Listas de valores
Congreso de los Diputados

Cerrar Cerrar

 
DS. Congreso de los Diputados, Comisiones, núm. 324, de 24/06/2009
 


CORTES GENERALES
DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
COMISIONES

Año 2009 IX Legislatura Núm. 324
MEDIO AMBIENTE, AGRICULTURA Y PESCA
PRESIDENCIA DE LA EXCMA. SRA. D.ª MARÍA ANTONIA TRUJILLO RINCÓN
Sesión núm. 23 celebrada el miércoles 24 de junio de 2009


ORDEN DEL DÍA:

Comparecencia del señor secretario de Estado de Medio Rural y Agua (Puxeu Rocamora) para informar sobre:

- Las actuaciones desarrolladas por Acuamed. A petición del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso. (Número de expediente 212/000454.) ... (Página 2)

- La actividad desarrollada hasta la fecha por el Consejo de Medio Ambiente y por la mesa de asociaciones y sobre el desarrollo y puesta en marcha de la Ley 45/2007, de 13 de diciembre, para el desarrollo sostenible del medio rural. A petición del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso. (Número de expediente 212/000504.) ... (Página 2)

- El futuro de la Política Agraria Común a partir de 2013. A petición del Gobierno. (Número de expediente 212/000590.) ... (Página 2)

Página 2


La ampliación de ZEPAS propuesta para Unión Europea en las zonas de regadío del Canal Segarra-Garrigues. A petición del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso. (Número de expediente 212/000593.)... (Página 2)

- Las negociaciones entre la Unión Europea y la Organización Común de Mercado (OCM) en relación con el conflicto del plátano y la posición del Gobierno de España en el mismo. A petición del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso. (Número de expediente 213/000093.) ... (Página 2)

- Las actuaciones que está realizando el Gobierno en defensa del sector cárnico porcino, tras la prohibición de exportación de carnes de porcino y derivados a Rusia. A petición del Grupo Parlamentario Catalán (Convergéncia i Unió). (Número de expediente 213/000416.) ... (Página 2)

Se abre la sesión a las cuatro y cinco minutos de la tarde.


La señora PRESIDENTA: Señorías, iniciamos la vigésima tercera sesión de la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca con la comparecencia del señor secretario de Estado de Medio Rural y Agua, al que damos la bienvenida, como en otras ocasiones.


Esta es una comparecencia cuya acumulación a otras peticiones de comparecencia que existían en el listado de actividades pendientes de la Comisión de Medio Ambiente se decidió en Mesa y portavoces. Hoy tenemos acumuladas seis peticiones de comparecencias, que se van a sustanciar por el secretario de Estado. La primera es una petición de comparecencia del director general de la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas, para informar sobre las actuaciones desarrolladas por Acuamed, presentada por el Grupo Parlamentario Popular. La segunda petición de comparecencia es del director general de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, para informar sobre la actividad desarrollada hasta la fecha por el Consejo de Medio Ambiente y por la mesa de asociaciones y sobre el desarrollo y puesta en marcha de la Ley 45/2007, de 13 de diciembre, para el desarrollo sostenible del medio rural. La tercera petición de comparecencia es del secretario de Estado de Medio Rural y Agua, para informar sobre el futuro de la política agraria común, a petición del Gobierno. La cuarta, del secretario de Estado de Medio Rural y Agua, para informar sobre la ampliación de Zepas propuesta por la Unión Europea en las zonas de regadío del canal Segarra-Garrigues, a petición del Grupo Parlamentario Popular. La quinta, de la ministra de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, para informar sobre las negociaciones entre la Unión Europea y la Organización Común de Mercado en relación con el conflicto del plátano y la posición del Gobierno de España en el mismo, a petición del Grupo Parlamentario Popular. Y la última, a petición del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), es de la ministra de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, para informar acerca de las actuaciones que está realizando el Gobierno en defensa del sector cárnico porcino, tras la prohibición de exportación de carnes de porcino y derivados a Rusia. Todas ellas son materias que quedan bajo la competencia del secretario de Estado de Medio Rural y Agua.


Estas seis comparecencias se van a sustanciar en una sola, con la ordenación del debate que voy a decir a continuación. En primer lugar interviene, sin límite de tiempo, el secretario de Estado; a continuación se abrirá un turno de intervención de los portavoces de los grupos parlamentarios, por orden cronológico de petición de las comparecencias y, después, el resto de los grupos de menor a mayor. Como es habitual en esta Comisión, contestará el secretario de Estado y se abrirá un nuevo turno de réplica, que cerrará definitivamente el secretario de Estado.
Teniendo en cuenta que son seis peticiones de comparecencias de autoridades del ministerio, dijimos en Mesa y portavoces que la Mesa iba a actuar con benevolencia respecto al cómputo de los tiempos. Por tanto, si en el primer turno hay un tiempo de quince minutos, vamos a permitir que se pueda incrementar, considerando que podría producirse que intervinieran tres portavoces de cada grupo parlamentario, hasta un tiempo máximo de 30 minutos, para que se lo puedan repartir los tres. Sí les pido que nos hagan llegar a la Mesa quiénes van a intervenir. Habrá un segundo turno, de diez minutos, para que puedan seguir interviniendo.


Dicho esto, señor secretario de Estado, tiene la palabra para iniciar esta comparecencia.


El señor SECRETARIO DE ESTADO DE MEDIO RURAL Y AGUA (Puxeu Rocamora): Muchas gracias, señora presidenta, señorías, por estar una vez más ante esta Comisión y poder hacer un compendio del seguimiento de las actuaciones de la Secretaría de Estado y, a petición de ustedes, en unos temas muy concretos, todos ellos interrelacionados, como no puede ser de otra manera.


Si me lo permiten, como ha indicado la presidenta, yo haré una exposición general, sin querer ser exhaustivo y, a petición de ustedes y tal y como estaban planteadas las comparecencias, podemos profundizar en los aspectos puntuales que ustedes crean oportuno.


Página 3


Señora presidenta, poder esta tarde hablar de la política agrícola común, de la situación de los sectores agroalimentarios y todo lo que tiene que ver con los medios de producción, las infraestructuras, el desarrollo rural, el medio ambiente y el agua, para mí es una oportunidad que quiero aprovechar para, como hemos dicho anteriormente, poner encima de la mesa la situación del momento actual. Señorías, conocen bien, y lo hemos visto en la Comisión, que durante los últimos meses del año 2008 se produjo el cierre de la negociación del chequeo médico de la política agrícola común. Con él y con la aprobación de las últimas ocho organizaciones comunes de mercado se cierra de alguna manera, de forma definitiva, la reforma de la política agrícola común del año 2003, que nos fija un escenario estable hasta el año 2013. Pocos son los sectores económicos que, en un momento de convulsiones a nivel mundial como el actual, pueden tener un marco estable de apoyos presupuestarios y de escenario de funcionamiento -reglas de juego, en lenguaje coloquial comunitario- para un futuro cercano.


Como ustedes saben bien, el esfuerzo de este Gobierno y de otros gobiernos de la Unión y de la propia Comisión es intentar durante este periodo, una vez concluidos estos trabajos, avanzar en lo que debe ser un periodo de medio plazo, 2013-2020, para que también los agentes sociales y económicos -agricultores, ganaderos, empresas agroalimentarias, cooperativas- puedan tomar las decisiones que crean oportuno para afrontar esta nueva etapa. Una nueva etapa en que, insisto, se cierra el primer capítulo -con el cierre chequeo médico y en la conferencia sectorial que se celebró en Burgos en abril de 2009- en el que se aprueba para España cuál es la posibilidad de utilización de los mecanismos. En la parte, que ustedes conocen bien, señorías, de aprovechamiento de fondos no utilizados de la PAC, del primer pilar, de los fondos procedentes de un incremento de la modulación para revertirlos en una serie de políticas que se han declarado prioritarias, con un amplísimo consenso -solo una comunidad autónoma y por motivos no agrarios, por motivos electorales, el País Vasco no se sumó al acuerdo unánime; por tanto, no hablo de unanimidad porque hubo una abstención del consejero vasco en un momento electoral, abril de 2009-, prácticamente por unanimidad, se definieron cuáles son los sectores a lo que había que apoyar con esos fondos que procedían, insisto, de los remanentes no utilizados y de la modulación del primer pilar de la política agrícola común. Fueron poco más de 200 millones de euros que debían complementar las políticas que ya están previstas en cada una de las organizaciones comunes de mercado y en el funcionamiento de nuestra estructura de apoyos al sector.


Todos coincidimos en que ese escenario debía darnos estabilidad hasta 2013 y nos debía permitir una cierta flexibilidad. Cierto es que queríamos apoyar ganaderías extensivas y muy especialmente, no anticipándonos, porque ya vivíamos inmersos en una crisis importante del sector vacuno de leche o del sector lácteo, al sector de ganadería leche, a los cereales de bajo rendimiento y a las zonas desfavorecidas, no olvidando las rotaciones de cultivos, sobre todo en herbáceos, para el aprovechamiento de cultivos de leguminosas, dejándonos un margen financiero importante para atender las crisis puntuales que año a año un sector tan diverso y tan complejo como el sector agrario viene sufriendo. Por tanto, hay margen para que sean la conferencia sectorial, comunidades autónomas y Gobierno de la nación los que tomen las decisiones de apoyo, ya que un año es el ovino, otro año es el sector de los ajos, otros años otro sector, por distintas circunstancias, algunas de ellas climáticas, otras de mercado, otras, de producciones que no tienen cobertura con el sistema de las organizaciones comunes de mercado, los que pueden generar alguna disfunción. Pero de alguna manera nos hemos dotado de un marco estable hasta el año 2013. Eso es bueno, especialmente para un sector que, en esta época de economía complicada, de convulsiones en el ámbito financiero, sigue manteniendo su posición de liderazgo.


Señorías, me lo han oído decir muchas veces y no por ello voy a dejar de hacer el mismo énfasis que en otras ocasiones: el sector agroalimentario español es un sector estratégico para nuestra economía, es un sector estratégico para la conservación del mundo rural, para la vida en nuestros pueblos, para mantener una estructura productiva y una estructura empresarial donde no hay demasiadas alternativas más allá del sector terciario o, en algunos casos, alternativas en el ámbito de los servicios o energético. Reiteraré, y ustedes lo saben, que este sector, a pesar de todo, ha terminado el año 2008 creciendo, creciendo en producción final agraria. Ha crecido en valor de exportaciones -el sector agrario se ha acercado a los 50.000 millones de euros de facturación- y ha mantenido una tasa de cobertura a las exportaciones positiva, de más de diez puntos. Es cierto que estos datos -y nunca lo hemos ocultado- deben convivir en el tiempo con una caída de rentas de los productores, especialmente por un incremento de coste de materias primas. En el año 2008, el incremento de costes energéticos y de medios de producción incidió en una cifra negativa de renta de los productores, pero el sector siguió creciendo.


El sector agroalimentario, con cerca de 90.000 millones de facturación, también ha mantenido una tendencia creciente y algo más importante que otros parámetros en estos momentos. Ha mantenido una balanza comercial netamente positiva y el empleo ha crecido en el sector agrario cerca de cinco puntos y en el sector agroalimentario se ha mantenido, siendo de los pocos sectores industriales -en este caso, siendo el primer sector industrial manufacturero en facturación- que ha mantenido índices positivos en empleo hasta el último trimestre del año pasado y durante el primer trimestre de este año, según datos del INE y de la propia Federación de industrias de alimentación y bebidas. Por tanto, un sector sostenible, cuando se habla de sostenibilidad en la economía, y un sector que, señorías, con la

Página 4


que está cayendo en otros sectores (sectores financieros, sectores especulativos), ha sido capaz de aguantar. Por supuesto que tiene problemas comunes a otros sectores: falta de liquidez, distorsiones en los plazos de pago, dificultades y compresión de márgenes comerciales de los productos en la distribución comercial, pero ha sido un sector, y eso a mí me satisface y cuenta con todo nuestro apoyo, que ha sido capaz de mantener su actividad a pesar de todos los pesares. Será su estructura patrimonial, basada en pequeñas y medianas empresas, muchas sociedades anónimas, sociedades limitadas de matriz familiar, empresas cooperativas en el territorio, todo lo que ha hecho posible que este sector esté aguantando. Necesita por supuesto de nuestro apoyo y vamos a dárselo; hemos puesto en marcha una línea para la financiación de la liquidez -que estamos apoyando a través del Instituto de Crédito Oficial- de mil millones de euros; lo estamos apoyando en las operaciones de comercio exterior a través del Cesce y de otras entidades de caución, para mantener una posición en mercados que en este momento son difíciles, como el mercado de la Federación Rusa o mercados que han tenido bajadas importantes en la cotización de sus monedas, como puede ser el mercado del Reino Unido, que es un gran mercado para algunos de nuestros productos alimentarios, como pueden ser el tomate o el vino. Por tanto es un sector que ha podido aguantar.


Es cierto, y no me duelen prendas en reconocerlo, que algunos sectores han sufrido situaciones de crisis específicas muy puntuales y muy dolorosas, como fue durante el ejercicio 2008, el sector del ovino -lo hemos visto en esta misma Comisión, presidenta-, donde los precios fueron muy bajos, se complicó la situación con la sequía y la falta de pastos y una prolongada situación de enfermedades y epizootias, como la lengua azul, y obligaron a una serie de gastos complicados. Este sector se ha ido recuperando, los precios de 2009 están por encima de los precios medios de los últimos tres años y, a pesar de tener una cierta bajada de consumo, las campañas de promoción, por ejemplo de carnes en extensivo y carnes locales etiquetadas, etcétera, están dando buenos resultados. Hoy por hoy es el sector de vacuno de leche y muy especialmente el sector lácteo el que está sufriendo una situación que lo ha complicado muchísimo a nivel mundial, después de un episodio, no tienen ustedes que olvidarlo, de escasez de producción y de incremento exponencial de precios en origen. Después de esa situación, se produjo un incremento de oferta, que ha concluido en una situación muy dramática en cuanto a cotización de precios de leche en origen e incluso a algunas situaciones empresariales complicadas, con dificultades hasta de recogidas. Para ello se han puesto en marcha medidas -incluso el último Consejo Europeo ha tomado razón de esta cuestión-, a nivel comunitario, de intervención de la leche en polvo desnatada, de la mantequilla y -lo digo para que retengan el dato, porque es poco público- en este momento son más de 650 millones de euros los que se han destinado del Feoga-Garantía al apoyo del sector lácteo, con estas medidas de intervención, medidas que, a petición de España y de otros países, van a prolongarse más allá del año 2009. Por tanto, en el escenario 2009-2010 y hasta la recuperación de precios, debemos mantener estas medidas. Dicho sea de paso, como ustedes bien conocen, España siempre ha solicitado que se mantengan ciertos mecanismos de apoyo a los mercados para los productos agrarios. El mercado es un sistema en funcionamiento, pero no lo arregla todo, y mantener un mínimo de estructuras de control de mercados y mecanismos que permitan superar crisis puntuales nos viene bien.


Otros sectores es cierto que están funcionando francamente bien en exportación; han tenido algunos problemas puntuales que se han podido resolver. En una de las comparecencias que ustedes solicitaban preguntaban por la situación de un mercado que para mí es muy querido y en el que hemos trabajado mucho y con todo el equipo para que funcione bien; me refiero al mercado del porcino. Este mercado ha encontrado cotas de competitividad, por eficiencia en la estructura de producción, en la genética, en la alimentación animal, también en la utilización de purines y subproductos. Ha sido un sector que ha evolucionado y se ha tecnificado en gran medida y es de los más competitivos de Europa, junto con Alemania, Países Bajos y Dinamarca; están a la par. Este sector, que mantenía cifras de negocio muy importantes, superiores a los 6.000 millones de euros, mantiene posiciones en mercados de exportación emblemáticas y uno de ellos -y costó mucho abrirlo- fue, como ustedes bien conocen, el mercado chino para productos del cerdo y especialmente para productos curados, también el mercado de Estados Unidos, pero muy especialmente el mercado ruso, que por un episodio de coincidencia con la gripe A, la H1N5, sufrió una alteración en cuanto a las medidas de exportación y un riesgo hacia un mercado al que destinamos -hablo de memoria- del orden de 115.000 toneladas el año pasado; por tanto un buen mercado de exportación. Debo decirles, y sé que ustedes están preocupados por ello, que en el mismo momento en que se produjo la restricción a la exportación, el día 3 de mayo, nuestros servicios, el director general de Producciones Agrícolas y Ganaderas, el embajador de España en Moscú, los servicios del Ministerio de Asuntos Exteriores, nosotros mismos desde el ministerio, planteamos la resolución de la solución, a la cual se dio inmediata respuesta por parte de las autoridades rusas -porque mantenemos un buen nivel de negociación con ellas desde hace tiempo para otros productos: cítricos, frutas y hortalizas y también carnes- y no hubo en ningún caso ninguna parada en las exportaciones, quedando el 3 de junio -30 días después- totalmente levantadas las restricciones. Por tanto, según el propio sector, que nos ha felicitado por ello, no ha habido ninguna afectación al mercado; incluso las lonjas, durante esas semanas, tuvieron comportamientos alcistas.


Es cierto, señorías, que hay otros sectores, y ustedes están preocupados legítimamente por ellos, que se han

Página 5


visto afectados este año por la puesta en marcha de una nueva regulación.
La Organización Común de Mercados del vino y productos vitivinícolas ha comportado una convulsión, un cambio de estrategia de producción y comercial y, además, en un momento en que otros condicionantes económicos podían afectar al mercado. Ello nos ha llevado a que, a pesar de que se haya llegado a acuerdos privados para destilación del mismo tenor que otras campañas, cerca de 6 millones de hectolitros, que la producción de mostos haya sido similar a otras campañas, que hayamos batido récords en exportación a pesar de tener un mes de enero malo -febrero y marzo han sido francamente buenos- y mantener buenas posiciones en los mercados, haya en estos momentos una sensación de incertidumbre, especialmente para algunos vinos tranquilos, en manos sobre todo de algunas cooperativas, que la OCM no ha resuelto. Debo decir que los fondos previstos para 2009 se han utilizado, las ayudas para los planes de promoción han sido demandadas de forma muy importante por más de mil operadores o empresas con una buena distribución territorial, las ayudas al mosto se han repartido en el 99,9 por ciento y este mismo mes los agricultores, los viticultores, van a recibir la notificación del pago de 700 euros por hectárea que, de acuerdo con el sector, por importe de más de 214 millones de euros, va a compensar el cambio de sistema. Lo que no se puede es estar a uvas y a peras, lo que no se puede pedir es: manténganse los sistemas anteriores con unos fondos y los nuevos fondos, que se ha decidido repartirlos de otra manera, sírvanse para retrotraerlos. A algunos agentes del sector, interpelados directamente, se les ha preguntado: ¿Volvemos a la posición de 400 euros/hectárea y hacemos una destilación de crisis o mantenemos los 700 euros?

Solo quien vivía -y lo digo con toda la legitimidad- de la destilación mantiene que se haga la destilación. El productor que va a recibir los 700 euros por hectárea lo que quiere es percibirlos, percibirlos pronto, y que el mercado funcione. Debo anunciarles -y me anticipo- que los operadores de vino tranquilo en exportación, pero también de mostos y alcoholes, están comprometidos a anticipar sus campañas de compras durante este verano, para que haya un escenario de tranquilidad en los mercados. Dicho esto, los problemas de falta de liquidez de las compañías afectan a la agilidad del mercado -como en otros sectores, como el de aceite de oliva- y afectan a la fluidez de esos mercados, pero eso es un mal común de crisis de confianza que todos ustedes conocen. Hay otros sectores que están en la prensa, que están en los medios y que ustedes han planteado en las comparecencias de hoy -como el del plátano-, que tienen un nivel de apoyo determinado y reconocido por ellos mismos como suficiente, pero que legítimamente quieren tener un escenario a medio o largo plazo resuelto. En estos momentos el sector del plátano, después del cierre de la Organización Común de Mercados en el año 2008, mantiene un nivel de apoyos de 141 millones de euros, mantiene un tariff only, un nivel de arancel, de 176 euros -salvo para países de África, Caribe y Pacífico- y es cierto que hay una acusación, hay un panel abierto en la Organización Mundial de Comercios, presentado por Ecuador y Estados Unidos, de exceso de protección arancelaria, que nos fuerza a que mantengamos un proceso negociador que probablemente podría traducirse en una cierta o relativa baja. Donde no hay bajas es en los 141 millones de euros de apoyo al sector y también hay, presidenta -y ustedes lo conocen bien porque se aprobó en esta Cámara-, una posibilidad de conceder a los productores españoles una compensación de pago al transporte, si se alterase significativamente el escenario actual de protección. El viernes de la semana pasada el ministro francés, la ministra Espinosa, representantes del Gobierno de Portugal y todos los países productores tuvieron una reunión en Madrid para mantener claramente el apoyo a este sector.


