudas estatales de nueva aplicación que se determine.

Creo que no es una exageración decir que esta actuación ha salvado al sector de la quiebra. Las actuaciones previstas para los próximos meses van a desarrollar en mayor medida y a finalizar la adaptación de la normativa que rige las ayudas al sector del carbón para cumplir con la nueva decisión y, en todo caso, comenzar la redacción del nuevo plan del carbón 2013-2018 para poder dar continuidad al plan existente y propiciar un marco estable para el futuro de la industria del carbón. Insisto en que no se puede renunciar al carbón a corto ni a medio plazo. Esto es lo que pensamos en el contexto actual. Sería un lujo que creo que no nos podemos permitir en España, como hemos manifestado recientemente en el




Página 25


Consejo de la Unión Europea, postulando necesaria la revisión del actual sistema de ayudas al carbón condicionadas al cierre, al menos en el medio plazo.

En definitiva, creo que el sector del carbón está llamado a una adaptación necesaria pero desde el Gobierno se intenta no solo que sea lo menos traumática posible sino que no vaya en contra de asegurar el uso de una fuente fósil disponible en España, cuyo uso nos permite reducir la dependencia exterior, que es uno de los objetivos de la política energética. En definitiva, las decisiones más destacables adoptadas en los primeros meses del año reafirman la necesidad de que la política energética vaya encaminada a reforzar la garantía del suministro tanto a corto como a medio plazo y esa garantía está necesariamente vinculada al ahorro, a la eficiencia energética y al desarrollo de las energías renovables. Y, mientras tanto, no podemos renunciar a ninguna de las tecnologías existentes, puesto que todas y cada una de ellas contribuyen a mejorar las condiciones de suministro y aportan diversificación de las fuentes de suministro, aunque, en cualquier caso, esto no debe suponer ninguna renuncia a mejorar la fiabilidad y la seguridad de cada una de esas tecnologías.

Quiero comentarles brevemente que las próximas actuaciones que tenemos previstas en la Secretaría de Estado de Energía irán encaminadas en la línea que ya les he comentado. También es necesario avanzar en otras cuestiones sobre las condiciones de suministro de los consumidores, de manera que puedan acceder al suministro energético en mejores condiciones. Por tanto, están previstas diversas actuaciones, tanto en el ámbito legal como en el ámbito regulatorio, que suponen una evolución hacia un sistema energético más sostenible.

Voy a ponerles el ejemplo de una orden ministerial sobre biocarburantes, que se encuentra ya en la fase final de tramitación, mediante la cual se va a establecer un procedimiento de asignación de cantidades de producción de biodiesel para el cómputo de los objetivos obligatorios de biocarburantes, al que me he referido anteriormente, y que se determinaron en el contexto del plan de intensificación de ahorro energético anunciado en marzo, el 7% para 2011, 2012 y 2013, y cuyo objetivo es básicamente permitir la sostenibilidad económica del sector de biodiesel en España, sector que ha sufrido en los últimos años la competencia, en algunos casos, marcada por condiciones fiscales determinadas en algunos países productores en los cuales se importa biodiesel.

Esta medida tiene también como finalidad la seguridad del abastecimiento energético mediante el uso de biodiesel procedente de la Unión Europea y, además, supone una serie de ventajas, no solamente en cuanto a la seguridad del suministro, sino también en generación de empleo y sostenibilidad en el medio rural.

En la misma línea de actuación se sitúa el nuevo Plan de Energías Renovables. Como les he comentado anteriormente, hemos cerrado en 2010 el Plan de Energías Renovables 2005-2010, y en breve vamos a lanzar el nuevo plan de energías renovables 2011-2020. Este nuevo plan volverá a apostar por las tecnologías ya consolidadas, como puede ser la eólica, que tiene un grado de madurez que prácticamente se aproxima a ser una tecnología competitiva con las energías térmicas convencionales. Pero, evidentemente, no solo la tecnología eólica, que es una actividad que todavía tiene un enorme potencial dentro de España, sino también otras tecnologías, por ejemplo, la fotovoltaica, debemos seguir apostando por una tecnología que ha demostrado unas reducciones de coste sencillamente espectaculares, entre el 20 y el 30% cada año, y que debemos aprovechar para ir abaratando el coste de las energías renovables y su introducción en el sistema y, además, debemos intentar favorecer la interacción y la integración de estas tecnologías en la edificación y en lo que antes he denominado la generación distribuida, es decir, ahorrando redes eléctricas y pérdidas en las redes.

El próximo PER va a tener también elementos prioritarios de actuación que permitirán que el sector térmico se sitúe progresivamente en paralelo con las otras fuentes de energías renovables que se han desarrollado —antes me he referido a la biomasa, la geotermia, etcétera—, y, por otra parte, dará cabida a tecnologías que están todavía en una fase incipiente, no solamente las que ya he mencionado, sino también las de las olas o la mareomotriz, que hemos analizado en diferentes estudios de prospectiva el potencial que tienen nuestras costas con relación a esta tecnología; por tanto, son elementos que queremos apoyar y trasladar al nuevo PER.

A todo este esfuerzo va a contribuir también la ley de eficiencia energética y energías renovables, cuyo anteproyecto de ley está previsto presentar en trámite parlamentario. Esta ley configurará un marco que procurará priorizar el fomento de la eficiencia energética y el uso de renovables, a través de un conjunto de medidas incentivadoras que tengan que ver con aspectos técnicos, normativos, económicos




Página 26


y educativos, involucrando a los ciudadanos y a los agentes económicos en el cumplimiento de los objetivos sobre renovables y ahorro energético.

Otro de los elementos de próxima actuación de la Secretaría de Estado de Energía y el Gobierno en materia energética es el de la mejora de las condiciones de acceso al suministro energético de los consumidores, y en esa línea están prácticamente finalizados los anteproyectos de ley para la modificación de la Ley de Hidrocarburos y el sector eléctrico, a fin de trasponer las correspondientes directivas europeas en el sector de la electricidad y el gas natural. El objetivo es básicamente trasponer esas directivas, incluyendo aquellos preceptos que no estaban todavía incluidos en la leyes sectoriales, así como actualizar algunas de las disposiciones para adaptarlas al correcto funcionamiento de ambos sectores.

En esta línea de protección al consumidor se va a definir el concepto de consumidores vulnerables, junto con lo que ya se está realizando en el sector eléctrico, para la aplicación del bono social y la identificación de los consumidores que pueden utilizarlo, y en la misma línea, ante la necesidad de promover la contratación electrónica de gas natural, el Ministerio de Industria ha aprobado recientemente el nuevo marco de contratación telefónica y telemática electrónica, donde se detalla la información que cada comercializador debe recabar del consumidor, y donde hay un procedimiento estándar para la conformidad expresa del cliente en todos los procedimientos de alta, de baja, y de cambio de suministrador, cuando la contratación se realice por estos medios electrónicos. Pensamos que este procedimiento va a simplificar enormemente los trámites a los consumidores para realizar la contratación, la baja o el cambio de suministrador y, además, eliminará posibles motivos de conflictos entre comercializadores y distribuidores, garantizando al mismo tiempo sus derechos.

Por otro lado, como elemento fundamental para la mejora del acceso de los consumidores al suministro energético, este año será presentada también en los próximos meses la planificación indicativa y obligatoria en el sector de gas y electricidad. Como saben ustedes, el desarrollo de una planificación energética es fundamental para proporcionar certidumbre y estabilidad regulatoria en el marco que operan las empresas que tienen que realizar las inversiones energéticas.

Quiero concluir con una breve mención al déficit tarifario, que es uno de los asuntos de obligada mención en esta comparecencia. El déficit tarifario es uno de los principales retos que tenemos en el sistema energético y eléctrico español. Como saben, el Gobierno está firmemente comprometido con la eliminación del déficit tarifario, porque la sostenibilidad del sistema pasa precisamente por alcanzar la suficiencia tarifaria. Para alcanzar este objetivo, se están llevando a cabo dos medidas fundamentales: por un lado, se están convergiendo los ingresos con los costes del sistema y, por otro, se está procediendo a la titulización del déficit incurrido por las empresas para evitar que los agentes que lo han financiado continúen haciéndolo. Por este motivo, con la subida de los peajes de acceso a las redes eléctricas en el mes de marzo, y sin que ello haya supuesto ningún aumento al precio que pagan los consumidores domésticos, se da respaldo al compromiso adquirido para llegar a la suficiencia tarifaria en 2013, a través de la senda de eliminación del déficit tarifario, que ya se había comprometido en el Real Decreto Ley 14/2010, y se asegura el cumplimiento de no superar el déficit máximo permitido para este año, que, como saben, está en 3 000 000 de euros.

Por otra parte, ya se ha procedido, a través del fondo de titulización, a la colocación de 6000 millones de euros, de los más de 13 000 millones que han sido cedidos por los financiadores del déficit para su titulización este año. En los próximos meses esperamos seguir con este proceso de colocación, siempre y cuando los mercados financieros así lo permitan.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor secretario de Estado, por su comparecencia y por su exposición, que ha sido de extraordinario interés.

A continuación, tienen la palabra los grupos parlamentarios solicitantes de la comparecencia.

En primer lugar, tiene la palabra el senador Palacios Zuasti, respecto a las comparecencias que se refieren al consumo del carbón nacional y también sobre las líneas generales de política energética.

El señor PALACIOS ZUASTI: Muchas gracias, señor presidente.

Señor secretario de Estado, bienvenido a esta comisión. Los que asistimos a su toma de posesión, el señor Lavilla y yo, sabemos, porque nos lo dijo el señor ministro, que su nombre es Fabricio; por tanto, don Fabricio, bienvenido a esta comisión. En nombre de mi grupo le deseo mucha suerte y éxitos en su gestión, porque el éxito será el de todos nosotros.




Página 27


Su antecesor en el cargo —que ahora está afanoso compitiendo por tratar de dirigir la Agencia Mundial de las Renovables—, estuvo en ese puesto algo menos de tres años, y lo dejó con un sinfín de frentes abiertos, que es la herencia que usted ha recibido. Entre otros, el cierre de Garoña, el aún paralizado decreto del carbón, las subvenciones de las renovables, el creciente déficit de tarifa, por no hablar de la mayor subida en el recibo de la luz que se recuerda desde los años 80 con la que se despidió el señor Marín Uribe, ya que para 17 millones de familias y de pequeñas empresas acogidas a la tarifa de último recurso la luz subió el 1 de enero un 10%, subida que se une a otras que se produjeron en los años anteriores. Por lo tanto, en el tiempo en el que el señor Marín desempeñó su cargo y el ministro es el actual titular, la luz ha subido un 43%, porcentaje que está muy por encima de la inflación y que sextuplica, de largo, el de la subida del IPC. Esto desde el año 2008, porque si nos remontamos al momento en el que el presidente Zapatero llegó a la Moncloa, la luz ha subido más de un 60%. Se ha situado por encima de la media de la Europa de los Veintisiete y ha sobrepasado el precio que por ella se están pagando en países como Francia, Finlandia, Reino Unido o Portugal, que son con los que nosotros tenemos que competir, lo cual significa un handicap importante cuando queremos salir de la crisis en la que estamos inmersos y cuando nuestro principal objetivo como país tiene que ser el de crear puestos de trabajo. Con una energía más cara que la de nuestros vecinos es difícil competir y es difícil salir de la crisis.

Señor secretario de Estado, este es el resultado de la demencial política energética que ha llevado a cabo su Gobierno desde el año 2004, que está basada en trasnochados prejuicios ideológicos y en un continuo zigzag y que ha resultado ser todo un fiasco. Una política en la que, al tiempo que se decidía cerrar Garoña, que produce el megavatio hora a 15 euros, ha puesto masivamente en marcha parques solares que lo producen 30 veces más caro, a 450 euros el megavatio hora. Una política que ha llevado a tener que pagar 6000 millones en subvenciones al año por la explotación de parques eólicos y fotovoltaicos y por plantas de biocombustible, de las que solamente una parte están justificados. Una política que obligó a su sucesor a tener que redactar deprisa y corriendo, y a modo de testamento, un real decreto ley que el Gobierno aprobó el 23 de diciembre que puso en evidencia la grave situación energética en la que nos encontramos y articuló un nuevo marco regulatorio con el que se trataba de corregir el galopante déficit tarifario al que nos han conducido. Porque en los años en los que el presidente Zapatero lleva en la Moncloa se ha pasado de los 1499 millones de euros que había de déficit en el año 2004 a los entre 16 000 y 20 000 millones con los que se acabó 2010.

Con ese real decreto ley se pretende ahorrar en los próximos tres años un total de 4600 millones de euros. Ante esta situación nosotros esperábamos que usted nos dijera en su exposición si asumía esa errática política o si, por el contrario, tenía algún reparo que hacerle y si consideraba que era preciso cambiar el rumbo.

Nos hubiera gustado también escucharle si iba a continuar con esa que nosotros consideramos que es una mala práctica, a la que ya nos tienen acostumbrados, de la aprobación de reales decretos, porque con el actual Gobierno son ya más de veinte los que se han aprobado en materia energética, eso sí, sin contar con las órdenes ministeriales que son innumerables.

Nos hubiera gustado saber si usted puede garantizar desde el punto de vista económico y medioambiental el modelo energético que su Gobierno ha implantado. En definitiva, si mantiene el objetivo de terminar con el déficit tarifario en el año 2013 y cómo se va a hacer. También nos hubiera gustado oírle decir si cree que con ese modelo se va a lograr el objetivo al que España se ha comprometido: un ahorro energético del 20% en el horizonte de 2020. Estas son algunas cuestiones que preocupan a mi grupo y son también las que yo creo que preocupan al hombre de la calle.

Usted nos ha dicho —y así ha sucedido— que en el breve espacio de tiempo que usted lleva en el cargo —estos tres meses y medio— han ocurrido algunos acontecimientos importantes en el mundo que pueden tener una gran repercusión en materia energética. Uno de ellos es el de Japón. En materia nuclear nos encontramos con que su Gobierno, quizás influenciado por su toma de posesión, cambió en estos meses el criterio sobre el tema nuclear y lo hizo aquí en el Senado, en el mes de febrero, cuando permitió que se aprobara una enmienda a la Ley de Economía Sostenible por la que se amplió la vida útil de las centrales nucleares después de los 40 años de vida; enmienda con la que se incumplió uno de los compromisos electorales sobre energía nuclear del Partido Socialista y que, además, ha sido el quinto criterio que ha sostenido el Gobierno y el grupo que le apoya en menos de año y medio, con lo cual se ve que unas veces es pro nuclear, otras veces no nuclear o un poco nuclear en función del auditorio y del momento en el que se encuentre.




Página 28


Usted nos ha hablado de las medidas que se han tomado en nuestro país como consecuencia de lo sucedido en Fukushima y nos ha dicho que se van a hacer esos stress test. Lógicamente la premisa fundamental tiene que ser en todo momento la de la seguridad.

Le he escuchado una cosa, que ustedes pretenden reducir progresivamente la energía nuclear. Pues bien, en estas semanas que hemos podido oír y leer muchas cosas, la presidenta del Foro de la Industria Nuclear Española decía que la energía nuclear tiene un ejemplar historial de seguridad que no debería verse empañado por los sucesos de Japón, más cuando las causas de ese suceso no podrían aplicarse en caso alguno a las centrales nucleares españolas.

Nosotros queremos saber si mantienen su criterio, sus previsiones en materia nuclear y si tienen previsto mantener la nuclear o van a suprimirla. Nosotros entendemos que la energía nuclear es la que proporciona la carga básica. Las renovables pueden proporcionar el resto. Pero la decisión de renunciar a la energía nuclear supondría un empobrecimiento profundo y permanente de la sociedad española. En estos momentos no nos podemos permitir ese lujo cuando el año pasado, el año 2010, usted nos ha dicho que los ocho reactores han producido el 20% de la energía de este país.

Usted ha hecho referencia a lo que está sucediendo en el norte de África, en países como Túnez, Libia y Egipto, y también deberíamos incluir a otros países en los que ha habido revueltas como en Argelia. Algunos de estos países son importantes proveedores nuestros en materia energética, Libia lo es de petróleo, y Argelia lo es de gas porque Argelia es un país clave en nuestro suministro gasístico. En estos momentos supone el 30% del gas que recibimos en este país, pero se puede ampliar, según las previsiones de la Comisión Nacional de Energía, hasta el 45% cuando se ponga en marcha el gasoducto de Medgaz. Lo que allí sucede es preocupante y nos debe preocupar y ocupar.

Nuestra dependencia energética es de cerca del 80%, que está muy por encima de la media de la Unión Europea, que es del 55%. Y no solo eso sino que, además, nuestros proveedores son países que están sometidos a fuertes tensiones geopolíticas que han provocado que en estos meses que usted lleva en el cargo —como nos ha indicado— haya nuevos récords en el precio del barril de petróleo. La gasolina ha subido en estos últimos 12 meses un 8,5%, y esto es algo insostenible para una economía como la nuestra.

Por eso, además de mantener e incrementar las fuentes energéticas propias, tenemos que hacer todos los esfuerzos que estén en nuestras manos para reducir nuestra dependencia energética y creo que la manera más fácil de hacerlo es por la vía del ahorro.

Sabemos que hay hasta veinte medidas y campañas de concienciación —usted nos ha hablado de ellas— que pueden pasar por la rehabilitación energética de los edificios o el incremento del transporte de mercancías por ferrocarril, pero esas medidas no se pueden tomar de hoy para mañana y es preciso que su secretaría de Estado fomente medidas de ahorro que sean inmediatas y que puedan ser eficaces. Por eso, en lugar de poner en marcha medidas efectistas, como puede ser invitar a quitarse la corbata en verano o subir un grado el termostato, lo que hay que hacer es fomentar campañas para mentalizar al ciudadano de algo tan simple como puede ser bajar las persianas cuando pega el sol en la fachada o cerrar las ventanas cuando el aire acondicionado está en marcha. Asimismo, creo que más importante que cambiar las bombillas incandescentes por otras de bajo consumo es inculcar a la ciudadanía a que enciendan o apaguen la luz con sentido común e, igualmente, que los edificios y aparatos eléctricos estén encendidos cuando sea necesario y no de manera permanente. En este sentido, les animo a que empecemos por esta Casa, por el Senado, ya que en este momento y en esta sala estamos a casi 26 grados. Se podría hacer un estudio de eficiencia energética para ahorrar no solo en calefacción sino también en luz, que ahora mismo está encendida en muchos sitios en los que probablemente no habrá nadie en todo el día. En este sentido, y en el caso de que la iniciativa haya sido suya —lo digo porque ha coincidido con su toma de posesión—, le felicito porque en la sede del Partido Socialista de la calle Ferraz las luces ya no están encendidas las veinticuatro horas, tal y como comprobamos los que vivimos en esa zona; hay que predicar con el ejemplo y creo que esa es una buena medida.

