Listas de valores
Congreso de los Diputados

Cerrar Cerrar

 
DS. Congreso de los Diputados, Comisiones, núm. 473, de 27/11/2013
cve: DSCD-10-CO-473
 


CORTES GENERALES
DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS
COMISIONES

Año 2013 X LEGISLATURA Núm. 473
COOPERACIÓN INTERNACIONAL PARA EL DESARROLLO
PRESIDENCIA DEL EXCMO. SR. D. ANTONIO VÁZQUEZ JIMÉNEZ, VICEPRESIDENTE PRIMERO
Sesión núm. 21
celebrada el miércoles,
27 de noviembre de 2013


ORDEN DEL DÍA:

Proposiciones no de ley:

- Relativa a promover medidas para la erradicación de los ataques a escuelas, y en particular a las femeninas, en los países en conflicto. Presentada por el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso. (Número de expediente 161/001448) ... (Página2)

- Sobre medidas para proteger eficazmente a la infancia en el marco de la acción humanitaria. Presentada por el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso. (Número de expediente 161/000904) ... (Página6)

- Sobre fortalecimiento y financiación del Marco de Asociación Estratégica de España con ONU Mujeres. Presentada por el Grupo Parlamentario Socialista. (Número de expediente 161/001237) ... (Página7)

- Sobre medidas para incrementar la transparencia de la acción gubernamental y participación de las ONGD en la política de cooperación española. Presentada por el Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural. (Número de expediente 161/002073) ... (Página10)

- Sobre ayuda humanitaria a Siria. Presentada por el Grupo Parlamentario Socialista. (Número de expediente 161/002082) ... (Página15)


Página 2




- Sobre incremento del apoyo de la cooperación española a la I+D en salud global. Presentada por el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió). (Número de expediente 161/002165) ... (Página19)

Se abre la sesión a las cuatro y treinta minutos de la tarde.

PROPOSICIONES NO DE LEY:

- RELATIVA A PROMOVER MEDIDAS PARA LA ERRADICACIÓN DE LOS ATAQUES A ESCUELAS, Y EN PARTICULAR A LAS FEMENINAS, EN LOS PAÍSES EN CONFLICTO. PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL CONGRESO. (Número de expediente 161/001448).

El señor VICEPRESIDENTE (Vázquez Jiménez): Se abre la sesión.

Como es habitual en esta Comisión, los tiempos son: siete, cinco y cinco. Si nos atenemos con cierta flexibilidad a ellos, podremos estar en un par de horas, incluso antes, en disposición de votar.

He hablado con los portavoces de todos los grupos para realizar una modificación del orden del día, que ha sido autorizada. Por esta razón, el punto tercero pasa a debatirse en primer lugar; después seguiremos con el primero y los sucesivos tal como estaban en el orden del día.

Sin más dilación, pasamos a la proposición no de ley número 3, relativa a promover medidas para la erradicación de los ataques a escuelas, en particular a las femeninas, en los países en conflicto. Ha sido presentada por el Grupo Parlamentario Popular y se ha planteado una enmienda a la misma por parte del Grupo Socialista. Para la defensa de la proposición, tiene la palabra la portavoz del Grupo Popular, señora Quintanilla.

La señora QUINTANILLA BARBA: Quiero que mis primeras palabras sean de agradecimiento a la Presidencia y al resto de los portavoces, que muy amablemente y dentro de la cortesía parlamentaria han accedido a cambiar el orden del día.

Tomo la palabra en nombre de mi grupo, el Grupo Parlamentario Popular. Hace unos días todos nosotros escuchamos la intervención de Malala Yousafzai en el Parlamento Europeo al recoger el premio que le fue concedido, el Premio Sájarov, por su lucha en favor de la educación universal de las niñas en Pakistán y en la comunidad internacional. Decía: Algunos niños no quieren consolas, quieren un libro y un bolígrafo para ir al colegio. Como recordarán todos ustedes, Malala fue tiroteada, cuando contaba solo catorce años, por los talibanes, por los radicales, sencillamente porque escribía en un blog y quería tener derecho a la educación, un derecho universal, un derecho fundamental e imprescindible para poder ejercitar el resto de los derechos, sobre todo los reconocidos en los diversos instrumentos internacionales, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados. No podemos olvidar las imágenes de los ataques contra estudiantes y profesores en las escuelas de Afganistán. Han dado la vuelta al mundo, dejando decenas de gran dolor e indignación. Por desgracia, se trata de un fenómeno generalizado, tal y como señalan organismos como Naciones Unidas o la Unesco o representantes de la sociedad civil, que han documentado ataques contra estudiantes en más de treinta países de la comunidad internacional, entre ellos Colombia, la República Democrática del Congo, India, Nepal, Birmania, Pakistán, Filipinas y Tailandia, especialmente cruentos en los casos de las escuelas de las niñas.

Señorías, volvemos a hablar del derecho a la educación de las niñas y volvemos a hablar de cifras escalofriantes. Todavía existen 62 millones de niños y niñas sin escolarizar en el mundo; de ellos, el 42 % se encuentran en países afectados por conflictos. Se calcula que al ritmo actual, cuando se cumplan los objetivos del milenio -que tienen que cumplirse en el año 2015- tendremos una cifra aproximada de 29 millones de niños y niñas que no habrán podido tener derecho a la educación. Ante una situación de esta gravedad, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó en julio del año 2010 -así lo hago constar en la exposición de motivos de la iniciativa- la Resolución 64/290, sobre el derecho a la educación en situaciones de emergencia. En ella se determina que los ataques dirigidos contra las instituciones de enseñanza hoy ya constituyen crímenes de guerra, porque los agresores, los talibanes, los radicales, aquellos que quieren vetar el derecho a la educación -de forma especial el de las niñas- los llevan a cabo siempre en instalaciones educativas y por las rutas que los estudiantes toman para llegar a ellas, donde reclutan además niños para la causa, fundamentándose en la amplia repercusión y visibilidad que


Página 3




tiene cualquier ataque contra las mismas. La atención de los medios, tanto nacionales como internacionales, sirve de propaganda y demostración de fortaleza de los atacantes y mina la confianza de la población en las instituciones estatales. Además, las milicias radicales usan estas instalaciones en muchas ocasiones como bases armadas, pretendiendo rentabilizar su ubicación estratégica y los servicios de los que disponen. Hace unos días, en la Comisión de Igualdad, en una iniciativa de mi grupo parlamentario, se veía cómo, desgraciadamente, esos ataques a las escuelas hacen mella en el ánimo de los estudiantes y de los maestros. Asimismo, en muchas ocasiones estos ataques están basados en la violencia que se ejerce sobre las mujeres, en la violencia de género, siendo las niñas utilizadas como moneda de cambio o botín de guerra en su territorio. Las consecuencias físicas, sociológicas, psicológicas, sociales y culturales hacen que la gravedad del problema se multiplique. Por ello, mi grupo parlamentario ha querido traer esta iniciativa a debate a la Comisión de Cooperación al Desarrollo, porque los beneficios de la educación en estas situaciones son determinantes para la prevención, protección y estabilidad de la población y también para el fortalecimiento institucional y la construcción de la paz. Estos conceptos han sido incluidos, como no podía ser de otra manera, tanto en el Plan de actuación sectorial de educación, diseñado como una línea de acción para la población más vulnerable, como en el IV Plan director aprobado por el Gobierno para los años 2013-2016, a través de su referencia a una educación de calidad para grupos de población especialmente desfavorecidos y en situación de mayor vulnerabilidad.

Por todo ello, señorías, quiero pedirles que voten a favor de esta iniciativa, que tengan claro -como sé que lo tienen- que el derecho a la educación está por encima de todos los derechos. El derecho a la educación es la voz de un pueblo, el derecho a la educación es la voz de los niños y de las niñas de todo el mundo. Así lo manifestó el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas cuando aprobó la Resolución 1325, sobre mujeres, paz y seguridad, que incluye la perspectiva de género en la gestión de situaciones de conflictos. Mi grupo parlamentario se hace eco de ello en esta iniciativa, solicitando a la comunidad internacional que vigile el cumplimiento de la regla general del derecho internacional e instando al Gobierno a velar por la garantía de una mejor supervisión, mediante la adopción de medidas preventivas y respuestas inmediatas cuando se produzcan ataques en centros escolares, en línea con lo establecido por las diversas resoluciones de los organismos internacionales y de Naciones Unidas, y a apoyar los esfuerzos internacionales realizados en la materia, entre ellos la iniciativa que en el año 2012 adoptó el Secretario General de Naciones Unidas: La Educación Primero.

Quiero terminar, señor presidente, sin consumir mi tiempo y diciéndoles a todos ustedes que hoy más que nunca el ejemplo de Malala se ha convertido en un símbolo de valentía y de lucha por el derecho a la educación de las niñas y de los niños, no solamente en Pakistán sino en toda la comunidad internacional. Además, nos debe llevar a implementar todas las medidas necesarias y complementarias a las que ya existen, porque solo a través de la educación podremos hacer un mundo más igual y un mundo mejor, en el que la pobreza desaparezca y haya menos conflictos. La propia Malala -así lo hago constar en esta Comisión- decía: Es preciso cambiar de mentalidad, porque un país no es más fuerte por el número de soldados que tiene, sino por su índice de analfabetismo. (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE: Para la defensa de la enmienda del Grupo Socialista, tiene la palabra el señor Buyolo.

El señor BUYOLO GARCÍA: Con el mismo tono y con la misma rotundidad con los que hablaba la señora Quintanilla, quiero decir que la educación es un derecho que muchos no tienen reconocido y, lo peor de todo, no es efectivo. Quiero empezar con las últimas palabras que decía Malala en la Asamblea de la Juventud en Naciones Unidas el pasado 12 de julio de 2013: Un niño, un maestro, un libro, un lápiz pueden cambiar el mundo. La educación es la solución. Desgraciadamente son muchas las noticias que encontramos sobre ataques a escuelas, ataques que se hacen sobre todo con la intención de eliminar la posibilidad de que muchos niños y muchas niñas tengan derecho a esa educación, amedrentar a los pueblos y sobre todo negar aquello que es el progreso, la libertad y la igualdad de oportunidades para todos. Las últimas noticias recogidas nos muestran cinco niños fallecidos el 13 de noviembre en Damasco, el ataque el 6 noviembre a la escuela Aicha Al Sidika también en Damasco o los catorce alumnos que sufrieron heridas allí en estos últimos meses. Hemos tenido que hacernos eco de noticias de escuelas en el norte de Mali, que estuvieron paralizadas después de la ocupación que se produjo allí y que fueron las primeras que se eliminaron, junto con los libros, la educación y sobre todo la libertad del pueblo. Son


Página 4




acciones que llevan aparejado el sometimiento de los pueblos al extremismo de algunas gentes. Efectivamente, como decía Malala, al final los extremistas tienen más miedo a los lápices y a los libros que a las armas.

Como bien ha dicho la señora Quintanilla, el objetivo número 2 del milenio, que es lograr la enseñanza primaria universal, está en este momento en una situación complicada, porque no se va llegar a su cumplimiento. Es necesario que en los análisis de los objetivos del milenio -y esa es una cosa que queremos reflejar en nuestra enmienda- se haga especial hincapié en las dificultades que existen para que muchos alumnos puedan tener esa educación. Es importante que se analicen como condicionantes los conflictos que están sufriendo las escuelas, porque están limitando la educación de muchos alumnos. No voy a reiterar los datos que ha dado la señora Quintanilla sobre las necesidades que tenemos, pero quiero hacer hincapié en la iniciativa del secretario general, Ban Ki-Moon, La Educación Primero, que pone de relieve la necesidad de profundizar en esta situación antes de llegar a 2015. El informe del secretario sobre las desigualdades de los niños y las niñas dice que en 91 países los niños y las niñas tienen las mismas posibilidades de terminar esa educación primaria, en 24 países las niñas tienen más posibilidades de terminarla y, por desgracia, en 47 países las niñas tienen menos posibilidades de terminar dicha educación. Es importante que avancemos en esa línea de trabajo y que apoyemos desde España la iniciativa del secretario general Ban Ki-Moon. Esta iniciativa marca tres ámbitos prioritarios: la escolarización de todos los niños, la mejora de la calidad del aprendizaje y el fomento de la conciencia de ser ciudadanos del mundo. Nuestra enmienda no solo va en la línea de llevar a cabo las actuaciones en los distintos ámbitos de los distintos territorios, sino también en la de apostar por esa conciencia de ciudadanos del mundo de la que el secretario general nos habla. No voy a profundizar en el informe, porque todos lo conocen, pero creo que es importante reseñarlo.