Presidenta, he querido hacer un repaso a sectores con problemas y a sectores con oportunidades, al fin y al cabo un sector que, insisto, es la primera industria manufacturera de este país y que mantiene más de 500.000 empleos en 31.000 empresas, por tanto, un sector que merece todos nuestros respetos y todos nuestros apoyos. Tan plural, tan diverso, con una geografía tan complicada, que raro es el momento en que no tengamos algún problema en algún sector, pero en su globalidad merece toda nuestra atención y en las cuestiones puntuales merece nuestra atención para darles solución. Cuando hablaba -y perdone que me alargue- del futuro 2013-2020, lo primero que estaba poniendo encima de la mesa es la necesidad de preservar un presupuesto importante, importante como el actual, que debe compararse con otros competidores -y así lo explicaba yo el otro día en el Senado-. Nuestro escenario de apoyos al sector agrario y alimentario y al mundo rural debe compararse con los apoyos que otras potencias competidoras -como pueden ser Estados Unidos, Australia, Brasil, Argentina o Chile-, por la vía de apoyos directos, por la vía todavía hoy de apoyos aduaneros, por la vía de créditos contracíclicos y por la vía de la compra de materias primas para ayuda alimentaria, por todas esas vías, tenemos fórmulas suficientes para que Europa se pueda comparar con ellos. Por tanto, en un sector que funciona, en un sector que es el líder, con un bajo nivel de apoyos -no llega al nivel de apoyo actual de otros bloques, como Estados Unidos, estamos entre medio punto y un punto por debajo-, debemos poder mantener la legitimidad de estos apoyos, por lo que el tamaño del presupuesto en este caso sí importa.
Debemos mantener dos prioridades, la ayuda a la producción y la ayuda a las rentas, porque es un sector que está en el mercado, es un sector que debe funcionar en el mercado y es un sector que debe preocuparse por el territorio y por las rentas de los productores en el territorio. Por tanto, en esa ambivalencia que hoy se traduce en primer y segundo pilar de la política agrícola común debemos movernos.


Página 6


Es cierto, señorías, que en este momento, a nivel europeo, especialmente en los nuevos países adheridos y algunos, como Alemania, con la incorporación de sus zonas del este, están abogando por una tasa plana, un pago unitario por todas las superficies o cabezas de ganado. Yo creo que no hay que pecar de ingenuidad, España es el segundo perceptor neto, en términos absolutos, de fondos de la política agrícola común por detrás de Francia y por encima de Italia, de Países Bajos y de Alemania. Por esto, ir a una política de chocolate para todos solo nos podría necesariamente hacer perder nuestra posición. No digo que no tengamos que hacer esfuerzos todos, pero para que nuestra agricultura, nuestra industria y nuestro mundo rural funcionen sabemos que debemos contar con un paquete de apoyo presupuestario similar al actual y, por ello, vamos a fijar cuáles son nuestros objetivos. Posiblemente, un cierto pago único, a cambio de la condicionalidad de que sea más igualitario, podría ser una buena idea, siempre y cuando no nos haga perder fondos. Nuestra batalla es el mantenimiento de los fondos. Y después hay una cuestión que ustedes, la Cámara, han discutido muchas veces, que es la componente de remuneración de bienes y servicios que también define claramente la posición estratégica de este sector. La capacidad de dotarlos de materias primas para alimentación, con seguridad alimentaria en todo momento, es algo a lo que cualquier potencia en el siglo xxi debería tender. Después de lo que ha pasado -analicen ustedes los últimos 24 meses: crisis al alza, crisis a la baja, precios altos, precios bajos, falta de materias primas y una demanda creciente, que las propias Naciones Unidas cifran en un 50 por ciento de materias primas agrarias para los próximos veinte años- nos lleva a que la garantía de abastecimiento de esta cadena alimentaria sea un elemento estratégico al cual valga la pena seguir apoyando. Tenemos argumentos más que suficientes para decir que necesitamos mecanismos para corregir los excesos del mercado, ciertos mecanismos de mercado, ciertos mecanismos de apoyo a las rentas, y garantizar este abastecimiento suficiente de toda la cadena alimentaria y la capacidad de producción, exportación y facturación de este sector, insisto, estratégico.


Es cierto que todas estas políticas tienen que ver con el territorio, tienen que ver con la actividad empresarial, con las personas, pero también con el territorio. España ha sido el primer país que ha avanzado, antes de este escenario 2013-2020, en una política transversal para el territorio, y yo me felicito por ello. Las Cámaras, en la anterior legislatura, en una ley presentada por el Gobierno, la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural -que ya está por el segundo año de planes pilotos y el año que viene va a entrar el pleno funcionamiento en prácticamente todas las comunidades autónomas, que son las que tienen que defender sus áreas-, España está poniendo en marcha una ley que va a ser absolutamente útil para ese escenario 2013-2020. Habrá políticas que necesitarán y requerirán de financiación nacional, de financiación de la Administración General del Estado, de las comunidades autónomas, de las entidades locales y del propio sector. Esas medidas, que van a quedar apartadas de las políticas comunes, que no van a ser políticas distorsionantes en los mercados y no van a fraccionar el mercado único, van a ser y deben ser políticas para territorios con handicaps específicos, con debilidades, y para colectivos, que no hace falta tener una bola de cristal para saber que van a seguir sufriendo situaciones de despoblación, situaciones de desertificación, situaciones complejas en territorios muy frágiles que necesitarán de los apoyos de todas las administraciones. España se ha adelantado con la puesta en marcha de la Ley de Desarrollo Sostenible en el Medio Rural -insisto en que estoy muy satisfecho de que haya sido nuestro Gobierno el pionero en esta materia- y estoy seguro de que, después de la revisión de los presupuestos y de la política agrícola común de 2013-2020 esta ley va a ser más necesaria que nunca. Y la implicación de otras políticas y de otros actores en el territorio va a ser fundamental para que no sea la actividad agraria ni la política agrícola común sobre la que tengan que pivotar esas otras políticas. Esas otras políticas van a ser políticas de índole económica, social, de infraestructuras, estratégicas que deberán financiarse con presupuestos nacionales y nosotros tendremos un buen trecho andado después de dos años de puesta en marcha de la Ley para el desarrollo sostenible del medio rural, con planes piloto y un escenario, 2010-2013, para que haga un rodaje ya con suficiente envergadura en una gran parte de nuestro territorio. Por tanto, es un instrumento adecuado y yo estoy convencido de ello. Como les decía esta mañana a los agentes implicados -organizaciones agrarias, ONG, redes de desarrollo rural, Federación de municipios-, hay que trabajar mucho más para ponerla a punto para ese futuro que nos hace prever que para un mundo rural vivo va a ser fundamental esta actividad. Es cierto que debemos atender estas necesidades desde el más amplio respeto y políticas en positivo hacia la defensa de nuestro patrimonio natural y nuestra biodiversidad. El año que viene va a ser el Año de la Biodiversidad -solo durante la Presidencia española tenemos previstas más de 85 reuniones internacionales- y nosotros debemos liderar en el frente sur europeo, en este ámbito mediterráneo, las políticas de lucha contra la desertificación, las políticas forestales, la adaptación de nuestros cultivos y nuestros ecosistemas al cambio climático y, por supuesto, la aplicación de la Ley del patrimonio natural y la biodiversidad. Tenemos actuaciones emblemáticas de estrategias de conservación de especies -el lince, el oso pardo, el urogallo, etcétera-; debemos preservar las especies en vías de extinción, debemos seguir luchando contra las especies invasoras, debemos hacer esfuerzos importantes de concienciación ciudadana y, si hace falta, actuando, con la fiscalía y con los medios a nuestro alcance, o con el propio Seprona, contra trampeos ilegales y utilizaciones de venenos.
España puede liderar esa política de biodiversidad que nos legitima

Página 7


ante generaciones venideras para esa aportación de fondos de terceros.


Señora presidenta -lo siento, son muchas cosas las que tengo que exponer-, querría concluir haciendo referencia a una de las políticas más importantes de la secretaría de Estado, que es objeto también de algunas de las comparecencias solicitadas: la política de aguas. Hemos estado hablando de mundo rural, de agricultura y también de la necesaria dotación de infraestructuras y elementos suficientes para generar esos crecimientos que hemos diseñado y que estamos manteniendo. Tenemos unos suelos frágiles y un recurso escaso, el agua, que es fundamental para seguir creciendo. Nosotros planteamos un plan de choque de modernización del regadío con tres claras intenciones: una, facilitar la vida a los regantes y a los agricultores modernizando sus viejas y obsoletas estructuras de regadío; dos, ahorrar agua, un recurso escaso, hacer más eficiente el uso de esa agua; y, tres, compatibilizar esas dos políticas con un mejor uso de la energía y sacar mejores rendimientos. Ese plan de choque tuvo una actuación muy importante y se está concluyendo. Durante este año 2009 vamos a presentar -ya está en circulación y en debate con las comunidades autónomas-, dentro de la estrategia nacional de la sostenibilidad del regadío, un nuevo decreto para continuar el Plan de choque de regadíos, decreto dotado económicamente con más de 1.000 millones de euros y con una actuación continuada. Ya no es un plan de choque, es una línea directriz de la política de regadíos, de la política hidráulica. Debemos seguir modernizando para hacer eficientes esas infraestructuras.


Más allá de las cuestiones vinculadas al regadío, hay otras políticas de agua que me gustaría reseñar esta tarde. Sé que el señor Llorens en su turno, y después podremos profundizar en ello, dará su interpretación de qué es lo que está pasando en uno de los nuevos grandes sistemas de regadíos como es el Segarra-Garrigues. Es cierto que en España durante los últimos años se han puesto en marcha los sectores de riego de Monegros en Aragón, del Órbigo y los del Chanza. Han sido muchos los sistemas regables que se han puesto en marcha y nos han estabilizado en una producción sostenida y creciente, incluso en años complicados de cereales como este. Es cierto que el Segarra-Garrigues es un viejo proyecto, yo diría que casi centenario, que nadie creía que se pudiese poner en marcha y que ya está puesto en marcha. Y no es cierto que las manchas de zona ZEPA impidan el riego, señor Llorens, tendremos tiempo para discutirlo. Lo que sí hemos hecho -y usted lo sabe- es poner de acuerdo posiciones antagónicas que nunca debieron haberse generado entre productivistas y proteccionistas, haciendo una planificación adecuada a la coexistencia y al buen uso, como así lo hicimos los socialistas en Aragón con los riegos de Monegros y como lo hemos hecho en otras zonas, haciendo compatible la conservación de las especies y sus hábitats y la necesaria utilización de estas infraestructuras para el regadío. Porque el canal Segarra-Garrigues, licitado en la totalidad y adjudicado, excepto el quinto tramo, y en obras todo él, no afecta a ninguna zona protegida; las actuaciones complementarias que deban hacerse se harán de acuerdo con los regantes y con las organizaciones ambientales, se harán a partir del diálogo y el consenso con los expertos, con la Comisión Europea y con las administraciones competentes, en este caso la Generalitat de Cataluña, se va a regar y se está regando. Hablaremos de esta infraestructura porque, junto a muchas otras, tiene que ver con el necesario desarrollo de este país.


Señorías, presidenta, nosotros tenemos una política de aguas. Muchas veces leo en los periódicos el tópico, la frase tan manida de que no tenemos política de agua. Este país tiene política de agua, tiene una política de agua basada en la gestión eficiente de un recurso escaso y quienes más hemos sabido ahorrar somos los que mejor sabemos utilizarla y muchas universidades, como la de Davis, así como las de Israel, están aprendiendo el uso y el manejo del agua. En la prensa económica de estos días ustedes verán que hay empresas de agua en otras partes que están intentando comprar empresas de agua españolas, que mucho saben de la gestión del agua porque, entre otras cosas, gestionan el suministro de redes públicas de ciudades tan importantes como Santiago de Chile, Boston, La Habana o Barcelona. Por tanto, algo sabemos de agua. Y grandes compañías españolas están licitando y adjudicándose plantas desaladoras, por ejemplo, por más de 300 millones de euros en El Cairo, Egipto, y estamos concursando en San Diego y en el sur de California. Son empresas españolas con tecnología española que saben cómo se gestiona el agua.
Nuestro objetivo no es otro -a ustedes puede gustarles o no- que el de resolver los problemas de los ciudadanos. Con una situación complicada de sequía como la que ha habido durante estos últimos años y como la que seguimos manteniendo -además hay una sequía oculta que de alguna manera ha hecho que no aparezca que en la mitad occidental de nuestro país hemos tenido una situación de pluviometría menor que otros años y excepto en las cuencas mediterráneas, en el resto hemos tenido serios problemas-, nos dedicamos a resolver los problemas de los ciudadanos; no inventamos los problemas, los resolvemos. No le ha faltado agua a ninguna ciudad de más de 2.000 habitantes durante los últimos cinco años; nadie ha abierto el grifo y ha dejado de salir agua, no va a dejar de salir agua y usted lo sabe. Hemos mantenido esa producción y los 18.000 millones de facturación del sector hortofrutícola con agua; 18.000 millones de euros de facturación con agua. Una capacidad de producción de entre los 18 y 22 millones de toneladas de cereales, muchos de ellos cereales de regadío, arroz y maíz, con agua y este año estamos casi al 80 por ciento de capacidad de producción de arroz con precios muy altos, con agua. Por tanto, nosotros a trabajar. Ustedes saben que hemos trabajado en el abastecimiento y en la depuración. Es cierto, no porque lo obligue la Directiva-marco del Agua -lo he dicho muchas veces-, sino porque es una necesidad de país en el ciclo integral del

Página 8


agua: en la depuración, en el saneamiento y en la reutilización. Son millonarias las inversiones, algunas veces por cuenta de la Administración local, que es la competente, pero también desde la Administración General del Estado, que está invirtiendo en utilización, depuración, regeneración y en abastecimientos. Son significativas las inversiones hechas en abastecimientos en las zonas más áridas: Aragón y Castilla-La Mancha, por ejemplo. En zonas menos áridas destaco los esfuerzos en potabilización y ciclo integral del agua, en toda la cornisa y en Castilla y León, con esfuerzos muy importantes en las áreas densamente pobladas, como es el caso del litoral mediterráneo y de Madrid, donde son más de 700 hectómetros los que se están tratando y potabilizando para tener mejor calidad de agua en todo el sistema del Tajo. Por tanto, no hemos parado de trabajar.


Como sé que para algunos de ustedes las infraestructuras del transporte tienen especial interés, tampoco hemos parado de hacer trasvases. El Júcar-Vinalopó está a punto de entrar en funcionamiento; vamos a hacer infraestructuras de potabilización para hacer un uso doble, y hemos llevado a cabo una serie de actuaciones como la autopista del agua entre Santander y el Ebro, con un ámbito bivalente; el suministro de aguas a Bilbao, al Gran Bilbao y al País Vasco; así como obras importantes en la costa. Dentro de estas obras hemos hecho una apuesta, como he dicho antes, y las empresas españolas están sacando buenos rendimientos de las tecnologías e inversiones en energías renovables y en desalación. Es cierto que durante los últimos años se ha puesto encima de la mesa por algunos medios -a mí nunca me lo han oído decir- un cierto debate maniqueo: o esto o lo otro. Yo siempre he hablado de sistemas bastante más complejos, desde hace un año y algunos meses que estoy en la secretaría de Estado, y todas las políticas tienden al primer objetivo, a resolver los problemas de los ciudadanos. Las inversiones en desalación están dando sus frutos, dentro de pocas horas va a entrar en funcionamiento una de las plantas más importantes del país, la depuradora del Prat de Llobregat con más de 80 hectómetros de producción. La licitación de obras en desalación, la adjudicación y la construcción nos colocan en un horizonte (ustedes lo han oído varias veces de mi boca) que nos acercará a los 800 hectómetros en capacidad de producción durante esta legislatura, y esa capacidad de producción, en un área absolutamente frágil, como es el Mediterráneo, donde tenemos situaciones complicadas, con la combinación de otras aportaciones y otras políticas, debe resolver los problemas de los ciudadanos, que es a lo que nos dedicamos.


Algunos de ustedes tienen especial interés por Acuamed, que está cumpliendo su papel. Durante los últimos cinco meses ha llevado un ritmo de inversión y de certificación espectacular, muy superior a los últimos veinticuatro meses, pero no seré yo quien diga que es porque el director general, cuyo nombramiento he propuesto, y yo mismo, seamos muy majos.
Todas estas obras son complejas, tienen problemas de ubicación, de licencias en todos los ámbitos y en este momento se están desbloqueando y están funcionando. Se están desbloqueando, -tengo que decirlo- gracias a la buena actuación de las diferentes administraciones: la local, la autonómica y nosotros mismos. Esas plantas y esas desaladoras están entrando en funcionamiento, en algunos casos están ya en red y sistemas tan complicados como los más de dos millones de usuarios de los canales del Taibilla hubiesen tenido problemas si no tuviésemos en red la aportación de recursos del propio sistema del Taibilla con el Segura, la aportación del Tajo-Segura para uso de boca y la aportación de la desalación. Dicho todo esto, el nivel de eficiencia en esta cuenca del Segura, que es una de las más complejas de gestionar del Estado claramente deficitaria, alcanza cotas superiores al 80 por ciento de eficiencia. Por tanto, una buena utilización y una buena gestión.


Señora presidenta, creo que me he excedido un poco de tiempo, pero juntar tantas comparecencias y tocar desde la agricultura al abastecimiento de agua es un poco complicado. El hilo conductor; el hilo conductor creo que es la secretaría de Estado porque son todas sus competencias. Muy someramente he hecho este repaso, que creo puede ser de interés.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Puxeu por su intervención y por el esfuerzo que ha hecho para responder de forma pormenorizada tantas peguntas que se han planteado en seis peticiones de comparecencia.


Vamos a iniciar un turno de intervención de los distintos grupos parlamentarios. En primer lugar, intervendrán los dos grupos que habían solicitado la comparecencia del secretario de Estado y de otros altos cargos del ministerio. Como habíamos dicho anteriormente, se procederá cronológicamente. Por tanto, intervendrá el Grupo Parlamentario Popular, posteriormente el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió) y después el resto de los grupos de menor a mayor.


¿Por el Grupo Parlamentario Popular las intervenciones serán de los cuatro portavoces?

El señor LLORENS TORRES: Señora presidenta, a los efectos de clarificación del debate, el Grupo Parlamentario Popular ha solicitado cuatro comparecencias. Entiendo que en una sesión no agrupada, por decirlo de alguna manera, le tocarían diez minutos por cada una de ellas, sin contar con la benevolente flexibilidad que usted nos ha prometido, al acumular todas las comparecencias por parte del compareciente. Entendiéndolo así, el Grupo Parlamentario Popular tiene cinco peticiones de comparecencia que van a ser cincuenta minutos, como mínimo, que nos vamos a repartir entre los diversos comparecientes. En materia de política agraria para el futuro, para el año 2013 y del Segarra-Garrigues, el interviniente va a ser el que habla. En lo relativo a la comparecencia solicitada al secretario de Estado para hablar de Acuamed, va a ser el portavoz de medio ambiente, don Carlos Floriano. En desarrollo sostenible intervendrá la diputada

Página 9


por Ciudad Real, doña Carmen Quintanilla y en la comparecencia para hablar de los problemas del plátano, el portavoz de nuestro grupo será el señor Mariscal. Nos hemos repartido el tiempo, no milimétrica ni aritméticamente, sino teniendo en cuenta que el cómputo total va a ser como mínimo eso y que S.S. va a aplicar unos criterios de benevolencia, como por otra parte viene siendo habitual en esta Comisión.