Me centraré ahora en aspectos concretos. En primer lugar, le quiero preguntar sobre las fotovoltaicas. Usted sabe que en el Real Decreto 661/2007 se establecieron las reglas de juego para invertir en las instalaciones fotovoltaicas; reglas que produjeron un efecto llamada e hicieron que muchos pequeños y grandes inversores, unos nacionales y otros extranjeros, invirtieran en estos cuatro años 25 000 millones de euros. Pues bien, cuando nos encontramos a la mitad del partido ustedes han cambiado las reglas del juego y han quebrado un principio fundamental, el de la seguridad jurídica, con el que han dañado seriamente nuestra imagen como país. En pocos meses ustedes han cambiado hasta en cuatro o cinco




Página 29


ocasiones de criterio en relación con esta materia; en noviembre de 2010 aprobaron un real decreto, un mes después el real decreto del 23 de diciembre y después, en la Ley de Economía Sostenible —en el Congreso de los Diputados y en el Senado— aprobaron una serie de enmiendas. Según nos han informado desde el sector, el pasado mes de marzo, el propio ministro, señor Sebastián, se comprometió a resolver la situación de las familias que se encuentran en condiciones extremas, por lo que llegó a un acuerdo —aquí tengo un papel con unas notas manuscritas del propio señor ministro— según el cual aceptaba cinco de los seis puntos en cuestión y, en el caso del sexto, habría que estudiar las condiciones. El propio señor ministro confirmó estos extremos a través de una carta a la ANPER ratificándose en todo lo acordado. Sin embargo, me han indicado que el Ministerio de Industria ha dicho que no se podrán aplicar porque Economía no le autoriza a hacerlo, solo podrá hacer algo en las instalaciones de menos de 50 kilovatios y no para las de 100 kilovatios. Quisiera saber si esto es cierto porque imagino que en la secretaría de Estado sabrán que muchas familias se encuentran en este momento en una situación muy grave y están pensando en presentar un concurso de acreedores ante la falta de ingresos por el recorte que han sufrido. Soy de Navarra y en esa comunidad autónoma hay muchos pequeños inversores que se encuentran con el agua al cuello como consecuencia de los cambios que ustedes han realizado.

Por otra parte, se han puesto muchas esperanzas en el coche eléctrico y, sin embargo, esta semana hemos sabido que en el primer trimestre de este año, a pesar de las ayudas, solamente se han vendido 200 unidades, cuando la previsión del Gobierno para todo el año 2011 era vender 80 000 unidades. Si esto es así, se ha cumplido el 1% de las previsiones, ¿es cierto? ¿Significa esto que el coche eléctrico no arranca? ¿Cómo valora usted este dato?

A las subvenciones a la explotación de instalaciones de generación en régimen especial se han destinado entre 6000 y 6200 millones de euros al año, mientras que en I+D+i se han invertido 200 millones de euros en 2010.

El señor PRESIDENTE: Le ruego que vaya concluyendo, senador Palacios.

El señor PALACIOS ZUASTI: Sí, señor presidente.

En un momento de tantos cambios tecnológicos, señor secretario de Estado, ¿le parece lógico que en el recibo de la luz esté unido el concepto de coste energético —es decir, la generación, el transporte y la distribución de energía— con la fiscalidad efectiva —las subvenciones y las primas—? ¿No cree que habría que separar ambos conceptos y que pague cada parte el que le corresponda en lugar de hacerlo el usuario?

Le agradeceré que me indique en qué fase se encuentra el proyecto de ley de eficiencia energética y energías renovables, que según la Ley de Economía Sostenible tendrá que presentarse en el Congreso de los Diputados en un plazo de tres meses a contar desde la entrada en vigor de esta. Por otro lado, ya sabemos que su Gobierno se comprometió a presentar antes del 31 de diciembre de 2008 un proyecto de ley sobre ahorro, eficiencia energética y energías renovables, que nunca llegó a presentar.

Señor secretario de Estado, creo que coincidirá conmigo en que la de la energía es una de las reformas que este país ha de acometer con más celeridad, que hay que poner freno a la subida del recibo de la luz y que hay que reducir nuestra dependencia del exterior porque, en un momento en que nuestro crecimiento es cero, cuando estamos hiperendeudados y han comenzado las subidas de los tipos de interés, no podemos seguir por este camino si pretendemos salir de la crisis.

En el mes de junio pasado, en el Pleno de esta Cámara, el señor ministro me dijo que la política energética hay que diseñarla a largo plazo y que requiere el consenso de los partidos con vocación de Gobierno; unas palabras que se quedaron huecas cuando en diciembre se aprobó ese real decreto ley al que ya he hecho alusión sin que el principal partido de la oposición hubiese sido consultado ni informado previamente.

Nosotros creemos que otra política energética es posible y por eso cuando nos encontramos con ese sinfín de frentes abiertos y vivimos una situación muy parecida a la de 1985 pero con un mix energético mucho menos eficiente, entendemos que es preciso que se alcance sin dilación un pacto de Estado que permita recomponer un mix de generación que ofrezca a los ciudadanos y a las empresas españolas una energía barata, segura y competitiva y, por supuesto, respetuosa con los objetivos medioambientales.

Sepa que el Partido Popular, una vez más, le tiende a usted y al Gobierno la mano para ello, al tiempo que le reiteramos nuestros deseos de suerte y de éxito en su gestión porque sus éxitos, como he dicho al comienzo de mi intervención, serán los de todos los españoles.

Muchas gracias.




Página 30


El señor PRESIDENTE: Gracias, senador Palacios.

Para centrarse en la petición de comparecencia relativa al cierre de Santa María de Garoña, tiene la palabra el senador Rico Ruiz, al que le ruego la mayor brevedad posible.

El señor RICO RUIZ: Gracias, señor presidente.

Espero no hacerlo con tanta brevedad como ha resuelto la cuestión el señor secretario de Estado al hablar de los motivos del cierre de Santa María de Garoña.

Quiero expresar nuestro agradecimiento por su presencia y por su intervención, aunque esperaba algo más de usted porque hasta ahora no se nos ha facilitado ninguna justificación de que el señor presidente del Gobierno tuviera razón cuando adoptó el acuerdo del cierre de Garoña.

Para el Partido Popular, y así lo hemos manifestado en diversas ocasiones, ha sido una decisión irresponsable, seguramente irreflexiva y también seguramente personal del presidente del Gobierno, y en un momento como el que estamos viviendo de crisis económica, de crisis social, de crisis de empleo y de crisis energética creo que no está ni mucho menos justificada desde el punto de vista del sentido común.

Usted ha señalado dos consideraciones que, por otro lado, ya las conocíamos porque son las consideraciones décima y undécima de la orden por la cual se decreta el cierre de Garoña. Primera, Garoña es pequeñita y, por tanto, no pasa nada con cerrar en estos momentos Garoña porque aporta el 1,4% de la producción energética nuclear en España. Por tanto, como es pequeña, no pasa nada con cerrarla. Segundo, ¿por qué cuatro años? Cuatro años se supone que es el plazo del desarrollo del plan que ustedes llaman alternativo al cierre de Garoña y que nosotros llamamos complementario a Garoña. Pero en esta política —supongo que usted participa en un gobierno transversal— se requiere también conocer cómo está ese plan de dinamización de Garoña ante el cierre, de cuatro años, que es precisamente lo que marca, según usted, uno de los criterios para cerrar Garoña, mantenerla cuatro años, que son los años de vigencia del plan alternativo a Garoña.

Voy a intentar darle los motivos por los cuales entendemos que Garoña puede continuar más allá de 2009 y más allá de 2013, que es el año del cierre, motivos que ponen en evidencia contradicciones en la política energética del Gobierno Socialista en España que usted también ha reiterado.

En primer lugar, razones de seguridad —mi compañero el señor Palacios lo ha puesto de manifiesto—. Para nosotros el primer punto de referencia en cuanto a las centrales, no solo de Garoña, es la seguridad. Estamos de acuerdo —y en el Congreso también nuestros portavoces lo han manifestado— en que se instalen todos los sistemas de garantía, todos los tests, todos los exámenes, todos los requerimientos europeos, o de donde sea, que avalen que las centrales españolas son seguras. Y hoy Garoña y el resto de centrales son seguras —eso es una evidencia—. Evidentemente habrá que pasar todos los exámenes, como digo, y todos los tests para que el Consejo de Seguridad Nuclear, que es un órgano objetivo, técnico e independiente, valore los criterios de seguridad que deben tener nuestras centrales. Por cierto, que el Gobierno Socialista le ha hecho jugar un papelón al Consejo de Seguridad Nuclear, precisamente a costa de Garoña. Si todos confiamos en el Consejo de Seguridad Nuclear; es más, si, curiosamente, después de decretar el cierre de Garoña, diversos informes, además de diversas manifestaciones del Gobierno, ponen todavía mayor énfasis en el papel del Consejo de Seguridad Nuclear, ¿cómo es posible que ante el informe favorable para que Garoña continúe hasta el año 2019, el Gobierno haya hecho caso omiso a los servicios técnicos de un órgano independiente como es el Consejo de Seguridad Nuclear? Esa no es una razón para decir que el Consejo de Seguridad Nuclear hace el papel que quiere marcar el Gobierno, porque al final el Gobierno toma una decisión totalmente arbitraria, le da lo mismo el informe del Consejo de Seguridad Nuclear, le da lo mismo lo que digan los técnicos, le da exactamente igual, porque usted sabe como yo que el Consejo de Seguridad Nuclear avaló la prórroga de la concesión de Garoña hasta 2019, que era lo pedido por la empresa.

Por tanto, Garoña hoy es fiable, y además sabemos, y usted sabe mejor que nosotros, que no solamente Garoña ha pasado los filtros y los trabajos del Consejo de Seguridad Nuclear. Informes y exámenes de organismos internacionales han señalado que no solamente Garoña es segura, sino que también es fiable, y es fiable, entre otras cosas, por las inversiones que se han hecho en la planta desde su funcionamiento; y supongo que eso también consta en su ministerio.

Otra razón por la que entendemos que debe darse la concesión de la prórroga es la competitividad. Usted ha manifestado que en estos momentos uno de los problemas que tiene España es el déficit energético y el déficit tarifario. Es decir, si hoy estamos diciendo que Garoña produce —y lo ha puesto de manifiesto también mi compañero el señor Palacios— un kilovatio barato, en estos momentos en




Página 31


los que todos tenemos como objetivo para salir de la crisis buscar mayor competitividad de nuestras empresas, y esa mayor competitividad se busca también reduciendo los costes fijos, y uno de ellos son los energéticos, no entendemos cómo es posible que, aunque Garoña sea pequeñita —también tiene una alta competitividad— se valore su cierre. No lo entendemos. Posiblemente tenga una explicación que usted no ha podido o no ha querido en su primera intervención señalar. Usted sabe que Garoña no produce C02 y, por lo tanto, está en los parámetros de cualquier norma para su continuidad, a bajo coste, además.

El cuarto motivo por el que no hay que cerrar Garoña aunque sea pequeñita es porque esa empresa pequeñita genera 1000 puestos de trabajo; 1000 familias en estos momentos mantienen la incertidumbre y la inquietud por el futuro que van a tener más allá de 2013. Y en momentos en que estamos, rozando los 5 millones de desempleados, no es baladí, no es como para hacer bromas injustificadas con 1000 familias y con 1000 puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, de la central. En estos momentos de generación de desempleo, que una acción directa del Gobierno propicie que 1000 familias no sepan qué van a hacer más allá del 2013 es para pensárselo.

A mayor abundamiento, usted sabe que la central, la empresa que gestiona Garoña contribuye a dinamizar tres comarcas muy importantes de la provincia de Burgos: Las Meridandes, Miranda y La Bureba, y hace aportaciones no solo a través de los impuestos que debe pagar por tener la planta allí, sino que facilita la colaboración en el ámbito social, en el ámbito educativo y en el ámbito deportivo.

Otro motivo es que se produce una contradicción, y no hay que hacer excepciones. Curiosamente, en el informe que aprueba el Consejo de Ministros el 23 de diciembre de 2009, el Gobierno no dice que va a cerrar paulatinamente centrales nucleares, dice que va a cerrar Garoña, pero que las demás se pueden ajustar al procedimiento extraordinario más allá de la vida de los 40 años de diseño. Eso lo dice el Gobierno pero excluyendo a Garoña. ¿Por qué Garoña no? ¿Por qué Garoña no se puede acoger al procedimiento extraordinario? ¿Por qué se cierra esa puerta? ¿Por qué el resto de centrales nucleares, cuando lleguen a los 40 años, sí pueden acogerse a ese procedimiento extraordinario y Garoña no? Se supone que estarán en las mismas circunstancias, pero no, se hace esa previsión de futuro. El resto de las centrales, cuando lleguen a los 40 años, pueden ajustarse al procedimiento extraordinario y ampliar la prórroga, pero Garoña no. Eso es una exclusión predeterminada, confundiendo lo que es la vida de diseño, que evidentemente son 40 años, y la vida útil. ¿Quién fija la vida útil? Se supone que organismos con rigor técnico, como el Consejo de Seguridad Nuclear, no el Gobierno que puede decir que son tres o cuatro años más de vida útil. Se supone que no es un criterio político, sino un criterio guiado por los técnicos.

Existen otras tres razones, que voy a exponer muy brevemente, y con ellas cierro mi intervención. La primera, que esta decisión va a generar más paro, eso es evidente. La segunda —y aquí me aplico la transversalidad del cierre de Garoña—, que el Plan Garoña está muerto, no existe. En él —aunque no sea de su ministerio— se establecía la Autopista Dos Mares, que está empantanada; el desdoblamiento de la N-1, Burgos-Miranda, que está totalmente bloqueada, es más se anuló la convocatoria del diseño del desdoblamiento; un parador nacional que su ministro no sabe, no contesta dónde se va a ubicar pasado un año y un cuatrimestre desde la orden de cierre; y un montón de carreteras comarcales. Es decir, el Plan Garoña no vive. Y a mayor abundamiento en el Plan Reindus, que sí depende de su ministerio, una promesa de 25 millones de euros al año, se ha quedado en este año 2011 en 20 millones; es decir, han reducido 5 millones su compromiso de 25 millones al año. Por tanto, no hay alternativa, y si eso es así, tendremos que recobrar la primera premisa, que es mantener Garoña. Si no hay alternativa a dinamizar la zona, tendremos que buscar que la primera premisa siga vigente, que es mantener Garoña. Y la tercera, que un refutado e importante profesional, como es usted, firmó que esta broma —entre comillas— nos va a costar 951 millones de euros a los españoles como indemnización a la empresa.

Si todo esto no justifica que Garoña siga hasta 2019 con seguridad de la planta no sé en qué sentido común tenemos que apoyarnos para que España salga de la crisis. Evidentemente, en el que está demostrando el Gobierno socialista, no.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Gracias, senador Rico.

Por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, tiene la palabra el senador Alturo.




Página 32


El señor ALTURO LLOAN: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, en primer lugar, en nombre de mi grupo parlamentario, Convergència i Unió, quiero darle la bienvenida a esta comisión, señor secretario de Estado, agradecerle su exposición y desearle mucha suerte al abordar la problemática energética, ya que sin duda es una de las reformas estructurales pendientes, quizá la más importante, y de ella depende en gran parte el crecimiento económico y la competitividad de nuestro tejido productivo y, en definitiva, en función de ello saldremos mejor o peor de la crisis. Por tanto, mi grupo considera básico y fundamental abordar estas cuestiones.

Voy a basar mi intervención en cuatro aspectos y voy a intentar hacerlo de forma ordenada. Un aspecto sería el mix energético; otro, la gran dependencia que tenemos del exterior; Otro, el déficit tarifario, y, por último, el informe de la subcomisión de la Energía del Congreso de los Diputados y algunas de las exigencias que plantea al Gobierno, que viene a ser una especie de hoja de ruta para que podamos conocer cuál es su posición en algunos aspectos.

Empecemos por el mix energético. A finales de la pasada legislatura mi grupo parlamentario presentó una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados, como he comentado aquí en reiteradas ocasiones, y ante el ministro, que fue aprobada por todos los grupos, por la cual se tenía que presentar un informe de prospectiva energética con vistas a 2020. Pues bien, queda menos de un año para acabar la legislatura, este informe no se ha elaborado y el ministro en reiteradas respuestas ha dicho: ahora falta esto, ahora el coche eléctrico, etcétera. Creo que esto es básico para definir cuál ha de ser el mix energético.

Desde este punto de vista, consideramos que no existe una política energética definida y que siempre se han abordado los temas energéticos de forma parcial y no global. Cuando ha tocado hemos hablado de energías nucleares, por ejemplo, de Garoña, en otras ocasiones hemos hablado de las fotovoltaicas, y en otras, de las gasistas, etcétera. Pero, repito, esta cuestión no se ha tratado de forma global, y en mi opinión, hay que abordarlo.

Algunos de los portavoces que me han precedido en el uso de la palabra han hecho referencia a que tenemos a los distintos sectores, no sé si decir enfadados pero como mínimo desorientados: las fotovoltaicas, la inseguridad jurídica —no sé qué opinará usted a este respecto—, las energías nucleares, el gas, etcétera. Por tanto, repito, creo que es básico que se defina de una vez por todas el mix energético para ofrecer una cierta seguridad y estabilidad a las distintas partes que han de producir esta energía.

La política europea común de la energía se basa en la Estrategia 2020. Se ha hecho referencia a la reducción del 20% de las emisiones; a la introducción de las energías renovables en un 20% del consumo final, y a lograr una eficiencia energética del 20%.Hemos de tener en cuenta todas estas cuestiones para que todo lo que hagamos sea conforme a los objetivos europeos, y todo ello mediante tres pilares básicos, que son la seguridad en el suministro, la competitividad y la sostenibilidad medioambiental. Estos son los tres pilares que tiene que aguantar toda la estructura energética de política europea, y no sé si estos tres pilares los tenemos bien.