La directora de la división de derechos del niño del Observatorio de Derechos Humanos escribía hace poquito un artículo, Aprender bajo fuego, en el que constataba las circunstancias que se daban en estos países, circunstancias que tienen que vivir los niños y las niñas en las zonas de conflicto o en las zonas amenazadas por guerrillas o por grupos yihadistas. ¿Cuáles son las consecuencias de estos ataques? A menudo las consecuencias son: disminución drástica de la asistencia escolar, problemas sociales, problemas económicos y problemas psicológicos para los niños y las niñas que ven cómo se trunca su educación. Les recomiendo también la lectura de un libro, Tres tazas de té, en el que Mortenson explica su experiencia en la implantación de escuelas en Pakistán. En él explica muy bien cuáles eran las dificultades para abrir escuelas de niñas que pudieran dar una educación más respetuosa con los derechos humanos que la que se estaba dando en esos momentos en Pakistán y, sobre todo, pudieran acercar la educación a las niñas. Además, esos ataques tienen un efecto dominó sobre las escuelas de los alrededores e influyen sobre el cálculo general que los padres y los estudiantes hacen de los costes de ir a la escuela.

Otra de las circunstancias que se han dado y sobre la que tenemos que trabajar mucho, como dice el Observatorio de los Derechos Humanos, es el uso de las escuelas para fines militares. En muchas ocasiones las escuelas son ocupadas por las guerrillas, por los guerrilleros o por los ejércitos, lo que además de dificultar el aprendizaje supone una carga traumática para los chavales que intentan estudiar y para los niños y niñas que intentan formarse. Tenemos que avanzar en normas internacionales que protejan la educación. Tenemos que trabajar en esa línea. Tenemos que mejorar los sistemas de supervisión, debemos tomar medidas preventivas específicas y dar respuestas más decisivas e inmediatas cuando ocurran esos incidentes y tener mecanismos más eficaces de justicia para la rendición de cuentas de aquellos que violen las leyes nacionales e internacionales y dificulten el aprendizaje de los niños y niñas en estos territorios. Voy concluyendo, señor presidente. Los combatientes son capaces de atacar escuelas, maestros y estudiantes con escasas consecuencias. Como decía Malala en su discurso, los extremistas tienen más miedo a los libros y a los lápices que a las armas.

Para terminar, quiero referirme a dos cuestiones. En primer lugar, vamos a votar a favor de esta proposición no de ley, aunque creemos que no aporta nada más que buena voluntad. En esta situación deberíamos ir más allá y no limitarnos a instar, vigilar, velar o apoyar, sino trabajar en otra línea mucho más contundente. Por eso hemos presentado esta enmienda. En segundo lugar, el año que viene se cumplirán veinticinco años de la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño. Será la oportunidad para que España lidere ese trabajo, porque hay que recordar que el nuestro fue uno de los primeros países que ratificó esa convención.


Página 5




Termino con una reflexión de Malala. Decía en ese discurso que pronunció en la Asamblea -que fue emocionante y lo sigue siendo por muchas veces que se escuche- que todo esto solo se consigue con un liderazgo continuado. Lo que debemos hacer es seguir con ese liderazgo continuado, con unas decisiones claras y contundentes, para que no se produzcan estas situaciones y para que se reparen las situaciones de aquellos niños y niñas que sufren esta lacra.

El señor VICEPRESIDENTE: ¿Los grupos no enmendantes desean fijar posición? (Pausa).

Señora Ortiz.

La señora ORTIZ CASTELLVÍ: Intervengo muy brevemente.

Nuestro grupo parlamentario no duda de la buena voluntad de esta iniciativa y no se opone a su contenido, pero considera que es un abordaje un poco parcial. Es verdad, hay un problema evidente, lo que sucede en estos países es sangrante y la educación tiene que ser un objetivo primordial de la comunidad internacional en el marco de las políticas de desarrollo y de las intervenciones. Hay que garantizar que no haya más generaciones que queden fracturadas de por vida por un conflicto. Sin embargo, más allá de la buena voluntad no hay un compromiso. Quizás España debería utilizar el análisis que hace esta proposición no de ley para aprender la lección sobre el impacto que tienen las intervenciones militares en algunos países. Afganistán es el ejemplo un país que ha quedado arrasado por la guerra y fracturado por la pobreza. Es un ejemplo de caos a la hora de garantizar los derechos básicos, especialmente de la población más vulnerable. Más allá de hacer una llamada a la comunidad internacional y poner la educación en el foco, que es algo que compartimos, España debería abordar este problema de forma coherente con el resto de las políticas. Cuando se decide una intervención militar, hay que tener en cuenta el impacto que tiene, pero también hay que evaluar la trascendencia que tienen algunos debates sobre las armas en el siglo XXI. Es verdad que hay grupos de radicales que tienen como objetivo estos colegios, y esto es una absoluta aberración, pero también es verdad que allí está la comunidad internacional para controlar los ataques sobre civiles, en los que las nuevas armas afectan especialmente a la infancia y a los colegios. Hay que tener también en cuenta que armas que se fabrican en el norte van a parar a estos grupos armados y extremistas. ¿Cómo se ha producido esta carrera? ¿Cómo han llegado estas armas a manos de quienes las tienen? Creo que el debate se debería haber abordado de una forma más amplia, sobre todo para que España pudiera comprometerse con aquellas cosas que le incumben directamente y que podría acordar no solo en el ámbito de la cooperación, sino también en el de la acción exterior y a nivel de defensa.

El señor VICEPRESIDENTE: Señor Picó.

El señor PICÓ I AZANZA: Intervengo muy brevemente también.

Quiero sumarme a todas las intervenciones que se han hecho. Todos tenemos muy claro que hay que entender la educación como un derecho humano y como un factor de construcción de futuro. Hay uno de los pilares del enfoque de Education First, impulsado por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, que me llama mucho la atención y me parece muy importante. Se trata de la educación como impulso de una ciudadanía global, como fuerza para lograr un futuro sostenible y un mundo mejor. Todas las actuaciones que realicemos en este sentido, en pos de la educación, deben tener en cuenta esta base de la educación como derecho humano. Además, hay que tener en cuenta que en muchos lugares no existe el mismo derecho a ser educado, a tener acceso al conocimiento, y que las niñas tienen especiales dificultades para asistir al colegio. Eso debe ser cambiado totalmente, mucho más, como nos recuerda la proposición no de ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular, en situaciones de conflicto y posconflicto.

Teniendo en cuenta todas estas consideraciones y viendo que el Grupo Parlamentario Socialista ha formulado una enmienda en este sentido, nos congratularía que se alcanzase un texto transaccional entre los dos grandes grupos al que todos pudiéramos sumarnos, aplaudiendo el éxito de la iniciativa.

El señor VICEPRESIDENTE: Señora Quintanilla.

La señora QUINTANILLA BARBA: Tengo la enmienda que ha presentado el Grupo Parlamentario Socialista. Es una enmienda de adición que estudiaré con detenimiento. A lo largo del debate, si nos ponemos de acuerdo, le haré llegar la transaccional.


Página 6




- SOBRE MEDIDAS PARA PROTEGER EFICAZMENTE A LA INFANCIA EN EL MARCO DE LA ACCIÓN HUMANITARIA. PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL CONGRESO. (Número de expediente 161/000904).

El señor VICEPRESIDENTE: Continuamos con el debate del punto primero del orden del día: Proposición no de ley sobre medidas para proteger eficazmente a la infancia en el marco de la acción humanitaria. Ha sido presentada por el Grupo Popular. Para su defensa, tiene la palabra la señora Ferrando.

La señora FERRANDO SENDRA: En primer lugar y antes de entrar en el fondo del asunto, quiero justificar la razón por la que mi grupo ha presentado una enmienda de modificación. En el punto cuarto del petitum hacemos referencia al IV Plan director de la cooperación española, pero dicho plan ya ha sido aprobado. Por ello, las orientaciones que se mencionan en la proposición no de ley deberán tenerse en cuenta en la próxima estrategia de la infancia de la cooperación española. En la enmienda instamos al Gobierno a estudiar el uso de protocolos para propiciar la atención a los niños, que son uno de los colectivos más vulnerables, a atender las necesidades específicas de la infancia en procesos de posemergencias y a promover la reunificación de las familias en los contextos de crisis. El Grupo Socialista ha presentado una enmienda de sustitución. Espero que a lo largo del debate de esta proposición no de ley y en aras del consenso podamos llegar a una transaccional, porque le aseguro que el Grupo Parlamentario Popular -así se lo he hecho saber al portavoz Socialista- lo ha intentado.

Entrando en el fondo de la proposición no de ley, mencionaré que en la Convención sobre los Derechos del Niño aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas se reconoce en primer lugar el derecho a la vida y a la supervivencia de todo niño, pero además a un nivel de vida que sea adecuado a su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social. Por ello, prestar atención a los niños que son más pobres y más vulnerables y protegerlos en situaciones de crisis, de emergencias y de desestructuración debería ser un imperativo ético sobre todo. La labor de España de forma activa y responsable en la acción humanitaria es reconocida por todos nuestros socios. Voy a poner un ejemplo reciente. Esta mañana, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en esta Comisión ha tratado en esta Cámara la ayuda humanitaria de España a la República de Filipinas. Tengo que decir que España es el único Estado miembro de la Unión Europea con un equipo permanente de ayuda humanitaria en Filipinas y que desde el año 2007 ha donado más ayuda que ningún otro socio de la Unión Europea.

Esta iniciativa plantea la necesidad de introducir en los programas de respuesta humanitaria en situaciones de emergencias, desastres naturales o Estados fallidos una atención específica a la protección de los derechos de la infancia, porque es en estos casos en los que estos colectivos, es decir, los niños, salen mucho más perjudicados. Es indudable que los niños y niñas, junto con otros colectivos, como son las personas mayores y los discapacitados, pertenecen a los grupos más vulnerables dentro de las poblaciones afectadas por situaciones de conflicto o de desastres naturales, por lo que se requieren medidas de protección específicas en el marco de la ayuda humanitaria. En este sentido, por un lado, el IV Plan director pone el acento sobre el concepto de vulnerabilidad e introduce en las orientaciones estratégicas el objetivo de reducir la vulnerabilidad de las poblaciones víctimas de situaciones de crisis, tratándolo todo desde un enfoque de prevención y de mitigación de los impactos de la crisis. En definitiva, la infancia aparece a lo largo de todo el plan director como un colectivo de atención preferente. Por eso la proposición no de ley va encaminada a que se fije esta prioridad en la estrategia de infancia de la cooperación española. Por otro lado, el plan director plantea nuevos retos originados en los cambios en el entorno internacional y en la dinámica de las nuevas crisis humanitarias. Señorías, las condiciones higiénicas, los deteriorados sistemas de agua y de saneamiento, los desastres naturales, las crisis, las emergencias, los conflictos existentes, etcétera, incrementan el riesgo de brotes de enfermedades y exponen a los niños a una mayor amenaza de violencia, de abusos y de explotación. En el ámbito de la seguridad alimentaria se señala precisamente a la población infantil como un grupo de atención preferente dentro del plan director; por ejemplo, según el informe de Unicef, durante el año pasado las crisis alimentarias impactaron a millones de niños, tanto en África occidental como meridional. La inseguridad alimentaria en esa zona es crónica, lo que propicia que cualquier impacto provoque una crisis para toda esta población vulnerable.

Por estas razones, señor presidente, señorías, solicito al resto de los grupos parlamentarios el voto favorable a esta proposición no de ley y al Grupo Socialista que estudie la transaccional para ver si podemos llegar a un acuerdo.


Página 7




El señor VICEPRESIDENTE: Para la defensa de la enmienda presentada por el Grupo Socialista, tiene la palabra el señor Sahuquillo.

El señor SAHUQUILLO GARCÍA: Estando de acuerdo con el fondo, creemos que esta proposición no de ley contiene algunas propuestas extemporáneas, pues se presentó en septiembre del año 2012, hace más de un año, y suponemos que por ello se ha autoenmendado el propio Grupo Parlamentario Popular, aunque es cierto que tan solo en el apartado cuarto de lo que se le pide al Gobierno de España, como decía la portavoz que la ha presentado. Nosotros hemos planteado una enmienda que, contemplando aspectos que se solicitan en la proposición, como atender a las necesidades específicas de los niños y niñas durante las diferentes fases de las crisis humanitarias o promover la reunificación de las familias en el marco de los contextos en crisis y desestructuración, va más allá -incluso coincide con la propuesta que hoy mismo nos hacía llegar a todos los grupos parlamentarios Save the Children-, y se incluye como apartado segundo algo similar, que dice: Garantizar, en el próximo marco de convenios de cooperación al desarrollo, una financiación suficiente y especializada dirigida a garantizar la protección de niños y niñas con especial atención a los más vulnerables, como son los que pertenecen a minorías étnicas, raciales, lingüísticas y con discapacidad.