La señora PRESIDENTA: Señor Llorens, el debate está ordenado. En la última Mesa y portavoces que se celebró se acordó la ordenación del debate y la acumulación de todas las comparecencias solicitadas. Se le manifestó en Mesa y portavoces, y antes de que se iniciara esta Comisión, que la Presidencia iba a actuar con benevolencia. Le ruego que no ordene a esta Presidencia ni a esta Mesa el debate, porque ya está ordenado. Le pido que tome la palabra para manifestarse sobre la comparecencia del secretario de Estado.


El señor LLORENS TORRES: ¡Dios me libre de ordenarle a esta Presidencia nada, por Dios, podría terminar muy mal!

La señora PRESIDENTA: Le ruego que inicie su intervención.


El señor LLORENS TORRES: Señor Puxeu, su intervención no nos ha decepcionado porque ha sido absolutamente decepcionante. Nos viene a hablar del mundo agroalimentario, del mundo feliz de Aldous Huxley.
¿Usted se cree todo lo que nos ha estado diciendo? ¿Usted conoce realmente la situación del sector? ¿Usted no sabe que sin sector productor no hay sector ni industria agroalimentaria? ¿Usted conoce todos los índices publicados por el ministerio en su memoria, que revelan con absoluta claridad que desde el año 2004, desde que el Gobierno socialista ganó las elecciones, la renta agraria ha venido cayendo sin cesar hasta el punto de que en el año 2008 es 3.000 millones de euros más baja que en el año 2004; que el PIB agrario está en récord a la baja; que no se cubre la cantidad de gente, 6.000 personas abandonan la actividad agraria, y tan solo 3.000 ocupan esa actividad; que la deuda del sector es el doble que la renta anual? ¿Usted cree que se puede venir aquí a contar esas maravillas que ni usted se puede creer? A todos nos preocupa muchísimo el futuro porque, como dice Woody Allen, ahí vamos a pasar la mayor parte de nuestro tiempo. Pero, para llegar a los 80 hay que empezar a cuidarse antes, y para hablar del futuro hay que hablar del presente.


La negociación del chequeo médico de la PAC ha sido pésima, señor Puxeu; ha sido pésima. En un momento en que la política agraria comunitaria decide cambiar de orientación porque los problemas de excedentes se han convertido en problemas de suministro y hay que asegurar la producción, lo que no tiene ningún sentido es que aceptemos que se dupliquen las modulaciones a renta actuales del 5 al 10 por ciento, que haya un reparto de las cuotas de producción láctea lineal por igual, con lo cual se refuerza la capacidad excedentaria de aquellos que producen más leche que la que consumen, como por ejemplo Francia, y se acentúa la situación deficitaria que conoce muy bien, porque sabe que en estos momentos España se ha convertido en el sumidero de cuota láctea que les sobra a otros países. ¿Eso es una buena negociación? Esos mecanismos de intervención que sirven para evitar el hundimiento de los precios de determinados sectores estratégicos para nuestro sector agrario, se han desmantelado prácticamente. Por eso el producto interior bruto agrario es el que es y por eso todos los índices que salen de la memoria que publica el ministerio son los que tenemos la ocasión de lamentar.


A mí me gustaría -fíjese si soy ingenuo- que esta comparecencia sirviera para algo más que para intercambiar diferentes puntos de vista. El sector lácteo está en una situación fatal. El sector estratégico que ustedes contemplan llegará tarde. Hay que adoptar medidas inmediatas, y su partido en Galicia, como ahora está en la oposición, las está pidiendo.
Hay que adoptar un plan de ayudas de mínimo inmediato. Hay que asegurar la ruta de recogida de la leche. Ustedes tienen que ayudar a las industrias lácteas, porque lo peor que le puede pasar a un productor es que tenga que tirar la leche. La leche está entrando a precios dumpin porque Francia tiene 240.000 toneladas más de cuota láctea, tiene 24 millones de cuota, y le sobra leche por todos los lados. Lo que tienen que hacer es controlar que no entre a la mitad del precio de coste que le cuesta a nuestros ganaderos, porque entonces la situación es la que hay: hundimiento total de precios. Hay que promocionar la trazabilidad y el consumo de la leche española y eso se tiene que hacer con acciones desde la Administración.


El vino. Usted no puede ignorar cuál es la situación de vino. Usted puede venir aquí a decir otra cosa, pero tiene que saber que las bodegas y las cooperativas están absolutamente repletas en estos momentos, que se acerca la nueva cosecha, que esto está provocando pánico y que, por primera vez, los cooperativistas van a tener que devolver dinero porque han cobrado anticipos y el precio está por debajo del 25 por ciento que había caído con respecto al año anterior. Hicieron una organización común de mercado fantástica -como todo lo suyo-, champion. Por eso, no han recurrido a una de las medidas que estaba contemplada en esa OCM, que era la destilación de crisis, destilación que en estos momentos nos permitiría destinar el alcohol no para uso de boca, sino para biocombustibles y nos serviría para recuperar el mercado. La única medida que les ha funcionado de la OCM hasta este momento es el arranque de viñas.


Aceite de oliva. Hemos venido reclamando con insistencia que se activara el mecanismo de almacenamiento privado. Parece ser que finalmente han reconocido que era necesario. El simple anuncio ha servido para animar el sector, el precio se está animando. Pero, como usted sabe, el precio está en 1,77, y es el precio del año 1998.


Página 10


Ya me ilustrará S.S. porque, a lo mejor me he equivocado. Yo me equivoco alguna vez también. No soy como otros que no se equivocan nunca. De lo que se trata es de actualizar -y en esos no me equivoco- el precio en el que se puede retirar para el almacenamiento privado porque, ya me dirá usted, si los precios del año 2009 tienen que ser los mismos que los de 1998. Y le aviso -para enfriarle un poco el optimismo- que cuando venga la nueva cosecha, el ofertón, el problema no estará resuelto.


El sector hortofrutícola. Usted, que viene de una zona muy cercana a la mía, sabe cuál es el problema del sector en estos momentos. Nosotros hemos pedido en la moción que se aprobó en el Congreso de los Diputados, con 166 votos a favor y 164 en contra, con el voto en contra de ustedes, de ayudas al sector agrario en la que pedíamos cosas tan necesarias como la siguiente -sé que usted ha hablado con las cooperativas y es una demanda general del sector- que haya un seguro que garantice el cobro de las exportaciones en esta situación de crisis, porque hay barcos cargados de leche para Venezuela, de vino para Rusia y nuestro sector hortofrutícola está preparando exportaciones y nadie tiene la garantía de que va a cobrar. Ahí tiene que actuar de alguna manera la Administración.
Estos son los problemas que realmente tiene nuestro sector. Necesito beber agua antes de hablar del agua, que de eso también me gustará hablar con usted, señor Puxeu.


En resumidas cuentas, lo que nos preocupa, señor Puxeu, es que comparezca aquí al cabo de un año con una acumulación de asuntos que son importantísimos, por ejemplo, el ovino, que se me estaba olvidando. Si sumamos todas las ayudas que se dan al ovino salen a dos euros por cabeza, 40 millones de euros, que es una quinta parte de lo que va repartiendo por ahí el presidente del Gobierno cuando va de excursión; la destilación de crisis otros 40 millones de euros. Sobra dinero para algunas cosas y para ayudar al sector que alimenta a esta industria agroalimentaria, que es un sector pionero del que nos podemos sentir todos orgullosos pero que a este paso lo van a hundir como están hundiendo todo, si no tiene suministro, no va a poder funcionar.


Señor Puxeu, tienen un grave problema de credibilidad. Del Gobierno socialista de España ya no se fía nadie, ni en Europa, ni aquí, porque están faltando sistemáticamente a la verdad. ¿Se acuerda usted del compromiso que el año pasado asumió en la clausura del Congreso Internacional del Riego? Previamente le interpeló el presidente de Fenacore, don Andrés del Campo, que es un amigo común, y ante el temor del incremento de las tarifas eléctricas de riego, esas que nos van a servir para modernizar el regadío, para una mayor eficiencia en el uso y en el consumo del agua, para sustituir los riegos por gravedad por riegos localizados, por goteo y por aspersión, usted se comprometió en Zaragoza -y dígame si es verdad o no- a que las nuevas tarifas no subirían por encima del IPC; IPC que no está subiendo mucho. Pues bien, han subido del 50 al cien por cien. Esto es lo que me dicen los regantes. A lo mejor, los regantes me están engañando a mí. Usted se comprometió a eso.


Voy a aprovechar su comparecencia para pedirle dos cosas. En esta casa, en la correspondiente Comisión, se aprobó que para apoyar la modernización de regadíos, para que haya sostenibilidad, para que haya alguien que se apunte a esa estrategia, se iba a implantar una tarifa profesional que no supusiera un coste inasumible para el sector. En la moción del Pleno del Congreso de los Diputados se aprobó que el IVA especial de las tarifas de regadío bajara del 16 al 7 por ciento. A nosotros nos gustaría aprovechar su comparecencia aquí para que dijera, como no puede ser de otra manera, que se va a encargar de que se cumpla esto lo antes posible. Para mí tener una persona como usted en el Gobierno sigue siendo un margen de garantía, de credibilidad. Yo creo que lo va a hacer; si no, se lo voy a recordar.


En el fondo, señor Puxeu, ustedes tienen que hacer política para el futuro y política actual; política en España, donde hay graves problemas financieros, fiscales, de todo tipo -usted mismo también lo ha reconocido antes-, y política en Europa. Lo malo es hacer política en Europa cuando se insulta a los líderes. Cuando se trata como a una especie de forajidos en las farolas electorales a los principales líderes que están gobernando, es difícil hacer amigos en Europa, negociar con el sector y defender nuestros intereses. En Europa hay que negociar y para hacerlo -usted lo sabe muy bien, porque es un magnífico negociador- hay que tener amigos.


En cuanto al Segarra-Garrigues, permítame que le hable de antecedentes. Si hubiera gobernado el Partido Popular no tendríamos este problema porque ustedes lo votaron en contra. Usted no estaba en esta Cámara -yo sí- cuando se declaró de interés general, y el señor Borrell dijo que mientras hubiera Gobierno socialista no se harían las obras del Segarra-Garrigues. Se promovió la declaración de interés general, apoyada por todos los grupos políticos menos por el suyo, porque eso representaba que el Gobierno central podía asumir unas competencias, que hasta entonces las tenía la Generalitat, gobernada por Convergència i Unió, y no las había ejercido. En cuanto gobernó el Partido Popular puso en marcha el Segarra-Garrigues, y es verdad que ustedes han continuado la obra principal. Pero la situación actual es la siguiente. ¿Usted cree que hay algún otro regadío en el orbe planetario mundial -como diría la señora Pajín- en el que de 70.000 hectáreas se destinen 40.000 a ZEPA, a zonas especiales para la protección de aves esteparias? ¿No cree que se han pasado? ¿Usted cree que no se ve cuál es el fondo de esa cuestión? Yo lo vengo anunciando en el único medio en el que puedo escribir en mi provincia, porque en el otro no me dejan, aunque supongo que usted leerá mis artículos y, si no, se los enviaré. ¿Usted cree que se puede ir a una asamblea de regantes flanqueado por los consellers Llena y Baltasar y no dejar hacer preguntas a nadie más? A los que han

Página 11


excluido, a los que verán pasar el agua de un riego -que no se creían que iba a ser posible- y no podrán regar porque van a tener que dedicarlo a unas ZEPA, ¿cree que no se les puede hablar de usos de gestión ni se les puede hablar de que, por ejemplo, hay otros sistemas de protección que no sea la retirada del regadío? En ningún regadío en Aragón, los vecinos a nuestra provincia de Lleida, hay ZEPA. ¿Qué clase de negociaciones están haciendo ustedes en Bruselas? ¡Claro, con estos amigos cómo les van a tratar! No se puede aceptar, porque les quedaban 18.000 hectáreas. En la primera ampliación de ZEPA había 26.000 hectáreas, la segunda fue de 26.000 hectáreas más, de 70.000 quedaban 18.000 y entonces se han presentado con una fantástica negociación diciendo que en vez de 26.000 se iban a mantener 14.000 de riego y eso era magnífico, la gran victoria, etcétera; es decir, que los regantes se van a quedar con menos hectáreas.
Es inaceptable. Cuando usted quiera, vamos por el Segarra-Garrigues y hablamos usted y yo; usted es de la secretaría de Estado, yo un diputadillo de a pie, pegado al territorio, pero hablamos cuando quiera.


Para finalizar, señor Puxeu, no se le olvide que al futuro hay que llegar con los sectores vivos y con agricultores y, desde luego, con otro Gobierno, porque con este no vamos a llegar.


La señora PRESIDENTA: Señor Llorens, le recuerdo que ha utilizado usted diecisiete minutos, teniendo en cuenta que su propuesta era de doce minutos.


El señor LLORENS TORRES: Si fueran sin acumular hubieran sido veinte.


El señor ALONSO NÚÑEZ: Es que estaban acumuladas.


El señor LLORENS TORRES: Tú no tienes la palabra.


La señora PRESIDENTA: Señor Llorens, no tiene la palabra.


Pediría al resto de los portavoces que trataran de compensar el exceso para que la comparecencia del secretario de Estado se mantenga dentro de los límites que habíamos acordado en la reunión de Mesa y portavoces.


Tiene la palabra el señor Floriano.


El señor FLORIANO CORRALES: Voy a ser telegráfico, señora presidenta, además de agradecer al secretario de Estado su comparecencia.


Señor secretario de Estado, le anuncio lo que vamos a hacer: después de escucharle vamos a iniciar todos los trámites parlamentarios a nuestro alcance para pedir una auditoría sobre Acuamed, que es el principal instrumento que se tiene para que la cuenca mediterránea haya visto resuelto el programa AGUA. En cuanto a la ejecución de Acuamed, en la cuenca del Júcar, solo una de veintiuna actuaciones se encontraban ejecutadas, muchas de ellas en fase de pruebas; en la cuenca del sur de España, de dieciocho actuaciones, una terminada, dos obras finalizadas y en pruebas otra; sobre la cuenca del Segura no se dio respuesta parlamentaria, pero de las informaciones que han ido saliendo en la prensa se puede concluir que la situación es muy parecida. Acuamed no resuelve el problema porque tiene niveles de ejecución bajísimos. Por las respuestas parlamentarias que nos han dado le puedo decir que ejecución en el año 2007 con respecto a lo previsto fue del menos 59,32 por ciento y en el año 2008 un menos 69,43 por ciento. También sabemos por respuestas parlamentarias que la propia Auren -según nos dicen ustedes-, que es la empresa que ha auditado, detecta irregularidades por falta de información por parte de la sociedad Acuamed. La Intervención General del Estado -también lo sabemos por respuesta parlamentaria- no interviene las cuentas. Hay actuaciones que no se realizan, dinero que no se ejecuta, irregularidades que detecta la auditoría privada, la Intervención General del Estado no puede actuar, sinceramente nos parece que son razones más que suficientes para que tengamos al menos una sospecha sobre lo que pasa con las cuentas en Acuamed; desde luego, tenemos dificultades para saber qué pasa con ellas.


Sigo telegráficamente. Señor Puxeu, ha dicho: Tenemos una gran política de aguas. Creo que hay una parte que no es de comparecencia sino de mitin, porque decir a estas alturas que España tiene una política de agua...
Entendemos que lo diga en los mítines, pero, seamos serios, estamos en una comparecencia en el Congreso de los Diputados y eso es insostenible.
No hemos avanzado nada y se han generado unas situaciones que, sinceramente, están perjudicando a la política hídrica; no sé cómo puede estar satisfecho. Yo he salido un momento para buscar las respuestas parlamentarias que ustedes me han ido dando y le puedo decir lo siguiente. En el Plan nacional de calidad de las aguas, saneamiento y depuración, usted ha dicho algo así como: Hemos trabajado en abastecimiento, depuración y regeneración; somos tan buenos que a las compañías españolas las llaman del extranjero. La respuesta parlamentaria dice: Para el desarrollo del Plan nacional de calidad de las aguas se establecerán convenios bilaterales con cada una de las comunidades autónomas que se concretará en los programas de actuación y en los compromisos de las partes. ¿Sabe con cuántas comunidades autónomas han firmado los convenios? Con dos. Según su respuesta parlamentaria -aunque ahora me dirá usted que ya tenemos seis más- son dos. Por tanto, no podrá estar tan satisfecho, no estarán depurando; puede decir que lo van a hacer, pero no que lo han hecho. Añade que están muy contentos con el Plan Nacional de Regadíos y resulta que, sobre un incremento previsto en el Plan nacional de choque de 1.162 hectómetros cúbicos, según respuesta parlamentaria, han aumentado 88 hectómetros

Página 12


cúbicos. Ni desalan ni depuran ni tampoco resuelven el problema de regadío.


Señor secretario de Estado, creo que tiene una situación difícil. Acuamed no resuelve el problema y vamos a empezar a utilizar los instrumentos parlamentarios para intentar saber qué pasa con sus cuentas, porque no hay manera de enterarse, y la verdad es que nos resultan sospechosísimos esos niveles de ejecución tan bajos, esa falta de actuación. Desde luego, no es creíble la existencia de una política nacional del agua, porque sus tres ejes, desaladoras, abastecimiento de agua y regadíos, sencillamente no están funcionando. Por tanto, la única conclusión es que no existe esa política de aguas que anunciaban, no existe plan, no existe modelo, y esa falta de plan y de modelo nos está llevando a que tengan que hacer declaraciones como si estuvieran en un mitin, aunque no se correspondan con la realidad.


Espero, señora presidenta, haber sido fiel a mi compromiso.


La señora PRESIDENTA: Tiene la palabra la señora Quintanilla.


La señora QUINTANILLA BARBA: En primer lugar, como no podía ser de otra manera, quiero dar la bienvenida al señor secretario de Estado al seno de esta Comisión en nombre de mi grupo, del Grupo Parlamentario Popular, y decirle que me siento tremendamente decepcionada por su comparecencia, porque, señor secretario de Estado, ha dedicado tres minutos para hablar del desarrollo rural, del desarrollo de los territorios de España en una ley que ustedes trajeron al Pleno del Congreso de los Diputados, aprobada el 3 de enero del año 2008, pero hoy desgraciadamente con su comparecencia no hemos conocido absolutamente nada de las intenciones del Gobierno con respecto al desarrollo sostenible del medio rural español.
Se lo digo desde el mayor respeto que le tengo y desde la cortesía parlamentaria, en la que nunca voy a fallar, pero desde luego le puedo asegurar que ha sido decepcionante su comparecencia en esta Comisión para hablar del desarrollo rural, que tiene que tener un futuro para los hombres y mujeres que hoy viven en los pueblos de España. Estamos hablando de 8 millones de personas que creían que el día 3 de enero del año 2008, cuando la Ley de desarrollo sostenible del medio rural entró en vigor, se iban a poner en marcha los mecanismos necesarios para hacer visible ese desarrollo rural. Hoy, después de año y medio, desde luego no podemos contar a los habitantes del medio rural ningún futuro para ellos ni para las siguientes generaciones. Se lo digo porque es la realidad.
Usted venía esta tarde para hablar del Consejo para el Medio Rural, ese consejo faraónico donde hoy está la Administración General del Estado, las comunidades autónomas y la Federación de Municipios y Provincias, pero no nos ha dicho absolutamente nada de lo que está haciendo ese Consejo para el Medio Rural que además, también incumpliendo la ley, fue creado casi ocho meses después de entrar en vigor la ley, cuando su disposición final establecía que el Consejo para el Medio Rural iba a entrar en vigor a los tres meses. Indiscutiblemente, como siempre, haciendo alarde de grandes campañas publicitarias y de márquetin, vendiendo leyes a los hombres y mujeres del mundo rural, incumplen luego inmediatamente lo que significa el hecho de poner en marcha un proceso legislativo como es la Ley de desarrollo rural, incumplen sistemáticamente lo que significa hacer posible que el desarrollo rural sea una realidad de los hombres y mujeres del mundo rural.