Por ejemplo, si hablamos de competitividad da la sensación de que en nuestro país la demanda de la energía eléctrica tiende a aumentar, seguramente porque la producción va aumentando también, lo cual sería un buen síntoma si se constatase. Y justamente por ello cabe preguntarse si el precio de la energía eléctrica es competitivo, si el precio de nuestra energía es el adecuado para las empresas, para las pequeñas y medianas empresas, para el consumo doméstico, del que después hablaremos, etcétera. Las empresas principales de consumo de energía eléctrica afirman que no somos competitivos por el precio, y estamos hablando de empresas internacionalizadas, de empresas que están operando en distintos países de la Unión Europea, de América, de Centroamérica, etcétera. Dicen que las empresas de aquí no son competitivas por el precio de la energía eléctrica. En este sentido, hay que hacer esfuerzos para conseguir que nuestras empresas sean competitivas desde el punto de vista del precio que deben pagar por la energía.

Como se ha comentado, tenemos una gran dependencia del exterior; importamos más del 80% de la energía total consumida. Usted se ha referido a esto, pero me gustaría que profundizara en esta cuestión. Es decir, ¿qué medidas piensa adoptar el Gobierno de forma inmediata para reducir esta fuerte dependencia? Porque no hace falta comentar que las medidas que ahora se toman tardan años en surtir efecto, y, en mi opinión, han pasado muchos años sin que se adoptaran las medidas adecuadas. Por ello es importante que su departamento adopte medidas urgentes para paliar esta gran dependencia con el exterior.




Página 33


El déficit tarifario, del que también se ha hablado aquí, es un gran problema que llevamos arrastrando desde hace mucho tiempo. No sé cuánto tiempo prevé usted que será necesario para que dejemos de hablar de este asunto por haberlo solucionado.

Y, si me permite, le voy a comentar lo que dice el informe de la subcomisión del Congreso de los Diputados en relación con el déficit de tarifa. Dice lo siguiente: deben arbitrarse medidas con carácter urgente para solucionar el problema del déficit de tarifa. Esto está publicado en diciembre, por tanto, se reconoce que hay un problema grave y que se debe abordar.

Usted ha hablado de la titulación de la deuda pero no sé si será suficiente para que dentro de un tiempo dejemos de hablar de esta cuestión y que ya no exista este problema. Me gustaría que nos diera su opinión al respecto.

El Gobierno tiene que cumplir una serie de compromisos, algunos—se lo decía al inicio de la intervención— están planteados en el resumen de las conclusiones del documento del Congreso, y uno de ellos —también se ha comentado aquí— es que el Gobierno debe presentarnos, en un plazo lo más breve posible, una serie de actuaciones y de compromisos. Ha hecho referencia a uno de ellos, que es un proyecto de ley relativo a las energías alternativas y a la eficiencia energética; con este proyecto de ley ya llevamos dos años de retraso, porque se anunció para 2008 y estamos en 2011; es evidente que todas estas medidas repercuten sobre lo que estamos hablando en general, es decir, sobre la competitividad, sobre el precio, sobre la dependencia. En definitiva, usted ha hecho referencia a él, pero no ha puesto una fecha, y tiene un compromiso para presentarlo.

También ha hablado del informe sobre la evaluación conjunta del cumplimiento del plan de acción 2008-2012.

El señor PRESIDENTE: Senador Alturo, tiene que concluir.

El señor ALTURO LLOAN: Voy terminando.

En líneas generales, tendría que presentar el plan de actuación o de acción 2012-2020, que también creemos que es importante; por lo tanto, le agradecería que si pudiera nos concretara cuándo tiene previsto que esto realmente se produzca.

En relación con la subida del precio de la luz, porque es un tema muy importante, recientemente el ministro dijo que un incremento del 9,8% de media es irrepetible e implanteable, con lo cual desde el Ejecutivo esperamos que no haya que hacer subidas, etcétera. ¿Qué opina de esto? ¿Cómo piensa que va a evolucionar el precio en este sentido en los próximos meses?

Termino ya, señor presidente. Nos gustaría que tuviera en cuenta a la Comisión de Industria del Senado para todas las cuestiones energéticas, para consultas y para analizar los estudios; no solo para venir a darnos explicaciones, sino para pedirnos las opiniones correspondientes.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Alturo.

Me van a permitir que antes de pasar al turno de portavoces, hagamos una breve pausa no superior a tres minutos. (Pausa.)

Señorías, les voy a plantear dos cuestiones: La senadora Sanín, como ustedes saben, tiene que desplazarse a Ceuta y solo dispone de un helicóptero, por lo tanto nos pide que en el turno de preguntas pongamos la suya la primera; la senadora Xamena y el senador Sampol están en una circunstancia idéntica. La senadora Durán hoy tiene que asistir a la presentación de su candidatura; por lo tanto, si no tienen inconveniente, en el turno de portavoces le daremos primero la palabra. (Asentimiento.)

Senadora Durán, tiene la palabra.

Le recuerdo que el turno de portavoces, por acuerdo de Mesa y Portavoces, siempre es de cinco minutos.

La señora DURÁN FRAGUAS: Gracias, señor presidente.

Gracias, señores portavoces

Me ajustaré perfectamente al tiempo, ¡no faltaba más!

La verdad es que han coincidido una gran cantidad de circunstancias, incluido, señor presidente, que la senadora del Partido Nacionalista está ahora mismo en la Comisión de Ciencia e Innovación y que estamos casi en un momento electoral en el que se juntan muchos actos. Gracias de nuevo.




Página 34


En primer lugar, en nombre del Grupo Socialista y en el mío propio, quiero dar la bienvenida al señor secretario de Estado de Energía en esta su primera comparecencia en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Senado, a la par que quiero desearle que tenga los mayores aciertos, así como agradecerle todo lo que nos ha trasladado. Estamos seguros de que va a hacer una magnífica labor. Bienvenido a esta Casa.

La Secretaría de Estado que usted dirige tiene objetivos claros: impulsar una política energética sostenible, con un marco regulatorio estable. Por cierto, un marco regulatorio que, en un departamento como el que usted dirige, exige adaptarse a muchas circunstancias, y circunstancias que son cambiantes; por tanto, un marco regulatorio que tiene que prever determinados procedimientos que van unos por la vía de ley y otros que tienen que aprobarse necesariamente por real decreto o por otras fórmulas más operativas. En todos los casos se hace teniendo en cuenta el propio sector y que el consenso se dé.

Un marco que mejore la competitividad de la economía española, para ello es imprescindible incrementar la transparencia y la eficiencia del funcionamiento de los mercados. También lo es, aunque en otros momentos otros gobiernos no hayan querido tomar esa decisión, que las tarifas y los peajes reflejen los costes reales del sistema. Esa es una decisión coherente que yo creo que había que tomar y que este Gobierno y su departamento han tomado.

También tiene que garantizar la seguridad de suministros, como ya nos ha explicado, y la diversificación de las fuentes e impulsar, aunque no hemos hablado de ello, el desarrollo las infraestructuras y de interconexiones especialmente con Francia. Además, tiene que cumplir los compromisos medioambientales, y para ello juega un papel fundamental tanto el fomento de las fuentes de energía renovable como el impulso de las políticas activas de ahorro y eficiencia energética.

Yo creo, señor secretario de Estado, que su departamento, el ministerio y el Gobierno de España han tenido coherencia en muchas cosas; en primer lugar, coherencia al plantearse el futuro de la energía nuclear, coherencia con lo que era nuestro propio programa y con lo que siempre hemos mantenido y, en segundo lugar, coherencia para atajar el déficit. En el asunto de la energía nuclear me gustaría destacar la coherencia a todos los niveles porque, precisamente hoy, hemos conocido, a través de Patxi López, la disposición del Partido Socialista a sentarse con el Partido Popular, en este caso de Castilla y León, para ver cómo se aborda el futuro de un problema común que hoy se trata en alguna parte de esta comparecencia.

Y hablando de coherencia para atajar el déficit, me gustaría hacer una referencia al Real Decreto 14/2010, que surge de la necesidad de aprobar de manera urgente nuevas medidas encaminadas, por un lado, a ahorrar los costes y, por otro, a generar nuevos ingresos que eviten la desestabilización de nuestro sistema eléctrico y las subidas desmesuradas de la propia tarifa. Son una serie de medidas que entonces quedaron tapadas por el asunto de la regulación del sector fotovoltaico, pero que tenían cosas muy interesantes. Permiten un reparto equilibrado de las contribuciones de los consumidores y de los propios agentes del sistema, limitando las subidas de la luz al reducir los costes en casi 4600 millones de euros en los próximos 3 años. Así, se establecía un peaje a la generación de medio euro por megavatio hora, que pagarán tanto los generadores de régimen ordinario como los de régimen especial, 150 millones de euros al año. La transferencia a las empresas eléctricas del coste de las medidas de ahorro y eficiencia energética hasta el año 2013. Hasta ahora iban a tarifa, y eso supone un ahorro importante de 670 millones. Y además —nadie lo dice, pero creo que es una medida importante porque favorece a los más vulnerables—, se amplía el bono social para nada menos que 5 millones de hogares hasta finales del 2013. Esa ampliación también la van a financiar las empresas de régimen ordinario. Son números interesantes.

La política de su departamento, señor secretario, ha apostado firmemente por las energías renovables. Usted nos decía que en el balance energético de 2010 se habla de un incremento de más de un 22%. Eso es lo que hay y son datos constatables. Es constatable que hay alrededor de un tercio —usted nos decía el tanto por ciento— de posibilidad de generación eléctrica con estas fuentes, como lo es que si en el período 2000-2004 se instalaron 1316 megavatios, en el período 2004-2008 fueron 2586, que es prácticamente el doble. Y en esta legislatura ya nos ha dado usted datos de cómo va aumentando. Y todo ello a pesar de la caída de la demanda y ejerciendo un Gobierno responsable en el tratamiento de las primas.

Señor secretario, no nos ha hablado usted de ello, pero, a lo mejor, ya que nos habló del cierre del Plan de Energías Renovables 2005-2010, puede abundar un poco más en las expectativas de futuro, lo más interesante que quiera reseñar. También quiero hacer una reflexión que creo que todos compartimos.




Página 35


Lo decía el senador Palacios, la energía más barata y la más limpia es la que no se consume. En este país hicimos hace muchos años una campaña sobre cómo ahorrar el agua. Nos parecía interesante y al final caló. Todo el mundo acabó teniendo claro que no hacía falta tener los grifos abiertos todo el tiempo y el agua era un bien que había que proteger. Pues bien, su departamento ha trabajado incansablemente en todas aquellas medidas encaminadas a propiciar el ahorro y la eficiencia energética. Usted nos hablaba ahora mismo de un plan de intensificación de medidas de ahorro y eficiencia energética. Y supongo que hay líneas de actuación futuras especialmente interesantes que, si lo tiene a bien, nos podría comentar.

Por último, en su exposición ha hablado ampliamente de la situación internacional al hilo de los acontecimientos tanto del norte de África como de Japón a consecuencia de un terremoto y un tsunami. Señor secretario de Estado, en este momento la ciudadanía está preocupada por la energía nuclear porque lo que ha pasado allí parece que ha sido un revulsivo para plantearse determinadas cosas. Coincide, además, con la entrada en esta casa del proyecto de ley sobre responsabilidad civil por daños nucleares o producidos por materiales radiactivos, que hemos dictaminado esta mañana e irá al Pleno la semana que viene. Por tanto, todo ello hace que haya una especial percepción sobre este tema y me gustaría que, en la medida de lo posible, se extendiera un poco más, aunque ya lo ha hecho, en un asunto que creo de interés, que es el de la seguridad de nuestras centrales nucleares. Transmitir todo lo que se va a hacer desde su departamento sobre este aspecto es muy interesante para nosotros.

Nada más, solo me queda darle de nuevo las gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, senadora Durán.

Por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el senador Sampol.

El señor SAMPOL I MAS: Muchas gracias, señor presidente.

Muchas gracias por sus explicaciones, señor Hernández. Yo voy a empezar por el final de su intervención para plantearle algunas incógnitas que tengo sobre el sistema tarifario y el déficit de tarifa. Esta mañana he consultado la página web de OMEL, el sistema de subasta diaria, y hace unas horas el precio medio aritmético de la energía negociada era de 49,78 euros el megavatio hora. Pues bien, según el Foro de la Energía Nuclear, en el año 2008 el coste de generación de energía de fuentes nucleares era de 12,9 euros megavatio hora neto, de los cuales 9,5 eran gastos de operación y mantenimiento y 3,4 de combustible. Admitamos que si el combustible ha aumentado y 2 o 3 años más tarde se han incrementado en algunos euros, 3, 4 o 5 euros más, los gastos de generación, el coste del megavatio hora podría ser de 15 o 16 euros, incluso 20 euros; pues bien, las nucleares están cobrando hoy a 49,78 euros el megavatio hora. La mayoría de las centrales tiene más de 25 años, cuando el período de amortización se prevé de 12 años. Por tanto, centrales absolutamente amortizadas están ganando más de 30 euros megavatio hora.

¿Y qué decir de las centrales hidroeléctricas? Muchas de ellas tienen más de 50 años. Recuerdo que de niño veíamos en el NO-DO cómo el General inauguraba estas centrales hidroeléctricas. El combustible o la materia prima es agua y centrales amortizadas están cobrando el megavatio hora a 49,78 euros. Por tanto, me sorprende mucho que exista un déficit de tarifa con los márgenes que tienen estas grandes centrales. Por no hablar de la tarifa del último recurso. Es curioso que en los días previos a la última subasta —se habrá producido otra, pero yo tengo datos de la subasta del 14 de diciembre—, es decir, los días 10, 11 y 12 de diciembre, el megavatio hora estaba a 46 euros. Curiosamente el día de la subasta estaba a 51 euros, casi un 12% más caro. Esta práctica, por cierto, está denunciada por la Comisión Nacional de la Energía.

Mi conclusión es que aquí hay unos márgenes extraordinarios. Es decir, que en el año 2010, de hecho, a pesar del estancamiento del consumo, hubo un incremento de beneficios de las eléctricas del 10%. Las grandes centrales eléctricas tienen unos beneficios declarados en el año 2010 de cerca de 9000 millones de euros. Estamos hablando de un billón y medio de pesetas. Entonces, ¿dónde está el déficit de tarifa? Ahora aquí se ha culpado a las energías renovables del déficit de tarifa, pero curiosamente se arrastra este déficit de tarifa desde mucho antes del año 2008, que fue cuando hubo la explosión de energía fotovoltaica, fruto del real decreto del Ministerio de Industria, en el periodo del ministro Clos. Al respecto usted sabe que en el Senado se aprobó una enmienda que derogaba el real decreto. Fruto de esto se abrió una negociación entre asociaciones de productores de energía fotovoltaica y los grupos parlamentarios en el Congreso. Y me consta que se llegó a un acuerdo con las asociaciones del sector que hacían más proporcionadas las medidas de esfuerzo ofrecidas al sector fotovoltaico, pasándose de un recorte de 2200 millones de euros en tres años a uno de 1000 millones de euros. Pero parece ser que por parte del




Página 36


ministerio se ha incumplido este acuerdo. ¿Me puede decir en qué situación está esto y por qué no se ha cumplido este acuerdo? Pues, como digo, me consta que el sector fotovoltaico propuso medidas que no suponían derivar el sobrecoste a la tarifa ni al déficit. ¿Por qué razón no se ha llegado a un acuerdo?

Yo soy senador de designación autonómica por las Illes Balears, y precisamente anteayer tuve ocasión de preguntarle al ministro Sebastián por qué en Baleares no disponemos de una cuota de renovables bonificadas tal y como tiene Canarias, a lo que el ministro me respondió que no somos un sistema aislado como Canarias. Pues bien, lo cierto es que esta pregunta venía motivada porque el ministerio ha denegado 44 proyectos de energía fotovoltaica en las islas Baleares, 44 proyectos que suponían 22 megavatios. En Canarias hay una cuota de renovables bonificadas de 600 megavatios anuales. Nosotros en Baleares con 50 megavatios anuales, ya podríamos impulsar renovables, ya que por ser islas no hemos podido instalar estos grandes huertos solares de hasta 50 megavatios. Hay un decreto del Gobierno balear que lo reduce a un máximo de tres megavatios. No podemos instalar estos grandes molinos por el impacto paisajístico que tienen, pero sí podríamos poner pequeñas instalaciones. En este sentido le insto a que en el futuro decreto de pequeña potencia que ha anunciado, o en el plan de renovables, nos asignen una pequeña cuota. Con 100 megavatios anuales ya no estaríamos en el cupo estatal, en esos grandes proyectos que se han impulsado en los Monegros o en las dos Castillas, donde existen esos páramos que impiden que podamos hacer pequeños proyectos. Le ruego tome nota de ello y muestre sensibilidad por este tema porque, aparte de la cuestión económica, está también el tema medioambiental básico en unos territorios insulares que, además, viven del turismo. Imaginen ustedes que en la prensa amarilla de los países emisores se diga, y con razón, que el territorio de Baleares es donde se dan las máximas emisiones de CO2 por producción de energía eléctrica de todo el Estado. Pues esto hay que evitarlo.

Y termino telegráficamente, señor secretario de Estado, haciendo una breve referencia a la energía nuclear, porque yo soy antinuclear, y no porque tenga nada en contra de la energía atómica, más allá del problema de seguridad que existe. El que un pequeño error humano o un fatal accidente desencadena un proceso incontrolable por el ser humano nos sitúa ante un riesgo inasumible, y mientras no consigamos que sean inertes unos residuos que permanecen activos durante miles de años, tendremos un grave problema.

En este sentido, y con lo que está cayendo, lo que hoy he oído decir en esta comisión en boca de los portavoces del Grupo Parlamentario Popular debería salir en la portada de todos los periódicos y ser primera noticia en todos los telediarios. Porque el Partido Popular nos propuso en precampaña, por boca de los señores Aznar y Rajoy, abrir el debate nuclear, pero este no era sobre si se prolongaba la vida de las centrales existentes sino sobre dónde se construirían las nuevas, debate que ha desaparecido por arte de magia.

Señorías, con lo que ha ocurrido en Japón, transcurridos 25 años de los sucesos de Chernobil, cuando todavía estamos padeciendo sus secuelas, no entiendo cómo se reivindica la energía nuclear, teniendo en cuenta, además, lo que he dicho al comienzo de mi intervención, y es que la producción de esta energía es barata; pero si nos la cobran al mismo precio que el resto de las energías, ¿qué utilidad tiene desde el punto de vista del coste económico?

Muchas gracias, señor secretario de Estado.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Sampol.

¿Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió? (Denegación.)

Por el Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés tiene la palabra el senador Esquerda.

El señor ESQUERDA SEGUÉS: Muchas gracias, señor presidente.