En los apartados en los que el Grupo Popular plantea cuestiones lógicas, nosotros pedimos un poco más de compromiso. Así, en el primer apartado pretendemos, si fuera posible -también en aras de ese entendimiento del que hablaba la portavoz-, que en vez de hablar de "estudiar el uso de", seamos contundentes y hablemos de "establecer". Nuestra enmienda dice: Establecer protocolos para propiciar una especial atención a aquellos niños y niñas más vulnerables, como son los que pertenecen a minorías étnicas, raciales, lingüísticas y con discapacidad. Por último, planteamos que salga con una fecha fija de aprobación la estrategia de infancia de la cooperación, recogida en la página 24 del Plan director de la cooperación española 2013-2016, aprobado por el Consejo de Ministros hace ya casi un año, que dice textualmente: En este periodo se elaborará también la estrategia de infancia de la cooperación española que establezca el marco de intervención con la infancia como colectivo de atención preferente. Por ello, el apartado sexto de nuestra enmienda solicita aprobar antes de seis meses una estrategia de infancia de la cooperación española que permita coordinar y planificar adecuadamente todos los esfuerzos y actores implicados. Con nuestra enmienda también pretendemos -cosa que no es menos importante- garantizar que todas estas recomendaciones sean recogidas en los sucesivos ejercicios de planificación del IV Plan director de la cooperación española 2013-2016.

Para finalizar, les recuerdo que desde el año 2011, la Aecid ha visto reducidos sus recursos en un 74 %, y la partida destinada a ayuda humanitaria sufre un recorte acumulado de más del 80 % desde ese mismo año, según recuerda la propia coordinadora española de ONG para el desarrollo. La ayuda oficial al desarrollo en 2014 se situará por debajo del 0,20 % de la renta nacional básica, en niveles comparables a los de hace casi treinta años. La reducción del presupuesto de la Aecid afecta a las capacidades humanas y técnicas que se han desarrollado en los últimos años. Los recortes están teniendo ya consecuencias que afectan directamente a miles de personas con quienes trabajan las ONG en distintos países de todo el mundo.

Estando de acuerdo, como les decía al principio, con el fondo de esta proposición no de ley, comprometámonos de verdad a proteger eficazmente a la infancia en el marco de la acción humanitaria. Espero que esa enmienda transaccional de la que hemos hablado con la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, aunque me hubiera gustado ser más contundente en los compromisos a los que finalmente lleguemos con ella, suponga que lo que pretendemos sea una realidad, puesto que entendemos que son más importantes los acuerdos que las desavenencias en asuntos de esta importancia y calado.

- SOBRE FORTALECIMIENTO Y FINANCIACIÓN DEL MARCO DE ASOCIACIÓN ESTRATÉGICA DE ESPAÑA CON ONU MUJERES. PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA. (Número de expediente 161/001237).

El señor VICEPRESIDENTE: Pasamos al siguiente punto del orden del día, proposición no de ley sobre fortalecimiento y financiación del marco de asociación estratégica de España con ONU Mujeres, del Grupo Parlamentario Socialista.

Para su defensa, tiene la palabra la señora Montón.


Página 8




La señora MONTÓN GIMÉNEZ: En esta legislatura, el Gobierno está haciendo que la igualdad y la defensa de los derechos de las mujeres estén retrocediendo, también en el ámbito de la cooperación, donde desde que Gobierna Rajoy la ayuda oficial al desarrollo ha descendido en un 75 %; asimismo, los recortes han llegado al marco de la asociación estratégica de España con Naciones Unidas. Traemos a esta Comisión esta proposición no de ley para denunciar que se ha producido una involución en la relación de España con ONU Mujeres; una involución que se resume fundamentalmente en la disminución de fondos y en el polémico cierre de la oficina de enlace en Madrid y, consiguientemente, en pérdida de influencia, liderazgo y nivel de acción internacional en la consecución de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Todo esto sucedió el año pasado; sin embargo, en septiembre de este mismo año, en su discurso ante la 68.º Asamblea General de la ONU, Rajoy anunció el compromiso de España con el impulso a ONU Mujeres. Según está publicado en la página web de Moncloa, textualmente dijo: Continuaremos también apoyando la labor de ONU Mujeres, tal y como hemos venido haciendo desde su creación. La igualdad entre mujeres y hombres, su participación plena en todos los ámbitos y los esfuerzos para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas son indispensables para el verdadero desarrollo y constituyen una prioridad para España, tanto en el plano nacional como internacional. El Presidente fue a Nueva York para presumir de herencia recibida, de las acciones y esfuerzos realizados en la época del Gobierno de Zapatero, siendo consciente de que él mismo ha retirado fondos y cerrado la oficina de enlace; un ejercicio de cinismo a nivel internacional.

Señorías, la crisis puede dar la excusa para que España haya pasado de ser el principal contribuyente en 2011, con más de 26 millones de dólares, el 22 % del dinero donado por los Estados, a decidir -me tomo la libertad de utilizar el término- adeudar o dejar de abonar, que sería más correcto, fondos a ONU Mujeres. Pero la invitación al cierre de la oficina de enlace de ONU Mujeres en Madrid, que llevaba abierta desde el año 2007, por parte del Gobierno de España no tiene justificación económica, pues no suponía coste alguno para el Gobierno, ya que la financiación procedía de los fondos corrientes de ONU Mujeres, tal y como sucede con todas sus delegaciones. Rechazar la presencia de Naciones Unidas es algo insólito, es una severa torpeza y una grave incompetencia por parte del Ministerio de Exteriores. Con ello, nos quedamos fuera de una solvente red de contactos con otras agencias similares de Europa, Asia, Pacífico, Estados Árabes, Latinoamérica y África, y de beneficiarnos de sus objetivos de asesorar a los Estados poniendo a disposición toda la información que centraliza la agencia y visibilizar aquellas políticas públicas que nuestras comunidades autónomas emprendan en materia de igualdad. Son muchas las cuestiones que con el cierre de la oficina en España pueden quedarse rezagadas, entre ellas, que en el momento del cierre de la oficina de enlace de ONU Mujeres se estaba trabajando en la campaña del milenio de Naciones Unidas en España sobre la Agenda de desarrollo post 2015. El cierre ha levantado las protestas de 119 organizaciones feministas y de cooperación, ya que es un retroceso para la participación de la sociedad española en el avance hacia la igualdad de derechos y oportunidades de mujeres y hombres, para lo cual, la Asamblea General de Naciones Unidas creó delegaciones con 70 oficinas por todo el mundo, como era la de España.

La mayoría de los países cuidan sus relaciones con Naciones Unidas, y sin embargo España prefiere quedarse en la periferia, tener un perfil más bajo en el sistema de Naciones Unidas y desaprovechar la influencia internacional que había conseguido en los temas de igualdad. Contar con una agencia como ONU Mujeres representa para cualquier Gobierno una excelente oportunidad, porque permite estrechar lazos con las Naciones Unidas, uno de los organismos con mayor poder e influencia en el mundo; también porque debido a los múltiples encuentros que convocan a líderes internacionales se afianzan relaciones de mutua cooperación y, además, porque está presente en misiones que España comparte, bien con tropas humanitarias o bien con servicios médicos. Sin embargo, estoy segura de que no cabe apelar a la racionalidad para entender la acción del Gobierno, es sencillamente una severa reacción ante la igualdad. La carga es de profundidad, pues las conquistas que las mujeres estamos obteniendo están siendo contestadas no ya en términos de cambiar una medida por otra, sino de cambio de significado. Este Gobierno concibe la igualdad como algo inútil, prescindible, incluso perjudicial para la acción del Ejecutivo, algo con lo que no estamos de acuerdo, pues además de ser falso e ineficaz para salir de la crisis y construir sociedades verdaderamente democráticas, es perjudicial para la vida de las mujeres.

Siempre hemos reiterado la importancia que tiene apoyar la labor de este importante organismo de ONU Mujeres como entidad de Naciones Unidas para la igualdad de género y el empoderamiento de las


Página 9




mujeres y por ello presentamos esta proposición no de ley. Tengo que decir que a esta iniciativa se ha presentado una enmienda por parte del Grupo Popular a la cual estamos buscando una transaccional. Confiamos en poder aceptarla.

El señor VICEPRESIDENTE: Se ha presentado una enmienda por el Grupo Popular. Para su defensa, tiene la palabra la señora Cobos.

La señora COBOS TRALLERO: Señorías, creo que es conocido por todos el compromiso asumido por este Gobierno y por el Grupo Parlamentario Popular en materia de igualdad entre hombres y mujeres, en la defensa de los derechos de las mujeres y de las niñas y en el empoderamiento de las mujeres. Muestra de ello es su inclusión en el actual plan director como uno de los ocho enfoques de una política para el desarrollo humano. Por tanto, la igualdad de género es uno de los objetivos de desarrollo fundamentales de este plan director.

En la exposición de motivos de esta proposición no de ley presentada por el Grupo Parlamentario Socialista se hace referencia a la creciente inquietud social y política generada por el cierre de la oficina de enlace que ONU Mujeres tenía en España y por los recortes en los fondos de cooperación española. Ante esto, tenemos que manifestar que ONU Mujeres no disponía de una oficina en España sino que unas personas actuaban como enlace entre la sede de ONU Mujeres y el Gobierno de España y que, además, no fue una decisión unilateral del Gobierno de España sino del propio organismo de Naciones Unidas en Nueva York. Por otro lado, en el informe de cooperación multilateral del año 2011 podemos ver cómo se trabajó, tanto sectorial como transversalmente, en favor de la igualdad de género y cómo el principal apoyo de la cooperación española fue dirigido a ONU Mujeres, ya que ese año España fue el primer donante, el principal financiador de esta entidad. ONU Mujeres conoce y comprende la situación económica que estamos atravesando en España, así como también el compromiso de este Gobierno con los fines y objetivos de la misma, y así lo demuestra la renovación del marco de asociación estratégica entre España y ONU Mujeres y la previsibilidad de su renovación para el próximo cuatrienio. Me gustaría señalar también el compromiso de este Gobierno con la transparencia y la rendición de cuentas. Estamos acostumbrados a recibir informes y evaluaciones sobre compromisos, contribuciones, pero ahora el Gobierno del Partido Popular nos informa sobre los resultados de la gestión, de los programas o proyectos a los que estamos destinando los fondos, y esto es para nosotros, como imagino que lo es para ustedes, una muestra más del compromiso de este Gobierno con la defensa de los derechos.

Por todo lo anteriormente expuesto, el Grupo Parlamentario Popular ha presentado una enmienda de mejora a esta proposición no de ley, porque creemos que España viene demostrando desde hace muchos años su compromiso con la defensa de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, no solo con contribuciones económicas sino también políticas y de apoyo al trabajo de las organizaciones de mujeres. Esperamos llegar a un acuerdo, como ha dicho la portavoz del Grupo Socialista, y poder presentar una transaccional.

El señor VICEPRESIDENTE: Tiene la palabra la señora Ortiz.

La señora ORTIZ CASTELLVÍ: Vamos a apoyar esta proposición no de ley, a la espera de ver cómo queda el texto final, si es que se acaba transaccionando. De hecho, en La Izquierda Plural tenemos una proposición parecida, presentada en la Comisión de Igualdad, en defensa de la organización de ONU Mujeres.

Efectivamente, como constataba la portavoz del Grupo Socialista, en los últimos años España se había situado como un referente en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres con una normativa que era líder entre las de los países más avanzados. Todavía hoy parte de nuestra legislación es un referente para avanzar en cuestiones como la que hemos tratado esta semana, en la violencia de género y en los derechos sexuales y reproductivos. Aunque la igualdad real todavía distaba mucho de la formal, los pasos se estaban dando y nos habíamos forjado un liderazgo a nivel internacional. Sin embargo, es verdad que en el último año los retrocesos en el terreno de la igualdad han sido innumerables, y algunos han sido incluso ataques directos a los derechos de las mujeres. El caso del cierre de la oficina de ONU Mujeres en España entendemos que es un ejemplo de esto. Una oficina del sistema de Naciones Unidas, que no tenía costo alguno para el Gobierno, con lo cual no hay ninguna excusa como la de que hay que hacer recortes, se ve obligada a cerrar a petición del Gobierno; se trata de un hecho


Página 10




bastante inaudito para el que, sinceramente, a algunas personas nos cuesta encontrar justificación, aunque ya hemos oído en reiteradas ocasiones hablar mal de esa organización al secretario, y lo ha dicho también en sede parlamentaria. Pero a pesar de que el Gobierno se empeña en destacar ese cierre como una decisión de Naciones Unidas, las declaraciones de representantes de Naciones Unidas en Nueva York confirman que se produjo precisamente por voluntad del Gobierno. Entendemos que con esto el propio Estado pierde influencia en el sistema internacional. Incluso Michelle Bachelet expresó en el mes de julio, durante una conversación un grupo de expertas en género, su preocupación por la situación de la igualdad en España, porque se están eliminando las estructuras de igualdad. Además, en la conmemoración del 25 de noviembre, las palabras de la propia ministra Ana Mato suenan todavía huecas, cuando es precisamente una de las mayores luchas de ONU Mujeres en España. España está perdiendo puestos en cuestiones de igualdad y en el ranquin -según varios informes-, por ejemplo, sobre participación de la política. El último informe europeo sobre la situación de hombres y mujeres en Europa afirmaba que en España y en los países del sur de Europa está aumentando la brecha entre hombres y mujeres.