Señor Pucheu, usted sabe que los hombres y las mujeres del medio rural están hoy especialmente afectados por una crisis sin precedentes en la agricultura y la ganadería y siguen esperando soluciones que les permitan permanecer en sus pueblos y no tener que abandonarlos porque el futuro es cada vez más gris, más negro para ellos y para sus hijos. La disminución de las actividades pertenecientes al sector primario debido a la situación que desde hace unos años se ha impuesto a través de las distintas reformas de la política agraria comunitaria y de la adaptación de nuestra agricultura y ganadería a la nueva realidad europea, unida a la ausencia de otras salidas profesionales, hace que los jóvenes y las mujeres sean los primeros en abandonar el medio rural. Esta tarde queríamos conocer con su comparecencia, que ha solicitado mi grupo, las actividades del Consejo para el Medio Rural. Nos ha decepcionado. Por otra parte, queríamos conocer las actividades de la mesa de asociaciones.
Esta parlamentaria hizo una enmienda a la Ley de desarrollo rural cuando se debatió, una enmienda que fue rechazada por su grupo, por el Grupo Parlamentario Socialista, cuando pedíamos que en la mesa de asociaciones estuviera representado el mundo rural, las mujeres rurales. Si hablamos de política de género, tenemos que hablar desde realidades y no desde grandes discursos y de práctica legislativa. Fue denegada por su grupo una enmienda importante para la Ley de desarrollo rural. Hoy existe la mesa de asociaciones, creada por el Gobierno, que de nuevo discrimina, aparta desde el sectarismo del Gobierno a las más importantes organizaciones de mujeres rurales del panorama español, y usted, señor Pucheu, lo sabe, porque el real decreto que desarrolla la mesa de asociaciones apartó a las mujeres del mundo rural, introdujo en el real decreto a las mujeres que están integradas en las organizaciones agrarias. De nuevo le daba usted dos votos a las organizaciones agrarias y apartaba a las mujeres del mundo rural que llevan veintisiete años hablando de políticas de igualdad, de políticas de género, de la realidad del despoblamiento del mundo rural y de las pocas expectativas que tienen como madres y mujeres para ese futuro en el que creemos, y desde luego esa fue la enmienda de mi grupo. Me hubiera gustado, señor Pucheu, que esta tarde me hablara de esa mesa de asociaciones porque para eso era su comparecencia, para que nos dijera cómo está trabajando esa mesa de asociaciones y si se plantean desde su Gobierno -sería bienvenido y desde luego nos alegraríamos de

Página 13


ello-, como no podía ser de otra manera, abrir esa mesa de asociaciones a aquellas que realmente hoy están luchando por ese mundo rural, las que están haciendo posible que el mundo rural sea una realidad todavía viva en el panorama del territorio español. No queremos en ningún caso que no estén otras, queremos que estén todas, pero que también estén aquellas que realmente representan al mundo rural.


Señora presidenta, al igual que mi compañero el señor Floriano, portavoz de nuestro grupo en Medio Ambiente, ha sido muy breve, a mí también me gustaría ser muy breve, pero me dejo llevar por una realidad que es la emotividad del mundo rural, por lo que significa la puesta en marcha de una ley que todavía desgraciadamente no podemos decir, año y medio después de su aprobación y de su entrada en vigor, que sea una realidad para la gente del mundo rural. Por eso, me gustaría hacerle determinadas preguntas, señor Pucheu, ya que tenemos el honor de que comparezca esta tarde. Dígame por qué han tardado casi un año en constituir el Consejo para el Medio Rural y la comisión interministerial, incumpliendo, como sabe usted, los plazos que establecía la propia ley. También me gustaría que nos dijera a lo largo de su réplica a todos los grupos parlamentarios, pero indiscutiblemente a mi grupo y a esta parlamentaria, qué actividades ha llevado a cabo hasta la fecha el Consejo para el Medio Rural, la comisión interministerial y también la mesa de asociaciones, porque es importante saber qué futuro nos espera con esta Ley de desarrollo rural. El papel lo aguanta todo, pero hoy los habitantes del mundo rural siguen sin ver futuro en sus vidas, en infraestructuras, en servicios públicos, en educación, en servicios asistenciales y en salud, futuro que creemos que debe existir.


También me gustaría que nos contara en qué fase se encuentran las directrices estratégicas territoriales de ordenación rural, así como los planes de zonas rurales que deben elaborar las comunidades autónomas. En este apartado me quiero detener. El marco nacional del desarrollo rural establece los objetivos del desarrollo rural, los programas europeos de desarrollo rural. Por otra parte, ustedes también han planteado establecer diecisiete proyectos piloto de las diecisiete comunidades autónomas. Le pregunto: ¿No se van a solapar? ¿No está ya Bruselas diciéndoles que el presupuesto que pueda venir para el marco nacional no puede ir para la red nacional de desarrollo rural? Desde luego desde mi grupo estamos de acuerdo. ¿Estamos solapando los distintos programas que vamos a poner en marcha para el desarrollo sostenible de nuestro mundo rural? También quería preguntarle con qué comunidades autónomas se han firmado convenios de colaboración para realizar planes conjuntos y en qué consisten. ¿Qué resultados y conclusiones se han obtenido hasta el momento de los primeros convenios de colaboración firmados en el año 2008? Porque, si mal no recuerdo, ya se han firmado esos convenios de colaboración y quisiéramos conocerlo. También quisiera preguntarle si se va a poner en marcha el programa de desarrollo rural sostenible al mismo tiempo en todas las comunidades autónomas o si vamos a tener un programa de desarrollo sostenible dependiendo de los territorios así de ágil o no, porque hoy le tengo que decir que hay un incumplimiento de la ley, una tardanza de la puesta en marcha del programa de desarrollo rural sostenible. Hace poco anunciaban ustedes a través del Gobierno que el programa de desarrollo rural sostenible iba a entrar en vigor en julio de 2008 y hoy, desgraciadamente, he tenido que conocer que hasta el año 2010 el programa de desarrollo rural sostenible no será una realidad en la vida -vuelvo a repetir- de los hombres y mujeres del medio rural.


Sabe usted mejor que yo que en los Presupuestos Generales del Estado para el año 2008 se incluyó una partida de 100 millones de euros para esta ley y que en los Presupuestos Generales del Estado para el año 2009 se ha incluido otra nueva partida presupuestaria de 100 millones de euros. En este sentido, señor secretario de Estado, me gustaría que nos explicara cuál ha sido el destino de estos 200 millones de euros y cuáles son las previsiones presupuestarias futuras para la puesta en marcha de esta ley, porque si teniendo 200 millones de euros durante dos años han sido incapaces de poner en marcha esta Ley de Desarrollo Rural, dígame qué financiación vamos a tener, porque no lo sabemos todavía. Además, no podemos poner en marcha una ley si no hay una memoria económica seria y no contando con lo que van a aportar las comunidades autónomas, sino con lo que va a aportar realmente el Gobierno de España en los Presupuestos Generales del Estado.


Termino, señora presidenta. Los hombres y mujeres del medio rural necesitan con urgencia el desarrollo de esta ley. No queremos que sean solo unos folios de papel en los que se recogen una serie de buenas intenciones, sino que esta ley se ponga en marcha con medidas y actuaciones concretas. Y desde luego no podemos esperar ni un minuto más.
El mundo rural -usted lo sabe, señor secretario de Estado- agoniza, el mundo rural tiene problemas de despoblamiento, de desertización, de abandono de la población, de envejecimiento y de falta de igualdad de oportunidades para los hombres y mujeres que viven en él. Por lo tanto, le apremio, señor secretario de Estado, como no podía ser de otra manera.
Me gustaría que me contestara a todas las preguntas y que de verdad esta tarde pudiéramos levantar la bandera de que el desarrollo rural puede ser una realidad en los hombres y mujeres del territorio español, en los hombres y mujeres de la sociedad rural.


La señora PRESIDENTA: Señor Mariscal, tiene la palabra.


El señor MARISCAL ANAYA: Lamento decir que la persona que promovió esta iniciativa de comparecencia del secretario de Estado para tratar el asunto del plátano afortunadamente va a pasar a ocupar responsabilidades dentro de la Cámara europea, donde además

Página 14


será portavoz del Grupo Parlamentario Popular en materia agrícola, por lo que me ha tocado a mí el honor de defender un asunto que forma parte de la arquitectura social de Canarias, como es el del plátano.


Hace un año que esta comparecencia se solicitó, señor secretario de Estado. Una vez más se vuelve a demostrar el respeto que hacia la Cámara, hacia la soberanía popular, hacia el lugar donde reside esta, que es el Congreso de los Diputados, tienen los miembros del Gobierno, pues un año después aparecen por aquí. En el asunto del plátano nosotros estamos bastante contentos por la última reunión que han mantenido el ministro de Agricultura francés, el portugués y la española; lo que ocurre es que esa alegría viene dada fundamentalmente por la actitud del ministro francés, de Michel Barnier, que ha escuchado y ha participado en reuniones con el sector agrario relacionadas con el plátano en Canarias, cosa que todavía no ha hecho la señora ministra. Esto es una vez más una muestra de esa fortaleza que el Partido Socialista y el Gobierno socialista tienen en Europa, ninguna. Por ese motivo, porque no tienen ninguna fortaleza y porque el Partido Popular Europeo es el mayor grupo en la Cámara europea, les agradeceríamos que contaran más con nosotros y que con nosotros atisbaran los riesgos que a medio y a corto plazo tiene el sector del plátano en Canarias. El más importante de ellos, sin duda alguna, es la consecuencia de las recomendaciones de la OCM en relación con la reducción del arancel de ayuda al plátano, que sabe usted que va a pasar de 176 euros a 148. Esas amenazas requieren por parte del Gobierno socialista, señor secretario de Estado, una compensación por las pérdidas de renta que producirá esta reducción del arancel. Les rogaríamos que no contribuyesen a incrementar aún más y a acelerar el paro en una comunidad autónoma que sufre ya un 27 por ciento de paro y en la que, en el caso del plátano, una caída podría suponer un incremento de paro en más de 20.000 personas. Además, creemos que siguen ustedes sin atender las demandas del sector y una de ellas, la más importante sin duda alguna, es el incremento de las ayudas al transporte. Usted bien sabe que en el real decreto que contemplaba las ayudas al transporte había una disposición que decía que, si se producían rebajas de los precios, como así está ocurriendo, y una rebaja significativa de los aranceles, como acabo de anunciar, se podrían incrementar las ayudas al transporte del plátano un 50 por ciento. El único requisito que se establecía era que nos encontráramos ante una situación excepcional y quiero saber si para el Gobierno socialista esta situación es excepcional o no o quizá el escenario que estamos esperando es que se acabe definitivamente con el sector agrícola en Canarias y esa situación de excepcionalidad desaparezca. Deberían ustedes saber -creo que no lo saben- que, si es importante la crisis económica, lo es aún más en las regiones ultraperiféricas como Canarias. Está bien que días antes de las elecciones europeas estemos de paseo por las plataneras, señor secretario de Estado, está muy bien, pero es más importante trabajar y escuchar al sector que estar de paseo. Menos palabras, señor secretario de Estado, y más hechos. Este asunto, el plátano, habla de una fisonomía de la agricultura, del desarrollo sostenible, del respeto al medio ambiente y a fin de cuentas de lo que Canarias significa en el mapa nacional y mundial en cuanto al sector agrícola se refiere. Espero su respuesta, señor secretario de Estado.


La señora PRESIDENTA: Como no está el portavoz del grupo que había solicitado una de las comparecencias, pasamos al resto de los grupos, de menor a mayor.


Señor Canet, tiene la palabra.


El señor CANET I COMA: Bienvenido, señor secretario de Estado.


Señora presidenta, quiero disculpar a la portavoz de Convergència i Unió, quien me ha comentado -esta es una cosa que nos pasa bastante a los grupos pequeños- que tiene que atender otra comparecencia que había pedido también en la Comisión de Sanidad.


Me voy a atener al tiempo, pues, aunque seguramente podría plantearle bastantes cuestiones, es más importante resumirlas y atenernos al tiempo para que la sesión pueda ser importante para todo el mundo y pueda haber la necesaria discusión. En cualquier caso, voy a hacer cinco grupos de reflexiones, señor secretario de Estado, para que el sector pueda colegir de sus declaraciones, de sus respuestas, una opinión sobre cómo está trabajando el Gobierno en esos campos que preocupan y sobre todo si se pueden abrigar algunas soluciones para los problemas que el sector ve y que a lo mejor desde su posición no son percibidos como tales, sino que simplemente son apreciaciones. La primera y muy general es que la negociación de la política agraria común no ha resultado beneficiosa para el conjunto del Estado, y en particular en Cataluña -como usted sabe, represento a un partido con una implantación sobre todo en Cataluña- aún ha sido visto peor esta reducción de ayudas -la cifra que se ha dado desde diferentes organizaciones ha sido 35 millones de euros-, pero es que además la distribución de las ayudas tampoco acaba de ser, ahora ya en un ámbito más estatal, demasiado racional. Consultadas diferentes cifras, casi todas coinciden en que poco más del 5 por ciento de los perceptores se llevan el 56,5 por ciento de las ayudas directas. Esto seguramente debería merecer alguna explicación, por lo que le pregunto si coincide con estas cifras y si tiene planteada alguna estrategia para intentar resolverlas, si es que cree que debe ser así.


Segundo grupo de reflexiones, que se extraen de los contactos con el sector. Por ejemplo, ¿coincide usted o está de acuerdo en que las ayudas deberían ir vinculadas en un momento como este a la producción dado el contexto europeo mundial y español? O, por ejemplo, ¿está usted de acuerdo en que los mercados deben estar bastante más regulados? Y si deben estarlo, ¿con qué

Página 15


medidas se lo plantea el Gobierno? En cuanto al mantenimiento de la financiación de la política agraria comunitaria, ¿está de acuerdo en que debe mantenerse esta financiación en el futuro? ¿Cómo lo va a hacer y con qué tipo de negociaciones, con qué tipo de presiones, si es el caso? Otra coincidencia que ha dado lugar a diferentes aprobaciones en esta Cámara de proposiciones no de ley tiene que ver con el etiquetaje y las reglas comerciales. Es evidente que los abusos en los márgenes comerciales son denunciados frecuentemente, así como la morosidad, y es un clamor en el sector pedir un plazo máximo de 30 días para poder percibir lo que es justo. Por ejemplo, en línea con la resolución del 10 de marzo del Parlamento Europeo, ¿se ha planteado incrementar los recursos humanos, técnicos y económicos para la inspección y el control, como una de las garantías del sector?

Un tercer aspecto. Para no incidir demasiado, porque ya lo ha hecho el señor Llorens en cuanto al tema del canal, las ZEPAS, etcétera, quiero añadir un par de cifras más. Un sindicato de bastante implantación en el territorio, y con mucha implantación en Cataluña, como Unió de Pagesos, que usted conoce bien, ha presentado casi 600 alegaciones y en algunos casos con informes de expertos que dudan de la necesidad de restringir el regadío. Entre estos expertos cito especialmente a un conciudadano mío, don Jordi Sargatal, que ha elaborado algunos bastante contundentes en la línea de discutir si es o no es fundamentalismo. Creo que usted ha utilizado la palabra, aunque no la ha sostenido, sino que ha dicho que se discutía si era o no o si había o no una aplicación fundamentalista de la protección. En cualquier caso, es evidente que en el sector ha generado bastante preocupación y en algunos casos incluso indignación. Al final se acaba pensando que se termine de una vez, pero, en cualquier caso, con desacuerdo absoluto en el planteamiento respecto a la restricción del regadío.


Voy a terminar. Como son muchas cuestiones, solamente voy a plantearle dos más. Quiero saber su opinión respecto a la última decisión de esta Cámara, es decir, el proyecto de ley, ahora ya ley, de representatividad de los órganos agrarios, que algunos grupos, no solamente el mío, lo votaron en contra, porque hemos considerado -haciendo caso a bastantes sectores del mundo agrario- que era claramente discriminatorio, que era claramente de parte y que el ministerio no había sido neutral, sino que había jugado a favor de determinadas organizaciones, discriminando a otras. Le pregunto cuál es su opinión y si hay alguna solución prevista, si es que considera que en alguna medida el proyecto es discriminatorio en la representatividad. Finalmente, quiero preguntarle si usted no cree que la posición que ha mantenido España -y usted en particular- en temas como la prohibición de transgénicos o las cláusulas de salvaguarda que afectan sobre todo a Francia, si no cree que las tomas de posición de España han sido, en algunos casos, contradictorias. Se ha votado a favor de una cosa y de la contraria. Le pregunto si usted está de acuerdo.


La señora PRESIDENTA: Para finalizar este primer turno tiene la palabra el señor Alonso por el Grupo Socialista.


El señor ALONSO NÚÑEZ: En primer lugar, quiero hacer una breve referencia a cómo se gestó esta comparecencia en esta Comisión y, sobre todo, quiero hacer una breve reflexión en relación con lo manifestado por el señor portavoz del Grupo Popular referida a los tiempos y a la organización del debate. Interpreto, señora presidenta, aunque no me corresponde a mí hacerlo, que si el Grupo Parlamentario Popular pide esa exigencia tan perfecta en los tiempos, podemos concluir que el Grupo Parlamentario Popular prefiere que este tipo de comparecencias se sustancien de una en una y no de forma acumulada. Si el Grupo Socialista propuso, porque fue una propuesta del Grupo Socialista, que esta comparecencia del secretario de Estado reuniera todos los temas en materia de política agraria y de agua para que se sustanciaran en esta Comisión, fue como un gesto democrático a favor de la oposición, que tiene peticiones de comparecencias y que, por tanto, entendíamos que era mejor sustanciarlas en esta Comisión y no dejarlas en el listado, como hizo el Partido Popular cuando gobernaba, para que ahí estuvieran y durmieran el sueño de los justos. Repito, señor Llorens, si usted prefiere sustanciarlas de una en una, el Grupo Socialista no tiene ningún inconveniente en que se haga de una en una y con los tiempos que marca el Reglamento para el desarrollo de las intervenciones de los miembros del Gobierno en las comparecencias en el Congreso de los Diputados. (El señor Llorens Torres: Hágalo.)

Entrando al fondo de la asunto, el Grupo Socialista quiere una vez más agradecer la comparecencia, en este caso del secretario de Estado de Medio Rural y de Agua, y además quiere agradecer el contenido de su intervención. Nos parece que ha sido una intervención documentada, seria, que responde a la convocatoria que se había realizado y, sobre todo, lo que nos parece más importante, que es una intervención con un planteamiento riguroso de la realidad y se han hecho -y a nosotros nos parece muy interesante- una serie de planteamientos de futuro que abren luz y que dan garantías a un sector que, efectivamente, en determinados ámbitos está pasando por una coyuntura complicada. Algunas veces nos da la impresión en el Grupo Socialista que se confunde la crítica al Gobierno -legítima- con una crítica exacerbada al desarrollo de la actividad de determinados sectores. Nos parece que el sector agrario, en este momento, y sobre todo dada la coyuntura por la que ha tenido que pasar, ha recuperado peso político en España y en Europa; ha vuelto a recuperar ese papel de sector estratégico en la economía y, sobre todo, un papel que tiene que jugar en la sostenibilidad de un país y en el desarrollo rural. Quizás este es uno de los temas más importantes y que garantizan vida, futuro, economía y empleo en el medio rural a miles y miles de familias, que -creo yo- esperan recibir no solo este catastrofismo

Página 16


permanente en el que está el Partido Popular, sino, en algún caso, algún gesto positivo de reconocimiento del esfuerzo de hombres y mujeres que trabajan en la agricultura, que se juegan su economía en el medio rural, en la industria, en los servicios y que merecen ese tipo de reconocimiento.


