Mensaje de la Presidenta sobre la actividad de la Cámara durante la emergencia sanitaria


 

 

La crisis de la Covid-19 afecta profundamente a toda la sociedad española y también al Congreso de los Diputados y su funcionamiento. En estas circunstancias, el Congreso debe seguir asumiendo sus funciones constitucionales de legislación y de control del Gobierno, incorporando así el pluralismo propio de la Cámara y su función de integración de posiciones políticas a la respuesta de las instituciones públicas a la epidemia. La respuesta a la pandemia y la atención a sus efectos pasan por la intervención de los poderes públicos, y es voluntad de todos que sean las mejores posibles.

En esta crisis, al Congreso le corresponden las actuaciones de debate de la declaración del estado de alarma y de autorización de sus prórrogas, la adopción o convalidación de las medidas de respuesta a la crisis que puedan plantearse y el seguimiento y control de las actuaciones del gobierno al respecto.

Con ese fin, los órganos de dirección del Congreso, Mesa y Junta de Portavoces, la Secretaría General y yo misma hemos adoptado diversas decisiones para adaptar los procedimientos y capacidades del Congreso a las exigencias sanitarias y de salud pública que rigen estos días para todos los españoles.

El Congreso mantiene abierto su registro, a disposición de sus miembros y de todos los ciudadanos para el ejercicio de sus derechos, y continúa con toda su actividad escrita, que canaliza buena parte de las posibilidades de control al Gobierno. Al mismo tiempo, reduce al máximo sus actividades presenciales y suspende todas las actividades y servicios ajenos al mantenimiento de las funciones parlamentarias esenciales.

En consecuencia, la Secretaría General ha adoptado las decisiones correspondientes para organizar los servicios que deben mantenerse y reducir al máximo la presencia de personal en las instalaciones del Congreso y los riesgos sanitarios consiguientes. Las tareas y servicios que pueden asumirse mediante el teletrabajo se continuarán prestando en esa modalidad y los servicios que no pueden realizarse así quedan suspendidos excepto en lo que resulta imprescindible para la actividad presencial de Pleno y Comisiones que puedan realizarse.

Los diputados y las diputadas del Congreso siguen manteniendo sus responsabilidades y posibilidades de actuación e iniciativa, que deben canalizarse en lo posible a través de los correspondientes medios telemáticos y pueden dar lugar, en su caso, a la convocatoria de las correspondientes sesiones. Los órganos de dirección técnica y política del Congreso y de las Comisiones, en su caso, pospondrán aquellas actuaciones que se puedan y acumularán en lo posible las iniciativas que, por razón de su urgencia, deban tratarse en las sesiones que se convoquen.

Los Plenos que se están convocando se llevan a cabo con la única presencia necesaria de los oradores designados por los grupos y el Gobierno y el mínimo de miembros de la Mesa, y todos los diputados pueden seguirlos y ejercer su derecho a voto mediante medios telemáticos. Así ha ocurrido ya con los dos Plenos celebrados durante los primeros quince días de vigencia del estado de alarma en los que el Gobierno ha comparecido para informar sobre su declaración y solicitar su prórroga, y se ha procedido al debate de convalidación de diversos decretos-leyes, la mayoría de ellos vinculados con la respuesta a la crisis.

Las sesiones de Comisión siguen las mismas reglas y pospondrán en lo posible sus trabajos sin perjuicio de las actuaciones urgentes y en especial de las vinculadas a la crisis, señaladamente mediante las reuniones de la Comisión de Sanidad y Consumo.

Los órganos de gobierno de la Cámara, Mesa y Junta de Portavoces, mantienen también sus funciones y reuniones con análogas adaptaciones o mediante medios telemáticos.

En este contexto, el trabajo de los medios de comunicación que cubren la actividad parlamentaria se ha visto también afectado, y se canaliza fundamentalmente por medios telemáticos, pero su función y utilidad es, si cabe, más relevante. Por ello, junto al agradecimiento a sus profesionales y empresas, el Congreso y esta Presidencia ponen a su disposición las correspondientes direcciones de comunicación para atender sus demandas de información y las necesidades de seguimiento.

A todos quienes acceden estos días a la página del Congreso agradezco su comprensión y ayuda. Y muy especialmente a las trabajadoras y los trabajadores del Congreso, que se esfuerzan por mantener los servicios que permiten el desarrollo de su trabajo. Su responsabilidad y sus aportaciones en el marco de sus posibilidades, como las de todos los españoles y especialmente las de quienes mantienen los servicios esenciales en estos días, nos dan también fuerza y esperanza para superar esta crisis.

Congress
C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID
Legal notice
Accesibility

General information:

Tel: 91 390 60 00

Fax: 91 429 87 07

Guided tours for groups:

Tel: 91 390 65 25 / 26

Fax: 91 390 64 35