Don Fabricio Hernádez Pampaloni, sea usted bienvenido a esta comisión. Desde el Grupo Parlamentario de Entesa Catalana de Progrés y desde la Esquerra Republicana de Catalunya le deseamos el mayor número de éxitos posible.

Estoy de acuerdo con usted en que los últimos acontecimientos sucedidos en el norte de África y en Japón van a cambiar, evidentemente, algunos parámetros de la política energética de nuestro país y de muchos otros países. En este sentido las medidas que usted nos ha propuesto me parecen correctas. Sin embargo, creo que hay algunas otras cuestiones que usted no ha planteado, y yo voy a hablar fundamentalmente de ellas. Así, y a pesar del déficit energético y de las importaciones de crudo que estamos haciendo, no nos ha hablado del impulso de las prospecciones que se han llevado a cabo durante los últimos años y de los planes a este respecto que su ministerio sigue teniendo. Y en este sentido va la nueva previsión de lo que hay en Burgos, que parece ser que en 2 o 3 años vamos a pasar




Página 37


de 200 ó 300 barriles a los 10 000 barriles diarios; en Tarragona se está hablando también para las nuevas prospecciones que tienen éxito de 5000 o 6000 barriles más por día; estamos hablando también de la costa valenciana y de una gran bolsa que puede haber entre Lanzarote y el Sáhara de unos 100 000 ó 150 000 barriles diarios.

Evidentemente todo esto conlleva algunos problemas ecológicos importantes y concretamente en Canarias supone, al parecer, un problema con Marruecos, pues estas bolsas están a unos 60 kilómetros de la costa, lo que plantea un problema de competencias sobre si son 12 ó 200 las millas que se tienen que aplicar a Canarias. Parece ser que estamos más cerca de las 12 que de las 200 millas, y quisiera que me dijera usted cómo está este tema porque, según tengo entendido, los marroquíes ya han empezado a hacer trabajos en la misma bolsa, pero en otro sito más cercano a su costa, y me gustaría saber si hay alguna posibilidad de acuerdo a este respecto.

Por otra parte, y aquí cambio de tema, quisiera saber qué avances hay en cuanto al almacenamiento de la energía. Yo soy de Lleida, donde tenemos el Pirineo con un montón de centrales, y muy pocas de ellas tienen la posibilidad de bombear otra vez el agua hacia arriba para almacenar. Sería fabuloso que pudiéramos hacer un almacenamiento energético, pues con ello se acabarían un montón de problemas, pero eso no es factible de momento, aunque se está investigando. Pero hay un sistema muy fácil que consiste en bombear el agua en horas valle con una electricidad sobrante, y quisiera saber si tienen previsto ustedes transformar algunas de las centrales para que esto sea posible.

Concretamente en Lleida —imagino que en otras zonas pasará lo mismo—, donde las concesiones actuales que tienen las hidroeléctricas, que consumen el metro cúbico de agua a precio prácticamente cero —igual que lo que nos cuesta en nuestras casas sin que saquemos rentabilidad ni negocio—, ¿tiene previsto el ministerio cómo se va a hacer? ¿Han hablado con las confederaciones a tal fin? ¿Están cerca de alcanzar un trato similar al que hay o creen que se les puede dar a las centrales hidroeléctricas un costo para que paguen un precio por el agua?

Vamos a hablar de las nucleares. Usted ha hablado de la seguridad, y la pregunta es: ¿no era segura Fukushima? Segurísima. Nadie podía prever lo que ha ocurrido. Pero ahora que se ha demostrado que Fukushima no era segura por el doble accidente que ha habido, resulta que tenemos que revisarlas todas. Me parece muy bien, yo lo aplaudo y creo que es necesario. Sin embargo, el peligro o la posible falta de seguridad no solo está en la propia central, sino también en otros aspectos: por ejemplo, en los residuos. ¿Qué hacemos con los residuos? Mire, yo empecé a hablar con Enresa hace unos siete años, nada más llegar aquí, y me dijeron que esto de los residuos tenía que arreglarse de una manera muy fácil porque la transposición de los elementos era algo que se estaba investigando desde hacía mucho y que, por lo tanto, ya estaba llegando. Por tanto, le pregunto cómo está este asunto y si realmente estamos llegando o no, pues se ha utilizado como recurso para convencer a la gente de que no va a pasar nada y que en sesenta o setenta años, o en cien, va a haber almacenes temporales. ¿Y qué va a pasar con estos almacenes temporales? ¿Se van a poner en un solo ayuntamiento o se va a tener en cuenta, por ejemplo, lo que dice el Parlament de Cataluña? Porque este último ya ha dicho que no tres o cuatro veces.

Por otra parte, en los ámbitos de influencia de las centrales tiene que haber unos planes de evacuación, que están escritos pero no se controla cómo están funcionando, no se hacen prácticas de simulaciones con personas —que yo sepa, por ejemplo, en Ascó y Vandellós no se ha hecho nunca—. Y el otro día se le hizo una pregunta al ministro de Interior referida a la seguridad y se fue por los cerros de Úbeda y dijo que se van a hacer unos test a todas las centrales nucleares, pero no se preguntaba esto, sino otra cosa, y él lo sabía.

Otra cuestión respecto a las nucleares. Tenemos Vandellós, cerca de Ascó y junto a Vandellós II, que sufrió unos accidentes y que aún falta por desmantelar. ¿Qué planes tienen? ¿En cuántos años se va a hacer, cómo se va a hacer y cuánto va a costar?

Usted nos ha dicho que el 20% de la energía procede de la nuclear. Perfecto. También ha dicho —he venido a entender— que no podemos apagar las nucleares porque nos faltaría ese 20%. ¿Esto es así o no? Porque tenemos encendidas las nucleares durante las 24 horas del día todos los días del año, menos cuando tienen que hacer recargas o cosas similares, sin embargo, las otras centrales las vamos apagando. Las nucleares no podemos apagarlas. Si apagáramos todas las nucleares, ¿cuánta electricidad, cuánta energía nos faltaría? Esto es lo que me gustaría saber porque no consigo que me lo diga nadie y quisiera conocer los parámetros en los que nos movemos.

Por último, dos cuestiones más. Una es sobre el almacenamiento de CO2. En toda Europa se están llevando a cabo diversas actuaciones y me gustaría saber si hay avances en ese sentido. La segunda es




Página 38


una cuestión de minas puramente —a usted también le toca lo de las minas—. En los últimos años —y ya llevan unos cuantos— las explotaciones mineras de cobre han sufrido el cierre de casi todas las minas del país, pero hoy en día son rentables. Se pondrán o no en marcha —alguna se ha puesto—, pero son rentables debido a los precios. ¿Ocurre lo mismo o algo similar con otros productos mineros?

Nada más y muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, senador Esquerda.

Por el Grupo Parlamentario Popular, el senador Palacios tiene la palabra en el turno de portavoces.

El señor PALACIOS ZUASTI: En el turno de portavoces solamente quería responder a alguna cosa que se nos ha dicho por ahí con relación a la energía nuclear.

Lo que nosotros decimos es que en estos momentos sería impensable que en el mix energético español renunciásemos a la energía nuclear, porque el secretario de Estado nos ha dicho que el año pasado el 20% de la energía que consumimos fue de origen nuclear.

El hecho es que en la actualidad existen en el mundo 443 reactores en 30 países, que el 17% del consumo mundial de energía procede de las nucleares, que en Europa es el 38%, y no solo eso, sino que, en Francia, por ejemplo, es el 75% y en Estados Unidos el 20%. Y ya que hablamos de Francia, podría pasar que en España cerrásemos las ocho centrales que tenemos y que tuviéramos que importar energía de Francia.

Como ya he dicho antes, soy senador por Navarra. Vivo en Pamplona, que está a 125 kilómetros de Garoña, pero estamos a 270 kilómetros de la de Blayais, a 60 kilómetros de Burdeos. El hecho es que en Pamplona durante doscientos días al año tenemos vientos norte o noroeste y, por lo tanto, si ocurriese algo en las centrales francesas, nos veríamos seriamente afectados.

Entendemos que tienen que pasar todavía muchos años hasta que las renovables puedan sustituir a la energía procedente de los productos fósiles y a la nuclear, y que, en este momento, en el que existe un plan en el mundo para construir nuevas centrales nucleares — por ejemplo, en China se están construyendo 27 y en Rusia se están construyendo 10—, tenemos que replantearnos seriamente esta cuestión, pero lo que no podemos hacer es que desaparezca la energía nuclear por cuestiones ideológicas y no solo mantener las que ya tenemos, sino tener un debate serio y riguroso basado en datos de los técnicos, no descartando a priori esta fuente de energía, porque si en todo el mundo se renunciase a la energía nuclear, a corto plazo tendría que ser sustituida por el petróleo, por el carbón y por el gas, y, después, a medio o largo plazo, por las renovables, y eso iba a tener una repercusión inmediata, que sería una elevación muy grande y muy fuerte del precio mundial del petróleo, que creo que no podríamos asumir.

El secretario de Estado ha dicho que la primera premisa tiene que ser la de la seguridad. Por supuesto. No vale con que las centrales nucleares saquen un nueve y medio, sino que tienen que sacar de nota un diez. Por tanto, en todo lo que sea seguridad hay que hacer todos los esfuerzos, y respecto a lo que está sucediendo en Japón, hay que analizarlo sosegadamente, y sobre la base de lo que de allí se pueda aprender, habrá que adoptar muchas más medidas —esos test de estrés de los que nos hablaba el secretario de Estado—, así como todas las cautelas que sean precisas. Ahora bien lo que no se puede hacer es extrapolar lo que está sucediendo en Japón, que tiene unas determinadas condiciones sísmicas, con un terremoto de escala 9, con un tsunami, con un maremoto, a las centrales que tenemos aquí, porque es impensable que puedan suceder.

Por lo tanto, nuestro grupo cree que la energía nuclear hay que verla como lo que es, porque el problema que tiene es su calificativo de nuclear, con origen en la segunda guerra mundial. Hay que hacer un análisis serio y sosegado y en ese debate al que antes nos hemos ofrecido desde el Grupo Parlamentario Popular no podemos descartar desde el minuto cero todo lo que sea energía nuclear.

Nada más y muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, senador Palacios.

Para responder a las distintas intervenciones, tiene la palabra el señor secretario de Estado. Ahora sí me atrevo a rogarle brevedad, señor secretario de Estado, aunque sé que es mucho lo planteado.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA (Hernández Pampaloni): Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, voy a intentar dar respuesta a todas las preguntas que han formulado ustedes por orden, aunque algunas se han duplicado.




Página 39


El senador Palacios ha preguntado si se mantenía y se garantizaba el modelo de reducción de déficit tarifario y si se iban a cumplir los objetivos del 2013, y la respuesta es que sí, absolutamente. El compromiso es cumplir con la reducción del déficit, por eso todas las actuaciones que estamos llevando a cabo van a tener como prioridad ese objetivo.

Ha preguntado también —y algún que otro senador— sobre el tema fotovoltaico. Ha alegado usted que había un acuerdo del señor ministro con la industria fotovoltaica y que se había incumplido, o por lo menos alguien lo ha dicho. He de decir que no se puede incumplir un acuerdo que no existe. Lo que siempre se ha dicho desde el Gobierno y el ministerio ha sido que teníamos una preocupación por el impacto y, por ello, hemos sido receptivos con los propietarios de instalaciones fotovoltaicas de pequeño tamaño, por el efecto financiero que supone la transición del modelo anterior al nuevo o a las nuevas circunstancias derivadas del Real Decreto-ley 14/2010. El énfasis siempre se ha puesto sobre los pequeños productores. Evidentemente, el sector fotovoltaico puede querer un acuerdo sobre todo el sector, pero esto nunca ha sido lo que se ha dicho y nunca ha sido lo que se ha buscado desde el ministerio, siempre se ha pensado en el impacto sobre los pequeños consumidores. Quiero decirles en ese sentido que seguimos hablando con los consumidores fotovoltaicos y los productores fotovoltaicos de pequeño tamaño para intentar buscar algún paliativo que pueda facilitarles esa transición, entendiendo que en ningún caso el nuevo marco inhabilita la rentabilidad de las centrales que siguen siéndolo. Estamos hablando simplemente de un problema de transición, de un problema financiero, y precisamente por ello —y ha mencionado el senador Palacios al Ministerio de Economía y Hacienda—, el Ministerio de Economía y Hacienda sí tiene algo que decir puesto que una de las peticiones por parte del sector, y se está valorando, es el acceso a determinados préstamos del ICO, que, como usted sabe, depende del Ministerio de Economía y Hacienda. Por tanto, evidentemente tiene algo que decir.

Por lo que respecta al coche eléctrico, que es otra pregunta que me ha formulado usted, sí le puedo decir que considero un éxito el Programa Movele que lleva el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía. Son 1530 los vehículos eléctricos ya subvencionados, 546 puntos de recarga ya instalados y próximamente saldrán las ayudas por parte de la Secretaría General de Industria para la adquisición de vehículos eléctricos. Evidentemente, estamos en un momento inicial de la introducción del vehículo eléctrico; la velocidad de su introducción ya veremos exactamente cuál es, pero, en mi opinión, el programa ha arrancado bien y por ahora es un éxito.

Pregunta usted también sobre el régimen especial y sobre la I+D+i, en concreto se cuestiona si es lógico que se dedique más dinero al régimen especial que a la I+D+i. Yo no sé cuánto es lógico dedicar a una cosa u otra, pero si su pregunta es si se debe dedicar más dinero a la I+D+i, mi respuesta es que sí. No obstante, esto es competencia del Ministerio de Ciencia e Innovación, así que no le puedo comentar más.

Ha preguntado usted asimismo sobre el proyecto de ley de eficiencia energética y energías renovables, en concreto me pide que le aclare en qué fase está. La Ley de Economía Sostenible exige que este anteproyecto de ley se presente antes de pasados tres meses después de la entrada en vigor de dicha ley, que lo hizo a primeros de marzo —creo que fue el 5 de marzo de 2011—, por tanto en torno al 5 o 6 de junio de 2011 debe estar presentado y esperamos cumplir con esos plazos.

El senador Rico Ruiz me pregunta básicamente sobre las condiciones de Garoña. Ha manifestado que se ha hecho caso omiso a las condiciones del Consejo de Seguridad Nuclear al aprobar durante cuatro años y no durante diez la extensión de la autorización. Evidentemente, no se ha hecho caso omiso de esas recomendaciones puesto que en estas se decía que era seguro y, por eso, la central de Garoña sigue funcionando; si no se hubiese hecho caso a las recomendaciones del CSN sobre la seguridad de la central, se hubiese cerrado antes, lógicamente. Es evidente que la prerrogativa y la competencia para las autorizaciones de extensión de las centrales nucleares corresponden al Ministerio de Industria, no al CSN. Por lo tanto, en este sentido, el Ministerio de Industria ha tomado la decisión que expliqué durante la primera intervención y que era alargarla durante cuatro años.

También me pregunta en relación con el impacto sobre la competitividad del cierre de Garoña. He de decirle que nosotros entendemos que no tiene un impacto sobre el precio, fundamentalmente en razón de su tamaño y de que actualmente existe un exceso de capacidad térmica significativo. Por tanto, no se trata solo de que Garoña vaya a ser sustituida por una renovable, sino también por capacidad térmica puesto que existe y hay un exceso de dicha capacidad.




Página 40


Sobre la otra pregunta parece que hubo una confusión. Yo no he dicho que íbamos a cerrar paulatinamente las centrales, esto es una tautología. Evidentemente, antes o después habrá que cerrar las centrales nucleares, y cualquier otro tipo de central, porque las máquinas, antes o después, se averían. Yo no he dicho que se iban a cerrar paulatinamente, sino que se reduciría paulatinamente el peso de las centrales nucleares dentro del mix, y eso es lógico. Lo que estoy diciendo es que la apuesta del Gobierno es por todas las tecnologías y, fundamentalmente, por las renovables. Si el incremento de la demanda se va a cubrir con tecnología renovable y no con tecnología nuclear, evidentemente el peso de la nuclear va a ir reduciéndose. Eso no es decir que vamos a cerrar las centrales una detrás de otra, las centrales se cerrarán cuando corresponda.

En ese sentido se pregunta el senador sobre la lógica de excluir a Garoña ante la posibilidad de un aumento de su vida útil por encima de los 40 años. De hecho, se ha aumentado por encima de los 40 años —aquí creo que también hay una cierta confusión—. Es decir, por la extensión de los cuatro años de la vida útil de Garoña con el plan de cierre actual en 2013 llegará hasta los 43 años. No hay que verlo como la excepción que confirma la regla, sino como un hecho que confirma que se puede ir por encima de los 40 años.

Finalmente, pregunta también sobre el plan de Garoña y el estado de implementación del gran plan Garoña. Le contestaré a esto por escrito para explicarle con más detenimiento cuál es la situación actual. En todo caso, la aplicación del plan Garoña corresponde a la Secretaría General de Industria, así que hablaré con ellos para darle respuesta.

El senador señor Alturo, de CiU, me plantea varias cuestiones. También ha hablado de la fotovoltaica y creo que ya he contestado a esa pregunta. Me pregunta cuáles eran las medidas inmediatas para reducir la dependencia. Yo creo que algunas de las que he descrito son medidas inmediatas. Evidentemente, se puede plantear cuál es el efecto de las medidas. La dependencia energética exterior es algo que de forma inmediata no se puede evitar. Esa es la realidad y lo que hay; es más, les mentiría si les dijera otra cosa. No se puede evitar que la dependencia pueda continuar, pero se trata de paliar en la medida de lo posible su efecto en un momento donde esa dependencia cuesta mucho, puesto que el precio del petróleo está muy alto. En ese sentido hemos hablado del plan de intensificación del ahorro de la eficiencia energética. Lo único que se puede hacer cuando dependes del petróleo exterior, este sube de precio y se determina en los mercados internacionales, o sea cuando no podemos afectar al precio, es ahorrar. Esto es lo único que se puede hacer y lo que de forma inmediata reduce la factura energética. Por eso, en esa coyuntura la acción del Gobierno ha ido encaminada a la aprobación de un plan de intensificación del ahorro energético. No es que antes no lo hubiese, sí los había, pero se ha considerado conveniente aplicar ese plan de intensificación.

Otra de las cuestiones que también he comentado y que van encaminadas a la reducción de la dependencia energética exterior y tiene un impacto inmediato es el apoyo a los combustibles fósiles autóctonos. El apoyo al carbón, además de los efectos sociales y de otro tipo que pueda tener, tiene unas consecuencias inmediatas sobre lo que supone no sustituir ese carbón por otra fuente que haya que importar y que nos cueste más dinero.