Apoyaremos esta iniciativa, esperando que haya un giro de la política del Gobierno no solo en cooperación sino en el conjunto de las políticas que llevan a cabo para reducir la desigualdad. Ayer aprobamos unánimemente una proposición no de ley para abordar el tema de la violencia de género. Como lo que hay detrás de la violencia de género es una estructura desigual entre hombres y mujeres, cualquier cosa que hagamos para reducir esa desigualdad significa también combatir la violencia. Por tanto, es fundamental que esto no se caiga de la Agenda del desarrollo, sobre todo cuando España había ganado ese liderazgo a través de los años.

El señor VICEPRESIDENTE: Por el Grupo de Convergència i Unió, tiene la palabra el señor Picó.

El señor PICÓ I AZANZA: Entiendo que en la iniciativa presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, y a la vista de la enmienda formulada por el Grupo Parlamentario Popular, en ningún caso se habla de la oficina de ONU Mujeres en Madrid. En este sentido creo que el debate es más interesante si lo ampliamos. ¿Debe España colaborar con ONU Mujeres como entidad de Naciones Unidas para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres? Creo que todos estamos de acuerdo y, por tanto, no será difícil que adoptemos una misma postura.

Más allá de todo esto, me gustaría centrarme en el último punto, tanto de la iniciativa presentada como de la enmienda formulada por el Grupo Parlamentario Popular, que creo que tiene su importancia. España ha suscrito marcos de asociación estratégica con diversos organismos multilaterales. Por lo que sé, en el año 2009 se suscribieron con el PNUD, con Unicef y ONU Mujeres, en 2010 con UNFPA y en 2011 con la OIT. El IV Plan director de la cooperación española prevé que se revisarán los marcos de asociación estratégicos conjuntamente con los organismos internacionales, como mecanismo que integra los criterios anteriormente mencionados: concentración, previsibilidad, seguimiento, evaluación, responsabilidad y participación. En interés de mi grupo parlamentario y de este diputado formulé una pregunta al Gobierno sobre qué se estaba haciendo en este proceso de revisión de los marcos estratégicos. De la respuesta he podido entender que este proceso de revisión y renovación se debía hacer preferentemente a lo largo del año 2013. Creo que eso es una buena noticia, sin lugar a dudas, y esperamos los resultados.

En el último punto de la iniciativa del Grupo Socialista y en el de la enmienda presentada por el Grupo Popular se reclama informar a esta Comisión sobre los objetivos y resultados de las negociaciones en curso para la renovación y previsiones de financiación del marco de asociación estratégica de España con ONU Mujeres. Creo que este es un punto muy significativo, porque los marcos estratégicos tienen su importancia en las políticas de desarrollo del Gobierno, pero también la tiene que conozcamos en esta Comisión cómo se van revisando. Por tanto, felicito al grupo proponente y al grupo enmendante por mantener este punto, y animo a todos a que no se circunscriba solo al marco de asociación estratégica de España con ONU Mujeres, sino con todos aquellos organismos internacionales con los que tenemos suscritos marcos de asociación estratégica.


Página 11




- SOBRE MEDIDAS PARA INCREMENTAR LA TRANSPARENCIA DE LA ACCIÓN GUBERNAMENTAL Y PARTICIPACIÓN DE LAS ONGD EN LA POLÍTICA DE COOPERACIÓN ESPAÑOLA. PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO DE IU, ICV-EUIA, CHA: LA IZQUIERDA PLURAL. (Número de expediente 161/002073).

El señor VICEPRESIDENTE: Punto cuarto del orden del día, proposición no de ley sobre medidas para incrementar la transparencia de la acción gubernamental y participación de las ONGD en la política de cooperación española, presentada por el Grupo Parlamentario de La Izquierda Plural.

Para su defensa, tiene la palabra la señora Ortiz.

La señora ORTIZ CASTELLVÍ: Esta iniciativa no se refiere tanto a un ámbito concreto de la cooperación cuanto a mejorar su calidad. Tras dos años de Gobierno del Partido Popular ya podemos constatar su voluntad de cambiar el modelo actual de cooperación. Gran parte de esos cambios se están haciendo por la vía de los hechos y no de las decisiones ampliamente consensuadas. Entendemos que es importante fijar en la agenda los mecanismos de participación y de mejora de la transparencia, porque el Gobierno ha dicho en reiteradas ocasiones que esa es una de las prioridades, pero luego no vemos que se lleve a efecto. A nuestro entender, la participación de la sociedad civil en la cooperación española constituye uno de sus rasgos distintivos, ya que han sido protagonistas desde su génesis y han desempeñado un papel central en su institucionalización y evaluación cuantitativa y cualitativa. Gran parte de esa marca España en cooperación la han desarrollado precisamente las ONGD, porque han apostado por ese liderazgo y han hecho pedagogía en nuestra sociedad.

A pesar del relevante papel que las ONGD han desempeñado en esta política de cooperación, es verdad que se ha ido consolidando un papel casi de gestores y se ha generado un proceso construido de manera reactiva e institucionalizado, más centrado en la gestión de proyectos de desarrollo que en la realidad actual de esta, y no se aborda de forma más amplia la estrategia de cooperación, donde las ONGD y la sociedad civil pueden participar con una visión más amplia y orientada a la gobernanza global, así como aprovechar el potencial de esa sociedad civil organizada, que además tiene antenas en todo el mundo para saber hacia dónde tenemos que ir y cuáles son los retos. En esta línea, el examen de pares del CAD, presentado a finales de 2011, reconoce el papel importante de la sociedad civil en la política de cooperación, pero apunta críticamente a la necesidad de definir una estrategia de colaboración con las ONGD para aprovechar todo el potencial y recursos que estas pueden aportar en política de cooperación. Las recomendaciones del CAD animan al Gobierno español a fortalecer el papel que las ONGD pueden jugar en el marco de la política de cooperación, en el fortalecimiento de la sociedad civil en los países socios, en la gestión de la política en aquellos ámbitos en los que puedan aportar complementariedad o incorporar su valor añadido, y también hacer seguimiento e incidencia las políticas gubernamentales. Por ejemplo, en muchos países están presentes organizaciones españolas pero no está la Aecid, y ese papel es muy importante en la política de desarrollo, aunque también debe haber una visión más amplia para que no solo ratifiquen acuerdos del Gobierno sino para que sean protagonistas de las decisiones.

Así pues, en un momento tan crucial para la cooperación española, donde estamos registrando descensos muy importantes de los recursos, cuando está cayendo el número de personas que cooperan en otros países, así como también los fondos destinados a las ONGD, lo mínimo que podemos pedir al Gobierno es esa interlocución permanente y constante en los cambios que se están produciendo en el propio sistema. Las ONGD, con su intervención en los espacios de participación y consulta, así como con su labor de análisis y reflexión sobre la agenda internacional, pueden enriquecer mucho este debate; de hecho, deberían ser los actores prioritarios. Nosotros entendemos que el Gobierno las ve más como un actor incómodo con el que tiene que lidiar que no como un aliado precisamente para pensar cuál es el modelo de cooperación más adecuado. A nuestro entender, el momento actual demanda que los poderes públicos cambien su forma de abordar las relaciones con la sociedad y que hablemos de mecanismos de codecisión y de coparticipación, pero precisamente lo que estamos viendo es una confusión. Ustedes a veces confunden -y cuando viene el secretario así lo expresa- la ratificación o el hecho de que se informe al consejo con un proceso de participación. Eso no es participación, eso es hacer un trámite administrativo que fija la ley. De hecho, una parte de la enmienda plantea cumplir con la ley. Evidentemente, la ley se tiene que cumplir, pero les estamos pidiendo que den un paso más allá. No podemos confundir el diálogo con información. Podemos explicar muchísimas cuestiones, porque en estos dos años se ha sido negligente e irresponsable con un sector que es fundamental para la cooperación, como con el proyecto de ley de acción exterior, que pasó sin que fueran consultadas las ONG, o con los cambios en la


Página 12




Agencia de Cooperación, la Aecid, ante los que el sector ha tenido que ir viendo lo que sucedía, sin que hayan sido informados puntualmente. La semana pasada se vio el informe sobre coherencia en las políticas, que es obligatorio presentarlo y cuando se lo pedíamos al secretario de Estado este culpaba precisamente a las ONG de que no estuviera, cuando son ellas y el Consejo de Cooperación quienes lo están exigiendo porque es el Gobierno el que tiene que presentarlo.

Sinceramente ha habido muchísimas cuestiones. Otra cuestión es la coherencia en las políticas que explicaba el secretario. Dijo que la red de puntos focales de los ministerios se reúne a un ritmo fluido y enormemente positivo y, en realidad, se ha reunido una vez en dos años y está teniendo muchísimos problemas para informar. Hay muchísimos capítulos que indican que ha habido un proceso de degradación en la participación. En el último pleno del Consejo de Cooperación el propio señor Robles decía que él estaba para pensar y el resto para ratificar u obedecer lo que dictaba el Gobierno. Esto dista mucho de lo que tiene que ser una política de participación, muchísimo. Lo que hemos planteado en nuestra proposición no de ley es una exigencia de mínimos. Estamos hablando de unas mínimas garantías de calidad, de garantizar una política de cooperación fuerte como parte de la acción exterior de España y que esté a la altura de las exigencias internacionales en materia de desarrollo.

En cuanto a la enmienda del Grupo Popular, las exigencias internacionales de desarrollo pasan por los ODM y la Agenda post 2015, pero también por las exigencias del CAD, que indican que España tiene que llevar a cabo ese papel de mejora en la participación. Son exigencias internacionales, ¿o no lo son? Nos sorprende que el Gobierno no pueda aceptar que las exigencias internacionales tengan que formar parte de sus obligaciones. Una segunda cuestión, que nos parece de sentido común y que parece que el Gobierno así lo entiende, porque no lo ha cuestionado, es: Garantizar la participación efectiva de las ONG y sus cooperantes en los procesos de evaluación y de decisión de las políticas, a fin de fortalecer la calidad y la transparencia. Una tercera cuestión es que el Gobierno ha decidido que va a cambiar la Ley de Cooperación, que ya no va a haber PACI anuales, con lo que hay un espacio menos de participación de las Cortes y del Consejo de Cooperación. El Gobierno ha decidido que va a cambiar el Fonprode. Todo esto se ha hecho sin ningún trámite legislativo, pero está funcionando como si ya estuviera cambiado. Si el Gobierno habla de cambiar el modelo de cooperación, pedimos que se impulse un proceso de deliberación y participación entre el Gobierno, el Consejo de Cooperación -donde están presentes las ONG, los expertos y los agentes sociales- y las Cortes Generales sobre cuál es el modelo de cooperación española. ¿Qué miedo tienen a abordar ese cambio de modelo de cooperación con un proceso abierto y participativo? Es una proposición no de ley que tendría que ser asumible por cualquier formación política. No es para nada algo ideológico, se trata de mejorar la calidad de nuestra política de cooperación y esperamos poder llegar a un acuerdo, porque el no acuerdo significaría también lanzar un mensaje de ruptura del diálogo y de no querer abordar los cambios de modelo de una forma abierta, participativa y dialogante.

El señor VICEPRESIDENTE: Por el enmendante, el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra su portavoz el señor Uriarte.

El señor URIARTE AYALA: Hoy debatimos una vez más en esta Comisión el papel importante y relevante de las ONG en el sector de la cooperación y una vez más mi grupo celebra y vuelve a felicitar al sector de la cooperación, porque España tiene uno de los sistemas de organizaciones no gubernamentales más sólidos, más profesional y más comprometido de todos los países de nuestro entorno. Dicho esto, la iniciativa solicita una mayor concreción en la relación con las ONG, en concreto con la Coordinadora de ONG, en la planificación de la política de cooperación internacional. Desde el punto de vista de mi grupo y del mío, consideramos necesario analizar el papel que los agentes de cooperación han tenido en nuestro sistema para poder diseñar el papel que deben tener en un futuro. En eso está esta Comisión, el Congreso de los Diputados y el Gobierno de España, como reiteradamente se ha dicho a través del secretario general, señor Robles. En la propuesta de La Izquierda Plural se apela a los informes del CAT, de la OCDE y a otras recomendaciones -no exigencias, señora Ortiz- de organismos internacionales. De esos mismos informes se desprende la recomendación de que se debe revisar el sistema de la cooperación española, que ha demostrado muchas deficiencias en los últimos años. En esto estamos todos y la inmensa mayoría del arco parlamentario también: en la necesidad de revisar el modelo de cooperación española; y lo está el sector más directo de la cooperación, que no solo lo componen las ONG. También están de acuerdo en hacer esta revisión y en mejorar en términos de calidad, eficacia, eficiencia y coherencia de la ayuda, para que no se repitan algunas prácticas de los últimos años que pueden ir desde


Página 13




una amplia dispersión de la ayuda -que es una recomendación del CAD- que influye en el impacto real a millones de personas a cómo no se han ejecutado millones de euros, que se han computado como ayuda oficial al desarrollo, o cómo se han diseñado proyectos que no tienen impacto en los ODM. En esto está el sector de la cooperación, no solo el de las ONG, que realizan una labor necesaria y fantástica, pero que no son los únicos agentes, nosotros también lo somos, lo es el Gobierno de España, lo son las empresas -y hemos tenido aquí una Comisión específica en la que hemos podido ver en primera persona la gran labor que desarrollan muchas empresas de nuestro país-, las fundaciones, las universidades, organismos internacionales con los que colaboramos y otros agentes. Señorías, todos somos responsables de las bondades de este sistema, del que diseñemos y de sus fallos. De este análisis surge el interés del Gobierno, como le he dicho antes, de analizar, revisar y, sobre todo, hacer hincapié en un buen sistema de evaluación, que hasta ahora no ha tenido nuestro sistema de cooperación, que nos permita seguir mejorando y evitar estas malas prácticas que les decía.

