El Congreso rechaza las enmiendas de totalidad al Proyecto de Ley Orgánica de Régimen de Personal de la Policía Nacional

date 12/02/2015

El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado las enmiendas de devolución presentadas por los Grupos Socialista y de la Izquierda Plural al Proyecto de Ley Orgánica de Régimen de Personal de la Policía Nacional, que será remitido a la Comisión de Interior para continuar su tramitación. 

Las enmiendas de totalidad a este proyecto, defendido ante el Pleno por el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, han sido rechazadas por  118  votos a favor, 176 En contra y 22 abstenciones.

El proyecto, junto a las enmiendas al articulado que presenten los grupos, será debatido en ponencia y Comisión, donde se elaborará un dictamen que se elevará de nuevo a Pleno para remitirlo después al Senado, una vez superada la mayoría absoluta necesaria por su carácter orgánico.

Con este proyecto, el Gobierno reúne en una norma con rango legal todos aquellos aspectos esenciales del régimen de personal de la Policía Nacional que actualmente se encuentran regulados de forma dispersa en normas de distinto rango, siguiendo para ello la línea marcada por el Estatuto Básico del Empleado Público, explica el Ejecutivo, a fin de adaptarlo a la realidad actual.

El título preliminar recoge el objeto, ámbito de aplicación, naturaleza y dependencia de la Policía Nacional, distinguiendo entre el mando superior, que será ejercido por el Ministro del Interior, a través del Secretario de Estado de Seguridad y el mando directo que será ejercido por el Director General de la Policía, bajo la autoridad del Secretario de Estado de Seguridad

Una de las novedades del texto es que en la referencia expresa tanto al nuevo nombre del actual Cuerpo Nacional de Policía, que pasa a denominarse Policía Nacional, como a la denominación genérica de Policías Nacionales que, a partir de la entrada en vigor de esta ley orgánica, recibirán sus miembros. "La Policía ha de ser una institución plenamente integrada en el entorno en el que despliega su actuación, con una imagen corporativa consolidada que propicie una eficaz identificación de la organización a nivel social", argumenta.

Asimismo, el Gobierno destaca en la exposición de motivos de este proyecto la referencia a la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres como un principio informador de la interpretación y aplicación de sus preceptos, en especial en el ámbito del ingreso, la formación, la promoción profesional y las condiciones de trabajo, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, de igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Se establece también una relación detallada de los derechos individuales y de los derechos de ejercicio colectivo. Así, se incorpora a su régimen estatutario del derecho a que la administración adopte medidas que favorezcan la conciliación de la vida personal, familiar y laboral; o el son el derecho de los miembros de la institución policial a constituir organizaciones sindicales de ámbito nacional para la defensa de sus intereses profesionales, a afiliarse a las mismas y a participar activamente en ellas.

Por otra parte, se refuerza la protección jurídica y económica de los funcionarios, con la contratación de un seguro de responsabilidad civil para cubrir las indemnizaciones, fianzas y demás cuantías derivadas de la exigencia de responsabilidad de cualquier naturaleza a los Policías Nacionales, al tiempo que se recoge el derecho de los agentes a tener un segundo trabajo, siempre y cuando no deteriore la imagen de la institución y no entre en colisión con los principios básicos de sus actuaciones.

En cuanto al régimen organizativo, se fijan las bases de su estructura, como cuerpo ordenado jerárquicamente en escalas y categorías.Se mantienen las cuatro escalas: Superior, Ejecutiva, de Subinspección y Básica, aunque se crea la categoría de Comisario General, en la Escala Superior; con la finalidad de dar un adecuado tratamiento al nivel de carrera alcanzado por aquellos funcionarios designados para ocupar la cúpula de la organización policial.

Por otro lado, se regula la uniformidad, los distintivos y el armamento, estableciendo el carácter de cuerpo uniformado del instituto, pero reconociendo la posibilidad de actuar sin uniforme, en función del destino que se ocupe o del servicio que se desempeñe. Igualmente, se fija la obligatoriedad de ir provistos, durante el tiempo que se preste servicio, de alguna de las armas establecidas como reglamentarias.

En cuanto a las modalidades de ingreso en la Policía Nacional, se articulan mediante el sistema de oposición libre, conforme a los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, respondiendo además, y entre otros, a los principios rectores de publicidad de las convocatorias y de sus bases, transparencia, objetividad, imparcialidad y profesionalidad de los miembros integrantes de los órganos de selección.

Se establecen criterios homologables en las condiciones profesionales y de acceso a la Policía Nacional en relación con las condiciones fijadas en estos aspectos para las diferentes Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que operan en el territorio nacional. En este sentido, cabe reseñar la supresión del requisito de la edad máxima para ingresar, tanto a través de la Escala Ejecutiva como de la Escala Básica, sobre la base de los principios de igualdad y no discriminación en el acceso al empleo público.

En cuanto a los requisitos para ascender por promoción interna, se exige estar en posesión de la titulación correspondiente al subgrupo de clasificación, estableciéndose un período transitorio de cinco años en relación con esta exigencia para los aspirantes al ascenso a cualquiera de las categorías.

Enmiendas de devolución

El Grupo Socialista pedía la devolución del texto al Gobierno por considerar que lo ha llevado al Congreso sin acuerdo sindical y sin "una valoración digna de tal nombre" del coste económico que comporta el Proyecto. Además, este grupo parlamentario acusa al Gobierno de llevar el texto al Congreso "en el último momento" de la Legislatura, con el objetivo de que el colectivo al que afecta "no tenga tiempo casi ni de enterarse".

Por su parte, la Izquierda Plural argumenta en su enmienda de devolución que el Proyecto de Ley Orgánica es "un claro retroceso en el reconocimiento de los derechos y las libertades individuales" y supone una "regresión en el tiempo con la pretendida militarización" de la Policía, además de "dejar de lado" las reivindicaciones sindicales.

Congress
C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID
Legal notice
Accesibility

General information:

Tel: 91 390 60 00

Fax: 91 429 87 07

Guided tours for groups:

Tel: 91 390 65 25 / 26

Fax: 91 390 64 35