Ha preguntado usted también, y creo que algún otro senador, sobre el déficit tarifario y las medidas que se iban a tomar al respecto. Insisto en que las medidas contenidas en el Real Decreto-ley 14/2010 iban encaminadas, fundamentalmente, a reducir el coste para el sistema eléctrico, asignando muchos de los costes de la E-4 y otras fuentes de coste en el sector eléctrico a las empresas; por ejemplo, está la parte del bono social, un peaje a la generación. Es decir, esas son medidas que tienen un impacto inmediato, que tienen un impacto sobre este año, sobre las cuentas del sector eléctrico de este año, y que son fundamentales para que este año, conjuntamente con el aumento de los peajes que se ha realizado en el mes de marzo para el mes de abril, para el segundo trimestre, puedan garantizar que se va a cumplir esa senda de reducción del déficit tarifario para su eliminación en el año 2013, como está previsto por ley. Por lo tanto, lo que sí le puedo confirmar es que esas medidas están funcionando, que tenemos un plan que creemos que vamos a cumplir y que estamos cumpliendo con esa senda y que vamos a cumplir con el objetivo de 2013.

También me preguntaba usted sobre la titurización. Ya comenté que está previsto titurizar o está cedido para titurizar por parte de las empresas un importe de un poquito más de 13 000 millones de euros aproximadamente; de ese importe ya se ha titurizado prácticamente la mitad, 6000 millones de euros, y se espera continuar titurizando a lo largo del año, y eso entendemos que es un elemento positivo para el sector.




Página 41


Preguntaba usted también sobre la fecha de la ley de eficiencia energética y energías renovables. Le contestaba antes al señor Palacios que la ley nos daba tres meses y vamos a cumplirlos.

Por lo que respecta al Plan de actuación 2012-2020, que usted comentaba, le puedo decir que estamos elaborándolo ahora, que en breve será público para el trámite de audiencia y se enviará a Bruselas para complementar los plazos. Es decir, que estamos elaborando ese plan de acción.

Preguntaba usted también por las subidas futuras de la luz. Usted sabe que la luz tiene dos componentes: un componente de la energía que se determina a través de una serie de subastas —ya se han mencionado antes, y ese es un precio de mercado, es decir, lo que el mercado diga subirá la parte de la energía— y luego hay un elemento regulado, que ese sí lo determina el Gobierno, que son los peajes. En definitiva, en cualquier revisión de la luz hay una revisión del coste de la energía y una revisión de los peajes.

Efectivamente, la subida que hubo en enero —como dijo en su momento el ministro y se recordaba antes— fue una subida poco habitual, de casi el 10% en media de la parte de la energía. En el mes de abril no ha habido subidas para la tarifa de último recurso de ningún tipo, lo que ha habido es un aumento del peaje y se ha compensado con una bajada en el término de la energía, de manera que el total se ha mantenido constante, no ha habido aumento. Para los próximos trimestres las revisiones tendrán en cuenta los objetivos que he dicho antes: tendrán en cuenta esta estructura de que la parte de la energía se determina en un mercado y la parte del peaje se determina reglamentariamente, y tendremos en cuenta, evidentemente, el necesario compromiso de eliminar el déficit tarifario. Esto es algo que no podemos evitar, tenemos que resolver ese problema, pero, evidentemente, coincido plenamente en que una subida del 10% en el término de la energía en media es una cosa que no nos planteamos ni cabe dentro de los escenarios que manejamos en el ministerio.

La senadora Durán, que se ha ido, me preguntaba por alguna expectativa de futuro respecto al plan de renovables. A fin de aclarar un poco diré que ya comenté antes que vamos a sacar el plan de energías renovables 2011-2020, que va a confirmar el apoyo a las energías renovables. Este apoyo ha sido importante en los últimos años, ha sido un éxito, España es una pionera mundial en energías renovables —hay que decir que es algo de lo que realmente debemos sentirnos orgullosos porque muchos países nos lo envidian—, y esta apuesta va a continuar. Y va a continuar no solamente por tecnologías como la eólica, como decía antes, que claramente es más madura que muchas otras, sino también por aquellas que se han desarrollado menos y que entendemos que tienen un potencial importante como es la biomasa, dado que el potencial forestal español está muy subutilizado. Los bosques y los montes se limpian poco, lo cual no es solamente malo para prevención de incendios, sino que también impide utilizar toda esa biomasa para usos, ya sean térmicos, ya sean eléctricos; entendemos que está relativamente poco desarrollado, especialmente para uso término, y el plan de energías renovables va a apostar también por ahí.

Me pedía también que aclarase un poco más sobre la seguridad de nuestras centrales nucleares. Ya lo comenté un poco en la primera exposición, pero lo que sí me gustaría añadir es que el Consejo de Seguridad Nuclear tiene previsto exigir a las centrales españolas que este análisis de los stress test, o el que se determine, en todo caso no se limite solamente a esos criterios comunes acordados a nivel internacional, sino que también evalúen las circunstancias específicas de sus condiciones de explotación; es decir, como decía alguien antes, una central no es solamente cómo se construyó, sino también cómo se ha ido manteniendo, cómo se ha ido reinvirtiendo en esa central. Por tanto, cada central, en un momento determinado de su vida, no es solamente cómo se diseñó, sino cómo está ahora.

Como ya manifestamos en su momento, habrá que ver por qué las centrales no superan las pruebas que se determinen por parte de la Unión Europea, si pueden paliar o subsanar esos defectos en un plazo, tiempo y coste razonables, y si no lo pueden hacer, evidentemente, tendrán que cerrar, como es lógico, porque no está garantizada su seguridad. En el caso de que de estos análisis se concluyese que es necesario modificar el marco normativo al que están sometidas las centrales nucleares en nuestro país, no hace falta que les diga que el Gobierno tomará todas las actuaciones necesarias con ese fin.

Señalado esto, y sin olvidar también que dos de las centrales nucleares españolas, Garoña y Cofrentes, tienen un diseño similar al de los reactores japoneses que se han accidentado —porque son fundamentalmente reactores en agua en ebullición, diseñados por General Electric—, también hay que recordar que las centrales españolas —y se decía antes— están construidas en terrenos que, desde el punto de vista sísmico o de riesgo de tsunamis, nada tienen que ver con la situación de las centrales japonesas en general y, desde luego, de Fukushima; en todo caso, la única que está cerca de la costa,




Página 42


que es Vandellós II, está a 21 metros de altura precisamente por ese motivo. Luego la posibilidad de que ocurran accidentes con un impacto en los emplazamientos donde están las centrales españolas es uno de los factores que, evidentemente, hay que considerar —y de hecho es uno de los factores clave a la hora de establecer las bases de diseño de cualquier central nuclear— y desde luego es uno de los aspectos que en los análisis del Consejo de Seguridad Nuclear se volverá a revisar si hubiese algún tipo de lección del caso japonés que mereciera la pena aplicar ahora.

En todo caso, tal y como se requiere en la normativa del Consejo de Seguridad Nuclear, en sus interacciones con todos los organismos internacionales de seguridad nuclear —tanto el Organismo Internacional de Energía Atómica como los organismos reguladores a nivel internacional—, claramente lo que tiene que asegurar es que todas las centrales nucleares españolas en funcionamiento estén diseñadas para resistir los accidentes naturales —terremotos, inundaciones— que puedan poner en peligro o puedan afectar a sus emplazamientos, a sus estructuras, a sus sistemas, a sus equipos o a sus componentes. Todos los análisis que se van a hacer van encaminados a asegurar la seguridad y a asegurar que todos estos riesgos están debidamente tenidos en cuenta. En ese sentido, pensamos que las centrales nucleares son seguras, pero de todos los accidentes nucleares se puede aprender. Recuerdo que hemos tenido la desgracia de un accidente nuclear, tenemos que aprender de él en la medida de lo posible y en la medida en que se pueda aprender y mejorar la seguridad, si es que se debe mejorar o se considera que es necesario mejorarla, así se hará. Si alguna central no puede mejorarla y es necesario que la mejore, desde luego tendrá que cerrar.

El senador Sampol me preguntaba por varias cuestiones. Respecto al coste de los nucleares: el mercado eléctrico español es un mercado marginalista —como lo son todos los mercados, antes o después—, de manera que es un mercado que cubre la demanda al mínimo coste posible, es decir, el precio lo determina la central que es necesaria y que es la menos cara posible para cubrir la demanda, y todas las menos caras también funcionan. De manera que no es cierto que las centrales nucleares —aparte de que algunas estarán amortizadas, otras no, puesto que hay mucha reinversión— son más baratas, y le pongo un ejemplo muy sencillo: Francia. La mayor parte de la producción de Francia es nuclear, tenemos una interconexión entre España y Francia y el flujo de electrones va del país más barato al país más caro. Pues bien, exportamos electricidad a Francia porque somos más baratos. Por tanto, exportamos electricidad a un país en el que la mayoría de la electricidad se produce en centrales nucleares. Así pues, es falaz la idea de pensar que si en España tuviéramos centrales de base, todas nucleares, se podría tener un precio más barato. Francia lo tiene y no tiene un precio más barato. Esto es importante señalarlo.

También me preguntaba sobre las subastas Cesur y la posibilidad de algún movimiento de precios en los días anteriores a las subastas. La Comisión Nacional de la Energía tiene el deber de revisar el funcionamiento de las subastas Cesur, revisar lo que haya ocurrido en una subasta e intervenir en el caso en que considere que existe algún acontecimiento o manipulación de la subasta que haga que el resultado no sea competitivo. Pues bien, la CNE no ha manifestado ningún tipo de preocupación sobre el efecto competitivo de ninguna de las subastas que se han realizado hasta la fecha —la última es la que se ha celebrado en marzo—. Por tanto, dado que este organismo es el encargado de velar por la competitividad del resultado de las subastas Cesur, me parece que en este momento no existe problema. Eso no quita, evidentemente, que en el Gobierno se estén analizado constantemente formas de mejorar el funcionamiento de esas subastas, formas de mejorar la determinación del precio en el mercado competitivo. Por ejemplo, una de las cosas que se han hecho recientemente es que esas subastas que antes eran anuales, sean ahora trimestrales. ¿Por qué? Pues, porque cuando era anual, los que participaban en esas subastas, como tenían que vender a un año vista la electricidad, cargaban una prima de riesgo muy alta. Por eso, se ha bajado a trimestral para que la prima de riesgo de carencia sea más baja y facilite la reducción del coste que se dé en esa subasta. El Gobierno sigue intentando mejorar el funcionamiento de esas subastas, pero eso no quita para que el resultado que hemos tenido hasta ahora —de acuerdo con la CNE— sea competitivo.

Me preguntaba también por el tema fotovoltaico. Me remito a la respuesta que ha dado antes al senador Palacios.

En cuanto a la cuota a Baleares en el marco renovable, tomo nota. Le contestaré por escrito por qué se han denegado los proyectos, pues no tengo esa información ahora mismo.

Senador Esquerda, me ha hecho usted muchas preguntas y muchas se las voy a contestar por escrito. Me preguntaba usted por el estado actual de ciertas cuestiones y para darle una respuesta realmente




Página 43


actualizada, si no le importa, le contestaré por escrito. Me refiero al tema de las conversaciones sobre las concesiones hidroeléctricas, los residuos, la tecnología del tratamiento de residuos, los planes de evacuación. Todo esto depende de cada central. Así pues, confirmaré cuál es la situación de cada central y el coste de Vandellós. También le contestaré por escrito sobre el tema del cobre y de los productos mineros, porque no tengo a mano la información con suficiente detalle.

Me ha preguntado por las prospecciones y los permisos de investigación que se han concedido. Evidentemente, es un deber de cualquier ciudadano y de cualquier Gobierno conocer sus recursos naturales. Por lo tanto, si al hacer prospecciones tuviéramos la suerte de poder tener algo de esos recursos en España, sería una suerte para todo el país, puesto que la factura energética que pagamos al exterior es tremenda —50 000 millones de euros al año— y si la podemos bajar porque encontramos ese tipo de recurso en España sería una buena noticia, independientemente de que luego se realicen las consideraciones sobre la explotación de esos recursos que se consideren convenientes. Pero, evidentemente, está bien conocer y realizar las prospecciones.

Los permisos de investigación que se han concedido no dan ninguna autorización para la ejecución de ningún trabajo y, por tanto, no tienen ningún problema ecológico en sí mismos. Si hay algún problema ecológico, se tendrá en cuenta en las declaraciones de impacto ambiental y en las autorizaciones pertinentes del Ministerio de Medio Ambiente, que será cuando se solicite algún tipo de trabajo. Esos procedimientos existen y, en su momento, se tendrá en cuenta cualquier problema.

En cuanto al estado actual del problema con Marruecos también se lo contestaré por escrito. Es una cuestión interesante, pero me gustaría resaltar que si existe la perspectiva de que puede haber algún tipo de recurso en esa zona, en esas aguas territoriales, nuestro deber es buscarlo y hacer lo posible por encontrarlo, antes de que lo encuentre Marruecos, más allá de dirimir cualquier cuestión de territorialidad sobre esas aguas.

El almacenamiento de energía es importante y es una prioridad para nosotros. De hecho, en el borrador del anteproyecto de ley de eficiencia energética y renovables hay un capítulo específico sobre I+D+i. Básicamente es un capítulo que, entre otras cosas, plantea la necesidad de invertir en formas de almacenamiento de energía, y coincido con usted en que son formas que en este momento son demasiado caras y con tecnología poco desarrollada —baterías, volantes de inercia—. Se trata de una serie de cuestiones que pueden tener un desarrollo futuro, así que es importante apostar por la I+D+i.

¿Está previsto transformar o invertir en bombeo? Está previsto hacerlo allí dónde se pueda y allí dónde los operadores tengan interés en hacerlo. De hecho, hace poco, en Asturias se ha inaugurado una central de bombeo. Es una forma de almacenar energía y, por tanto, la apoyaremos en la medida en que sea factible y los operadores estén interesados.

También me preguntaba usted por la ATC y me comentaba lo que había dicho el Parlamento de Cataluña. Lo que se está haciendo con la ATC es buscar el máximo consenso posible, que es una de las condiciones necesarias para elegir uno u otro emplazamiento. Eso es lo que se está haciendo, intentar buscar el máximo consenso posible, que necesariamente no quiere decir todo el consenso y, evidentemente, se tendrá en cuenta la opinión del Parlamento de Cataluña —no cabe duda—, así como la de cualquier otro agente implicado.

Finalmente, respecto al almacenamiento de CO2, sí hay un plan. En el capítulo de energía del Acuerdo Económico y Socia,l al que se llegó entre el Gobierno y los interlocutores sociales, una de las cuestiones que se estableció fue la necesidad y la conveniencia de fomentar la inversión en tecnología de captura y almacenamiento de carbono, incluyendo, lógicamente, el almacenamiento de CO2. En ese sentido, el proyecto de Ciuden —Ciudad de la Energía— en Compostilla, como saben ustedes, está en la fase piloto —si tiene éxito, pasará a una fase comercial—, que incluye, evidentemente, la parte de almacenamiento de CO2. Por tanto, sí estamos plenamente involucrados y vamos a apostar por este almacenamiento.

Yo creo que con esto he terminado de contestar, pero, en todo caso, si me he olvidado de alguna pregunta, les ruego que me disculpen y, si me lo recuerdan, se la contestaré por escrito.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor secretario de Estado.




Página 44


CONTESTACIÓN DEL GOBIERNO A

— PREGUNTA SOBRE LA DECISIÓN O MEDIDAS PREVISTAS POR EL GOBIERNO PARA OBTENER DEL PARLAMENTO EUROPEO SU APROBACIÓN A LOS PLANES DE APOYO AL CARBÓN NACIONAL. (681/002026)

AUTOR: SANÍN NARANJO, LUZ ELENA (GPP).

— PREGUNTA SOBRE LAS MEDIDAS QUE ADOPTARÁ EL GOBIERNO PARA AVANZAR HACIA LA SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA DURANTE LA PRESENTE LEGISLATURA. (681/000749)

AUTOR: XAMENA TERRASA, JUANA (GPP).

— PREGUNTA SOBRE LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD ADOPTADAS EN LA ZONA DE INFLUENCIA DEL GASODUCTO ENTRE DENIA (VALENCIA) Y LAS ISLAS DE IBIZA Y MALLORCA (ILLES BALEARS). (681/001324)

AUTOR: SAMPOL I MAS, PERE (GPMX).

El señor PRESIDENTE: Pasamos al turno de preguntas.

No voy a leer su contenido, tan solo me referiré al número de la pregunta para economizar tiempo. En primer lugar, las números 681/002026, 681/000749 y 681/001324.

Tiene la palabra la senadora Sanín para formular la pregunta número 681/002026.

La señora SANÍN NARANJO: Gracias, señor presidente.

Señor secretario de Estado, bienvenido a esta comisión. Le agradezco, como no puede ser de otra forma, su interesante exposición que, cómo no, afecta y preocupa mucho a todos los españoles y, al mismo tiempo, señor secretario de Estado, le deseo muchísimos éxitos en esta nueva andadura profesional.

Hace ya algún tiempo que se registró en la Cámara una pregunta para respuesta escrita. Sin embargo, tuvo que reconducirse a pregunta oral por no haber sido contestada en tiempo por el Gobierno.

Como bien ha dicho el señor presidente, la pregunta se refiere a las medidas previstas por el Gobierno para obtener del Parlamento Europeo su aprobación a los planes de apoyo al carbón nacional. La Comisión Europea dio su apoyo al real decreto aprobado por el Gobierno para extender hasta el año 2014 las ayudas estatales a las compañías eléctricas por utilizar carbón nacional para la producción de electricidad. A partir de dicha fecha, parece que la comisión, señor secretario de Estado, no es muy proclive a mantener esas ayudas de Estado a estas empresas para que utilicen ese carbón para la producción de electricidad. Pero a mi sí me preocupa, y mucho —y creo que a la gran mayoría de los españoles—, que Bruselas no solo haya aprobado un reglamento, sino que haya planteado la posibilidad del cierre de las minas de carbón en 2018. Y eso afecta a España, Rumania y Alemania.

Hemos tenido conocimiento, señor secretario de Estado, de que España ha propuesto, como no podía ser de otra forma, la prórroga, el mantenimiento más allá del año 2018 para compensar los fallos en el suministro del petróleo, las incertidumbres que se están produciendo y se producirán en un futuro por las graves situaciones que se están presentando en los distintos países del norte de África y que pueden ir a peor —ojalá que no—, por el precio que se establezca, o simplemente porque Bruselas decida cerrar algunas centrales nucleares o paralizar la construcción de nuevos reactores.