Por todo ello, consideramos que la coordinadora ha tenido un papel relevante en el pasado y estamos seguros de que lo seguirá teniendo en el futuro. Como ha cambiado el sector de la cooperación y la cooperación global, consideramos y apoyaremos al Gobierno en esa obligación de impulsar un nuevo modelo con la participación de otros agentes, como son las universidades y las empresas, cuya alianza público-privada consideramos clave para el futuro. El Gobierno ha dado cuenta de sus avances y ha abierto los procesos y cauces de participación, señora Ortiz. No sé si su agenda se lo permite, pero la mía con la cantidad de talleres y de foros de discusión en los que nos encontramos constantemente los mismos agentes de la cooperación -y también están las ONG-, en los que se discute con distintos implicados del Gobierno de España, del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, el diseño, las nuevas ideas y los retos de futuro que tiene el sector, no sé donde ve usted que no existe interlocución constante y que no haya un diálogo abierto, fomentado principalmente por el Gobierno y por las ONG, que organizan estos foros y talleres. Como parece que haya que reafirmarlo, lo volvemos a reafirmar: Estamos comprometidos y seguiremos impulsando la participación de la coordinadora de las ONG y del resto de agentes.

Como ha dicho, hemos presentado una enmienda, que no la voy a leer textualmente, pero quiero reflejar algunas de las propuestas, porque va -y se lo he dicho- en la misma línea de la iniciativa que ha propuesto, en el "Diario de Sesiones" para que cuando se debata en estos foros y en estos talleres no parezca que el Grupo Popular no cree en esta participación de las ONG, sino todo lo contrario, también lo fomenta. En el primer punto le hemos planteado que estar a la altura de las exigencias internacionales -existencias internacionales- es estar en los objetivos del desarrollo del milenio y en la nueva Agenda post 2015. Dice que no, que además de eso hay otras exigencias del CAD. Le digo que no, el CAD hace recomendaciones a los sistemas que nos van evaluando. Hay que estar en la línea, como dice el plan director. Tampoco creo que en todas las iniciativas parlamentarias tengamos que ir repitiendo lo que aquí se ha ido aprobando.

El segundo punto es textualmente el suyo: Garantizar la participación efectiva de las ONG y los cooperantes en los procesos de evaluación y de decisión de las políticas con el fin de fortalecer la calidad y transparencia en sus actuaciones. Si este no es el objetivo de su iniciativa, que le estamos diciendo que lo queremos aprobar, no entiendo realmente qué objetivo busca usted esta tarde. El tercer punto es presentar, en cuanto sea posible, la estrategia de colaboración entre la Administración y las ONG. Acaba de decir que esa es la recomendación del CAD: la estrategia de colaboración entre la Administración y las ONG. Además, por su iniciativa, decimos: y asegurando el debate del modelo de cooperación española en el que participen todos los agentes del sector implicados.

Señora Ortiz, no sé si su grupo con esta iniciativa busca hoy el objetivo de esta proposición no de ley, que es la participación de las ONG. Esto queda reflejado en la enmienda y podríamos elaborar una transaccional. Esto es constructivo y significa lanzar un mensaje al sector -de poder aprobarlo conjuntamente-, porque en el fondo estamos diciendo lo mismo. Si aquí me anuncia que de no votar esta iniciativa se rompe el diálogo en el sector de la cooperación, entonces está buscando directamente esa ruptura y no sé que mensaje lanzará a la coordinadora, pero nuestra intención es la de seguir colaborando con las ONG, con el resto de agentes implicados y, entre todos, analizar, evaluar y planificar el modelo de cooperación española. Este grupo estará en eso y espero que podamos contar con su ayuda. (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE: ¿Grupos no enmendantes que quieran fijar posición? (Pausa). Señora Lozano.


Página 14




La señora LOZANO DOMINGO: Intervengo con brevedad. Estamos de acuerdo con esta proposición no de ley. Nos parece que es demasiado general y para que no se trate de un simple brindis al sol debiera concretar más de donde podría salir el presupuesto necesario para adoptar las medidas que plantea. Nos llama la atención que haya un cuestionamiento, así sea solo subyacente, sobre el rol de las empresas en los proyectos de cooperación. El problema no es que las empresas sean consideradas acciones de desarrollo, eso ya se recogía en el III Plan director de la Aecid, bajo el Gobierno de Zapatero, sino que las ONG y otros actores sociales, cuando se da esa mayor relevancia a las empresas, pierden relevancia, capacidad de interlocución o apoyo económico oficial. Eso es lo que, en opinión de mi grupo, hay que vigilar.

Por último, un apunte meramente formal. Nos llama la atención la mención expresa a un alto cargo de la Aecid, una alusión directa que en términos de oportunidad no terminamos de comprender en un documento de este tipo. En todo caso, apoyaremos la iniciativa.

El señor VICEPRESIDENTE: Por el Grupo Socialista, señora Blanco.

La señora BLANCO TERÁN: Tomo la palabra -y voy a ser breve- para fijar la posición de mi grupo. Mi grupo está de acuerdo con la proposición no de ley que ha presentado La Izquierda Plural y en la que se ha extendido cuidadosamente nuestra colega la señora Ortiz. Estamos de acuerdo en sus términos en general y no hemos presentado una enmienda por una razón, porque como grupo parlamentario nos parece que el juego de las enmiendas significa simplemente hacerse notar. Cuando una proposición está bien, como esta, decidimos no presentar enmiendas y votarla en sus términos.

Quiero recordarle al señor Uriarte que cuando ha hecho una alusión al pasado de la Coordinadora de ONG al desarrollo que fue muy importante, el término fue me ha dolido un poco, si quiere que me exprese en estos términos. No demasiado, pero me ha dolido. Porque no es fue, sino que es importante. Empezamos a hacer cooperación al desarrollo en el año 1983, llevábamos exactamente cinco años sin que fuéramos receptores de ayuda y pasamos a convertirnos en donantes netos. En el año 1986 nace ya la Coordinadora de ONG al desarrollo. Sin su trabajo, sin su compromiso, sin su estar en el terreno en los proyectos, sin su aportación al cuerpo teórico de lo que es la cooperación, nada de lo que construimos en todos estos veintisiete años hubiera sido posible. Gran parte del cuerpo teórico de lo que es y ha sido la cooperación ha venido del sector de las organizaciones no gubernamentales. No digo -ni seré la última que lo diga- que la Administración central no piensa. La Administración central, como ente, no piensa, pero sus funcionarios sí piensan. Pero han pensado mucho más, en términos de cooperación al desarrollo y del cuerpo teórico que sustentaba eso, desde la argumentación hasta la presencia, hasta en qué tipos de proyectos tenían o no que estar, teníamos o no que estar como Administración, el colectivo de las organizaciones no gubernamentales y su coordinadora que la propia Administración y sus propios funcionarios. Sin desmerecer a ninguno de ellos, porque todos se han dejado mucha piel en este camino. Estamos en un momento muy crítico de la cooperación, con una rebaja de presupuestos que ni siquiera los que nos hemos dedicado a este sector habríamos podido pensar en nuestros peores sueños. Un 74 % neto. El 67 % de recorte en convenios con las organizaciones no gubernamentales. Las organizaciones no gubernamentales han dado en este periodo de crisis lo mejor que podían y ha sido hacer consorcios entre ellas para poder, uno, sobrevivir y seguir actuando sobre el terreno y, dos -y no nos olvidemos-, la cooperación al desarrollo fue un nicho de empleo neto, no muy grande, pero importante, porque eran especialistas sobre el terreno y con una empatía con la gente con la que tenían que trabajar que, cooperantes y expertos, han dado una lección siempre en lo que ha sido la ayuda oficial al desarrollo. En este momento de gran crisis para la cooperación, la connivencia y la empatía con este sector son más importantes que nunca.

Hemos hablado del proceso de evaluación, es verdad, era una asignatura pendiente. Habíamos evaluado mal, es cierto y lo reconozco. Era insuficiente, pero, ¡ojo!, son las ONG las que mejor habían evaluado y evaluaron en el pasado, mucho mejor que la Administración central. Soy una firme defensora, no lo tengo que reiterar -se desprende de mi discurso- de un colectivo importantísimo. Quiero añadir una cosa. Si por Coordinadora de ONG vamos a desviar la atención sobre la FERE o la FERS, mucho cuidado, porque son exactamente organizaciones no gubernamentales, pero en este caso confesionales; lo digo abiertamente. Pero jamás podrán sustituir lo que significa la Coordinadora de cooperación al desarrollo y todas las ONG que la integran, que son más de 180 en este momento, que están en grave situación y están haciendo un importante sacrificio todos sus miembros, tanto cooperantes como expertos.


Página 15




Ya termino, señor presidente, y gracias por su benevolencia con el tiempo. El Grupo Popular habla mucho de la marca España. Antes de que habláramos nadie de la marca España existió un huevo frito que pintamos en un papel en el año 1985 y que viajó por todo el mundo y fundamentalmente por América Latina y África. Ese logo de la cooperación española fue la verdadera marca España. Me ha ofendido profundamente que la Ley de Servicio Exterior tratara de cambiar la Ley de Cooperación al Desarrollo. Señorías del Grupo Popular, no es la forma, no lo es. Les pido que, de verdad, cuiden este sector, porque sin este sector la cooperación al desarrollo se queda en nada. (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE: Señora Ortiz, nos comunica algo sobre la enmienda.

La señora ORTIZ CASTELLVÍ: Estamos todavía trabajando a ver si podemos llegar a un consenso.

El señor VICEPRESIDENTE: Señor Uriarte.

El señor URIARTE AYALA: Un minuto, señor presidente.

No es con ánimo de abrir debate ni de hacer polémica. Como doña Delia Blanco ha dicho una frase mía. Me da pena, sé que no lo hace con mala intención, pero se ha dejado la continuación de la frase, que es de relevancia. No he dicho que fue solo un papel importante el que ha tenido la Coordinadora de ONG, sino que lo seguirá teniendo en un futuro. Ahí es donde se engloba la idea que he querido transmitir, y no banalizando. Para no abrir el debate no sigo.

El señor VICEPRESIDENTE: Gracias por la aclaración y espero que tenga la satisfacción la señora Blanco.

La señora BLANCO TERÁN: Quedo satisfecha, gracias.

- SOBRE AYUDA HUMANITARIA A SIRIA. PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA. (Número de expediente 161/002082).

El señor VICEPRESIDENTE: Pasamos al punto 5 del orden del día, proposición no de ley sobre ayuda humanitaria a Siria, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista. Se han presentado tres enmiendas, una del Grupo Parlamentario Popular y dos del Grupo de La Izquierda Plural. Para la defensa de la proposición tiene la palabra la portavoz del Grupo Socialista, señora Monteserín.

La señora MONTESERÍN RODRÍGUEZ: La crisis de Siria, aunque ya no está presente en los medios de comunicación como al inicio, ni la vemos en las primeras imágenes, sigue existiendo y se manifiesta en cifras terribles. Hoy mismo el ministro de Exteriores, en respuesta a una pregunta del Grupo Socialista en la sesión de control, hablaba de 100.000 muertos, 2.200.000 personas refugiadas en los países vecinos y 6,7 millones de personas desplazadas en el interior del país -en riesgo social muchas de ellas- donde no puede llegar la ayuda humanitaria. De alguna manera, desde esta Comisión estamos obligados a no olvidar esta realidad y a actuar. Por esta razón, mi grupo presenta esta proposición no de ley. Primero, para que actúe la política para implicarse en una solución pacífica en la guerra de Siria que ha de comenzar con un alto el fuego y que venga seguida de conversaciones, que estamos a la expectativa de que en el próximo mes de enero en Ginebra se puedan llevar a cabo. Segundo, para poner, junto con la Unión Europea, los organismos internacionales y las propias organizaciones no gubernamentales, cuantos instrumentos y medios estén a nuestro alcance para dar respuesta humanitaria acorde con la catastrófica situación en Siria y para proteger a la población civil amenazada. Tercero, para dar asistencia a la población desplazada y refugiada, en la que hay que tener en cuenta que más de 1.200.000 son niños y niñas y que además corren riesgos asociados, de los que nos han advertido algunas asociaciones, como Save the Children, que ha alertado del brote de polio, confirmado posteriormente por la Organización Mundial de la Salud. Por lo que necesitan campañas de vacunación y para ello es fundamental el alto el fuego o mientras tanto la apertura de un cordón humanitario para acceder a la población afectada.