El señor secretario de Estado ha hecho un análisis, que nos parece minucioso y adecuado, del resultado de la aplicación en España del chequeo médico de la PAC. En esta modificación de la reforma de la PAC, iniciada en el año 2003, nos sentimos satisfechos del resultado final de la negociación. De alguna manera coincide con la resolución que aprobó el Congreso de los Diputados por mayoría y además nos produce satisfacción que el Gobierno haya podido acordar, con todas las comunidades autónomas, prácticamente por unanimidad, una aplicación homogénea del chequeo médico de la PAC en todo el territorio de nuestro país.


También nos parece importante -y este es un asunto en el que el Grupo Parlamentario Socialista espera que haya una actividad importante del Gobierno y va a dedicar también su trabajo a la preparación de las negociaciones para esa nueva PAC horizonte 2020; una PAC que tendrá que negociarse en estos próximos meses-. En este sentido, señor secretario de Estado, sí nos gustaría, desde el Grupo Socialista, manifestarle el interés que tenemos en que este sea un asunto de interés de la Presidencia española del próximo semestre y que aprovechemos ese momento en el que España va a presidir la Unión Europea para que los grandes debates en torno al futuro de la PAC se hagan en territorio español, bajo Presidencia europea y, si es posible, con esa primera posición que ha ido ya manifestando la ministra y usted, señor secretario de Estado, en algunos foros europeos. Debemos hacernos presentes en esa negociación y vencer esas intenciones de algunos Estados de la Unión Europea que, desde nuestro punto de vista, más que una reforma futura de la PAC pretenden casi una dinamitación de la misma.


En relación con la situación del sector agrario, al Grupo Socialista le produce satisfacción ver las cifras de comportamiento del sector agrario, porque el sector agrario en España tiene unas cifras objetivamente mejores que cualquier otro país de los de nuestro entorno, y esto debería ser un motivo de orgullo de país, de nación. La renta agraria en España, aunque le pese mucho al Partido Popular, se ha incrementado el 0,6 por ciento en 2008. Alguien puede decir que si aplicamos el efecto de la inflación hay un decrecimiento real, pero cualquier analista no politizado del tema convendría con el Grupo Socialista en que esto no es achacable a una actuación del Gobierno -que consideramos positiva, por supuesto-, sino a una clara coyuntura internacional desfavorable, a un incremento desmesurado de los precios del petróleo en los meses anteriores y a una crisis imprevista de materias primas que ha afectado tremendamente al sector ganadero. No me imagino al señor Llorens de portavoz de agricultura en la Asamblea francesa. No sé lo que hubiera dicho el señor Llorens al responsable de agricultura de ese país, recientemente cesado, porque no sé si sabe que en Francia la renta agraria disminuyó el año pasado el 9,2 por ciento. No sé qué hubiera hecho usted en Alemania, donde la renta agraria, en ese mismo año, ha disminuido el 5,7 por ciento o qué hubiera hecho en Holanda, donde ha disminuido el 14 por ciento. Señor Llorens, con todo el cariño y el aprecio que le tengo, le sugiero que se sitúe en el contexto en el que estamos jugando, en el ámbito de la Unión Europea, donde efectivamente hay una coyuntura complicada, una coyuntura negativa. Usted debería saber, para atemperar un poquito su crítica, tan ácida, tan dura, que en dieciocho países de los veintisiete de la Unión Europea se han producido descensos de la renta agraria superiores a los que se han producido en España, que -vuelvo a repetir- ha tenido un crecimiento del 0,6, que únicamente por efectos de la inflación sería negativo. Efectivamente, hay que reconocer, como ha hecho el secretario de Estado, que hay problemas por sectores. Hay sectores que van bien, otros que van regular y otros que van mal. A los que van bien, hay que felicitarles por ello, y para los que van mal, hay que tomar medidas para intentar corregir ese rumbo en el que se encuentran. Afortunadamente, la agricultura española vive en el mundo europeo, en el que tiene un nivel de protección muy importante.
Tenemos una red de seguridad, que es esta PAC, la política agraria europea, que ha permitido que la producción agrícola y ganadera de España crezca año tras año. España está produciendo cada vez más, la producción es mayor, producimos más, ya lo ha dicho el señor secretario de Estado.
Parece que al Partido Popular le sienta mal que los sectores agroalimentarios españoles tengan esa capacidad -vuelvo a repetir- de producir más, de producir mejor y, en definitiva, de ser capaces de constituir en este momento un sector agroalimentario que es uno de los más potentes de la economía de nuestro país, un sector que mantiene un grandísimo porcentaje del empleo de nuestro país, un sector que es capaz de mantener una balanza de comercio exterior positiva, como ha sido señalado, y, en definitiva, un sector que está incrementando la cifra de negocio año tras año.


Hay sectores -vamos a expresar también nuestras palabras de preocupación sobre algunos sectores-, muy especialmente en el sector ganadero, que pasan por dificultades. El sector ovino y caprino está en clara reconversión. Esperamos que las medidas puestas en marcha por el Gobierno contribuyan a adaptarlo a una dimensión razonable, que las campañas de promoción del consumo que se están realizando contribuyan a incrementar el consumo de este producto y, en definitiva, que encontremos luz para un sector tan emblemático de la agricultura española.


En relación con el sector lácteo, estamos negociando en este momento un plan estratégico. Nos gustaría conocer el estado actual de la negociación con las comunidades autónomas y las posibilidades de que el plan

Página 17


pueda ser una realidad con todas y cada una de las medidas que se han puesto encima de la mesa.


Respecto a los sectores agrícolas, sobre el sector del aceite de oliva tuvimos oportunidad de debatir aquí en Comisión y en Pleno y creo que el tema está perfectamente encauzado. En relación con frutas y hortalizas, tenemos una nueva OCM que está dando resultados positivos en algunos ámbitos. Son sectores que, desde nuestro punto de vista, están bien encauzados.


Compartimos la preocupación por el tema del vino. Sabemos que hay una situación de mercado y que hay un volumen de producción muy importante.
El viñedo español ha mejorado sus rendimientos en estos últimos años, pero el Grupo Socialista ve con preocupación el desarrollo de la próxima campaña. Según los datos de previsión de cosecha que hay y la situación actual, será un sector al que el ministerio tendrá que dedicar una atención especial y aplicar con el máximo rigor todas y cada una de las medidas -por supuesto, las medidas de arranque y las destilaciones- y, especialmente, los planes de promoción, sobre los que me gustaría, señor secretario de Estado, que nos hiciera algún comentario en relación con las orientaciones, los mercados y el tipo de medidas que vamos a poder financiar con esta OCM, que por primera vez en una OCM permite financiar medidas y planes de promoción para la industria vitivinícola. Nos parece muy importante el anuncio que ha hecho el secretario de Estado del pago de los 700 euros por hectárea. Nadie que conozca el sector vitivinícola y que esté dentro de él imaginaba que pudiera recibir un pago directo de 700 euros por hectárea. Le hablo con el conocimiento que tengo de una región que es la principal productora de uva de España y quizás del mundo. 700 euros por hectárea es una cifra que garantiza la rentabilidad de un buen número de viticultores de mi región. Esta medida, junto con las destilaciones de alcohol de uso de boca, que, como usted ha señalado, se van a adelantar a agosto, y junto con una serie de medidas que van a ser puestas en marcha dentro de los programas de desarrollo rural, podrá dar solución a esta situación de incertidumbre de mercado que vivimos en este momento.


En relación con el desarrollo rural, nos produce satisfacción que el desarrollo de la ley, una ley compleja, que requiere la intervención de la práctica totalidad de los ministerios y de todas las comunidades autónomas, vaya tomando velocidad de crucero. Efectivamente, ha habido que tomar tiempo para constituir los órganos de participación y para implicar a los ministerios y a las comunidades autónomas, pero la noticia que se ha señalado de que el programa de desarrollo rural pueda estar finalizado en este año 2009 es una buena noticia, como lo es que, si todas las comunidades autónomas terminan su trabajo de delimitación de zonas, puedan empezar a aplicarse los planes de zonificación, los planes de zona rural. Nos ha producido una enorme satisfacción que el Partido Popular tenga tanto interés en el desarrollo de la ley, una ley que no solo votó en contra, sino cuya posible aprobación se ocupó ampliamente de boicotear en la pasada legislatura.


Respecto a los temas del agua, efectivamente se está haciendo un planteamiento serio y riguroso, tratando de dar solución a los problemas y no crearlos. En ese sentido, los planes de cuenca, que en este momento están sometidos a consulta por parte de las administraciones y sectores implicados, deben ser la base de una nueva planificación hidrológica que dé solución a la problemática en todo el territorio nacional. Nos parece también positivo, y lo apoyamos absolutamente, el planteamiento de aprobar cuanto antes un nuevo decreto que establezca una estrategia nacional para los regadíos. Las actuaciones que se han desarrollado, tanto el Plan de modernización de regadíos, aprobado en su momento por el Gobierno del Partido Popular, como el Plan de choque de regadíos, aprobado por este Gobierno, totalizan un volumen importantísimo de actuaciones de modernización en nuestro país y un volumen de ahorro de agua también muy importante. La cantidad ahorrada en procesos de modernización en nuestro país no es de 80 hectómetros cúbicos, sino, por los datos que tengo, de 500 u 800 hectómetros cúbicos. Estas actuaciones, junto con el Plan nacional de calidad de las aguas, el Plan Nacional de Reutilización etcétera y los planes de desalación, contabilizan un volumen de actuación y de recurso que demuestran el compromiso de este Gobierno con una política de agua seria, rigurosa y no solo basada en promesas. Hay que hacer política, hacer decretos y leyes pero después hay que ejecutar las actuaciones. A modo solo de ejemplo voy a recordar al Grupo Popular que aprobó el Plan Hidrológico Nacional, pero se acabó la etapa de Gobierno del Partido Popular y creo recordar que el nivel de ejecución, cuando abandonó el Gobierno, no llegaba al 5 por ciento en el conjunto de nuestro país.


Se ha hecho, por parte de algunos portavoces, una referencia a la polémica o a los planteamientos en relación con el canal Segarra-Garrigues, y en este sentido quiero dejar constancia de que en el Grupo Socialista consideramos que esta actuación del Segarra-Garrigues es una obra vital e irrenunciable para este país, especialmente para las comarcas de Lleida y, por tanto, es una actuación prioritaria tanto para el Gobierno de España como para el Gobierno de la Generalitat. Los problemas que tiene no son problemas de este momento. El proyecto ha entrado en una vía de solución definitiva, todas las fases del canal Segarra-Garrigues están ejecutándose o en fase de licitación en este momento y los problemas que tienen son simple y llanamente, señor Llorens, fruto de una serie de despropósitos acumulados en el proceso de redacción y aprobación del proyecto que desembocaron en la apertura de unos expedientes sancionadores por parte de la Unión Europea, porque aquellas actuaciones desarrolladas en los años 2000 y 2001 en el proceso de aprobación del proyecto y de declaración estaban absolutamente viciadas desde el principio. Proyectos de esta envergadura de actuación de regadíos

Página 18


tienen que hacerse compatibles con criterios, y hacerse con criterios de sostenibilidad. Hay que negociar, como se ha hecho ahora, con la Unión Europea y no tratar de engañarla, como se hizo en la época en que ustedes gestionaron el proyecto. Cuando se disponga de la aprobación definitiva de la ZEPA por parte de la Comisión, se podrá hacer una interpretación y una acogida de la Directiva Hábitat que sí permite incorporar criterios socioeconómicos y planes de gestión a estas zonas. En España, en varias zonas, en zonas limítrofes como Aragón, se está haciendo compatible el desarrollo de un regadío con una declaración de zona de especial protección para las aves. En definitiva, vuelvo a repetir, que este es un proyecto vital, prioritario y que se encuentra por primera vez en una fase razonable y positiva para su culminación definitiva.


Hay un tema, señor secretario de Estado, que no ha salido en la comparecencia sobre el que tenemos un especial interés, y querría que hiciera alguna reflexión en relación con el futuro de un sector nuevo, emergente que es el de los biocombustibles, un sector con una cierta polémica. Es una nueva industria, hay una serie de inversiones realizadas recientemente en España, y veríamos con interés que hiciera alguna reflexión en relación con el futuro de la producción agrícola y con el desarrollo industrial de este sector incipiente en nuestro país.


Por último, quiero volver al principio, cuando en la intervención del PP en relación con el plátano se ha vuelto a insistir en el retraso. Vuelvo a repetir, señores del Partido Popular, si prefieren que hagamos las comparecencias de una en una, los retrasos no sé si serán de esta manera o serán incluso mayores. Hemos tratado de que la comparecencia fuera de todos los temas que preocupan en el sector agrario y del agua; con ese buen criterio lo hicimos pero, si ustedes lo consideran oportuno para próximas comparecencias, lo cambiaremos.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Alonso.


El señor secretario de Estado, señor Puxeu, tiene la palabra para contestar a las preguntas y a las observaciones que se han realizado.


El señor SECRETARIO DE ESTADO DE MEDIO RURAL Y AGUA (Puxeu Rocamora): Señorías, yo también quiero agradecerles el tono a todos, incluido mi buen amigo Llorens. Sé de su pasión y vehemencia pero, como ustedes habrán comprobado en su exposición aunque desde la discrepancia en muchos de los aspectos, sigue reconociendo algunas de las cosas que estamos haciendo. Yo también le reconozco su buena labor de oposición.


En cuanto al formato, señorías, el que sea más cómodo para ustedes, presidenta y miembros de la Comisión. Es cierto, juntar seis comparecencias no diría yo que produce algunas decepciones ni desazones, pero sí le da la oportunidad a mi buena amiga la señora Quintanilla de decir que no le he dedicado más de tres minutos de tiempo a la Ley de desarrollo sostenible y del medio rural, que sabe que me apasiona; la he trabajado desde el principio, desde la génesis de todos los trabajos de desarrollo rural y, si me permite, le voy a dar algunos apuntes, pero tampoco le vamos a dedicar más de los minutos que le toca. -Como también me apasiona la política de aguas.- Soy un hombre al que le gusta el trabajo que hace; hace más de treinta años que estoy en este sector y me gusta. Hay gente que está en los sitios por obligación o por lo que sea; yo soy un apasionado. Procuro hacerlo bien; si las cosas no salen todo lo bien que queremos a veces es culpa de uno mismo y reconozco mis errores, por supuesto que los reconozco.


Si he pecado de optimismo en la primera intervención, y el señor Alonso ahora reiteraba algunos de los aspectos, es por esa voluntad de no hacer énfasis sobre los aspectos negativos. Por supuesto que he hablado del sector lácteo, que hoy nos preocupa; por supuesto que he hablado del ovino y del caprino, que nos preocupaba y mucho el año pasado; por supuesto que el sector del plátano de Canarias, el plátano europeo, que está en una situación de unos apoyos importantes con la actual regulación y una protección en frontera importante, nos preocupa porque tiene algunos elementos que pueden poner en riesgo. Por eso hemos hecho la reunión, pero si me permite un cierto optimismo -y no hago énfasis en el número de explotaciones, que disminuye, o lo que algunas organizaciones profesionales dan en llamar agricultores- nadie pone encima de la mesa el empleo asalariado que este sector está generando. Y cuando hablamos del futuro 2013-2020 estamos hablando de un sector cada vez más profesionalizado, más tecnificado, que procederá -y procede, no hace falta ser adivino para saberlo- de esos jóvenes que se han incorporado, de esas explotaciones profesionales que han ido mejorando, de esas sociedades que han ido evolucionando, de esas empresas de gestión y de una carga importante, especialmente en sectores como el hortofrutícola, de mano de obra asalariada que tiene que incorporarse en estos debates. Y cuando hablábamos de políticas para 2013-2020, tendremos que volver a hablar de formación, de la calidad de vida del medio rural, de vivienda, de contratación, de seguridad, de educación, etcétera, porque la demanda está cambiando. Claro que he hecho hincapié con orgullo -no personal sino sectorial- en ser el primer sector industrial manufacturero de Europa. No es que me satisfaga que otros sectores -para nada, no se interprete así- como la química o la automoción tengan problemas, en los sectores industriales manufactureros, pero sí me satisface que el sector agroalimentario en Alemania, en España y en Francia sea el primer sector industrial. Y en España viene creciendo y ese es un dato importante.
También he dicho que los crecimientos, en términos absolutos, en facturación del año pasado no han sido acompasados con los rendimientos netos, con las rentas de los productores, y así lo ha matizado perfectamente don Alejandro Alonso. Lo ha dicho bien y ha hecho la comparación con el resto de países, pero tampoco me satisface que los demás vayan peor. Hay un segundo dato

Página 19


que ustedes obvian a veces, legítimamente, pero que yo estoy obligado a poner encima de la mesa. Señorías, segundo país en términos netos con más de 7.000 millones de euros europeos para el sector agrario, primer pilar y segundo pilar; 5.260 primer pilar y 1.800, parte cofinanciados, segundo pilar. Segundo país en términos absolutos, por tanto, es un dato importante. Usted ha dicho que algunos negociamos mal pero, en todas las negociaciones en las que hemos participado desde hace muchos años -y usted, señor Llorens, me lo ha reconocido-, nuestro objetivo por supuesto que es tener una Europa fuerte y potente, pero no hemos dejado ni un producto por el que pelear ni un euro por el que negociar. Prueba evidente de ello, el sector del vino. Ya hemos hablado de él. Por supuesto que tiene problemas de mercado y este cambio de orientación ha supuesto una situación de ruptura con un escenario anterior; ruptura que estaba definida por los grandes países consumidores -que no productores- que habían dicho que las políticas de destilación y destrucción de producto debían acabarse. Ahí consiguió España, este Gobierno, mantener la ficha financiera con sus 421 millones de euros. Ustedes han hecho una autorización lícita, legítima. Lo único que se ha cobrado es el mosto y el arranque, pero los 214 millones de ayuda a la hectárea que van a consolidarse como un pago único histórico basándose en las cantidades de uva que se dedicaban a vino para alcohol, van a generar un pago único de 700 euros por hectárea, que nadie creía en ellos. Es legítimo que lo debatan -lo hacía el señor Madero, en su calidad de buen conocedor del sector- pero, ¿hubiese sido una buena idea mantener en una campaña de transición una política de destilación? Es una cuestión que se puso encima de la mesa y se optó por elevar la prima de 400 euros a 700 euros y repartirla por hectárea.


El Gobierno está obligado a ser consecuente con las decisiones que se asumen, y si esa decisión se toma en el mes de enero, tenemos que ser consecuentes con ella y aguantarla en el mes de junio. Por supuesto, esto genera tensiones, más que en los productores en algunas organizaciones, especialmente las bodegas cooperativas. Para ello, las comunidades autónomas nos han propuesto algunas actuaciones determinadas que vamos a tener en cuenta y vamos a apoyar, como no puede ser de otra manera. Por eso, el sector nos ha propuesto una ampliación de las posibilidades de cobertura de riesgos -como ustedes decían- para poder optar a la exportación, especialmente a terceros países como el mercado ruso o los mercados africanos, que son los tradicionales consumidores. También he comentado antes muy de pasada que estamos negociando con la industria para que anticipen las compras de la próxima campaña y se incremente, si puede ser, el capítulo de compras en dos aspectos que son los que aligeran los mercados: mosto y alcoholes; reiterando que para alcoholes en esta campaña, que parece tan complicada, los acuerdos privados -y por primera vez el mercado estaba en el ámbito del mercado libre y privado- han llegado a los seis millones de hectolitros, que es la media normal que se venía consumiendo. Insisto, hay que mejorar todo este sistema y, por supuesto, hay que dar tranquilidad, pero el Gobierno no puede cambiar de postura a mitad de camino si no hay una base sólida. Esa base sólida está basada -perdone que me extienda en esto, señora presidenta- en la ficha financiera. Nadie dice cuando habla de destilación de crisis que deberíamos mermar lo que hemos generado como prima para hectárea. Por tanto, digamos todo. Vale la pena aguantar; el sector, a grandes rasgos, está de acuerdo con esta posición y vamos a mantenerla.