España ha hecho mucho para intentar que no se cierren las minas de carbón, pero creo que tiene que seguir haciendo mucho más para evitarlo. Es cierto que las renovables son una alternativa, pero el carbón también lo es, y es también una fuente de trabajo importante para muchísimos trabajadores en España y puede servir también, señor secretario de Estado…

El señor PRESIDENTE: Senadora Sanín, como criterio no se puede utilizar en el turno de preguntas en comisión más tiempo del que se emplea en Pleno. Por lo tanto, le rogaría que concluyese porque en idéntica circunstancia a la que usted se encuentra, se encuentran también otras senadoras y otros senadores. Por consiguiente, le rogaría que, por respeto, se ajustase al tiempo.

Concluya ya, porque ya lleva los cuatro minutos, senadora Sanín.




Página 45


La señora SANÍN NARANJO: Discúlpeme usted, señor presidente. Voy a intentar terminar ya.

Voy a concluir siguiendo las directrices del señor presidente, agradeciéndole, por supuesto, que me haya permitido este interrogatorio. Le voy a hacer la pregunta: ¿qué está haciendo el Gobierno, señor secretario de Estado, para evitar el cierre de las minas de carbón en el 2018, siendo como es el carbón una fuente de combustible usado para la generación de energía eléctrica y que ha de ser uno de los mayores retos del Gobierno en sus negociaciones con las instituciones europeas, y qué duda cabe, señor secretario de Estado, de que eso nos puede llevar a defender por lo menos esa sostenibilidad energética en el supuesto de que nos fallen otras alternativas?

Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Gracias, senadora Sanín.

Por economía, supongo que no tienen inconveniente en que el secretario de Estado responda a las tres preguntas de forma conjunta.

Tiene la palabra la senadora Xamena Terrasa.

La señora XAMENA TERRASA: Gracias, señor presidente.

Voy a intentar ser breve. Esta pregunta, como se puede imaginar, lleva bastante tiempo formulada y esperando respuesta. Se refiere a cómo vamos a avanzar hacia esta sostenibilidad energética en lo que queda de legislatura. Mi pregunta está relacionada con el plan de acción 2008-2012, y se refiere a 59 acciones, de las cuales 36 son iniciativas económicas, 3 iniciativas de comunicación, 4 de usuarios y agentes de mercado y 16 acciones de carácter normativo. La ejecución de estas medidas no es opcional, sino que es el que nos va a permitir dar cumplimiento en breve plazo de tiempo a la directiva 32/2006 sobre la eficiencia y el uso final de la energía y de los servicios energéticos.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senadora Xamena.

Tiene la palabra el senador Sampol.

El señor SAMPOL I MAS: Muchas gracias, señor presidente, por su atención con nosotros.

El gasoducto, que ya está operativo, que une la península con Ibiza y Mallorca, aterriza en Mallorca en un núcleo poblacional a cien metros del hospital Sant Joan de Déu y del núcleo de El Coll d´en Rabassa, que tiene unos 16 000 habitantes. Esto ha provocado una lógica inquietud entre los habitantes de esta zona, que nos la han trasladado a las instituciones. La gran distancia de este recorrido de 145 kilómetros entre Eivissa y Mallorca hace que en el interior del gasoducto se almacenen cerca de 5 millones de metros cúbicos de gas natural, que en caso de incidente saldrían sobre el área de este núcleo de población, donde está la única válvula existente.

Las medidas de seguridad están reguladas por la directiva 2003/105, de la Comunidad Europea, y su trasposición está regulada por el Real Decreto 948/2005, que establece unas medidas de seguridad, que son las siguientes: la necesidad de establecer unos planes de emergencia internos y externos, y parece ser que los que han presentado las empresas explotadoras solo indican que en caso de incidente se llame al 112; se tiene que asegurar la separación necesaria entre zonas sensibles, núcleos de población, hospitales, aeropuerto, que está a pocos kilómetros; es obligatorio presentar los pertinentes informes de seguridad, donde se detalle que se ha establecido una prevención de accidentes graves; se ha de identificar estos peligros de accidentes; se ha de demostrar que el diseño, la construcción, la explotación y mantenimiento presentan seguridad y fiabilidad; se han de dar a conocer los planes de emergencia; se ha de informar a la población de qué riesgos existen y cómo se ha de actuar en caso de accidente. Este último punto no se ha cumplido, la población no tiene conocimiento.

Por ello formulo esta pregunta para ver si realmente este gasoducto, sobre todo en la zona de desembarco cerca de núcleos de población, cumple todas las medidas de seguridad.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, senador Sampol.

Tiene la palabra el secretario de Estado para responder a las tres preguntas.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA (Hernández Pampaloni): Muchas gracias.

Voy a ir por orden. Respecto al carbón, ya comentaba antes que el Gobierno ha dado muestras más que fundadas de su apoyo a la industria del carbón. Efectivamente, ha sido aprobada por los Estados




Página 46


miembros una nueva decisión sobre las ayudas, por la que se prorrogan hasta el año 2018 pero condicionadas al cierre. La propuesta inicial, como comentaba la senadora, durante la Presidencia española era prorrogar inicialmente hasta el 2012, pero luego fue el 2014. Esa propuesta fue rechazada en conversaciones informales. La propuesta inicial de la dirección general más larga y que España apoyaba era hasta el 2022 y fue rechazada por el colegio de comisarios, por lo que al final la propuesta inicial fue 2014. Una vez presentada en la comisión, España mostró su rechazo a dicha propuesta. A partir de entonces, dado que esa propuesta era casi inevitable y ya era prácticamente segura, lo que se hizo fue intentar mejorar las condiciones lo más posible. Esa mejora, gracias al apoyo de España y de algún otro país que también ha mencionado la senadora, se pudo no solamente aumentar hasta el 2018, sino también que la reducción en el importe de las ayudas fuera más despacio de lo que inicialmente la propia Comisión preveía.

¿Qué se ha hecho? Se han extendido las ayudas al carbón hasta el año 2018, lo que va a permitir realizar un cierre más ordenado de aquellas empresas que no sean competitivas y que no puedan ser rentables en el futuro. Entendemos que hay tiempo suficiente para poder llevar a cabo ese proceso de forma gradual, hacerlo de manera racional y coherente con los planes del carbón y, sobre todo, centrarse en la reactivación de las comarcas mineras, que debe ser la gran apuesta de futuro de todas las zonas que han dependido del monocultivo del carbón de una forma excesiva.

A lo largo de este año se están sentando las bases para la adaptación de esta decisión —en mi primera intervención ya comenté algunas de las cosas que se están haciendo—. Para ello se está contando con la participación de todos los agentes involucrados, es decir, sindicatos, empresas y, evidentemente, el Gobierno. La adaptación de esta decisión es necesaria porque si no se hace no se pueden pagar las prejubilaciones que están ya en el plan del carbón, por lo que hay que adaptarla necesariamente para pode seguir pagando las prejubilaciones y las ayudas a las empresas mineras. Por tanto, se está trabajando en esos pagos.

También dije antes que lo que se ha hecho es anticipar las ayudas de 2011 y, como saben, la otra cosa que se ha hecho ya, porque está en funcionamiento, es el real decreto de despacho prioritario del carbón por garantía de suministro, que está garantizando que ese monto mínimo de quema del carbón, incluyendo lo que está almacenado por el ATC de Hunosa, se pueda quemar durante este año.

Respecto de la segunda pregunta, sobre la sostenibilidad, ya comenté en mi primera intervención que el Gobierno, evidentemente, ha venido impulsando una serie de estrategias para la economía sostenible, aprobadas por el Consejo de Ministros a finales de 2009, que articulaban un programa de reformas que profundizara en alguna de las opciones estratégicas que ya se habían ido tomando, como la inversión en investigación, desarrollo e innovación, así como el fomento de todas las energías limpias y el ahorro energético. Ahí hay un variado elenco de iniciativas legislativas reglamentarias y administrativas que deben servir para un crecimiento equilibrado, duradero y, en definitiva, sostenible en el sentido económico, asentado en la innovación, en la mejora de la competitividad y en la formación, sostenible desde el punto de vista medioambiental, y sostenible también desde el punto de vista social en cuanto garante y promotor de la igualdad de oportunidades y de la cohesión social.

Dentro de esas medidas las más recientes, insisto, son las que he descrito antes, las del plan de intensificación del ahorro energético. Son medidas que básicamente afectan a cuatro grupos de actividad: el sector del transporte y la movilidad, el sector de la edificación, el sector de la iluminación y el consumo eléctrico y la formación a ciudadanos. Hoy mismo el IDAE, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético, ha aprobado una campaña de concienciación para los ciudadanos sobre el ahorro energético. Por tanto, se están haciendo muchas cosas para favorecer la sostenibilidad.

Hemos estimado, como decía durante la intervención, que la aplicación de estas medidas supondrá un ahorro de unos 2300 millones de euros. La inversión se va a financiar con cargo a la estrategia de ahorro y eficiencia energética. Adicionalmente, como su señoría seguramente conoce, las Cortes aprobaron la Ley de Economía Sostenible, que de forma muy extensa dedica el Título III a la sostenibilidad medioambiental, con el capítulo I dedicado íntegramente al modelo energético sostenible y el capítulo II a la reducción de emisiones, al transporte y movilidad sostenible y todo lo que es rehabilitación en vivienda. Además, como decía antes, el anteproyecto de ley de eficiencia energética y energías renovables viene a articular en gran medida esta apuesta por la sostenibilidad. En él se introducen una serie de principios generales que deben regir los marcos de apoyo al fomento de la eficiencia energética y de las renovables, así como a su uso térmico. Asimismo, recoge toda una serie de propuestas en los diversos sectores consumidores de energía, tanto industria como movilidad,




Página 47


edificación, alumbrado, así como en el sector de transformación de la energía, especialmente en la cogeneración. Todas esas medidas van encaminadas precisamente a mejorar la sostenibilidad de nuestro modelo energético.

También se prevé dotar de habilitación legal para la adopción recurrente y ordenada de planes de eficiencia energética, de planes de energías renovables, con el fin de dar certeza y seguridad jurídica a las decisiones de las empresas. Lo que se plantea, incluso, es complementar adicionalmente los ejercicios de planificación de las infraestructuras de gas y electricidad, tanto la indicativa como la vinculante ya existentes, con un ejercicio de prospectiva energética que se realice periódicamente durante un plazo más largo del que normalmente cubre la planificación pero que también dote de esa visibilidad y asegure esa sostenibilidad del modelo no solamente a corto plazo sino también a medio plazo.

Dentro de las medidas que también se incluyen ahí están todas las relacionadas con el etiquetado energético y el conocimiento por parte de los consumidores de las propiedades de consumo de energía de los distintos electrodomésticos y aparatos consumidores de energía.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad me gustaría recordar que en el contexto europeo está prevista una directiva que revise la fiscalidad energética. Es una directiva que, aunque tomada en el ámbito europeo, también deberá tener impacto en España, impacto que irá en la medida en que el consumo de energía, la eficiencia energética y las emisiones sean visibles para los consumidores en sus decisiones diarias de compra de equipamiento y de consumo de energía. Hay una multitud de medidas que van encaminadas a hacer el modelo energético, en lo que a mí respecta, más sostenible en España.

En cuanto a la tercera pregunta —más técnica—, sobre el gasoducto balear, la empresa Enagás es la que lo ha llevado a cabo. En su diseño, que cubre Denia-Ibiza-Mallorca, la promotora del proyecto ha realizado todos los estudios correspondientes para la identificación, el análisis y la minimización de los riesgos. Asimismo, ha recogido en el proyecto las recomendaciones derivadas de dichos estudios.

Muchas de esas recomendaciones consisten en medidas adoptadas en el proyecto conducentes a determinar un diseño que incluya los más altos niveles de seguridad, entre ellas, que el espesor de la tubería seleccionado en el tramo submarino es superior al que indica la norma; el espesor de la tubería para el tramo terrestre también es superior al requerido por el reglamento de redes y acometidas y las normas UNE, que son de aplicación; la tubería va sobreenterrada —más enterrada de lo habitual— tanto en la zona marina, con 3 metros en los primeros 600 metros desde la costa y 0,50 metro más adelante, como en la zona terrestre, con más de 1,5 metros de recubrimiento. También se cuenta con una protección con hormigón concéntrico de 60 milímetros para los primeros kilómetros de trazado marino, es decir, en proximidad de la costa, así como una losa de hormigón en el trazado terrestre. Además, se han duplicado las válvulas de aislamiento en las posiciones de válvulas para garantizar la estanqueidad de la canalización. Es decir, son todo medidas que van por encima de la norma habitual para este tipo de instalaciones, por lo que entendemos que garantizan las medidas de seguridad. En todo caso, el promotor ha realizado el proyecto, como ya sabe, teniendo en cuenta estos criterios, que son de prudencia y prevención y que han sido adoptados durante el diseño y la construcción de las instalaciones. Estos criterios deberá seguir adoptándolos en la operación y mantenimiento de las instalaciones de acuerdo con las condiciones a que vienen sujetos los operadores y también de acuerdo con las autorizaciones que le han venido siendo otorgadas y que les obliga a seguir manteniendo los máximos criterios de prevención y prudencia en la seguridad y comunicación de cualquier riesgo que pueda producirse.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor secretario de Estado.

— PREGUNTA SOBRE LA VALORACIÓN DE LA SECRETARIA GENERAL DE INDUSTRIA EN RELACIÓN CON EL INCREMENTO DE LOS RECIBOS DE ELECTRICIDAD EMITIDOS POR LA COMPAÑÍA ENDESA S.A., DESDE EL MES DE ENERO DEL PRESENTE AÑO. (681/000675)

AUTOR: CEBALLOS CASAS, MARÍA LUISA (GPP).

— PREGUNTA SOBRE LA VALORACIÓN REALIZADA POR EL MINISTRO DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO DE LO OCURRIDO EN LOS MESES DE ENERO Y FEBRERO DE 2009 EN RELACIÓN CON LAS FACTURAS ELÉCTRICAS EMITIDAS POR LA COMPAÑÍA ELÉCTRICA ENDESA, S.A. (681/000682)

AUTOR: CEBALLOS CASAS, MARÍA LUISA (GPP).




Página 48


— PREGUNTA SOBRE LAS REPERCUSIONES EN LA FACTURA DE LA LUZ DEL CIERRE DE LA CENTRAL NUCLEAR SANTA MARÍA DE GAROÑA, EN LA PROVINCIA DE BURGOS. (681/001416)

AUTOR: CEBALLOS CASAS, MARÍA LUISA (GPP).

El señor PRESIDENTE: Las preguntas números 681/000675, 681/000682 y 681/001416, de la senadora Ceballos Casas, las da por formuladas y le ruega al señor secretario de Estado que se las responda por escrito a la mayor brevedad posible.

— PREGUNTA SOBRE LA FECHA PREVISTA POR EL GOBIERNO PARA ORDENAR EL DESMONTAJE Y LA RETIRADA DE LAS TORRES DE ALTA TENSIÓN DEL PRIMER TRAZADO DE LA LÍNEA ELÉCTRICA QUE DISCURRE ENTRE LADA, EN LANGREO (ASTURIAS), Y VELILLA DEL RÍO CARRIÓN (PALENCIA). (681/001179)

AUTOR: SÁNCHEZ DÍAZ, OVIDIO (GPP).

— PREGUNTA SOBRE LA EXISTENCIA DE ALGUNA RAZÓN QUE IMPIDA AL GOBIERNO ORDENAR EL DESMONTAJE Y LA RETIRADA DE LAS TORRES DE ALTA TENSIÓN DEL PRIMER TRAZADO DE LA LÍNEA ELÉCTRICA QUE DISCURRE ENTRE LADA, EN LANGREO (ASTURIAS), Y VELILLA DEL RÍO CARRIÓN (PALENCIA). (681/001180)

AUTOR: SÁNCHEZ DÍAZ, OVIDIO (GPP).

El señor PRESIDENTE: Las preguntas números 681/001179 y 681/001180, del senador Sánchez Díaz, también las da por formuladas y ruega que se le respondan por escrito a la mayor brevedad.

— PREGUNTA SOBRE LAS MEDIDAS PREVISTAS POR EL GOBIERNO PARA IMPLEMENTAR LA NORMATIVA QUE INCENTIVE Y FACILITE EL USO DE ENERGÍAS ALTERNATIVAS POR PARTE DE LA CIUDADANÍA. (681/001021)

AUTOR: ALARCÓ HERNÁNDEZ, ANTONIO (GPP).

El señor PRESIDENTE: La pregunta número 681/001021, del senador Alarcó, también la da por formulada y ruega que se le responda por escrito.

— PREGUNTA SOBRE LAS CANTIDADES QUE TIENE PREVISTO APORTAR EL GOBIERNO DURANTE EL PRESENTE Y LOS PRÓXIMOS AÑOS PARA EL DESARROLLO DE LA COMARCA AFECTADA POR EL CIERRE DE LA CENTRAL NUCLEAR JOSÉ CABRERA, EN ALMONACID DE ZORITA (GUADALAJARA). (681/001732)

AUTORES: FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP), HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP) Y SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP).

— PREGUNTA SOBRE LAS CANTIDADES APORTADAS POR EL GOBIERNO PARA EL DESARROLLO DE PROYECTOS A TRAVÉS DEL DENOMINADO PACTO PARA EL DESARROLLO DE LA COMARCA AFECTADA POR EL CIERRE DE LA CENTRAL NUCLEAR DE ALMONACID DE ZORITA, EN LAS PROVINCIAS DE GUADALAJARA Y CUENCA. (681/001739)

AUTORES: FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP), HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP) Y SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP).

— PREGUNTA SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LA PRODUCCIÓN DE ENERGÍA NUCLEAR DESDE EL AÑO 2004 EN LA PROVINCIA DE GUADALAJARA. (681/001953)

AUTORES: SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP), FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP) Y HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP).

— PREGUNTA SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LA CANTIDAD DE RESIDUOS NUCLEARES DE BAJA, MEDIA Y ALTA ACTIVIDAD ALMACENADOS DESDE EL AÑO 2004 EN LA PROVINCIA DE GUADALAJARA. (681/001954)

AUTORES: SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP), FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP) Y HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP).




Página 49


— PREGUNTA SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LA CANTIDAD DE RESIDUOS NUCLEARES DE BAJA, MEDIA Y ALTA ACTIVIDAD ALMACENADOS DESDE EL AÑO 2004 EN LA CENTRAL NUCLEAR Y EN EL ALMACÉN TEMPORAL INDIVIDUALIZADO (ATI) DE TRILLO (GUADALAJARA). (681/001955)

AUTORES: SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP), FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP) Y HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP).