Por otro lado, la ayuda humanitaria en estos momentos necesita el doble de medios de los que cuenta hasta ahora. España tiene que participar de ese esfuerzo y todavía el Grupo Socialista cree que es posible que el Gobierno recapacite y, durante el trámite de los Presupuestos Generales del Estado en el Senado, se incremente la partida de ayuda humanitaria, que queda en nada frente a esta situación, sumada a la


Página 16




situación que atraviesa Filipinas. El Gobierno y el Grupo Popular todavía están a tiempo de incrementar al menos en unos 100 millones esta partida. Les invito a ello, para que de alguna manera las palabras se conviertan en actos, en hechos y en realidad.

Ahora bien, como dice el informe de Intermón Oxfam La hora de la verdad, publicado el pasado mes de octubre, la ayuda humanitaria por sí sola tampoco es suficiente. Los países limítrofes están demostrando una enorme generosidad al acoger a personas que han huido del conflicto y que superan ya los 2 millones de seres humanos. Por lo que insta a los Gobiernos de fuera de la región a incrementar notablemente el número de refugiados que están dispuestos a acoger y a reubicar para así limitar la presión y la situación a la que están sometidos estos países. De ahí que el punto 3 de nuestra proposición no de ley haga referencia a abrir el cupo de reasentamiento temporal en terceros países demandantes de asilo. En este sentido, la enmienda de La Izquierda Plural incide en ello, un programa de reasentamiento, pero esto supone un cupo o una cifra que necesariamente ha de ser negociada por el ministro de Exteriores de España en el Consejo de Ministros de Exteriores de la Unión Europea. Solicito al Grupo Popular que empiecen a estar dispuestos a hablar de cifras o mejor de un tiempo para llegar a cifras, si en estos momentos no es posible hablar de cifras, pero sí de un tiempo para adquirir un compromiso. Señorías, el compromiso de España es de 30 personas, que es una cifra absolutamente insignificante, son cuatro familias, son más o menos las personas que estamos aquí. No quiero volver a recordarles las cifras de las que hablaba el ministro esta mañana. Esa cifra insignificante ante esta magnitud ha de convertirse en una cifra significativa. Además en un país con nuestra historia en el que en nuestra memoria todavía somos conscientes de nuestros refugiados y de nuestros exiliados, no podemos, de ninguna manera, aceptar esta cifra. Es verdad que en el seno de la Unión Europea estamos hablando en torno a 100.000 personas las que podemos acoger. Sigue siendo un compromiso escaso ante esta situación, pero estoy absolutamente segura de que España puede comprometerse en los niveles europeos con una cifra significativa y a la altura de la situación. Jordania, Turquía, el norte de Irak y el Kurdistán hacen un esfuerzo generoso y no están en mejor situación que España ni que muchos países de la Unión Europea. Hoy ese conflicto de alguna manera nos afecta a todos y si no lo paramos nos afectará mucho más.

Estoy de acuerdo también con la enmienda de La Izquierda Plural de eliminar todo tipo de visados, incluido el de tránsito. Me parece una buena aportación a la proposición no de ley, si bien es un tema que tenemos que trasladar a nuestros socios y abrir ese debate en el seno de la Unión Europea. Estoy totalmente a disposición de los grupos para hacer una transacción.

En cuanto al punto 4 del Grupo Popular sobre los bienes objeto de ayuda, puede ser perfectamente una enmienda de adición, junto al punto 4 de nuestra proposición no de ley. Primero, porque no se contradice y, segundo, porque España tiene uno de los cinco centros del mundo de ayuda humanitaria de Cruz Roja Internacional situado en Gran Canarias. Esto está bien recordarlo, porque muchos lo desconocemos, incluso los propios miembros de esta Comisión, y realmente cumple un papel intenso en las tareas de ayuda humanitaria y en las crisis humanitarias internacionales en las zonas en las que puede afectarle. Estoy en la mejor disposición para elaborar un texto transaccional entre todos los grupos que han presentado enmiendas.

El señor VICEPRESIDENTE: Para la defensa de las dos enmiendas del Grupo de La Izquierda Plural, tiene la palabra la señora Ortiz.

La señora ORTIZ CASTELLVÍ: Compartimos tanto el diagnóstico como la proposición no de ley que ha presentado el Grupo Socialista y la necesidad de que esta Comisión aborde la crisis humanitaria que existe hoy en Siria. Además es una crisis que se va invisibilizando y que tenemos que ponerla de forma regular en la agenda política. No nos podemos acostumbrar a que los millones de refugiados -las cifras de las que hablaba- y esta crisis humanitaria de una magnitud para toda la zona, no solo para el país, formen parte de la cotidianeidad internacional de nuestro país. También tenemos que centrarnos en cuál es la responsabilidad del Estado. De hecho, nuestras enmiendas estaban en conexión con la propuesta que hacía el Grupo Socialista para complementarla. Entendíamos que España tenía que tener un papel en una cuestión tan fundamental como los refugiados y los reasentamientos. Una de las enmiendas que planteamos es crear un programa de reasentamiento generoso para las personas que han huido, precisamente cuestionando las cifras del Gobierno español y la falta de compromiso. No se puede hablar retóricamente de Siria, sino poner los instrumentos que están a nuestro alcance, al fin y al cabo, son


Página 17




políticos, diplomáticos y humanitarios, aunque ya no hablamos de recursos en ese sentido, sino de que realmente ese programa sea generoso y dé prioridad, como decía el texto original, a mujeres y niñas en riesgo y personas con necesidades médicas o discapacidades.

La otra cuestión, que no es menor pero es verdad, es que en una situación de emergencia, en la que se están desbordando todos los mecanismos de las organizaciones internacionales, deberían eliminarse todo tipo de visados, incluido el de tránsito, especialmente en los países vecinos, para facilitar la huida a las personas. También hay que dar apoyo técnico. Esa zona es un auténtico polvorín. El compromiso de España debería estar allí, no ya por motivos humanitarios y por sensibilidad hacia lo que está pasando, sino por razones de seguridad en la zona del Mediterráneo y por lo que supone allí una crisis como esta. Países como Jordania y otros del entorno tenían ya muchísimas limitaciones antes. Por ejemplo, en Jordania la dificultad del acceso al agua era previa al conflicto sirio. Si ya antes tenía cortes semanales de agua, porque era un recurso limitado, imagínense con los más de un millón de refugiados que ha tenido que asumir un país con siete millones de habitantes. Es imposible abordarlo. El apoyo técnico y financiero a los países vecinos es fundamental.

Entendemos que estas enmiendas no solo deberían ser asumidas por el Grupo Socialista sino también por el Gobierno. Esperemos que, más allá de la retórica, podamos aprobar una proposición no de ley que sea útil y que dé un impulso real a las acciones que el Gobierno puede llevar a cabo en este sentido.

El señor VICEPRESIDENTE: Para la defensa de la enmienda del Grupo Popular, tiene la palabra la señora Miguélez.

La señora MIGUÉLEZ PARIENTE: La situación humanitaria en Siria es alarmante, porque la guerra en ese país continúa, por lo que nos parece pertinente dedicar unos minutos en esta Comisión a hablar de la situación de los refugiados. De acuerdo con Naciones Unidas, existen cerca de 4.250.000 desplazados internos desde el inicio del conflicto y aproximadamente 1.900.000 refugiados sirios en países vecinos, lo que, como ya se ha dicho, supone un gran problema no solamente desde el punto de vista humanitario sino también desde el punto de vista de seguridad de la zona. Líbano acoge 760.000 refugiados, Irak 195.000, Jordania 525.000, Turquía 500.000, en una zona en la que los equilibrios eran ya muy débiles antes del estallido de la crisis. La posición de España en el conflicto ha estado siempre basada en lo que comentó el Ministro de Asuntos Exteriores en la Comisión de Asuntos Exteriores: en el multilateralismo, el consenso dentro de la Unión Europea, la preferencia por la solución pacífica a la militar y la contribución a las situaciones de emergencia. España ha realizado en este conflicto un importante esfuerzo humanitario, de acuerdo con las circunstancias presupuestarias actuales. Se han donado más de 8 millones de euros en los años 2012 y 2013 y esta ayuda se ha canalizado a través del Comité Internacional de Cruz Roja, las Naciones Unidas y agencias y organizaciones humanitarias operativas tanto en el interior de Siria como en los países vecinos de Jordania, Líbano y Turquía. Concretamente, en agosto de este año, España, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, ha activado un convenio de emergencia con Cáritas para atender las necesidades básicas en materia de refugio y productos no alimenticios de 15.000 refugiados sirios, 1.000 trabajadores inmigrantes y 2.500 personas de familias acogidas en el Líbano. Se ha hablado ya suficientemente de los datos de la crisis siria, reflejados en la propia exposición de motivos de la proposición de ley. Los datos nos desbordan y las noticias diarias ponen de relieve la dimensión del conflicto.

Hemos presentado varias enmiendas a esta proposición no de ley. La primera hace referencia al punto 2, que no afecta a la sustancia del asunto pero que aporta alguna precisión. En el punto número 2 introducimos una enmienda para no olvidar otras crisis humanitarias que existen en la actualidad. Es cierto que es pertinente centrar la atención de la comunidad internacional y de la Unión Europea en la crisis de Siria por su enorme dimensión, pero esta atención no debe ocultar la existencia de otras muchas crisis de extrema gravedad como las de Sudán del sur, la República Democrática del Congo, los países del Sahel o Filipinas, entre otras crisis olvidadas y no por ello menos necesitadas de atención. Si bien es cierto que hay que incrementar los esfuerzos económicos y políticos para garantizar la protección de la población civil amenazada y la cobertura de las necesidades especiales de la población refugiada, este esfuerzo no debe limitarse solo a esta crisis sino que debe extenderse a los retos generales que la comunidad internacional afronta. Hay que recordar que del llamamiento que hizo la ONU de 13.600 millones de dólares para 2013 para cubrir ayudas humanitarias solo el 40 % ha sido cubierto por los países.


Página 18




En cuanto al punto tercero, que habla de instar a la Unión Europea a abrir el cupo de reasentamiento temporal y demandantes de asilo, quiero señalar que en el caso español el incremento de las solicitudes de protección internacional por parte de nacionales sirios desde el inicio del conflicto ha sido constante, como es lógico. Siria ha pasado de registrar 97 solicitudes en 2011 a 254 en 2012. Hasta finales de octubre de este año se han presentado 594 solicitudes de protección internacional de ciudadanos sirios en España. Estas solicitudes son admitidas a trámite en su totalidad y desde noviembre de 2012 España viene reconociendo sistemáticamente el estatuto de protección subsidiaria a los nacionales sirios, que es equiparable al estatuto de refugiado, cosa que no sucede en otros países. Esta es una muestra de la sensibilidad con la que el Gobierno está abordando las consecuencias del conflicto, sin perjuicio de que en casos particulares se haga un estudio personalizado de las situaciones de algunos individuos que justifique la concesión del estatuto de asilo. Evidentemente, reducir o eliminar los asilos es una cuestión que no puede ser decidida por España unilateralmente, como propone el Grupo de La Izquierda Plural, sino que requiere, como sus señorías comprenderán, el acuerdo de la Unión Europea. Tampoco se les oculta que la actitud ante la posibilidad de abrir la mano a estos demandantes de asilo de Siria no es homogénea en todos los países miembros de la Unión, puesto que el tema de la inmigración y de los brotes xenófobos es muy político en algunos de ellos. Es verdad que el conflicto de Siria, por su dimensión, desborda a otras situaciones y está claro que la Unión está efectuando algunos movimientos para adoptar algún tipo de acuerdo en este sentido. No nos cabe duda de que España estará a la altura en estas negociaciones.