Es cierto también que hay algunos datos significativos, como es la política de promoción -lo preguntaba el señor Alonso-. La política de promoción en terceros países ha tenido una acogida excepcional.
Prácticamente se ha llegado al objetivo para el año 2009 y 2010. Más de mil empresas y asociaciones de viticultores han presentado programas de promoción con cofinanciación al 50 por ciento. Vamos a pasar de una inversión histórica en el sector de no más de 3 millones de euros al año para terceros países a una media que va a superar los 50 millones de euros. Eso tiene que redundar en una mejor posición de nuestros vinos, que en cuanto a relación calidad-precio tienen mejor posición que otros competidores, europeos o de países terceros. Las cifras de incrementos de exportación a mercados tan importantes como el de Estados Unidos del orden de más del 20 por ciento, nos demuestran que esa posición es posible, pero también es cierto -usted lo ha dicho- que España es el primer viñedo del mundo, tiene una gran producción. Perdónenme que me haya alargado en este tema pero sé que junto con el sector de la leche son los dos temas más candentes, porque, señorías, en el sector del ovino -todos ustedes lo han recordado y yo también- no podemos hacer ese análisis de que 40 millones son 2 euros por cabeza de ganado. No es solo eso; el impacto que han tenido toda una serie de políticas -entre otras la cuestionada decisión del desacoplamiento total del sector- ha sido importante para la reducción de la cabaña; los incrementos de consumo hasta la fecha no se han producido de forma espectacular, pero al menos se ha frenado la bajada y la identificación en las campañas de promoción con el origen y sacrificio, y matizo, origen y sacrificio, porque había problemas en el sector por importación de animales vivos que desdibujaban la calidad de nuestras tradicionales producciones de ovino y caprino; por tanto, esa situación se está viendo corregida.


En relación con el sector de la leche, los que conocen perfectamente el sector lo saben bien -me gustaría, presidenta, ir contestando a todo, pero como todo tiene un cierto orden-, cuando se habla desde grupos como Convegència i Unió de la regulación de los mercados, he dicho que la nueva política agrícola común y la actual tienen que mantener una cierta gestión de los mercados pero cuando grupos como Convergència i Unió tratan el tema de la regulación de los mercados y de garantizar precios mínimos, recogidas, etcétera, estamos hablando

Página 20


de una economía planificada, intervenida. En esta comisión y en otras, yo siempre he dicho que no era partidario de ello, porque el mercado no es la mejor de las soluciones, pero en él nos sentimos bastantes cómodos, sobre todo si además podemos incorporar a los presupuestos de gestión ciertas medidas de regulación, ciertos pactos con los competidores en el marco de la Organización Mundial de Comercio y ciertos acuerdos de reciprocidad que nos permitan movernos en ese campo. Por tanto, sí soy optimista con estos datos y no estoy, señor Llorens -y usted lo sabe-, instalado en el mundo feliz. Llevo muchos años en este sector, me encanta este sector, me deja muchas noches sin dormir porque me apasiona y, seguramente, otros podrían hacerlo mejor, pero para eso hay que ganar unas elecciones y a alguien tienen que nombrar. Estamos en estas y no hago campaña electoral. (El señor Mariscal Anaya: Qué gracioso.) No soy gracioso, es lo que hay; la decisión de cambiarme compete a otra instancia que, en este caso, es el Gobierno.


Hay otro tema, señor Llorens, que me ha planteado que es el de las tarifas de riego y mi compromiso. La respuesta simple sería la que me dan algunas organizaciones agrarias, que han cerrado acuerdos con las empresas proveedoras, distribuidoras de energía y algunas grandes comunidades de regantes, y quedaría muy bien. Pero algunas comunidades de regantes que son grandes consumidoras y la organización empresarial más representativa en este ámbito de los grandes regantes -Asaja- han cerrado acuerdos que les han permitido que en este ejercicio las tarifas que han pagado hayan sido iguales o inferiores -algunas muy inferiores- a las del año pasado.
Algunos usuarios como Canales del Taibilla -que es una sociedad pública que de alguna manera controlo y conozco- han sacado a oferta pública, a concurso público el suministro energético y para este año ha tenido mejores precios que en años anteriores. No le voy a decir solo esto, que me quedaría muy tranquilo, pequeños consumidores, pequeños usuarios, regantes con pozos de menos de 5 kilovatios, etcétera, han tenido incrementos por falta de capacidad de negociación -como usted dice-.
¿Cómo se puede generalizar esa situación, que ha sido de ventaja para algunos, para los que no han tenido capacidad de negociación? Creo que pasa por un aspecto que no es el tarifario, o sea la tarifa especial, eso ya lo dijimos en Zaragoza que por normativa comunitaria desaparecía. Hay voluntad en el Ministerio de Industria -no me compete, pero sí incido en ello en la medida que puedo- de facilitar esta negociación, llámele negociación colectiva o asociada, como sea, para que esas medidas que algunos han obtenido se puedan obtener de forma generalizada. También eso tiene sus matices, es el tema de la ampliación de las bandas horarias, de los fines de semana, etcétera. Una serie de mecanismos que pueden facilitar la vida, para entendernos, y mejorar los costes a esos pequeños consumidores. Coincido con usted en que tenemos que hacer esfuerzos para generalizar esas medidas que hoy solo podemos decir que han sido para algunos -especialmente para grandes usuarios-, por tanto debemos seguir trabajando en esa línea.


No he hecho especial hincapié en el tema Segarra-Garrigues. Es cierto que hubo una primera reunión con los dos consejeros -tampoco diré eso de que yo forcé- en la que por primera vez el consejero de Medio Ambiente y el consejero de Agricultura empezaban a ir juntos al territorio a dar explicaciones. En esa primera reunión, que usted ha mencionado, no hubo debate. Pero, después hubo una segunda -y lo conoce perfectamente- en Mollerussa, mucho más amplia, mucho más abierta, en la que propiciamos un debate -propiciamos en plural, los tres- que duró bastante tiempo. Y usted sabe perfectamente que con la comunidad de regantes, con organizaciones agrarias, con gente crítica con el proyecto, como los del manifiesto de Vallbona, he tenido debates largos. El diputado del grupo de Convergència i Unió... (El señor Alonso Núñez: De Esquerra.) Perdón, de Esquerra, es que como hacía referencia a la pregunta de Convergència i Unió. (El señor Llorens Torres: Son socios.) Vale, de acuerdo, perdonen.
El señor Canet hacía una serie de apreciaciones. El hecho de que un experto ecólogo como Jordi Sargatall tome posiciones me parece muy bien; que una organización agraria, como Unió de Pagessos, haga alegaciones y corrijan no solo me parece legítimo sino que me parece muy bien. Creo que en el Segarra-Garrigues, señor Llorens, hemos hecho algo importante entre todos. Pero una infraestructura que consiste en crecer en el anillo regable de los secanos de Lérida incorporando una de las zonas más depauperadas y más secas de España -para los diputados que no conocen la zona, la zona de Garrigues pegada a la zona del bajo Cinca es de las zonas de menor pluviometría, incluso que algunas zonas de Almería-, con una población cada vez más forzada a irse a trabajar a Lérida, Mollerussa o las áreas industriales, debería poder mantener una oportunidad de crecimiento basándose en el agua porque es una apuesta de futuro. Y esa apuesta de futuro está ahí. Es cierto, que en algunas fases del debate ha habido una nula participación entre intereses agrarios e intereses ambientales, y una importante falta de comunicación con Bruselas, con Madrid y con la Generalitat de Catalunya con intereses cruzados. Y no voy a hacer lo fácil, eso de decir que fue en la época del PP o en la época de Convergència, digamos en el transcurso de todo esto. Si en algo hemos adelantado durante este último tiempo es en tomar una opción clara y avanzar. Se lo voy a personalizar, desde que está la señora Espinosa de ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, desde que está este secretario de Estado y desde que está don Antonio Siurana de presidente de la Sociedad Aguas del Ebro -por tanto, desde hace un año y dos meses- se han licitado cuatro de los siete tramos, se han adjudicado tres de estos cuatro tramos, se ha licitado el quinto y se va a adjudicar, en el próximo consejo de administración, el pantano de Cola, el pantano de El Vallés -que ya está en obras- y

Página 21


se ha cerrado el ciclo de la obra en alta que supera los 500 millones de euros.


El episodio que usted refería de mi buen amigo Josep Borrell, un episodio puntual sacado del tiempo en el que este canal pasó un peregrinaje entre obra de interés general, obra autonómica, etcétera. Le pasó -y usted lo sabe bien- como a nuestro muy bien querido Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici; que si es mío, que no es mío, que es mío pero no tengo dinero y todas las circunstancias que usted y yo conocemos bien, y hubo un par de posiciones valientes, recuperar el papel del Estado en la política de inversiones en esos territorios, porque respetando nuestro marco constitucional nunca -y ahí coincidimos, señor Llorens- hemos dejado de atender las demandas de los ciudadanos. Y los ciudadanos ahí demandaban tener esa infraestructura haciéndose -ni mía ni tuya ni del otro ni de la vecina-, que se hiciera. Por tanto, licitación, ejecución, finalización de la obra en unos plazos muy determinados.
¿Dónde existen los problemas? En la necesaria definición de un plan de gestión que haga compatibles los usos de regadío -y usted lo sabe bien-.
Algunas de las zonas que ahora se han incorporado a la nueva zona de especial protección para las aves, son zonas de regadíos tradicionales que ni en Bruselas ni en Madrid ni en Barcelona ni en Sebastopol, nadie puede seguir poniendo en duda que se sigue haciendo lo que se ha hecho desde hace decenas y decenas de años, que era regar. Otrosí es para la protección de algunas aves determinadas, que hay algunos hábitats que tienen que tener un nivel de preservación o que se pueda hacer una zonificación y mapa de cultivos.


Presidenta, me sabe mal llegar a este nivel de detalle, pero sabemos bien que, por ejemplo, cultivos que son grandes consumidores de agua, como la alfalfa, no representan ningún problema para alguna de las especies en vías de extinción más complicadas, como puede ser el sisón; por tanto, lo que se plantea en las zonas donde hay hábitat de sisón son un tipo de cultivos y no otros. Esto -señoría, usted lo sabe- tiene que hacerse por la vía del pacto, del diálogo, no de la imposición como hicimos -y digo hicimos- en Aragón, en Monegros, por la vía de la compensación entre agricultores y sin deslegitimar para nada el uso para el que hemos hecho la infraestructura, que es para dotar de agua a una de las zonas más secas de España para usos industriales, para usos de boca y terciarios y para regar; para eso está hecha la infraestructura. Dentro de poco podremos ir hablando de este tema y podremos ir viendo si hemos hecho lo suficiente, siempre podríamos hacer más, pero vamos a intentar hacer más del máximo posible. Por supuesto, algunos tramos de esta infraestructura ya se están regando, las zonas que no tienen ningún conflicto en cabecera.


Me preocupa haberme alargado en estos dos temas, pero queda uno que es el sector lácteo. Es un asunto que para los productores lácteos de toda España, muy especialmente los de la cornisa, genera una situación de incertidumbres. Debemos intentar que la situación de caída continuada de precios que se generó -como he dicho antes- después de una subida muy importante, se recupere. Las medidas que ha tomado la Comisión, con estos 650 millones de euros ya invertidos en intervención en leche en polvo o desnatada y en mantequilla, deberían ya tener resultados. Las campañas de promoción y la recuperación del consumo deben y pueden repercutir en ese mejor funcionamiento del mercado y en el incremento de precios en toda la cadena. Y también es cierto, y ustedes lo conocen, que aquí se ha solicitado un esfuerzo de colaboración entre productores, industria y distribución comercial para que se recuperen los umbrales de rentabilidad que en estos momentos están poniendo en serio riesgo a estos agricultores. Creo que hay una buena predisposición de las partes, de las comunidades autónomas y del Ministerio, para que esta situación se supere de la forma más rápida posible.


Señor Floriano, volveremos después a alguna otra cuestión, si me permite, siguiendo el orden de sus intervenciones. El tema de Acuamed, las auditorías y, por supuesto, la sociedad estatal -el accionariado es patrimonio del Estado pero que está en el ámbito de gestión de la Secretaría de Estado- me preocupan como a usted. Y claro que la sigo, y no solo me satisface sino que es nuestra obligación seguirla y ver que funcione bien. Si vemos los números fríos de inversión en el periodo anterior al 2004, y en el actual 2004-2008, ó 2008-2009, podíamos concluir (y entonces el señor Llorens diría: Ves que majo es y cómo se las apunta todas. Es un hombre feliz) que en este último periodo me ha ido muy bien, y los datos fríos dicen que estos últimos seis, siete u ocho meses van muy bien, pero tengo que mirar atrás.


En un principio esta sociedad se gestó para hacer una infraestructura que no se llevó a cabo, la del trasvase del Ebro; después pasó a gestionar un plan de puesta en marcha de infraestructuras de desalación y algunas obras puntuales de depuración y abastecimiento, alguna de ellas importante como la descontaminación del pantano de Flix que tenía adjudicada, es decir, obras singulares, dentro de las políticas de agua, y las desaladoras. Es cierto que en el periodo 2004-2008 tiene una materialización de inversiones corta, porque la tramitación -y a nadie de los que estamos en esta Comisión se nos escapa- tiene unos procedimientos de costosa maduración, si además tiene que recoger este cambio de prioridades y ponerlo en marcha, esto ha costado lo que ha costado. Es cierto que a 30 de abril solo en 2009 hemos crecido más de un 30 por ciento en ejecución y que se han producido una serie de cambios fruto de esta última legislatura con un nuevo secretario de Estado, una nueva presidenta, que es la directora general de Aguas, una selección de un nuevo director general, profesional de reconocido prestigio con el que estoy muy satisfecho de como lo está gestionando, y la posibilidad de tener ya una cartera de obra y una serie de aspectos que se habían ido preparando que nos ha permitido lanzarnos a ejecutar. Tenemos previsto cerrar a diciembre unos 470

Página 22


millones de euros de inversión. Si lo comparamos con los datos que usted tiene de la etapa 2000-2004 y 2004-2008, este año habríamos trabajado mucho más. Yo no me apunto un tanto; digo que las circunstancias han hecho posible que estemos avanzando a este ritmo.


También tengo que decirle que es una sociedad, aunque usted dice que ha tenido algún problema, en la que este último año hemos cambiado el auditor (usted hablaba de una firma de auditoría KP Peat Marwick), auditada por el IAE, sometida al control del Tribunal de Cuentas y no hay ningún reparo en facilitarle la documentación pública de la sociedad.
Sociedad en la que los miembros del consejo de administración tienen su responsabilidad. Insisto en que este último año estoy bastante satisfecho del buen funcionamiento de la compañía. Me consta que por parte de las comunidades autónomas y las administraciones locales de todo signo donde participa y trabaja hay una buena percepción, buena relación y muchas reuniones técnicas y de trabajo, todo lo que sea para mejorarlo, señor Floriano, cuente con nuestra colaboración y especialmente con la mía.


Es cierto que se han firmado seis o siete convenios y protocolos de calidad de las aguas y quedan cuatro más para firmar. Pero eso no quiere decir que no se esté invirtiendo en el Plan de calidad de las aguas en el ciclo integral del agua. Hay depuradoras que estaban declaradas ya como las obras de interés general, otras han entrado por emergencia y otras por la vía de los Presupuestos Generales del Estado como obras ordinarias. El escenario definitivo va a ser cuando esté todo firmado y los sistemas de financiación estén pactados con las administraciones local y autonómica, pero que se hayan firmado dos a su fecha, que tenía usted en la respuesta parlamentaria, y seis a fecha de hoy, insisto, entre convenios y protocolos, no hacen ver que esto sea así.


Puede tener una respuesta donde se diga que hay un ahorro del plan de choque de regadíos de 82 hectómetros, pero tengo que decir, con todo mi cariño, que quien haya hecho la respuesta parlamentaria se ha remitido a una cifra absoluta y se ha olvidado de la recarga de acuíferos. Estamos haciendo actuaciones en zonas absolutamente deprimidas y depauperadas y el ahorro se refleja en la recuperación de los acuíferos, lo cual conocen muy bien muchos de ustedes. Estamos trabajando más en la recuperación de acuíferos que estaban esquilmados y cuanta agua corre por el río. Pues bien, la cifra que nos habíamos fijado como objetivo eran 1.200 hectómetros en ese primer plan y las cifras que estamos manejando son del orden de los 800 y 900 hectómetros.


Es cierto que alguna organización ambientalista con buen criterio ha preguntado: ¿Cuánto va a caudal ecológico? Pues, donde va es a recuperar el acuífero que estaba absolutamente depauperado y se puede cuantificar ya que hay metodología. Es cierto que los objetivos de los ahorros y eficiencias en el uso y la mejora de gestión para los regantes se están cumpliendo de forma rigurosa. Las empresas y las comunidades de regantes están trabajando bien. También puedo decirle, porque alguien lo ha puesto en cuestión, que ninguna de estas dotaciones ha servido para ampliar zonas regables de tapadillo, ya que alguien había dicho que los ahorros de agricultura de antes los van a utilizar para regar más. Si hay que regar más, se pone encima de la mesa y se incorpora al decreto; se ha ido haciendo toda esa evolución; está en los anexos y seguirá estando en el anexo del nuevo decreto de regadíos y seguiremos aumentando zonas regables, teniendo en cuenta todas las cuestiones ambientales y de dotación de agua que es en el margen en el que nos estamos moviendo.


Señora Quintanilla, sé que a usted le apasiona como a mí e insisto en que no es un problema de tiempo. En casa nos dicen a todos que estamos poco.
Lo que más quieres es lo que menos atiendes y no es mi intención ni mucho menos. Sabe que la ley es nueva y pionera en el ámbito europeo. Ha sido una ley muy participativa, aunque al final fuese el Grupo Socialista quien mayoritariamente pelease por ella, y sabe que ponerla en marcha, en un año de cambio de legislatura y con un nuevo ministerio donde se incorporaban amplísimas competencias y cambios en algunos de los responsables de los equipos, ha generado algún tipo de problemas, pero no se ha incumplido ningún plazo. Dice que los hemos llevado al límite. Sí, los hemos llevado al límite, pero ha sido un año electoral, un año complicado y ahí están. Por supuesto, que habíamos hecho previsiones presupuestarias. Los primeros cincuenta y tantos millones del año 2008 que se invirtieron en programas piloto y convenios de desarrollo rural, los conoce bien, han tenido buenos resultados. Este año 2009 se está trabajando en programas piloto de forma importante y extensa en el territorio, dando tiempo a que se vaya consolidando toda la estructura de gestión de la ley y que las comunidades autónomas vayan interiorizando la necesidad, en el marco de sus competencias, de priorizar algunas áreas.
La primera tentación es la de incorporar todo el territorio rural y sabe que siempre hemos insistido en que hay que hacer un esfuerzo de priorización. Pues bien, hasta en esto, que era complicado, se ha ido avanzando. La previsión que hay es la de que seis comunidades autónomas ya tienen la evaluación y otras seis están a punto. Para el año que viene se puede hablar de unas trecientas zonas de actuación que es el 25 por ciento del territorio rural. La comisión interministerial se va reunir antes de que finalice este mes de junio por segunda vez. Ha costado explicarlo, pero se está participando activamente desde todos los departamentos en cuestiones tan diversas como vivienda, seguridad, Guardia Civil, Seprona, casas cuartel, etcétera. La mesa de asociaciones y el Consejo para el Medio Rural seguro que es perfeccionable y, por lo que me dice e intuyo, se ha priorizado en algún tipo de organizaciones y no se han tenido en cuenta algunas organizaciones de mujeres rurales. He tomado buena nota, como no podía ser de otra manera, y lo voy a repasar, y si en cuestiones tan complicadas como la mesa nacional del agua nos hemos esforzado en hacer hueco

Página 23


para que esté todo el mundo, sepa usted, señoría, que en este caso por mi parte -sabe que se lo digo sinceramente- no hay ninguna voluntad de excepción y menos a los colectivos de mujeres organizadas que han hecho y están haciendo un trabajo excepcional en el mundo rural. Por tanto, no lo interprete como sectarismo; écheme la bronca por no haber estado encima.
Yo también podría decirle que me lo podía haber dicho antes. Vamos a mirarlo de verdad.