— PREGUNTA SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LA CANTIDAD DE RESIDUOS NUCLEARES DE BAJA, MEDIA Y ALTA ACTIVIDAD ALMACENADOS DESDE EL AÑO 2004 EN LA CENTRAL NUCLEAR JOSÉ CABRERA Y EN EL ALMACÉN TEMPORAL INDIVIDUALIZADO (ATI) DE ALMONACID DE ZORITA (GUADALAJARA). (681/001956)

AUTORES: SÁNCHEZ SÁNCHEZ-SECO, JUAN PABLO (GPP), FONT BONMATÍ, MARÍA ÁNGELES (GPP) Y HERAS MUELA, JUAN ANTONIO DE LAS (GPP).

El señor PRESIDENTE: Las preguntas números 681/001732, 681/001739, 681/001953, 681/001954, 681/001955 y 681/001956, del senador Sánchez Sánchez-Seco, la senadora Font Bonmatí y el senador de las Heras Muela, han sido retiradas.

— SOBRE LA VALORACIÓN Y LAS PREVISIONES DEL GOBIERNO EN RELACIÓN CON LA CONSTRUCCIÓN DE PARQUES EÓLICOS EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE GALICIA CON UNA POTENCIA SUPERIOR A LOS CINCUENTA MEGAVATIOS. (681/000860)

AUTOR: PÉREZ BOUZA, JOSÉ MANUEL (GPMX).

El señor PRESIDENTE:También ha sido retirada la pregunta número 860, del senador Pérez Bouza.

— PREGUNTA SOBRE EL PUNTO SÉPTIMO RELATIVO A ENERGÍA, MINERÍA Y PIZARRA, DEL DONOMINADO PLAN ESPECIAL PARA EL OESTE DE CASTILLA Y LEÓN. (681/001579)

AUTORES: CRUZ GARCÍA, SALVADOR (GPP) Y MUÑOZ MARTÍN, JOSÉ (GPP)

El señor PRESIDENTE: Por lo tanto, para formular la pregunta número 681/001579, tiene la palabra el senador Muñoz.

El señor MUÑOZ MARTÍN: Gracias, señor presidente.

Esta es una pregunta por escrito reconvertida en pregunta oral que, como la mayoría de las que hoy se presentan, se formuló hace más de un año. A pesar de ello, sigue teniendo su actualidad, como cada una de las que han presentado los senadores del Partido Popular de Salamanca a lo largo de esta legislatura y de la anterior, que han vivido la inexistencia total de cumplimiento de los 115 puntos ofertados en su día por el Plan del Oeste.

Como sin duda el secretario de Estado conoce, este plan fue en primer lugar una promesa electoral del Partido Socialista, que después, tras el Consejo de Ministros de León en el verano del 2004, se convirtió en una promesa del Gobierno de España, al que usted representa en esta comparecencia, porque, según afirmó el ministro Caldera ejerciendo entonces de portavoz, se asumía íntegramente por el Gobierno. El señor Caldera fue, según parece, el autor del plan, aunque ahora esté desaparecido, dedicado a labores de pensamiento y de ideas, lejos ya de los avatares que vivimos los que aquí preguntamos por esas promesas perdidas suyas, del Partido Socialista y del Gobierno de la nación. Y la que nos ocupa ahora está en el punto número 7 del Plan del Oeste, que, tras los prolegómenos con ciertos brindis al sol y al medio ambiente que me ahorro detallar, contiene unos puntos concretos. El número 76 dice: Elaboraremos un plan de desarrollo turístico integral de las cuencas mineras que aproveche los recursos naturales y culturales de las zonas mineras. El número 77 dice así: Implantaremos en Ponferrada energía como instrumento de control, etcétera. El número 78 dice: Tomaremos las medidas oportunas para que las empresas eléctricas adopten sus medios de producción a la Directiva Europea sobre exigencias del medio ambiente antes del 30 de octubre del 2007. (Creo que el octubre más cercano es el de 2011.) El número 79 dice así: Defenderemos una combinación razonable de la minería interior con las explotaciones a cielo abierto, etcétera. El número 80 dice: Propondremos un programa de la pizarra y de la roca ornamental, que permita la regulación del sector: ordenación de explotaciones, presenta exterior, innovación tecnológica, etcétera. Como se refiere principalmente a El Bierzo, Cabrera, Sanabria y Portugal, pienso que, dentro de la generosidad de mi paisano, el señor Caladera, estarían incluidas también canteras como la de la piedra dorada de Salamanca, la de Villamayor, o la de mármol de Casafranca, que es de




Página 50


una calidad similar al mármol italiano de Carrara. El número 81 dice: Crearemos el instituto tecnológico de la pizarra, que incluirá objetivos como la investigación de nuevas técnicas de producción aplicada a la pizarra, nuevas tecnologías de extracción que degraden menos, etcétera, nuevas tecnologías de elaboración, búsqueda de nuevas aplicaciones, etcétera. Y el número 82 dice: Impulsaremos la puesta en marcha de ciclos formativos de grado medio incardinados en la rama de construcción y obra civil, para la formación de especialistas jóvenes, etcétera.

Pues bien, señor secretario de Estado, mi pregunta es concreta: ¿Qué han hecho ustedes de todo esto?

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, senador Muñoz.

Tiene la palabra el señor secretario de Estado.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA (Hernández Pampaloni): Gracias.

En cuanto a la pregunta sobre el Plan Especial para el Oeste de Castilla y León, como he comentado antes, todo lo que se refiere al suministro de energía de fuentes diversificadas y seguras, de forma económicamente aceptable y medioambientalmente compatible, es parte de la estrategia energética y de la política energética que entendemos fundamental para el desarrollo sostenible de la sociedad. Para eso hay que compatibilizar las demandas energéticas de las economías más intensivas, como la nuestra, y las exigencias de reducción de CO2. Y precisamente en el Plan Especial para el Oeste de Castilla y León lo que se acordó fue la elaboración de un plan de desarrollo turístico integral de las cuencas mineras que aprovechara los recursos naturales y culturales de las zonas mineras. El Gobierno, de acuerdo con su compromiso, creó, mediante acuerdo de Consejo de Ministros de 12 de mayo del 2006, la fundación Ciudad de la Energía, Ciuden, una fundación pública estatal con el objetivo de potenciar el desarrollo económico y social de la comarca de El Bierzo mediante la ejecución de actividades que tuvieran que ver con la energía y con el medio ambiente, y también de actividades formativas. Esta fundación desarrolla tres grupos de programas: tecnología de captura y almacenamiento de CO2, desarrollo territorial y creación del museo nacional de la energía. Los dos programas de mayor entidad, por su complejidad técnica y por su envergadura económica, son el de tecnología de uso sostenible del carbón, que engloba básicamente las dos plantas de desarrollo tecnológico de captura y almacenamiento de CO2 y el Museo Nacional de la Energía. El gasto de estos programas ascendió en el año 2010 a 71 millones de euros, el 93,6% del total. La fundación Ciuden ha puesto en marcha un programa de captura de CO2, que tiene como objetivo construir en El Bierzo una de las plataformas experimentales de captura más importantes del mundo, para investigar todas las opciones tecnológicas asociadas a la captura de CO2. La planta de desarrollo tecnológico se ubica en la localidad de Cubillos del Sil, en El Bierzo, y la planta de desarrollo tecnológico de captura de CO2 se encuentra ya en una fase bastante avanzada de construcción, que comenzó en el año 2007.

El Museo Nacional de la Energía constituye también uno de los principales programas. En él se incluye la creación y gestión del museo y la recuperación del patrimonio industrial y minero de El Bierzo, actuaciones que, aparte de cierta envergadura técnica, tienen también importancia desde el punto de vista económico. La primera instalación, en la central térmica de la Minero Siderúrgica de Ponferrada, ya ha abierto sus puertas y permite conocer cómo se está llevando a cabo la recuperación del edificio de la central como instalación de carácter cultural que acerque al ciudadano al conocimiento de las actividades energéticas de la comarca y a cómo se pueden utilizar dichas actividades para el uso limpio del carbón.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor secretario de Estado. (El señor Muñoz Martín pide la palabra.)

Senador Muñoz, le ruego que tenga consideración con sus compañeros.

El señor MUÑOZ MARTÍN: Señor presidente, lógicamente tengo consideración con mis compañeros; solo serán tres segundos. Yo no tengo la culpa, señor presidente, de que hoy, aparte de cinco comparecencias, haya treinta y una preguntas, aunque, probablemente por agotamiento, se hayan quedado solo en siete. Tal vez, la generosidad del presidente de traernos café haya que complementarla con un pequeño refrigerio, porque ya es la segunda vez que este senador y muchos otros están con las preguntas a altas horas. Probablemente es un problema de organización, y no del tiempo que se lleva esperando la comparecencia del señor secretario de Estado, que lógicamente le agradecemos, y de las preguntas sin contestar.




Página 51


Solo voy hacer dos matices. En primer lugar, quiero agradecer su contestación. Obviamente, usted no tiene la culpa ni de las promesas ni del incumplimiento de ellas. Yo le he formulado siete puntos y usted me habla del programa de la Ciudad de la Energía, que conozco, y, más que de lo que se ha hecho, de lo que se pretende hacer. Es un planteamiento de voluntades, más que de realizaciones. De cualquier manera, le agradezco sinceramente su contestación, señor secretario de Estado.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Muñoz.

Efectivamente, la jornada es maratoniana. Yo no tengo prisa, créame, pero se lo decía por consideración a los demás.

— PREGUNTA SOBRE LOS MOTIVOS QUE TIENE EL MINISTERIO DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO PARA NEGARSE A AUTORIZAR LA INSTALACIÓN DE LA PLANTA TERMOSOLAR QUE LA EMPRESA IBERDROLA RENOVABLES QUIERE CONSTRUIR EN LA CIUDAD DE ALMANSA (ALBACETE). (681/001807)

AUTOR: CERDÁN GOSÁLVEZ, FERMÍN JOSÉ (GPP).

El señor PRESIDENTE: Para formular la pregunta 681/001807, tiene la palabra el senador Cerdán.

El señor CERDÁN GOSÁLVEZ: Muchas gracias, señor presidente.

Buenas tardes.

Señor secretario de Estado, por ponerle en antecedentes, el término municipal de Almansa, en la provincia de Albacete, cuenta con 25 000 habitantes y 50 000 hectáreas de superficie, y es un lugar propicio para la inversión en energías renovables, tales como eólicas y fotovoltaicas; en virtud de lo cual, en los últimos años se han venido instalando distintas e importantes empresas del sector, mientras el marco legislativo les hacía atractiva la inversión. Si bien es verdad que tal dinámica se ha frenado ante la inseguridad jurídica generada por las decisiones del ministerio, de las cuales ya se ha hablado en profundidad a lo largo de toda la mañana.

Dicho esto, y ciñéndome a la pregunta formulada, le diré que a principios del año 2009 la empresa Iberdrola Renovables Castilla-La Mancha se dirige al Ayuntamiento de Almansa para comunicarle que cuenta con los perceptivos informes autonómicos —tanto de tipo técnico como de tipo medioambiental— y que, por tanto, tiene la firme intención de construir una planta termosolar de 50 megavatios en Almansa, para lo cual le solicita formalmente la concesión de licencia de obras para los trabajos de carácter previo, que vienen perfectamente detallados en el apartado 9 del artículo 131 del Real Decreto 1955/2000; es decir, trabajos de vallado, acondicionamiento del terreno, movimientos de tierra, cimentaciones, etcétera. Todo ello, con el fin de cumplir con la legislación vigente a la hora de acceder al Registro de preasignación del ministerio.

Por darle algún dato más, señor secretario de Estado, y para que sea plenamente consciente de la importancia que tiene esta inversión para el municipio de Almansa, le diré que el montante global de la inversión supera los 250 millones de euros; que los beneficios que percibiría el municipio por ingresos derivados de licencias y permisos serían de varios millones de euros y, lo más importante de todo, señor secretario de Estado, la realización de esta inversión supondría la creación de más de 800 puestos de trabajo durante los tres años de construcción de la planta, de 100 puestos estables durante los 40 años de vida útil y de cientos de puestos de trabajo indirectos derivados del mantenimiento y de industrias auxiliares de la planta termosolar.

Como puede observar, señor secretario de Estado, la generación de empleo es un componente vital de este proyecto y favorecería en gran medida la recuperación económica y de empleo de mi ciudad. Sin embargo, señor secretario de Estado, una inversión que veíamos tan cerca, que para nosotros era palpable y que había despertado tantas expectativas en el municipio, de la noche a la mañana, y contra todo pronóstico, el ministerio que usted representa en estos momentos decidió unilateralmente no incluirla en el Registro de preasignación, haciendo así inviable la instalación, a pesar de que, según nos consta, se cumplían todos los parámetros solicitados por la legislación vigente.

Por todo ello, le pregunto: ¿cuáles han sido los motivos reales para que el ministerio haya desestimado esta inversión y, por tanto, haya evitado con su decisión la instalación de la planta termosolar que Iberdrola Renovables quería, y quiere todavía, construir en la ciudad de Almansa?

Muchas gracias.




Página 52


El señor PRESIDENTE: Gracias, senador Cerdán.

Tiene la palabra el señor secretario de Estado.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA (Hernández Pampaloni): Efectivamente, el Real Decreto 6/2009 establece un mecanismo de registro de preasignación para las instalaciones de régimen especial, de manera que la inscripción en ese registro es una condición necesaria para el otorgamiento del derecho al régimen económico establecido en el Real Decreto 661/2007.

Como se dice en el artículo 4.3 de ese Real Decreto 6/2009, para inscribirse en el Registro de preasignación de retribución es necesario cumplir una serie de requisitos que figuran en ese artículo, entre los cuales se incluye el de disponer de la licencia de obras expedida por la Administración local competente. De acuerdo con el artículo siguiente, el artículo 4.4, el promotor debe dirigir una solicitud de inclusión en el Registro de preasignación de retribución a la Dirección General de Política Energética y Minas para un proyecto concreto —en este caso, el que usted comenta—, adjuntando los documentos justificativos del cumplimiento de los requisitos previstos en el artículo 4.3. Iberdrola Renovables Castilla-La Mancha S.A., que es la titular que nos consta en la instalación Ibersol Albacete, no acreditó en su solicitud el cumplimiento del apartado de disponer de la licencia de obras expedida por la Administración local competente, motivo por el cual se desestimó su solicitud por resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas del 7 de mayo de 2010. Lo que se aportó fue una licencia municipal parcial, otorgada por el Ayuntamiento de Almansa con fecha 5 de mayo de 2009, para iniciar los trabajos de desbroce, movimiento de tierras y cimentaciones de la planta.

En relación con la presentación de la licencia de obras parcial, la Dirección General de Política Energética y Minas elevó consulta a la Abogacía General del Estado. En su dictamen de 17 de diciembre de 2009, la Abogacía General del Estado determinó, en primer lugar, que era incontrovertible que la licencia concedida por el Ayuntamiento era una licencia parcial, dado que así se indicaba expresamente en el decreto municipal, añadiéndose, además “que una vez finalizadas las fases autorizadas no podrían continuarse las obras hasta tanto no se obtenga la licencia de la totalidad”. Y, en segundo lugar, el dictamen de la Abogacía del Estado establecía que, siendo la licencia municipal obtenida una licencia parcial, no cabía entender cumplido el requisito exigido en el artículo 4.3 de disponer de la licencia de obras. Desde el momento en que el citado artículo exige la licencia de obras, el concepto de esta no puede ser otro que el establecido en la legislación urbanística y, por tanto, se ha considerado que no se cumplía ese requisito. Ese es el motivo por el cual no se ha inscrito en el registro.

El señor PRESIDENTE: Gracias.

Tiene la palabra el senador Cerdán.

El señor CERDÁN GOSÁLVEZ: Gracias, señor presidente. Intervendré muy brevemente.

Gracias, señor secretario de Estado, por su respuesta.

Sin embargo, el Real Decreto 1955/2000, en el artículo 131, apartado 9, prevé la posibilidad de presentar, no la licencia definitiva, sino la licencia parcial correspondiente a obras de preparación, como vallado, movimiento de tierra y acondicionamiento del terreno en general, y la empresa sí tiene concedida esa licencia; y, evidentemente, esa licencia fue presentada.

Es llamativo que esta cuestión prevista expresamente en la ley no fuera definitivamente suficiente para la Abogacía General del Estado, y no sé si el hecho es fruto de los vaivenes que en los últimos tiempos ha tenido la ley en relación con las renovables.

En cualquier caso, me consta que la empresa tiene presentado un recurso de alzada contra la resolución del ministerio; recurso de cuya respuesta no ha tenido todavía constancia. Desde luego, nos tranquiliza que Iberdrola haya manifestado su firme intención de retomar esta inversión, si no en este momento, en 2013.

Ahora bien, es llamativo que en un momento como este, en que se supone que todo el mundo apuesta por las energías renovables, por las energías limpias, por las inversiones de última generación en materia de energía fotovoltaica, solar o eólica, no haya más facilidades para que determinadas empresas interesadas en invertir cuantías millonarias generadoras de muchos puestos de trabajo puedan hacer realidad sus proyectos.

En cualquier caso, le pido al señor secretario de Estado que se tome un interés especial en este asunto, ya que para mi municipio, en este caso, supondría una fuente de riqueza muy importante y una mejora muy llamativa en materia de creación de empleo.

Muchas gracias.




Página 53


El señor PRESIDENTE: Gracias, senador Cerdán.

Tiene la palabra el señor secretario de Estado.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA (Hernández Pampaloni): Tomo nota del recurso. Insisto: el motivo de la denegación es un motivo puramente formal, puesto que no solamente la Dirección General de Política Energética y Minas, sino también la Abogacía General del Estado ha considerado que no está cumplido uno de los requisitos. Ese es el motivo, no hay ningún otro de los que usted comenta, para haber tomado la decisión.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor secretario de Estado.

— PREGUNTA SOBRE LAS MEDIDAS ADOPTADAS O PREVISTAS POR EL GOBIERNO PARA DELINEAR UN NUEVO MODELO ENERGÉTICO PARA REDUCIR EL ALTO COSTO SOCIAL DE LAS ENERGÍAS RENOVABLES Y ESTIMULAR EL USO DE LA ENERGÍA NUCLEAR. (681/001612)

AUTOR: HERNÁNDEZ LÓPEZ, PEDRO MANUEL (GPP).