En cuanto al punto cuarto, en el que el Grupo Socialista solicita que se dote de mayores medios al centro logístico que tiene Cruz Roja en Canarias, tenemos una visión un poco distinta, sin menospreciar por supuesto la importantísima labor que la Cruz Roja y la Media Luna Roja están realizando en Siria a través de la campaña Emergencia en Siria. El centro de ayuda humanitaria en Canarias está enviando sobre todo mantas y equipos de higiene en una situación muy difícil, ya que no se respetan los símbolos y la integridad de algunos voluntarios puede peligrar; pero no solamente desde Canarias, sino también desde Madrid, Barcelona y Valencia, la Cruz Roja y la Media Luna Roja están haciendo una importantísima labor. No obstante, según las informaciones de los socios de la Agencia de Cooperación Internacional, se considera que la forma más pertinente de asistencia humanitaria a las poblaciones afectadas por el conflicto es la provisión de recursos adquiridos en la región o en los países limítrofes, incluso en la propia Siria. La economía de cada uno de estos países, afectados directa o indirectamente por la crisis, se ha resentido por la caída del comercio con Siria y por la lógica saturación de los servicios básicos ante este enorme flujo de refugiados. Por ello, se pide que los bienes objeto de ayuda sean adquiridos en la región y en la propia Siria, puesto que pueden ser más competitivos en precio y más rápidos en su distribución. Por otra parte, el apoyo adicional que se aporta desde los almacenes de los organismos internacionales se centra en los dispositivos del Golfo Pérsico y de Oriente Próximo por su rapidez y coste, por lo que no se considera pertinente el refuerzo del dispositivo de Las Palmas para esta crisis, sino instar a que los bienes sean adquiridos en la zona.

Creemos que estas dos enmiendas no afectan a la sustancia del asunto y nos gustaría votar a su favor si el grupo proponente las acepta o si llegamos a una transacción. (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE: ¿Algún grupo que no haya presentado enmiendas quiere intervenir? (Pausa).

Tiene la palabra la señora Lozano.

La señora LOZANO DOMINGO: Mi grupo va a apoyar esta iniciativa, aunque si hay una negociación y se llega a una transaccional veremos los términos concretos.

Quiero subrayar simplemente un par de aspectos. Nosotros pensamos que la ayuda humanitaria debe ser proporcional a la magnitud de las crisis. Indudablemente, hay crisis graves y hay problemas en el mundo, pero no hay ninguna duda de que en este momento la crisis de Siria, por un sinfín de motivos, es la que más nos debe preocupar. Nos debe preocupar, como han dicho otros portavoces, desde un punto puramente egoísta, porque nos pilla muy cerca geográficamente, pero también desde un punto de vista humanitario, porque el éxodo de refugiados está adquiriendo unas dimensiones enormes y los países vecinos están soportando una gran presión, y desde un punto de vista geopolítico, porque es una zona extremadamente sensible. Afortunadamente, en los últimos días se ha firmado un acuerdo importante


Página 19




respecto a la desnuclearización de Irán, pero la zona es muy sensible y cualquier extensión del conflicto en un momento puede tener consecuencias terribles. No es un lugar en el que el Gobierno deba escatimar recursos.

Quiero señalar también algo que no cuesta recursos y sobre lo que ya debatí con el ministro de Exteriores en una comparecencia suya precisamente sobre Siria. Se trata de la respuesta que nuestro país está dando a los solicitantes de asilo de origen sirio. Los datos de los que disponemos, facilitados por Acnur, son bastantes tristes y el propio Gobierno lo ha reconocido. De 477 solicitudes de asilo, se han concedido 3 estatutos de asilo y 80 protecciones subsidiarias, ni siquiera se ha concedido la protección subsidiaria a todos los solicitantes. El Gobierno admitió que iba a ponerse a trabajar con un poco más de interés en la concesión del estatuto de refugiado a los solicitantes sirios. Estamos haciendo el seguimiento de ese tema. Confiamos en que esté ocurriendo. En ningún caso nos debemos conformar con una respuesta genérica del tipo de que se están atendiendo todas las solicitudes, sencillamente porque -dicho por el propio ministerio- no es así.

El señor VICEPRESIDENTE: Por el Grupo de Convergència i Unió, tiene la palabra el señor Picó.

El señor PICÓ I AZANZA: Intervengo muy brevemente.

Creo que esta es la primera vez -me pueden corregir si me equivoco- que tratamos este tema en la Comisión de Cooperación. Ya era hora de que lo hiciéramos y más hablando desde una perspectiva de ayuda humanitaria. Cierto es, como ha dicho la señora Lozano, que en la Comisión de Exteriores ha habido comparecencias del ministro dándonos explicaciones sobre la política que está desarrollando el Gobierno en este sentido y que alguna iniciativa de algún grupo parlamentario ha sido aprobada unánimemente por todos los grupos.

Estamos ante un drama humanitario. Los números así nos lo dicen: 4 millones de desplazados internos en Siria más 2 millones de desplazados fuera del país, en Irak, Líbano, Turquía y Egipto. Estamos ante un conflicto que no solo afecta a Siria sino a toda la zona que la circunda. Quiero recordar aquí que el presidente del Consejo de Seguridad hizo un llamamiento muy recientemente a la comunidad internacional para incrementar el apoyo económico y la ayuda humanitaria a Siria. Como ha dicho la portavoz, se han hecho dotaciones por valor de 8 millones en los años 2012 y 2013 y las ONG han elogiado la flexibilidad de la cooperación española que se está realizando en Siria, pero es evidente que esos trabajos deben continuar y es importante que lo reclamemos.

Para finalizar, en relación con la acogida de refugiados sirios, tengo que decir que es un ejemplo evidente de que la política exterior de la Unión Europea no existe como tal. Es importante que trabajemos en pos de una posición común europea para acoger a refugiados de zonas en conflicto, pero en tanto no exista esa posición común, debemos llevar a cabo una política activa de acogida de refugiados sirios como la que están desarrollando otros Estados europeos -es el caso de Alemania o Suecia- y como la que nos reclama muchas veces Acnur.

El señor VICEPRESIDENTE: Por la intervención de todos los grupos hemos entendido que hay voluntad de transaccionar. Les rogaría que en el tiempo que nos queda llegaran a un acuerdo.

- SOBRE INCREMENTO DEL APOYO DE LA COOPERACIÓN ESPAÑOLA A LA I+D EN SALUD GLOBAL. PRESENTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO CATALÁN (CONVERGÈNCIA I UNIÓ). (Número de expediente 161/002165).

El señor VICEPRESIDENTE: Pasamos al último punto del orden del día: Proposición no de ley sobre incremento del apoyo de la cooperación española a la I+D en salud global. La propone el Grupo Parlamentario de Convergència i Unió. Se han presentado dos enmiendas, una por el Grupo de La Izquierda Plural y otra por el Grupo Popular.

Para la defensa de la proposición no de ley, tiene la palabra el portavoz de Convergència i Unió, señor Picó.

El señor PICÓ I AZANZA: Tradicionalmente, los esfuerzos en materia de investigación y desarrollo en salud global han sido uno de los mayores activos que han caracterizado la cooperación española; investigación y desarrollo a través de las aportaciones económicas a iniciativas internacionales, a través de los centros de investigación, a través del apoyo a organizaciones no gubernamentales, para el desarrollo de experiencias exitosas que combinan la prestación de servicios sanitarios con la investigación y


Página 20




desarrollo de nuevas herramientas de salud, partiendo de la realidad de las necesidades que se encuentran en los distintos países en los que trabajan. Los ejemplos son muchos, desde los esfuerzos que se han hecho en materia de VIH-sida, hasta los realizados en materia de tuberculosis o malaria. Todos ellos han sido reconocidos por la comunidad internacional y son enseña de una forma de cooperación: la investigación de herramientas eficaces y accesibles que mitiguen el impacto de las enfermedades en países en desarrollo. La iniciativa que Convergència i Unió presenta en esta Comisión parte del convencimiento de que los esfuerzos que hacemos en materia de investigación y desarrollo en salud global son eficaces y tienen un impacto en la mejora de la esperanza y la calidad de vida de muchas personas en el mundo. La creación de conocimiento que conlleva la innovación siempre ha sido crucial para el desarrollo social, político y económico, y en ningún otro campo es más evidente que en los avances en herramientas de salud. Así lo entiende la mayoría de los países de la Unión Europea, que pese a la crisis económica actual están manteniendo sus apoyos a los proyectos de I+D en salud global. Si bien algunos Estados han reducido sus contribuciones, la mayoría intenta mantener una política de apoyo a esta área, entendida como apuesta a largo plazo. Un ejemplo de ello es el Gobierno británico, que el pasado mes de agosto anunció que iba a destinar una importante dotación presupuestaria a investigación y desarrollo en salud global.

La iniciativa que presentamos, como habrán observado los diferentes grupos parlamentarios, no incide en la desvinculación del coste de la investigación y desarrollo del precio de los medicamentos, un tema de gran debate. Esto es algo que tuvimos ocasión de tratar en la Comisión, cuando se aprobó la proposición no de ley sobre acciones para facilitar el acceso a medicamentos esenciales en los países en desarrollo, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, que obtuvo el consenso de todos los grupos parlamentarios. Por tanto, no quiero centrarme en este punto. Nuestra iniciativa pretende explotar el recorrido que tiene el apoyo de la cooperación oficial en la investigación y desarrollo en salud global. El IV Plan director incide especialmente en este punto y dice que es importante apoyar la investigación orientada a las necesidades especiales de los países en desarrollo y el esfuerzo de nuestros países socios en promover estrategias nacionales de recursos humanos y de ciencia y tecnología y reconoce que nuestra ventaja comparativa como donante pasa por articular las capacidades de I+D propias con centros de los países socios. También reconoce que, en el marco de la estrategia de internacionalización del nuevo Plan estatal de investigación científica y técnica y de innovación, se contribuirá a definir un escenario de colaboración en materia de I+D+i a medio y largo plazo con terceros países. Mi grupo considera muy positivas las previsiones, pero cree que se requiere una iniciativa y un mandato de la Cámara para avanzar en las líneas marcadas y definir cómo deben y pueden contribuir las políticas de desarrollo, en el marco de las actividades de investigación y desarrollo de herramientas de salud, a prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades con fuerte impacto en los países en desarrollo, pero no solo en estos; cabe recordar, por ejemplo, los casos de tuberculosis que se están tratando en España. Este mandato requiere, desde nuestro punto de vista, tener en cuenta varios parámetros: la necesidad de orientar los recursos sobre la base de criterios científicos que preserven los objetivos de salud pública, en un marco que promocione los derechos humanos, aprovechando las capacidades de la sociedad civil -fundaciones, centros de investigación, organizaciones no gubernamentales y empresas- en este campo y en los foros internacionales, explotando la complementariedad entre los donantes internacionales y asegurando el acceso a los resultados de estas actividades a todas las personas. En resumen, se trata de fortalecer el compromiso con la investigación y el desarrollo en salud global para luchar contra muchas enfermedades. En este sentido, quiero agradecer al grupo parlamentario mayoritario de la Cámara, al Grupo Popular, y al Grupo Parlamentario de La Izquierda Plural la formulación de dos enmiendas a la iniciativa. Hemos alcanzado un acuerdo en un texto transaccional que incorpora todos los puntos de la iniciativa y de las enmiendas formuladas por ambos grupos parlamentarios, que dará un impulso -que es lo que queríamos- al apoyo de la cooperación española a la I+D en salud global.

El señor VICEPRESIDENTE: Para la defensa de las enmiendas del Grupo de La Izquierda Plural, tiene la palabra la señora Ortiz.

La señora ORTIZ CASTELLVÍ: Intervengo muy brevemente.

Compartimos el fondo de la enmienda, pero queremos puntualizar una cuestión. A veces, cuando se habla de forma muy sectorial sobre el acceso a los servicios sanitarios y a los productos farmacéuticos en los países del sur, se pierde la noción de lo fundamental y relevante, y es que la condición sine qua non para acceder a ellos es que exista un sistema nacional de salud que garantice ese acceso. Con nuestra


Página 21




enmienda queremos puntualizar que la cooperación española, más allá de impulsar la inversión y las políticas de cooperación en I+D en salud, debería contribuir al fortalecimiento de sistemas de salud de carácter público y universal. En muchas ocasiones, sobre el terreno, hemos visto que se pueden tener los productos, se pueden tener los instrumentos o se puede formar a un equipo especializado, pero luego se necesita una masa crítica de médicos, se necesita atención sanitaria, se necesita red y todo ello tiene que ver básicamente con la existencia de un sistema sanitario público universal, que esté financiado por los gobiernos. Esa es una de las grandes dificultades que tienen muchos de los países del sur. Desde la cooperación debemos abordar esa perspectiva. El instrumento de cooperación en investigación y desarrollo es fundamental. Hay que tener en cuenta que en España hay muchos hospitales y centros de investigación en salud que, aunque ahora hay recortes en I+D, están trabajando en enfermedades que tienen una especial incidencia en los países del sur y pueden ser líderes en esa cooperación. Podemos formar a médicos y crear ese capital humano en el sur, pero la condición fundamental es impulsar no la fragmentación de políticas sanitarias sino la cobertura de un sistema global en la que introduzcamos después estos matices. En este sentido va nuestra enmienda.

El señor VICEPRESIDENTE: Tiene la palabra el portavoz del Grupo Popular, señor Pastor.

