La Mesa examina sendos informes sobre la caída de agua en el Hemiciclo y los impactos de bala del 23-F

date 29/10/2013

La Mesa del Congreso de los Diputados ha analizado hoy los informes presentados por la Secretaría General en relación con, por una parte, la caída de agua ocurrida en el Hemiciclo en la mañana del 11 de septiembre de 2013 y, en segundo lugar, la desaparición de varios impactos de bala causados durante el intento de golpe de estado de 23 de febrero de 2013, localizados en la tribuna de Prensa.
 
En relación con el primero de ellos, el informe de la Secretaría General concluye que la entrada de agua en el Hemiciclo fue provocada por el atasco originado en una de las bajantes y en ningún caso por defectos constructivos de la nueva cubierta, que resistió con solvencia la importante descarga de agua que tuvo lugar ese día.
 
La lluvia hizo que una de las bajantes del edificio rebosara, inundando el canalón y provocando un embalsamiento de agua que se filtró por la nueva rejilla de ventilación, cayendo directamente en la tribuna de prensa del Hemiciclo.
 
El embalsamiento tuvo lugar en el falso suelo del bajo cubierta y no era fácilmente detectable. Este falso suelo está compuesto por una estructura de madera, que forma el techo de la tribuna, y otra estructura, a una distancia de unos 90 cm. de altura, que forma el piso del bajo cubierta. Para la localización de la entrada de agua se tuvieron que desmontar varias tablas del suelo.
 
Pese a lo imprevisto de la circunstancia, la dificultad para detectar el origen de la filtración y la complejidad de coordinar todas las actuaciones, el Pleno pudo reanudarse sólo dos horas después de que la avería se hiciese visible.
 
La filtración no ha ocasionado desperfectos de importancia y únicamente será necesario tapar los orificios abiertos para acelerar el desagüe y pintar la zona afectada.
 
Identificadas ocho nuevas marcas de disparos en el Hemiciclo

 
En el segundo informe, la Secretaría General indica que en el verano de 2013 se había proyectado la ejecución de una ambiciosa obra de renovación de las instalaciones de climatización del Hemiciclo, que fue ejecutada con éxito dentro del breve espacio de tiempo de que se disponía, y que incluía además, dentro de este singular espacio, la reforma de la cabina de sonido y otras instalaciones.
 
Desde el primer momento se trasladó, tanto a los responsables de la Dirección General del Patrimonio del Estado como de la empresa adjudicataria, la directriz clara y explícita de que los impactos de bala del 23-F debían conservarse y que, en el caso de que por necesidades técnicas no fuera posible,  debía informarse al órgano de gobierno de la Cámara.
 
Así, por ejemplo, se informó de que el nuevo sistema de climatización comportaba la sustitución de las rejillas situadas bajo la barandilla de tribunas y, en consecuencia, la pérdida de las marcas de disparos que allí pudiera haber. En este caso, se asumió esta circunstancia, indicándose que se conservaran por los servicios de la Cámara aquellas rejillas que tuvieran señales de bala, como así se ha hecho.
 
El informe de la Secretaría General hace una reconstrucción de las señales existentes en el Hemiciclo, tomando como base el informe que en diciembre de 1981 hizo el Arquitecto Conservador en repuesta a una petición del tribunal militar que instruía la causa del 23-F.
 
En la nota de 1981 se identificaron 37 señales de desperfectos, de los que 23 estaban localizados en la bóveda del Hemiciclo y 14 en la galería superior de tribunas (adicionalmente se identificó un impacto de bala en el techo del escritorio más próximo a la entrada de Floridablanca). En 26 de los impactos se apreciaba con claridad su origen, mientras que en los 11 restantes, la distancia a la que se encontraban, impedían tener una certeza total.
 
Desde 1981 se han realizado algunas obras en el Hemiciclo que podrían haber afectado a las señales de los disparos. La más importante se llevó a cabo en 1988 (cambio de la bancada de escaños, modificación del solado, construcción de dos pequeños forjados en voladizo en los laterales y pintura del Hemiciclo).
 