Los programas y el marco nacional tienen sus procedimientos -yo creo que van a estar hechos- y el rodaje de los años 2008-2009 es lo que nos va a dar pie a que en 2010 estemos a tope, y 2010 es dentro de seis meses.
Además yo diría -y lo he comentado en mi primera intervención- que la Ley de desarrollo sostenible del medio rural es la gran apuesta de futuro para la política agrícola común 2013-2020, pero también para toda la política rural. Hay que discernir la política agraria de la política de desarrollo rural, que venía mezclada y que sigue viniendo mezclada. No ha sido usted, lo sabe perfectamente, pero algún otro interviniente nos ha hablado de los programas de desarrollo sostenible, de los PDR y de otras actuaciones; usted, como yo, conoce perfectamente que hemos hecho un esfuerzo de disociación y en esa senda vamos a trabajar.


Me preocupa el tema de la financiación. Creo que he dicho como intención de futuro (espero que al menos el grupo parlamentario lo recoja y vayamos trabajando en esta senda) algo que a lo mejor todavía no se había dicho nunca públicamente en esta Cámara, y menos desde el Gobierno, y es que por la situación en la que vemos el encaje de la negociación en Bruselas, he hecho una apuesta por que las financiaciones nacionales en elementos, en políticas que no sean distorsionantes del mercado único, vayan enfocándose hacia políticas de desarrollo rural. Convendrá S.S. conmigo en que en ese escenario la financiación con presupuestos nacionales debe ir hacia ese tipo de prioridades, hacia esas políticas de jóvenes, de mujer, de territorio, de infraestructuras, y para eso nosotros ya tendremos un muy buen instrumento, que es la Ley de desarrollo sostenible del medio rural.


El señor Canet, de Esquerra Republicana, ha formulado una serie de cuestiones, que son recurrentes, en cuanto a las cifras, a la negociación del chequeo médico, si hay posibilidad de reabrirla, etcétera. Si estamos en la posición en la que estamos, que somos el segundo perceptor neto, si hemos hecho un acuerdo con dieciséis comunidades autónomas y no hemos ido a la unanimidad por un escenario electoral que he puesto antes encima de la mesa, que es el País Vasco, no estamos en circunstancias de reabrirlo.
Está aprobado por dieciséis comunidades autónomas, en Bruselas, nos da un margen de trabajo para estos años y no lo vamos a reabrir.


Ayudas la producción, regulación de mercados, etcétera. Hemos cerrado este capítulo, tenemos las organizaciones comunes de mercado y los mecanismos que tenemos con la dotación financiera suficiente hasta 2013. No va a ser España quien va a reabrir la negociación de la política agrícola común para perder, para que sean los nuevos países que se han incorporado los que pidan la tarifa plana y un tanto por hectárea igual para todos, los que pidan una redistribución de fondos en función de su peso en la producción final agraria europea u otros parámetros. Nosotros estamos cómodos en la situación actual y no vamos a modificar este escenario, además, por la demanda de los propios sectores que piden estabilidad hasta 2013 y muy especialmente en un momento en el que la economía nos está dando algunos sustos y tenemos problemas de otra índole.


He contestado al tema de las ZEPA. Sobre la Ley de la representatividad poco más tengo que añadir al debate que han hecho SS.SS. en esta Comisión y en el Pleno, y que en estos momentos está en el Senado. El Gobierno hizo su propuesta y el debate está en el ámbito parlamentario.


En cuanto al plátano, señor Mariscal -y me alegra que esté el señor Perestelo entre nosotros porque sabe mucho de ello-, voy a hacer unas cuantas puntualizaciones. Mi buen amigo, Michel Barnier, un líder platanero según usted, ayer dejó de ser ministro de Agricultura y va a seguir trabajando en el Parlamento Europeo -espero-, como todos nosotros, en este ámbito. El 50 por ciento de la producción platanera de la Unión Europea es canaria, es española. Quien peleó hasta el último euro por mantener una ficha financiera de 244 millones de euros fueron la señora Espinosa, el señor Puxeu y su equipo. El señor Barnier está preocupado por una parte bastante menor y los señores portugueses, también. De esos 244 millones nos llevamos el 50 por ciento, que es lo que nos tocaba, pero la intención de los países consumidores y de los países no productores de plátano, que eran todos menos estos dos o tres, era acabar con ese régimen de ayudas. A la vez, este sector goza en este momento de protección en frontera de 174 dólares/tonelada. Claro que está puesta en cuestión -lo he dicho yo; no usted- por dos páneles, que son dos pleitos internacionales que un país tan importante como Estados Unidos nos ha puesto para que se trate y se baje, pero de momento está en 174. Y de los 244 millones la mitad vienen para España con un pago directo a los productores. La protección en frontera está ahí. La promoción financiada por la Administración canaria y española se está produciendo y hay un acuerdo de la Cámara para que, en caso de que se produzca una disminución sustantiva del arancel o una situación que altere, poder compensarlo financiando esto. Así de claro y concreto. A usted le parecerá poco; a otros muchos sectores les parecerá mucho; yo lo defiendo con toda la vehemencia porque sé de la dificultad de mantener el cultivo del plátano, sé de la dificultad de la insularidad y sé de los problemas de un mercado no regulado. Conozco perfectamente lo que pasó con el café. En un mercado no regulado no se favorece a los consumidores europeos, sino que se destroza el tejido productivo de países productores de Caribe y áreas ecuatorianas y

Página 24


africanas. Por eso mantenemos una política que defienda al plátano, porque es intrínseco a la historia, a la manera de ser, al cultivo y al paisaje de las islas. Lo defendemos con euros, con el 50 por ciento del total de los fondos comunitarios.


Yo no confundo las organizaciones comunes de mercado con la Organización Mundial del Comercio, como han hecho en la pregunta y ha reiterado. La Organización Mundial de Comercio es un foro multilateral en que peleamos día a día para mantener nuestra posición y ese arancel de 174 euros ha costado muchas horas de negociación y vamos a seguir peleando para que se mantenga. El sector platanero, con el cual dice usted que me voy de paseo -poco paseo con ellos-, trabaja y trabaja muy bien, y como grupo organizado es capaz de liderar la Asociación de Países Productores de Banano y defenderlo con uñas y dientes. Ellos sí tienen mérito, no mi amigo Michel Barnier. Al menos yo diría que comparten mérito el ministro portugués, nuestro amigo Jaime da Silva, La ministra Espinosa. La ministra Espinosa a la mitad, porque ha conseguido el 50 por ciento de los fondos. Ahí no dejaría fuera a la consejera Merino porque ella, desde su experiencia profesional como buena funcionaria del Ministerio de Comercio que es y como experta en el sector, ha trabajado y trabaja día a día, así como su viceconsejero, para que esto funcione; trabajan de la mano del Gobierno de España, y nunca les he oído una crítica sobre que haya habido una mala negociación porque nunca han estado fuera de la negociación y siempre han estado con nosotros. Incluso en este día preelectoral en el que usted dice que yo estaba de paseo en Tenerife y en La Palma. Estaba con la consejera en Tenerife, en La Palma. Me reuní con el sector y fuera del ámbito normal de un acto electoral, tuve un debate abierto de más de tres horas con ese sector. Me fui a ver a la sucesora del señor Perestelo -aquí presente- para decirle cómo estaba el tema y cuáles eran las líneas que teníamos que defender para mantener el cultivo del plátano en Canarias y en La Palma, y hay gente que puede dar fe de ello. Por lo tanto, sí me lo sé. S.S. dice que no lo sé pero sí me sé lo del plátano y le he dedicado muchas horas en los foros internacionales. Y los resultados son los que son. Hace bien el sector en pedir, en ponerse la venda antes de la pedrada. Hace bien. Insisto en que es un sector muy bien organizado y muy exigente. Estamos con ellos y por eso la reunión del viernes fue bien y las declaraciones que hicieron fueron absolutamente positivas. Le recuerdo que la reunión del viernes la convocó el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino español, la ministra Espinosa; no la convocó Michel Barnier, que es un gran eurodiputado y muy buen amigo, pero que ya no es ministro de Agricultura y que no produce el 50 por ciento de los plátanos. Cuento con el PP, al menos a nivel institucional, porque con la consejería hay una muy buena relación y estamos trabajando de forma muy coordinada.


A don Alejando Alonso le he contestado algunos de los temas. Me pedía alguna concreción y le agradezco que demande que sea durante la Presidencia española y en territorio español cuando pongamos encima de la mesa el debate del futuro de la política agrícola común. Así lo vamos a hacer. La Presidencia francesa puso en marcha un análisis de futuro de la PAC; la Presidencia checa ha hecho un análisis del primer pilar de la PAC; la Presidencia sueca va a ceñir los debates sobre el segundo pilar de la PAC y la Presidencia española va a debatir la globalidad del futuro de la política agrícola común. Por tanto, vamos a hacerlo así.


Sobre los planes de promoción del vino, como le he comentado antes, creo que el esfuerzo que están haciendo las industrias es muy importante, porque quiero recordar que el 50 por ciento de los fondos es cofinanciación de las empresas. Es una apuesta por ganar las posiciones en los mercados y mantener esa posición de primer viñedo del mundo y segundo país en exportación en volúmenes. Nos falta recuperar posiciones en precios y en facturación y la apuesta de las empresas, con esa aportación del 50 por ciento a los fondos europeos, está ahí. El esfuerzo en enoturismo por parte de las bodegas es importante y el esfuerzo de las ciudades y pueblos de la Asociación Española de Ciudades del Vino, Acevin, también es muy importante en cuanto a promoción de la cultura del vino y al funcionamiento de este sector. Creo que este año también debe superarse y cuando lleguen los fondos del pago por hectárea harán las cosas bastante más fáciles. No quiero pecar de optimista, pero hay datos para el optimismo. También hay datos para la preocupación, no me quedo solo con unos datos.


La señora PRESIDENTA: En el ámbito parlamentario nos apasionan tanto los temas y nos parecen tan insuficientes los tiempos que nos hemos dotado de un reglamento; así que lo vamos a aplicar y a cumplir -eso sí- con generosidad. Si en esta Comisión al turno de réplica se le dedican habitualmente cinco minutos por grupo parlamentario, lo vamos a duplicar hasta diez minutos y espero también que los grupos parlamentarios lo administren de forma generosa con el resto de los miembros de la Comisión. Empezamos el turno de réplica en el mismo orden que anteriormente, comenzando por el Grupo Parlamentario Popular. El señor Llorens, tiene la palabra.


El señor LLORENS TORRES: Señor Puxeu, no se confunda. Yo soy vehemente porque traslado la vehemencia de la gente con la que hablo, igual que usted lo es también. Nos conocemos hace tiempo. A mí me gustaría creerle, pero no le creo nada, señor Puxeu. No porque forme parte de un gobierno que falta continuamente a la verdad y que se ha distinguido por eso y tampoco porque -como usted mismo ha reconocido- el año pasado aseguraron en el Congreso que las tarifas de riego no subirían por encima del IPC.
Le adelanto que los regantes deben ser una especie de masoquistas, porque me parece que mañana van a convocar una serie de manifestaciones. Mañana tendrá cuenta de eso.


Página 25


Hablando de Segarra-Garrigues, que es uno de los asuntos que nos importan, ustedes tienen un problema. Están empeñados en gobernar la nueva España con los que no quieren esa nueva España. El problema de Segarra-Garrigues, y usted lo sabe también -señor Alonso, usted de Segarra-Garrigues no sabe nada-, es que de un riego de 70.000 hectáreas, dedicarle 40.000... Señora presidenta, es que el señor Alonso no ha hecho más que aludirme; ya lo sabe usted. Me tiene tanto afecto que seguramente le gustaría que yo estuviera sentado ahí.


La señora PRESIDENTA: Señor Llorens, continúe con su intervención, por favor.


El señor LLORENS TORRES: Es que usted no estaba cuando ha estado todo el rato aludiendo a la intervención del que habla.


Señor Puxeu, por favor, míreme. (El señor secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Puxeu Rocamora: Sí, sí.) ¿Usted cree que se puede decir a los regantes que se necesitan 70.000 hectáreas y que de esas 70.000 hectáreas se tienen que destinar 40.000 para ZEPA? ¿Sabe usted cuál es el fondo de esa cuestión? Nos vamos a ver durante mucho tiempo, aquí y fuera, y ya sabe que no hay ninguna cuestión personal. El fondo de la cuestión es el recorte de la superficie regable que se ha producido en 2006 y en 2008 con gobiernos socialistas allí y aquí, las 26.000 hectáreas primeras y las 14.000 que han negociado después, en 2008. El recorte de la superficie regable tiene una finalidad: desviar agua para llevarla a Barcelona. Ustedes no pueden recurrir -ya lo veremos- a la prolongación del minitrasvase del Ebro a Tarragona, aprobado en la época de Borrell y que funciona hasta Barcelona, a pesar de que ponían ya los tubos, porque los que gobiernan con ustedes no consienten que haya un elemento de vertebración del Estado, que pase el agua de donde sobra a donde falta. Usted, que ha hablado en privado de ese asunto, que ha hecho declaraciones y que sabe que esa es una de las cuestiones que hay resolver, sabe que tiene un problema allí, con los socialistas de allí, que gobiernan con los de Esquerra Republicana y con los de Iniciativa y no con los de Convergència, como parecía.


Señor Alonso, las rentas. No comparemos las rentas de 2008, sino las de 2004 y de 2005. Comparemos todo lo que quiera: el paro con Italia, con Alemania, con Francia. No abra ese debate porque no le favorece. Y en cuanto al chequeo médico, le recuerdo que la subcomisión...


La señora PRESIDENTA: Señor Llorens, vaya finalizando.


El señor LLORENS TORRES: Termino enseguida.


La subcomisión tenía un objetivo, que era reforzar la posición negociadora del Gobierno español, cosa que ustedes no entendieron y por eso al final se quedaron solos. No les apoyó nadie en esa subcomisión, así que no vuelva a tergiversar el sentido final de nuestra intervención.


Señor Puxeu, espero que tome buena nota de eso. Estoy seguro de que nos vamos a ver y ya veremos a quién le da el tiempo la razón, porque, cuando se desvió el Segre en campaña electoral, la cabecera del Segre, que era una barbaridad, a Barcelona, estaban puestas las estacas y ustedes lo negaron. El Gobierno socialista y el diputado que estaba allí, todos lo negaban. En solitario lo denunció el Partido Popular y, cuando terminó la campaña, señor Puxeu, se descubrió que las estacas estaban puestas y que la intención era llevarse las aguas del Segre, que están todas en régimen de concesión, a Barcelona. Gracias a la presión de la sociedad leridana eso se impidió y ahora vuelven a hacerlo a base de recortar la superficie regable. Ya lo veremos.


La señora PRESIDENTA: Señor Floriano tiene la palabra.


El señor FLORIANO CORRALES: Lo de Acuamed no tiene explicación, de verdad que no la tiene. No tiene explicación que las obras se anuncien y que no se hagan. Acuérdese de que se derogó un plan que tendría sus defectos, pero que también tenía sus virtudes. La prueba es que ustedes aprovecharon una parte importante del mismo, grandes virtudes, y sin embargo no se ejecuta. El problema es que se reincide en el mismo error, que es volver a hacer lo que se hacía, esto es, anunciar ahora nuevas y millonarias inversiones. Dice usted: Ahora estoy contento; no lo estuve, pero lo estoy. Me alegro, pero veamos las primeras declaraciones del nuevo responsable de Acuamed en el mes de marzo a Expansión: 991 millones para el distrito hidrográfico del sur y 493 millones para la cuenca del Segura. Yo tendré que venir a la Cámara en el mes de septiembre o de diciembre y le tendré que preguntar: Señor Puxeu, ¿qué pasó? Y usted me dirá: Las estamos anunciando, ahora estoy contento, menos contento, pero eso no es asumir responsabilidades políticas, eso es ser... No lo voy a calificar, le dejo el calificativo a usted. Tengo la impresión de que es un hombre serio. Como tengo esa impresión, le dejo el calificativo a usted, pero resulta francamente sorprendente.


En respuesta parlamentaria, hizo referencia a que no me debieron dar contestación sobre la recuperación del agua subterránea. Sí me la dieron, pero desagregada de la modernización de regadíos, en la que a fecha de la respuesta, que es de este año, se estima que el volumen de agua ahorrada que ha producido el plan de choque de modernización de regadíos que desarrolla las actuaciones previstas en el Decreto 287/2006 es de 88 hectómetros cúbicos. Luego me pregunta usted si también contaron lo que hemos recuperado por aguas subterráneas. Saben ustedes que a eso se le llama pozos de emergencia, pozos de emergencia que se utilizan en contextos de sequía.


Página 26


Eso no es aumentar la disponibilidad de agua, sino tenerla ahí para cuando haya una situación de emergencia. No puede contabilizar eso como algo de lo que puedan disponer en todo momento, sino como un pozo de emergencia.
También hay que ser rigurosos en la utilización de los instrumentos que existen para abastecer de agua a nuestro país.


Termino, señora presidenta. Recuerdo que en el mes de diciembre el Grupo Socialista anunció a través de su portavoz, don José Antonio Alonso, la creación de una subcomisión que ayudara a definir una política hidrológica en nuestro país. Creo que sería bueno que eso se hiciese, y seguimos a la espera de que el Grupo Socialista presente esa iniciativa para diseñar una política hidrológica, ya que a pesar de que ustedes anunciaron que la tenían en el año 2005, cinco años después solo han hecho una cosa, que ha sido perder el tiempo y no resolver el problema del agua en nuestro país.


La señora PRESIDENTA: Señora Quintanilla.


La señora QUINTANILLA BARBA: Quisiera decirle, señor Puxeu, que ojalá sus palabras se cumplan y que el Gobierno de España sea capaz de abrir la mesa de asociaciones y que las mujeres del mundo rural estén realmente representadas en esta Ley de Desarrollo Rural. Me ha contestado a algunas de las preguntas que le he hecho, pero no en su totalidad. Me hubiera gustado que me hablara de la financiación que va a tener esta ley, de lo que significa la red rural estatal, con la que mi grupo parlamentario está de acuerdo, en que esos 200 millones de euros no se solapen en ningún caso con los 17 planes de desarrollo rural autonómicos, que parece que están dentro del marco nacional, y que no tengamos ningún problema en la negociación de los fondos comunitarios de Bruselas.


Para terminar me gustaría decirle algo a mi compañero, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, señor Alonso.


La señora PRESIDENTA: Señora Quintanilla, esto es un debate con una comparecencia del secretario de Estado, no es un debate entre usted y el señor Alonso.


La señora QUINTANILLA BARBA: Señora presidenta, ha hecho alusión a mi grupo cuando ha dicho bienvenidos... Voy a ser respetuosa con usted pero le quiero decir...


La señora PRESIDENTA: Señora Quintanilla, esas alusiones no se corresponden con lo previsto en el reglamento. Además no las ha planteado en el supuesto en tiempo y forma. Le ruego que continúe con la comparecencia.


La señora QUINTANILLA BARBA: Voy a seguir con la comparecencia, señora presidenta, no se preocupe. Le he dicho que no voy a contestar al señor Alonso para nada. En estos momentos estoy defendiendo la Ley de Desarrollo Rural con el mismo ahínco y la misma emotividad con los que defendí un centenar de enmiendas para que esta ley fuera enriquecida y no tuviera de aquellos polvos, estos lodos, porque efectivamente en aquel momento se tenía que haber hecho caso al Grupo Parlamentario Popular para hacer posible que esta ley no tuviera la tardanza que está teniendo.
Señor secretario de Estado, yo espero que antes de que finalice el año ese programa de desarrollo rural que esperan 8 millones de hombres y mujeres del mundo rural, hablando solamente del 20 por ciento de la población que vive en el mundo rural y sin contar con el 35 por ciento que vive en la zona periurbana, tenga un verdadero desarrollo sostenible para que la desigualdad que hoy vive la gente del mundo rural se corrija y tengamos un mundo rural igualitario al mundo urbano.


Señora presidenta, le pido disculpas, pero creo que era importante que se supiera la posición del Grupo Parlamentario Popular.


La señora PRESIDENTA: Señor Mariscal tiene la palabra.