El señor PASTOR GONZÁLEZ: Como se ha señalado, nuestro grupo ha presentado una enmienda a la proposición no de ley del Grupo Parlamentario de Convergència i Unió, para incrementar el apoyo de la cooperación española a la investigación y desarrollo en salud global. Es una enmienda que, como ha señalado el proponente, nos ha permitido llegar a un texto transaccional, que en nuestra opinión recoge razonablemente tanto los planteamientos del grupo proponente como los expresados por el nuestro y que además incorpora la otra enmienda presentada a este punto por el Grupo de La Izquierda Plural. Por tanto, quiero aprovechar la ocasión, en primer lugar, para agradecer al señor Picó su excelente disposición, que nos ha permitido alcanzar rápidamente un acuerdo, y en segundo lugar, para solicitar el voto afirmativo del resto de los grupos a dicha transaccional.

Dicho esto, la cuestión que trae a colación la proposición no de ley que estamos debatiendo es la salud global y más concretamente la investigación y desarrollo en este ámbito. El tema de la salud global aparece recogido, como indica el proponente en la exposición de motivos de la iniciativa, en el Plan director de cooperación internacional, que en su apuesta por fomentar los sistemas de cohesión social para que el acceso a los mismos actúe como palanca para la superación de la pobreza, hace especial énfasis en potenciar el enfoque de la salud en todas las políticas. Para ello, la cooperación española sitúa como uno de sus retos el fortalecimiento y cobertura universal de los sistemas públicos de salud, la lucha contra las enfermedades prevalentes y el acceso a los medicamentos esenciales. En coherencia con todo ello, nuestro plan director contempla la salud como un derecho humano fundamental y como un elemento clave para el desarrollo y la reducción de la pobreza y manifiesta su compromiso de seguir colaborando con las distintas iniciativas globales y regionales, así como con otras iniciativas de financiación innovadora. Resulta evidente sin embargo que la realidad económica por la que atraviesa nuestro país introduce importantes dificultades y limitaciones a lo que se puede hacer, dificultades de las del grupo proponente afirma, en la exposición de motivos de su iniciativa, ser consciente, quizás debido a que también las experimenta allí donde es fuerza de Gobierno. Nosotros hemos querido que estas dificultades no consten únicamente en la parte expositiva de la proposición no de ley y que encuentren también su reflejo en el petitum de la transacción que hoy traemos a debate a esta Comisión, y tengo que agradecer la comprensión del ponente en este aspecto.

Por lo que respecta al resto de los puntos en los que se divide esta proposición no de ley, nuestra enmienda propone añadir una frase al punto primero, con el objeto de alinear la orientación de la estrategia de investigación y desarrollo con la agenda internacional, algo que, como podrán comprobar, ha sido incluido en el texto transaccional.

El siguiente punto de la iniciativa, que hablaba de aprovechar las capacidades de fundaciones, centros universitarios, centros de innovación y desarrollo, también ha sido objeto de una enmienda por parte de nuestro grupo, en el entendimiento de que el enfoque adecuado sería el de mantener e impulsar dicha colaboración, puesto que, pese a las dificultades a las que antes me refería y los tiempos de escasez que nos ha tocado gestionar, España sigue desarrollando una importante labor en la investigación, desarrollo e innovación en salud global. Así, España actúa financiando institutos como el de Salud Global de Barcelona -el IS Global- o el de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad. Este último realiza su actividad como organismo financiador, financiando redes nacionales de investigación


Página 22




cooperativa en salud y participando en el sostenimiento de iniciativas como la European & Developing Countries Clinical Trials Partnership, dedicada a la investigación en sida, malaria y tuberculosis; como organismo público ejecutor de investigación; realizando un relevante papel en la cooperación científica y técnica; prestando asistencia técnica regular a diversos países, con el objeto de contribuir a mejorar sus sistemas de salud; desarrollando proyectos de cooperación científica y técnica con países como Guinea Ecuatorial, Etiopía, Guatemala o Bolivia, y finalmente, actuando como representante español en diversas instituciones multilaterales de investigación en salud pública internacional.

En relación con el punto tercero de la enmienda transaccional acordada con el grupo proponente, tengo que decir que dicha enmienda fusiona los puntos 3 y 4 del petitum original. Cabe recordar que España ya está actuando en esta materia mediante la posición común de la Unión Europea, que fundamentalmente se refiere a tres aspectos: la puesta a disposición de terceros países de la experiencia y conocimientos desarrollados por los países europeos en el ámbito de la salud, el compromiso de jugar un papel de peso en los foros internacionales que afecten a la salud global y la toma de pasos concretos en la mejora de la salud. Nuestro país desempeña también este papel en el ámbito de la Organización Mundial de la Salud, así como en otras organizaciones del ámbito sanitario, como la Organización Panamericana de la Salud.

En cuanto al punto cuarto, recoge literalmente el punto quinto del petitum original, y al respecto me gustaría señalar que ya se está actuando de acuerdo con la política europea de salud global en iniciativas de coordinación, como el grupo de expertos en salud para el desarrollo, la International Health Partnership Plus y el grupo de financiadores.

Finalmente, el último punto de la transaccional incorpora la enmienda planteada por La Izquierda Plural, que en opinión de nuestro grupo resulta oportuna en cuanto que está en línea con lo contemplado en el Plan director de cooperación en esta materia, instando a que la cooperación española contribuya al fortalecimiento de los sistemas de salud, para garantizar el acceso a los servicios sanitarios y medicamentos.

En definitiva, nuestro grupo entiende que se ha alcanzado un acuerdo razonable, que nos permite fijar una posición sólida y coherente con los objetivos de la cooperación española recogidos en nuestro plan director, que contribuye al consenso de los distintos grupos en esta materia y que anima a mantener las líneas de trabajo abiertas, con el compromiso de incrementar los esfuerzos en el momento en que las condiciones de nuestra economía así lo permitan. (Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE: ¿Algún grupo que no haya presentado enmiendas desea intervenir? (Pausa).

Señora Lozano.

La señora LOZANO DOMINGO: Simplemente quiero manifestar que mi grupo prestará apoyo a esta proposición no de ley.

El señor VICEPRESIDENTE: Por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra la señora Martín.

La señora MARTÍN GONZÁLEZ: Intervengo para fijar la posición del Grupo Parlamentario Socialista en esta proposición no de ley y ya adelantamos que nuestro voto será favorable a la misma.

El Plan director de la cooperación española 2013-2016 sigue considerando que uno de sus objetivos más importantes debe dirigirse a lograr la salud como concepto amplio y global, y persigue objetivos concretos relacionados con la salud materno-infantil, la lucha contra el sida, la malaria y la tuberculosis como patologías causantes de morbimortalidad en todos los continentes, pero muy especialmente en los países empobrecidos. La Organización Mundial de la Salud llama continuamente nuestra atención por el incremento de estas patologías y por la falta de acceso a recursos para poder tratarlas. La OMS ha instado recientemente a las autoridades sanitarias a facilitar a los adolescentes el acceso a las pruebas diagnósticas de VIH, y no podemos estar sordos. Desde la perspectiva de salud global, efectivamente la salud es un derecho humano universal. La investigación, el acceso a recursos materiales y humanos, a programas de prevención, a vacunas y tratamientos en condiciones de igualdad requieren un abordaje global para que los resultados sean realmente palpables para la población a la que se destina la ayuda oficial al desarrollo.

Todos somos conscientes de la cercanía del año 2015 y de lo lejos que queda el cumplimiento de los objetivos del milenio si no se siguen realizando esfuerzos por considerar la cooperación internacional para el desarrollo una parte importante de la política de los países más desarrollados. Como bien dice el Grupo


Página 23




Parlamentario Catalán, España apostó de forma importante por la I+D en salud global desde 2007 -yo diría que antes incluso-, y sin embargo a partir de 2012 la cooperación española ha interrumpido su apoyo financiero, aunque mantiene su apoyo político. Sabemos que el apoyo político no es suficiente por el retroceso que puede suponer sobre el camino ya avanzado. La cooperación de España debe seguir apostando por el apoyo a la I+D en salud global; asimismo, la cooperación descentralizada debería seguir esta pauta, pero, desgraciadamente, lejos quedan los apoyos de las comunidades autónomas y los ayuntamientos comprometidos con la cooperación en estos últimos años. Compartimos la propuesta de que el Gobierno debería reanudar el compromiso no solo político sino también financiero con la I+D en salud global, y también nos gustaría que lo hicieran los diferentes territorios autonómicos.

Nos sorprende gratamente la aceptación de todos los grupos del texto transaccional presentado, muy especialmente que el Grupo Popular admita el concepto de cobertura sanitaria universal, concepto abandonado en nuestro país. Como les decía al principio de la intervención, apoyaremos la propuesta porque la salud universal se lo merece.

El señor VICEPRESIDENTE: Vamos a hacer un receso de pocos minutos, los necesarios para ultimar las transaccionales que se están redactando (Pausa).

Vamos a comenzar con las votaciones.

Señor Picó.

El señor PICÓ I AZANZA: Nos falta la transaccional sobre Siria.

El señor VICEPRESIDENTE: Está en poder de la señora secretaria. Vamos a votar las proposiciones según figuran en el orden del día. En primer lugar, proposición no de ley sobre medidas para proteger eficazmente a la infancia en el marco de la acción humanitaria. Hay una transaccional que está ya en poder de todos los portavoces.

Efectuada la votación, dijo

El señor VICEPRESIDENTE: Queda aprobada por unanimidad.

Votamos el punto segundo del orden del día, proposición no de ley sobre fortalecimiento y financiación del marco de asociación estratégica de España con ONU Mujeres. También hay una transaccional en poder de todos los grupos.

Efectuada la votación, dijo

El señor VICEPRESIDENTE: Queda aprobada por unanimidad.

Punto tercero, proposición no de ley relativa a promover medidas para la erradicación de los ataques a escuelas, y en particular a las femeninas, en los países en conflicto. Se vota la transaccional.

Efectuada la votación, dijo

El señor VICEPRESIDENTE: Queda aprobada por unanimidad.

Punto cuarto del orden del día, proposición no de ley sobre medidas para incrementar la transparencia de la acción gubernamental y la participación de las ONGD en la política de cooperación española. Se vota la transaccional.

Efectuada la votación, dijo

El señor VICEPRESIDENTE: Queda aprobada por unanimidad.

En relación con el punto quinto del orden día, la transaccional no está en poder de los grupos, pero la secretaria primera de la Mesa va a dar lectura al texto.

La señora SECRETARIA (Cobos Trallero): El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a: En primer lugar, hacer cuantas gestiones sean necesarias en el seno de la Unión Europea para implicarse en una solución pacífica de la guerra de Siria. El punto 2 quedaría de la siguiente forma: Sin olvidar otras crisis de extrema gravedad, concentrar sus esfuerzos en situar como prioridad inmediata de la comunidad internacional, y muy en particular de la Unión Europea, y por tanto también de España, la puesta en marcha de una respuesta humanitaria acorde a la catastrófica situación en Siria, asegurando la urgente protección de la población civil amenazada, el acceso sin restricción a la asistencia humanitaria, la


Página 24




protección de la población civil y la asistencia a la población desplazada y refugiada. El punto número 3 quedaría igual que estaba en la PNL. El número 4 empezaría así: Seguir contando con el centro logístico..., y el resto queda igual. El punto número 5 dice: Que los bienes objeto de ayuda sean esencialmente adquiridos en la región y en la propia Siria como forma más pertinente de asistencia humanitaria a las poblaciones afectadas por el conflicto.

El señor VICEPRESIDENTE: Señora Miguélez.

La señora MIGUÉLEZ PARIENTE: Es muy difícil leer la letra de otro. La portavoz del Grupo Socialista, que es quien ha redactado este párrafo, me parece que lo que había escrito -es que queda muy cojo poner solo el centro logístico- era: Seguir contando con el centro logístico de ayuda humanitaria de Canarias. No sé si es que la secretaria no lo ha leído o es que no está.

La señora SECRETARIA (Cobos Trallero): No está escrito. Aquí pone: Seguir contando con el centro logístico... El resto igual.

El señor VICEPRESIDENTE: El resto queda igual que el texto original. ¿Están de acuerdo todos los portavoces? (Asentimiento).

Vamos a proceder a la votación.

Efectuada la votación, dijo

El señor VICEPRESIDENTE: Queda aprobada por unanimidad.

Votamos el punto sexto del orden del día, proposición no de ley sobre incremento del apoyo de la cooperación española a la I+D en salud global. Hay una transaccional en poder de todos los grupos.

Efectuada la votación, dijo

El señor VICEPRESIDENTE: Queda aprobada por unanimidad.

Les agradezco su concreción, su paciencia y su voluntad de transacción.

Se levanta la sesión.

Eran las seis y cincuenta y cinco minutos de la tarde.

Congreso de los Diputados · C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID · Aviso Legal