En un informe del arquitecto conservador de la Cámara, de fecha 2 de julio de 1999, habla, sin detallarlos, de 33 impactos de bala. De los cuatro que faltan respecto al informe de 1981, uno de ellos es el de la vidriera, que fue restaurada de forma inmediata por razones de seguridad, dos, los que estaban localizados en el techo de la tribuna diplomática, que podrían haberse tapado durante las obras de 1988, y el último no ha sido posible identificarlo, aunque es posible que se trate de una diferencia de criterio a la hora de interpretar el origen de alguno de los desperfectos.
 
En 2008, por otra parte, se sustituyeron las rejillas del Hemiciclo, excepto la que tenía una marca del impacto de una bala.
 
Aunque no es posible asegurar con certeza cuántos impactos, de los 37 identificados originalmente, se han mantenido a lo largo de los años, la existencia de los cinco de la tribuna de prensa es incuestionable.
 
En el mes de septiembre, por instrucciones de la Presidencia, se encargó a un equipo de topógrafos la realización de un estudio para localizar y documentar los impactos existentes a día de hoy. Aprovechando los avances técnicos se han podido identificar ocho marcas nuevas que no estaban contabilizadas:  dos en los plafones planos del techo, tres en la zona de bóveda y tres en la faja sobre la cornisa de focos.

 

1981

Antes de la obra

Septiembre 2013

SEÑALES EN LAS BÓVEDAS

 

 

 

Vidriera superior

1

-

-

Plafones planos del techo

4

4

6 (2 más)

Zonas de bóveda

12

12

15 (3 más)

Faja sobre cornisa de focos

3

3

6 (3 más)

Friso bajo cornisa de focos

3

3

3

TOTAL BÓVEDAS

23

22

30

 

SEÑALES EN LA GALERÍA

SUPERIOR DE TRIBUNAS

 

 

 

Techo tribuna de prensa

5

5

-

Techo tribuna diplomática

2

-

-

Paredes tribuna diplomática

5

5

5

Friso de rejillas bajo barandilla

2

1

-

TOTAL TRIBUNAS

14

11

5

 

TOTAL

 

37

 

33

 

35

  

Obras de 2013
 
El informe de la Secretaría General incluye como anexo el elaborado por la arquitecta conservadora, en el que explica con detalle la complejidad de la obra acometida, desde los estudios previos para determinar el tipo de instalación que era necesaria, incluyendo las pruebas en un modelo a escala real de una sección del Hemiciclo en una nave industrial, hasta su realización en poco más de un mes.
 
El nuevo sistema de aire acondicionado exigía la instalación de rejillas de impulsión y retorno en los techos de los escaños y de las tribunas.
 
El 15 de julio se realizó el levantamiento de la zona para ver los soportes de los techos:
- El de la zona de escaños no era original y podía ser demolido.
- El de las tribunas de público de la primera planta era original, de madera y escayola con molduras de la época, y se decidió mantenerlo.
 
La posición del difusor en las tribunas de público venía condicionada por la estructura original existente, que consiste en un tupido entramado de madera paralelo y solidario con la escayola, que sólo permitía el alojamiento en la posición instalada. De no ser así, se hubiera tenido que desmontar parte de la estructura y se hubieran perdido las molduras perimetrales.
 
El cajeado para las rejillas se realizó desde la parte superior para dañar lo menos posible el techo existente, por lo que no se podían ver los impactos de la tribuna de prensa ya que no llegaron a traspasar los sucesivos entablados.
 
La premura con la que se realizaron los trabajos (veinte días del mes de julio y primera quincena de agosto), las problemas de la instalación, por el reducido espacio de que se disponía en la estructura de madera, así como la dificultad para acceder a la documentación sobre el 23-F, por su carácter reservado, han contribuido a la eliminación de algunas señales de la que no fueron conscientes ninguna de las personas que han intervenido en la obra, según señala la arquitecta conservadora en su informe.
 
A instancias de la Mesa se han iniciado los trabajos para realizar una publicación que recoja toda la documentación relevante existente en la Cámara sobre el intento de golpe de estado de 1981 y para que la rejilla que incorpora los impactos de bala pueda ser expuesta en un lugar relevante del Palacio.

Congress
C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID
Legal notice
Accesibility

General information:

Tel: 91 390 60 00

Fax: 91 429 87 07

Guided tours for groups:

Tel: 91 390 65 25 / 26

Fax: 91 390 64 35