El señor MARISCAL ANAYA: Señor secretario de Estado, usted ha recogido torticeramente mi intervención, porque y entiende perfectamente de lo que le estaba hablando, pero se ha agarrado al error mecanográfico que hay en la petición de la comparecencia para intentar salvar el trance. Me parece muy bien. Estamos muy acostumbrados a la supuesta superioridad moral de cierta izquierda que es capaz de distinguir quién sabe y quién no sabe sobre el plátano. Se ve que usted es un hombre de conocimientos enciclopédicos al respecto, motivo por el cual le reitero las dos preguntas a las que todavía no me ha respondido. La primera es: ¿Le parece a usted normal, le parece a usted demócrata que lleven un año para comparecer, un año después de la petición de comparecencia? ¿A usted le parece que eso es respeto a la democracia? ¿Qué piensa? Y, en segundo lugar: ¿Cree que se están dando o no las situaciones de emergencia con la supuesta bajada de aranceles y con la clarísima bajada de precios para aumentar en un 50 por ciento la ayuda al transporte? ¿Sí o no? Esa es la respuesta que me tiene que dar. Usted no debe juzgar mis conocimientos, porque yo no juzgo los suyos. Su obra es la que está haciendo saber y dándonos a entender cuáles son sus conocimientos, señor secretario de Estado.


La señora PRESIDENTA: Continuamos en el turno de réplica con las intervenciones del resto de los grupos parlamentarios. Por el Grupo Parlamentario Mixto tiene la palabra el señor Perestelo.


El señor PERESTELO RODRÍGUEZ: Quisiera agradecer a la Presidencia la generosidad y la cortesía parlamentaria en el turno anterior. No estuve presente,

Página 27


porque estaba en otra Comisión, en la primera intervención del secretario de Estado y por eso no intervine.


En primer lugar -ya lo hice personalmente en sede parlamentaria-, quisiera manifestar mi mayor felicitación al secretario de Estado por su nombramiento y el deseo de éxito en su gestión. Conozco su trayectoria profesional, soy consciente de su valor y, sobre todo, del conocimiento que hoy ha demostrado una vez más en esta Comisión sobre los sectores que afectan a Canarias, sobre todo el agrario. Estoy completamente seguro de que va a hacer una gestión positiva y, por tanto, le pediría con todo el cariño del mundo que se fíe de usted mismo y sus conocimientos y no se deje llevar por algún espontáneo que de vez en cuando surge por Canarias, por La Palma en particular, que usted conoce perfectamente.


Respecto a la situación actual del plátano, que nos preocupa a todos, comparto con usted que cuando se negoció, una vez perdida la OCM del plátano, la última situación de comercialización del plátano, el esfuerzo francés se centró en liberalizar las producciones de África, Caribe y Pacífico, ACP, y también no continental, y eso ya ha producido una importante tensión en la comercialización del plátano en estos momentos.
Estamos en unas semanas en las que tenemos excedentes de producción, y se está volviendo otra vez a aquello que se había olvidado en el tiempo, como era inutilizar producción para quedarse en las islas. Comparto con S.S. la extraordinaria organización del sector platanero -creo que es modélica en el mundo agrario-, que ha posibilitado mantener situaciones, sobre todo amplias campañas de publicidad que han sido públicamente reconocidas por todos los gobiernos y apoyadas por el Gobierno de Canarias y por el Estado, y esas producciones de plátanos en el marco de la Unión Europea. Sin embargo, señor secretario de Estado, en este momento se están dando ya las circunstancias a las que hace referencia esa disposición transitoria del decreto que organiza el transporte. Usted sabe -hizo referencia antes a ello- que existe una disposición transitoria en la que se establece que el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino pone en marcha un mecanismo en función de la comercialización y la dificultad de la comercialización para incorporar el plátano al transporte de productos agrarios entre Canarias y el Estado. Esas circunstancias se están produciendo en estos momentos, y espero y deseo que su ministerio -no digo que se pueda plantear hoy-, en esa visita el próximo lunes del presidente del Gobierno a Canarias, pueda llevar algo en relación con esas expectativas que están abiertas en Canarias.


Con relación al tomate, hay una materia importante. Usted sabe la dificultad de la comercialización, pero hay una posibilidad que el sector está mirando de una manera esperanzada. Ya se ha incorporado el decreto y se están recibiendo las primeras ayudas, y eso es importante para el transporte, pero en el debate del estado de la Nación se aprobó una resolución en la que se hablaba de financiar la parte que la Unión Europea permite a los países miembros, un porcentaje de la ayuda Posei.
Canarias ha manifestado su disposición a aportar el 50 por ciento y hay una resolución aprobada por unanimidad de esta Cámara para aportar el 50 por ciento restante. Espero que se puedan activar de manera inmediata para que puedan recibir esas ayudas.


Permítame que no entre en más matices, por no utilizar el turno anterior.
Hay que reconocer que su llegada al ministerio ha activado el proceso del convenio de obras hidráulicas, que estaba paralizado, y ha posibilitado la firma con Canarias. Le pedimos que siga apoyando desde su ministerio la ejecución de ese programa y también del Plan de Regadíos, que tiene gran influencia en Canarias. Los temas que se están planteando nos parecen muy importantes. El desarrollo del medio rural significa reconocer el esfuerzo que muchos ciudadanos del medio rural han hecho en territorios como la isla de La Palma o en otros territorios de Canarias para que esa relación del ciudadano con el medio lleve a que la Unesco los declare reservas mundiales de la biosfera. El desarrollo sostenible del medio rural significa reconocer el esfuerzo de sus ciudadanos. Todos los esfuerzos que se hagan por esa vía para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos siempre serán bien recibidos. Conocemos una primera iniciativa de este programa que se está desarrollando en estos momentos y le animamos a plantear ese mismo programa para ejercicios presupuestarios posteriores. En esa línea de trabajo, puede contar siempre con la colaboración de mi grupo parlamentario, aunque su tamaño sea pequeño.
Siempre va a contar con nuestro apoyo, porque sabemos lo que usted conoce de este medio en Canarias y, sobre todo, tenemos confianza en su gestión como secretario de Estado.


La señora PRESIDENTA: Señor Agirretxea, tiene la palabra.


El señor AGIRRETXEA URRESTI: En primer lugar, en nombre de mi grupo, el Grupo Vasco, quiero saludar al señor Puxeu. Es la primera vez que tengo la oportunidad y el gusto de compartir con el secretario de Estado y quiero presentarme ante él de una manera parlamentariamente oficial y agradecer su intervención. También quiero pedirle disculpas, porque, por cortesía parlamentaria, mi intervención va a ser muy breve, ya que, como usted sabe, los grupos pequeños tenemos muchos dones, pero el de la ubicuidad, aunque estamos en ello, todavía no hemos llegado a alcanzarlo.
He tenido que estar en otra Comisión y no he podido asistir al grueso de su intervención y, por tanto, me parece descortés hacer alusión a cosas que no he podido oír. Solamente quiero decirle que durante lo que queda de legislatura tendremos oportunidad de departir, de compartir y de no compartir a veces criterios comunes. La política agraria común, el sector lácteo o el agua son cuestiones que a mi grupo le interesan. Hoy, por los motivos que antes he citado, no voy a entrar a debatirlas, porque no he podido asistir a toda la comparecencia y, por tanto, me parece que no sería lo más correcto. Solamente

Página 28


quiero decir que parece que el grupo mayoritario y el primer partido de la oposición se echan los trastos en algunas cuestiones, pero cuando se trata, por ejemplo, de acordar la Ley de representación de organizaciones agrarias no hay ningún problema para llegar a acuerdos, desestimando no solo el nuestro sino el de todos los demás. Por tanto, cuando hay ciertas causas comunes, no hay ningún problema. Espero que tengamos otras oportunidades de departir.


El señor PRESIDENTE: Señor Alonso, tiene la palabra.


El señor ALONSO NÚÑEZ: Intervengo muy brevemente para reiterar que son muchos los motivos de satisfacción por el contenido de la intervención del secretario de Estado, especialmente los compromisos que en relación con el futuro de la política agraria y del agua ha asumido el Gobierno en esta comparecencia.


En primer lugar, me interesaría destacar y volver a reiterar en relación con la política agraria comunitaria que el hecho de que el Gobierno haya conseguido la unanimidad con las comunidades autónomas es algo tremendamente positivo y garantiza esa estabilidad en la aplicación de la PAC que todos deseamos y, en segundo lugar, asumir que el hecho de que durante la Presidencia española se priorice en estos temas y se incorporen a la agenda en relación con la reflexión de la futura PAC 2013-2020 es algo que el sector agrario desea y valorará como positivo.
Igualmente, consideramos y deseamos que efectivamente esos planes estratégicos que se han puesto encima de la mesa para dar solución a la problemática del sector lácteo den resultado positivo y que además otras medidas de coyuntura de mercados internacionales tengan solución y que las medidas de intervención sean eficaces. Asimismo, nos parece positivo ese compromiso del ministerio del pago inmediato de las ayudas al sector vitivinícola que se derivan de la aplicación de la OCM del sector, 420 millones de euros, y la aplicación de 50 millones de euros en desarrollo de políticas de promoción de búsqueda de nuevos mercados. Por otra parte, también es enormemente ilusionante, en relación con la aplicación de los planes y programas de desarrollo rural, respecto al que vuelvo a felicitar al Grupo Popular por que se incorpore con entusiasmo al desarrollo y aplicación de esta ley, que efectivamente podamos tener en breve 300 planes de zona, es decir, 6 planes de zona por cada provincia en España en aplicación de esta ley, lo cual es algo que los grupos de acción local, la gente del mundo rural tiene que valorar de forma tremendamente positiva.


En el tema de regadíos, el compromiso de aprobar un real decreto con una nueva estrategia de regadíos también demuestra ese compromiso del Gobierno con una política del agua comprometida, así como la aprobación de los planes de cuenca. Y en relación con el planteamiento que ha hecho el señor Floriano sobre el tema de la subcomisión para el debate de la política de agua, estamos al borde de finalizar este periodo de sesiones, pero si esta es una iniciativa que el Grupo Popular acoge con entusiasmo y de forma positiva, no tenemos inconveniente en plantearla y buscar el consenso adecuado para su desarrollo en el próximo periodo de sesiones.


La señora PRESIDENTA: Señor Puxeu, puede cerrar esta comparecencia.


El señor SECRETARIO DE ESTADO DE MEDIO RURAL Y AGUA (Puxeu Rocamora): Señorías, quiero volver a agradecer telegráficamente la oportunidad de volver a comparecer. También quiero decir, con todo el cariño y la cortesía parlamentaria posibles, que mi buen amigo el señor Llorens ha empezado su primera intervención diciendo que era decepcionante y la réplica diciendo que no me cree en nada. Yo sigo creyendo que le mueve, como a mí, la voluntad de hacer las cosas lo mejor posible para el sector agrario y para el mundo rural.


En el tema de las tarifas de regadío, estas manifestaciones o cualquier tipo de presión son legítimas pero insisto en que en un marco no tarifado lo que hay que hacer es concentrar los esfuerzos de la negociación con los distribuidores. Para ello, el Gobierno -Ministerio de Industria y Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino- se ha ofrecido y sigue ofreciéndose para facilitar la negociación entre las partes. He expuesto en mi primera intervención que los grandes usuarios habían conseguido mejores tarifas, o mejores precios -la tarifa ha desaparecido- que el año anterior por un corto periodo de tiempo, tema que hay que generalizar y también hay que seguir trabajando en esa línea.


Señorías, también aprovecho para decirles que en el nuevo decreto de sostenibilidad de regadíos vamos a incorporar las cuestiones energéticas y las cuestiones de energía sostenible, aspecto que es importante integrar en ese decreto.


En cuanto a las cepas, nos encontramos en una discusión que podríamos continuar sine díe entre 70.000 ó 40.000 hectáreas. Al final vamos a ver cuántas hectáreas se pueden regar, porque reitero -y aprovecho para que conste en el "Diario de Sesiones"- que ser declarado zona cepa no lleva aparejado no regar; lleva aparejado un plan de gestión en el que estamos trabajando, y tengo que decir que dentro de estas zonas declaradas como zonas cepa algunas son zonas tradicionalmente de regadío; son regadíos tradicionales. Por tanto, ahí se va a seguir regando. Vamos a hacer el balance cuando acabemos la negociación y vamos a ver ese tema con prudencia.


Con lo que no estoy de acuerdo es con esa leyenda rural, que no urbana, de llevar agua a Barcelona. Lo he explicado en público en Lleida y no me importa explicarlo en sede parlamentaria. Hace poco más de un año, en una situación de sequía extrema -usted ha hecho mención a la previsión de una obra en el Alto Segre, y no menciona una posible obra-, esta Cámara aprobó

Página 29


un decreto, que yo defendí como Gobierno, para prolongar la concesión de aguas de Tarragona hacia Barcelona. Esa situación de emergencia se superó y esa obra no se llevó a cabo. Este ministerio y este Parlamento han tomado decisiones, no esa del Segre, sino la de CAT, y ahora le puedo decir que esta obra no tiene nada que ver con la planificación de abastecimientos de aguas en Cataluña. No me compete, pero sí lo conozco.
Claro que me compete en tanto en cuanto esta infraestructura está en la cuenca hidrográfica del Ebro, cuya adscripción administrativa es del Gobierno de la nación, mía. Por tanto, esta agua no va a ir subrepticiamente hacia Barcelona. Cualquier otra de este tipo tiene que tener el visto bueno de esta Cámara. Por tanto, no tenga usted ningún miedo en este caso, aunque no me crea nada, y lo digo con todo cariño.


Señor Floriano, yo le he dado una explicación de las obras de Acuamed. Le he dicho cómo está la situación en la compañía, quiénes son sus responsables -el nuevo auditor, la intervención de la IGAE-, y estoy a su total disposición para mejorar la transparencia en la gestión de esta sociedad. No quiero poner más énfasis para decir: antes, mal. Antes eran otros los problemas, me imagino. Pero sí le digo que en el ejercicio 2009 el incremento ha sido muy importante. Llevamos a 30 de abril 150 millones y a la finalización de 2009 vamos a superar los 450 millones, que es una cifra muy superior a la de los periodos anteriores. Las obras están avanzadas, usted las conoce bien, las certificaciones se van generando, los problemas se están desbloqueando y las obras están funcionando. De todas maneras, estamos dispuestos, como no puede ser de otra manera -además para nosotros es un placer-, a dar la máxima transparencia posible a la gestión de esta compañía.


El tema de los ahorros se lo he comentado antes. Por supuesto que había regadíos con concesiones tradicionales que estaban incidiendo en una situación como la de sequía prolongada que manteníamos y en algunos sistemas hidráulicos muy precarios, afectando seriamente al acuífero. Hay algunos que son sintomáticos, por ejemplo las zonas arenosas de Segovia, El Carracillo, o el acuífero 23 como gran zona regable. Cualquier ahorro no revierte en una mayor afluencia para un caudal ecológico, revierte automáticamente en la mejora del sistema, en la mejora del acuífero, pozos de sequía incluidos. Probablemente me habré explicado mal, pero cuando hablamos de ahorros nos referimos a ahorros en el sistema hidráulico, no a mayor cantidad de agua corriendo por un río, como alguien ha podido querer ver -sé que no es su caso-. En este caso, cuando digo que recuperemos dotaciones estoy hablando de mejorar los sistemas, y en algunos casos es simplemente recuperación de acuíferos que estaban muy deteriorados. De ahí salen las cifras que comentaba antes.


Para que no quede ninguna duda en el "Diario de Sesiones" quería reiterar mis excusas al diputado de Esquerra Republicana. Probablemente he sido yo el que lo ha confundido por el tema de la comparecencia solicitada por el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió). Por tanto, mis excusas.


Señora Quintanilla, usted dice que ojalá, y yo le digo que por supuesto, en sede parlamentaria, cuando quiera, y en el ministerio vamos a ponernos de acuerdo con usted para intentar resolver estos temas. La financiación 2009-2010 la vamos a ver en la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado porque hay una voluntad del Gobierno de dotar a esta ley para que esté en pleno funcionamiento.


Señor Mariscal, no lo he utilizado torticeramente, lo había leído en la pregunta, pero usted también ha dicho OMC y no quiero dar aquí ninguna lección de quién sabe más de plátano. Probablemente el sector, y así lo reconozco. Lo que tenemos que hacer cada uno en nuestro ámbito es pelear por este sector, como por otros, para conseguir los mejores resultados para él.


Usted me ha planteado si es normal que en un año no venga. Yo vengo siempre que me llaman y, además, estoy encantado, y muchos altos cargos del Gobierno también deben estarlo, aunque todos tenemos mucho trabajo.
Yo estoy encantado de comparecer aquí; no caeré en la historia de decir que me lo paso bien, pero no tengo ningún problema en someterme al control parlamentario porque es parte de mi obligación y, además, no tengo nada que ocultar.


Usted ha dicho que se produce ya la situación de emergencia con la supuesta bajada del arancel. Ahí le debería contestar radicalmente: No, no hay bajada de arancel, por tanto, no se produce. El señor Perestelo dice que hoy por hoy hay un problema de precio; eso sí es cierto. Hay una restricción de producción financiada por el propio sector, que está funcionando bastante bien, para intentar una cierta recuperación de precios. Eso sí lo está analizando el ministerio con el sector y puede incidir en tomar esa decisión, pero no la supuesta bajada de arancel porque eso sería después, es lo de los precios. Estamos estudiando esa vía y si se produce esa caída de rentas es cuando contemplaríamos utilizar esos fondos que están en el Ministerio de Fomento, si no recuerdo mal.


Señor Perestelo, muchas gracias por sus palabras. Se ha incorporado en la segunda parte del debate. Sé que le preocupan los temas de agricultura, de agua, de desarrollo rural y los espacios protegidos, por eso tiene la suerte de vivir en La Palma. Sé que tenemos algún conocido común en La Palma, pero usted conoce mi capacidad de discernir los problemas. Lo del precio, insisto, lo podemos ver. En cuanto a la promoción, usted lo ha recordado porque lo conoce bien. La primera campaña de promoción en serio del plátano de Canarias se produjo en los años noventa cuando yo era el director general de Política Alimentaria y nos encargamos de la promoción. Utilizamos la figura emergente de un cocinero de pro y después muchos nos han copiado. En aquellos momentos esa campaña -y no me importa decirlo- con Arguiñano fue una idea buena del sector y del ministerio, en concreto de la dirección general. Por eso es una idea que hemos vuelto a poner en marcha, porque creo en la promoción

Página 30


para defender la singularidad de un producto excepcional como es nuestro plátano. En cuanto al tomate sí hemos dicho ya que íbamos a cofinanciar al 50 por ciento con el Gobierno canario la posibilidad que se nos da con el Posei para poder incrementar esa financiación a un sector que está pasándolo francamente mal. Respecto a lo demás, me gustaría decirle que en cuanto a reservas de la biosfera hemos conseguido hace muy pocas semanas incorporar Fuerteventura como reserva de la biosfera. También es cierto que podemos seguir ampliando, si no a la totalidad de las islas, a alguna isla más allá del ámbito de los parques nacionales. Lo que ahora tenemos en Gomera, Hierro, Fuerteventura o Lanzarote debemos ir extendiéndolo en las otras islas. Los planes piloto de desarrollo rural hechos en reservas de la biosfera han dado buenos resultados.
Especialmente en La Palma se ha empezado a trabajar en este aspecto y es una línea a seguir. Estoy convencido de que el Gobierno canario va a intentar priorizar en esas zonas para la definición de sus territorios.


Agradezco al señor Agirretxea sus palabras y, por supuesto, nos iremos viendo en esta Comisión, siempre que la misma decida convocarme. Al señor Alonso por supuesto que también le agradezco sus palabras y le reitero el compromiso de intentar, con el plan estratégico del sector lácteo, solucionar de la forma más rápida posible los problemas de este sector.


La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Puxeu, por su comparecencia en nombre de la Comisión y esperamos verlo con más frecuencia en esta Comisión, siempre que la Mesa y los portavoces lo decidamos. Señorías, gracias también por su presencia.


Se levanta la sesión.


Eran las siete y treinta minutos de la tarde.

Congreso de los Diputados · C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID · Aviso Legal