El señor PRESIDENTE: Para formular la pregunta número 1612, tiene la palabra el senador Hernández.

El señor HERNÁNDEZ LÓPEZ: Gracias, señor presidente.

Señor secretario de Estado, como en su exposición previa ha dado prácticamente respuesta a casi todas las preguntas que se han formulado, entre las cuales iba la mía, sobre los tipos de fuentes de energía renovables, el déficit tarifario y todo lo que se ha hablado en esta comisión y, además, mi compañero y portavoz del Partido Popular en la comisión, el senador Palacios Zuasti, también ha respondido prácticamente a lo que yo le preguntaba, solamente me resta formularle, señor secretario de Estado, una pregunta muy concreta. Sabemos todos que cuando el viento deje de soplar y el sol deje de calentar, si no tenemos energías nucleares, tendremos que hacer un mal uso y utilizar carbón o petróleo. Entonces, estaremos consiguiendo que la capa de ozono se destruya muchísimo más por la emisión de miles, de millones de partículas.

Independientemente de esto, quiero decirle que no estamos de acuerdo con la política actual del Gobierno en materia energética. Consideramos que carece de una política medioambiental eficiente desde el punto de vista social, económico e institucional. Vemos que falta una coordinación entre las comunidades autónomas y el Gobierno central. También observamos una ausencia de criterios medioambientales comunes entre la planificación estatal y las autonómicas y, sobre todo, una falta de previsibilidad reguladora y continuos cambios en el marco legislativo. Por último, la existencia de barreras administrativas en la tramitación de los permisos es otro fallo en la actual política del Gobierno en materia energética; sobre todo, no nos parece nada conveniente para obtener electricidad.

Ante esto, en el Grupo Popular pensamos que debería replantearse el modelo de financiación de las energías renovables, estableciendo una fiscalidad ambiental que imponga impuestos sobre el CO2 emitido y la energía. Ha de gravarse la energía nuclear y reformar la estructura de precios para evitar los windfall profits, los beneficios caídos del cielo, ajustando el precio de mercado y el precio de generación. También pensamos que se debe cambiar la asignación de precios, introduciendo discriminadamente costes por tecnologías específicas, con el fin de que la energía que más contamine sea la que más cara se pague, y perfilar instrumentos reguladores distintos para cada una de las renovables, con un ente ejecutivo, que ya existe, soberano y apolítico, que asuma el papel regulador, independiente y autónomo del sistema energético, y defienda los intereses de los usuarios. Este debe ser el actual Consejo Nacional de Energía, con competencias para fijar precios y normas al Ministerio de Industria.

Señor presidente, señor secretario de Estado, muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Hernández.

Tiene la palabra el secretario de Estado.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA (Hernández Pampaloni): Gracias.

¿Qué ocurre cuando el viento no sopla? Aunque parezca una tontería, cuando el viento no sopla, no sopla; y, por tanto, hay que sustituir la producción eólica por alguna otra fuente, que puede ser renovable, porque para eso está la energía solar o la energía hidráulica, o puede no serlo: puede ser energía térmica o energía nuclear. Evidentemente, que haya menor producción renovable, en sentido general, tiene un




Página 54


impacto sobre las emisiones a la atmósfera, y por eso una de las apuestas del Gobierno es caminar hacia una mayor penetración de las renovables.

Desde un punto de vista más específico de funcionamiento del sistema eléctrico —no sé si su interés iba más en este sentido—, la energía renovable requiere, cuando no está disponible, de algún tipo de respaldo por parte de la energía térmica. Ese respaldo tiene que darlo alguna central que, no estando en funcionamiento en un momento determinado, pueda pasar a estarlo en un tiempo relativamente rápido, puesto que el grado de predictibilidad de la eólica se mide en horas, es decir, no se puede saber con más antelación cuánto viento va a soplar en una determinada zona como para poder prever si un aerogenerador determinado va a estar funcionando o no. Por tanto, la energía nuclear no es buena para eso, puesto que, aunque es verdad que funciona en base, no es muy flexible; es decir, resulta muy costoso y complicado arrancar y parar una central nuclear, por motivos que, por los accidentes que hemos sufrido, probablemente ahora son ahora más familiares que antes para la mayoría de nosotros. Desde luego, la potencia térmica de carbón y, sobre todo, la de gas si pueden ofrecer —al menos, en principio— esa flexibilidad y son las que deben actuar en esos casos de respaldo. También la energía hidráulica regulable, no la fluyente, puede tener esa capacidad.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor secretario de Estado.

— PREGUNTA SOBRE LA SITUACIÓN ADMINISTRATIVA ACTUAL DE LA CENTRAL TÉRMICA CON LIGNITOS DE ESCOMBRERAS UBICADA EN EL MUNICIPIO DE MEQUINENZA (ZARAGOZA). (681/001835)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).

— PREGUNTA SOBRE SI EL GOBIERNO DISPONE DE ESTUDIOS ACERCA DE LAS CARACTERÍSTICAS DE LOS LIGNITOS DE ESCOMBRERAS QUE SERÁN UTILIZADOS COMO FUENTE DE COMBUSTIBLE EN LA CENTRAL TÉRMICA DE MEQUINENZA (ZARAGOZA). (681/001836)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).

— PREGUNTA SOBRE EL GRADO DE INFORMACIÓN DE QUE DISPONE EL GOBIERNO ACERCA DE SI SE HA DISPUESTO DE AVALES DE RESTAURACIÓN PARA LAS ESCOMBRERAS QUE SE PIENSA UTILIZAR COMO COMBUSTIBLE DE LA CENTRAL TÉRMICA DE MEQUINENZA (ZARAGOZA). (681/001837)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).

— PREGUNTA SOBRE SI EL GOBIERNO DISPONE DE ESTUDIOS SOBRE LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS EMISIONES DE GASES QUE PRODUCIRÁ LA CENTRAL TÉRMICA DE MEQUINENZA (ZARAGOZA) COMO CONSECUENCIA DE LA UTILIZACIÓN DE LIGNITOS DE ESCOMBRERA COMO COMBUSTIBLE. (681/001838)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).

— PREGUNTA SOBRE SI EL GOBIERNO TIENE CONSTANCIA DE QUE EL INSTITUTO ARAGONÉS DE GESTIÓN AMBIENTAL (INAGA) SOLICITASE INFORME DE SOSTENIBILIDAD SOCIAL DEL PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DE UNA CENTRAL TÉRMICA EN MEQUINENZA (ZARAGOZA) A MUNICIPIOS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CATALUÑA SITUADOS EN UN RADIO DE ACCIÓN DE VEINTE KILÓMETROS. (681/001839)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).

— PREGUNTA SOBRE SI EL GOBIERNO DISPONE DE ALGÚN ESTUDIO DE LAS CARACTERÍSTICAS DEL AIRE Y, EN CONCRETO, DE LOS NIVELES DE OZONO EXISTENTES EN EL ENTORNO DE LA FUTURA CENTRAL TÉRMICA DE MEQUINENZA (ZARAGOZA). (681/001840)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).




Página 55


— PREGUNTA SOBRE SI EL GOBIERNO HA TENIDO EN CUENTA QUE EL PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DE UNA CENTRAL TÉRMICA EN MEQUINENZA (ZARAGOZA) TIENE UNA AFECTACIÓN TAMBIÉN PARA LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CATALUÑA Y, EN CONSECUENCIA, SU AUTORIZACIÓN CORRESPONDERÍA AL MINISTERIO DE INDUSTRIA, TURISMO Y COMERCIO. (681/001841)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).

— PREGUNTA SOBRE LA EXISTENCIA DE PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN EN CASO DE CONTAMINACIÓN AMBIENTAL EN EL SUPUESTO DE LA CONSTRUCCIÓN DE LA CENTRAL TÉRMICA DE MEQUINENZA (ZARAGOZA). (681/001842)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).

— PREGUNTA SOBRE SI EL GOBIERNO CONSIDERA QUE LA CONSTRUCCIÓN DE LA CENTRAL TÉRMICA DE MEQUINENZA (ZARAGOZA) PUEDE AFECTAR A LOS ESPACIOS PROTEGIDOS EXISTENTES ALREDEDOR DE SU UBICACIÓN. (681/001843)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).

— PREGUNTA SOBRE SI EL GOBIERNO CONSIDERA QUE LA CONSTRUCCIÓN DE UNA CENTRAL TÉRMICA EN MEQUINENZA (ZARAGOZA) PUEDE AFECTAR A LA CALIDAD DE LAS PRODUCCIONES DE FRUTA DE LOS MUNICIPIOS DE LA PROVINCIA DE LLEIDA QUE SE ENCUENTRAN EN UN RADIO DE ACCIÓN INFERIOR A VEINTE KILÓMETROS. (681/001844)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).

— PREGUNTA SOBRE SI EL GOBIERNO CONSIDERA QUE UBICAR UNA CENTRAL TÉRMICA EN MEQUINENZA (ZARAGOZA) PUEDE PERJUDICAR A LAS PRODUCCIONES AGRÍCOLAS DE LOS MUNICIPIOS DE LA PROVINCIA DE LLEIDA QUE SE ENCUENTRAN DENTRO DE UN RADIO DE ACCIÓN INFERIOR A VEINTE KILÓMETROS. (681/001845)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).

— PREGUNTA SOBRE LA VALORACIÓN DEL GOBIERNO EN RELACIÓN CON EL HECHO DE QUE LA CONSTRUCCIÓN DE LA CENTRAL TÉRMICA DE MEQUINENZA (ZARAGOZA) PUEDA COMPORTAR ALGÚN TIPO DE RIESGO PARA LA SALUD DE LAS PERSONAS DE DICHO MUNICIPIO Y LOS COLINDANTES. (681/001846)

AUTOR: ALTURO LLOAN, RAMON (GPCIU).

El señor PRESIDENTE: Para finalizar, por el Grupo Parlamentario Catalán en el Senado de Convergència i Unió, el senador Alturo va a agrupar todas las preguntas que tiene, de la número 681/001835 a la 681/001846.

El señor ALTURO LLOAN: Muchas gracias, señor presidente.

Sí, porque, si no las agrupamos, a cinco o diez minutos por pregunta, tenemos para dos horas más. En fin, vamos a ver cómo abreviamos.

En primer lugar, quiero recordar que son preguntas que se formularon en su momento solicitando respuesta escrita y que, transcurrido el periodo establecido sin que se contestaran, pasaron a orales. La segunda consideración es que estas preguntas no se formulan a un ministerio concreto sino al Gobierno. Algunas de ellas hacen referencia directa al Ministerio de Industria y alguna otra hace referencia al Ministerio de Medio Ambiente por cuestiones medioambientales. Imagino que el señor secretario de Estado, que es miembro del Gobierno, contestará en función de una visión general de la cuestión.

Si le parece bien, señor presidente, voy a dar por formuladas las doce preguntas, para no estar repasando una detrás de otra, centrando el problema en el denominador común: la central térmica, de 37 megavatios de potencia, que la empresa Carboníferas del Ebro quiere poner en funcionamiento en Mequinenza, en una zona que linda con los términos municipales de Seròs y de Almatret, que pertenecen a Lleida. Esta central se alimentará en gran parte de los residuos de carbón que se han acumulado por la actividad minera de la empresa a lo largo de su historia, escombros situados del lado de Lleida, enterrados en valles y barrancos. Estos residuos se serán la fuente de energía principal, en un 70% aproximadamente. Diferentes estudios dicen que el combustible procedente de estos escombros es altamente contaminante,




Página 56


debido a las altas emisiones de azufre, óxido de nitrógeno y anhídrido carbónico, que, en definitiva, representan casi tres veces más los de una central de ciclo combinado.

Aunque la central es inferior a 50 megavatios y la competencia corresponde a la Comunidad de Aragón, por el hecho de estar cerca de Lleida le afecta también a la Comunidad Autónoma de Cataluña. En un radio de 20 kilómetros alrededor de la central hay nueve municipios de Lleida y solo tres que pertenecen a Aragón. Con esto simplemente quiero indicar como afecta a ambas comunidades autónomas. Por esta circunstancia de que la central afecta a más de una comunidad autónoma, el Gobierno tendrá algo que decir sobre los estudios de impacto ambiental y sobre la situación que se pueda generar.

Por referirme a algunos aspectos en concreto, hay diferentes zonas de especial de protección. Por ejemplo, hay una zona protegida, Aiguabarreig del Segre,— o una ZEPA en Seròs, una zona de especial protección de aves, en el área de influencia de la central térmica. Además, durante estos últimos años se ha hecho en esta zona de Lleida, en el Baix Segrià, esfuerzos considerables por atraer empresas de tecnologías limpias, sobre todo potenciando el riego desde el Canal Segrià Sur a través del proyecto Segarra-Garrigues, que está transformando muchas de estas tierras en zona de agricultura, especialmente de fruta, almendro y aceite de alta calidad. Por lo tanto, entre las gentes que trabajan estas tierras existe el miedo de que esta central pueda ocasionar perjuicio a la calidad de su producción; la valoración de la calidad de la fruta, por ejemplo, al tener la exigencia de trazabilidad, del origen, puede verse perjudicada. Además, habría que considerar los aspectos relativos a la salud y revisarlos.

Hasta el momento, todos los estudios sobre impacto ambiental se han limitado a Aragón, y no se ha hecho ninguno sobre los nueve municipios catalanes situados en un radio de 20 kilómetros de la central. Entendemos que deberían realizarse estos estudios medioambientales, dado que los ciudadanos y las gentes que viven y trabajan en la zona están preocupados, en términos generales. Por eso, a nuestro grupo parlamentario le interesa saber en qué situación se encuentra esta central, si será viable o no, a pesar de que el Gobierno de Aragón ya ha dado diferentes permisos. Por ejemplo, la resolución del 5 de agosto de 2009, de la Dirección General de Energía y Minas, por la que se autoriza y aprueba el proyecto de ejecución de instalación eléctrica Central Térmica de 37 megavatios, publicado en el Boletín Oficial de Aragón, el 11 de enero de 2010.

Simplemente, me gustaría saber en qué situación se encuentra. Evidentemente, no puede circunscribirse exclusivamente a la Comunidad Autónoma de Aragón, dado que, tal y como estoy manifestando, afecta también a la Comunidad Autónoma de Cataluña. Por tanto, en este sentido, me gustaría saber en qué situación está y qué opina el señor secretario de Estado.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, senador Alturo.

Tiene la palabra el señor secretario de Estado.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA (Hernández Pampaloni): Gracias.

Me parece que no le voy a poder ayudar mucho, precisamente porque en ninguno de los aspectos que tienen que ver con la tramitación de la central tiene competencia el Ministerio de Industria. Como usted ha dicho, por tratarse de una instalación con una potencia instalada menor a 50 megavatios, la competencia es de la comunidad autónoma. Por tanto, es esa comunidad autónoma la que le debe decir en qué situación se encuentran los distintos trámites.

Respecto al aspecto ambiental, he de decir que, efectivamente, puede tener un impacto sobre las zonas colindantes, y puede ir más allá de la zona de Aragón, pero su tramitación tampoco es competencia del Ministerio de Industria. Solamente le correspondería esa competencia si la instalación estuviera por debajo del umbral de los 50 megavatios y una parte estuviese físicamente en Aragón y otra en Cataluña. Pero el hecho de que pueda tener impacto no le da competencia, por ello no le puedo aclarar nada más. A título personal, le diré que me parece muy bien que los estudios de impacto ambiental que se puedan llevar a cabo tengan en cuenta todas las consideraciones que usted ha comentado, pero eso es algo que le corresponde a la comunidad autónoma.

El señor PRESIDENTE: Tiene la palabra, senador Alturo.




Página 57


El señor ALTURO LLOAN: Gracias, señor secretario de Estado. Gracias, señor presidente.

Entiendo que el Ministerio de Medio Ambiente pueda tener mayor competencia al respecto, pero las preguntas están formuladas y dirigidas al Gobierno. Por tanto, entiendo que, como Gobierno, alguien tiene que dar una respuesta.

En cuanto a que si es menor de 50 megavatios la competencia le corresponde a la comunidad autónoma, la normativa y la ley son claras en este sentido. Pero cuando el impacto no es solo de una comunidad autónoma sino que afecta a otra, entonces todo cambia; por tanto, entiendo que el Ministerio de Industria tiene que saber cuál es la situación. A mí me gustaría saber qué ocurre. ¿Se va a hacer o no esta central? ¿Está o no en marcha? ¿Qué sabe sobre esto el Ministerio de Industria? Algo tiene que saber. Si no tiene la respuesta o no me puede contestar ahora, le agradecería que me respondiera por escrito, y si es necesario, consulte con el Ministerio de Medio Ambiente para que le faciliten información sobre este asunto y, en definitiva, podamos conocer en qué situación se encuentra.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, senador Alturo.

Señoría, le tengo que recordar que la clasificación de las preguntas es competencia de la Mesa, donde ustedes tienen representante. Por tanto, el Gobierno no entra en dicha clasificación a la hora de remitirlas a las distintas comisiones.

Señor secretario de Estado, tiene la palabra.

El señor SECRETARIO DE ESTADO DE ENERGÍA (Hernández Pampaloni): Simplemente quiero manifestarle que hablaré con el Ministerio de Medio Ambiente para que me informe, y le contestaré por escrito para comentarle la situación en que se encuentra. (El señor Alturo Lloan pide la palabra.)

El señor PRESIDENTE: Adelante, señoría.

El señor ALTURO LLOAN: Solo quiero hacer una puntualización. Tengo aquí un informe, que en su momento elaboró el anterior secretario de Estado, sobre otras centrales que hay también previstas. En este informe de 4 de marzo de 2009 se especificaban las características de esta última, contiene un registro administrativo de la instalación de producción de energía especial provisional, e informa de que la subdirección general no tiene noticias de que dicha inscripción haya pasado a ser definitiva, ni que la central esté actualmente en funcionamiento.

Por tanto, atendiendo también a un informe que me facilitó el anterior secretario de Estado, le agradecería que se preocupara por ello y me hiciera llegar información escrita sobre este asunto.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, senador Alturo.

Agradezco a los senadores Muñoz y Alturo y al letrado su permanencia hasta la finalización de la sesión de la comisión y,¡ como no!, al secretario de Estado por su presencia, y a su equipo, por su asistencia en todo momento al secretario de Estado.

Señor secretario de Estado, le felicito por su comparecencia. Ha sido densa, intensa y extensa y, por tanto, muy importante. Le reitero mi agradecimiento.

Señorías, se levanta la sesión.

Eran las quince horas y cincuenta minutos.


Congreso de los Diputados · C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID · Aviso Legal