1842. Espronceda, diputado liberal y poeta romántico


Una biografía reciente publicada por la Asamblea de Extremadura ha puesto de relieve que José de Espronceda, además de ser uno de los escritores románticos más sobresalientes del siglo XIX, también tuvo un paso fugaz por las Cortes de 1842, donde pudo defender sus ideas liberales como diputado por Almería.

Nacido en Almendralejo (Badajoz) en 1808, de padre militar y luchador en la Guerra de la Independencia contra las tropas napoleónicas, le correspondió participar de una vida agitada en unos años convulsos para la vida política española bajo el reinado de Fernando VII, cuyos últimos meses dedicó a la política activa. Falleció en Madrid en mayo de 1842 a los 34 años, apenas unos pocos días después de intervenir en la Cámara para defender un mayor reemplazo del ejército.

Ya desde muy joven forma parte de la Sociedad de los Numantinos que intentaba acabar con la monarquía absoluta, circunstancia que le hace permanecer recluido en la cárcel de Guadalajara por tres meses. Temiendo nuevas persecuciones se dirige a Gibraltar y Portugal y más tarde a Inglaterra y Francia.

Fruto de estos exilios entró en contacto con los liberales españoles que se encontraban fuera de las fronteras. En París participa en la revolución de 1830, pero no es hasta 1833 a la muerte de Fernando VII, cuando regresa a España el poeta Espronceda; llega a formar parte entonces de la Guardia de Corps y más tarde se incorpora a la redacción del El Siglo mientras continúa desarrollando su faceta literaria.

Estos son los años, desde la Guerra de la Independencia y hasta mediados del siglo XIX, que presencian el auge del romanticismo, tanto literario como político, en los que destaca un Espronceda muy activo en ambas vertientes.

José de Espronceda, por Antonio María Esquivel. Ca. 1842-1846. (Museo del Prado, Madrid).José de Espronceda, por Antonio María Esquivel.
Ca. 1842-1846. (Museo del Prado, Madrid).

En lo que atañe al diseño del sistema político español, el Estatuto Real (1834) de Martínez de la Rosa, establece el sistema bicameral para el poder legislativo, pero no será hasta las Cortes Constituyentes de 1836-1837 cuando los liberales participen plenamente en la política. Son estas Cortes las que declaran una amplia amnistía para los actos políticos y Maria Cristina, como Reina Gobernadora, la sanciona como ley el 19 de julio de 1837. La tramitación de esta importante ley ocupa varias sesiones de los meses de junio y julio de 1837. Si se compara el texto del proyecto de ley remitido el 18 de junio por el Presidente del Consejo de Ministros, José María de Calatrava, con el Dictamen que emite la Comisión de Legislación días más tarde, podemos ver como la modificación más sustancial se refiere a que los diputados proponen que la amnistía alcance a los españoles que residan en la Península e islas adyacentes pues según dice el diario …Puede haber algunos que por el recelo de ser perseguidos, hayan pasado a residir momentáneamente en países extranjeros. Posiblemente entre ellos estaba el futuro diputado extremeño.

José Espronceda, después de algunos intentos para ser elegido diputado o senador primero en las elecciones de 1836 por Almería y después en 1837 por Granada y en 1838 por Badajoz, es por fin en 1842 cuando obtiene su escaño de diputado suplente por la provincia de Almería.

En las elecciones de 1 de febrero de 1841 se elige en primer lugar a Nicolás Alonso García por Almería, y el 4 de enero de 1842 se celebran nuevas elecciones, en las que Espronceda resulta elegido como suplente y sustituto del anterior. Es dado de alta el 1 de marzo de 1842. De un total de 12.091 electores, se contabilizan 10.276 votantes y son 7.977 los votos obtenidos. En el registro de credenciales de esa legislatura figura escritor como profesión.

En la sesión de 28 de febrero de 1842 consta la comunicación del Conde de las Navas solicitando su admisión en el Congreso y en la sesión del 1 de marzo se aprueba el dictamen de la Comisión de Actas y jura y toma asiento como diputado.

A partir de este momento y con Espartero como regente en virtud de la designación hecha por las Cortes el 10 de mayo de 1841, Espronceda se consolida como uno de los líderes de la oposición republicana durante la legislatura de 1841-1842.

El diputado Espronceda tuvo, pues, una vida parlamentaria corta pero intensa, apenas unos meses desde el 1 de marzo de 1842, fecha en la que jura como diputado hasta el 16 de mayo que pronuncia su último discurso. Durante esta legislatura el poeta forma parte de las Comisiones de supresión de toda clase de fundaciones, memorias y obras pías; de la del aumento de jueces de imprenta en las capitales de provincia; y de la de arreglo de la deuda interior de la que es además secretario. Tuvo también varias intervenciones relevantes, de las que aquí se han querido destacar cinco y en todas ellas las ideas liberales forman el hilo conductor.

En la sesión de 11 de marzo de 1842 Espronceda se refiere a la Milicia Nacional e inicia su intervención disculpándose por ser la primera vez que “pisa la arena parlamentaria” para, a continuación, mostrarse crítico con la postura del Gobierno. El 3 de abril de 1842 vuelve a tomar la palabra para centrarse en la cuestión del pago de contribuciones con una intervención muy técnica y en la que el Ministro de Hacienda, Pedro Surra y Rull, acapara todas sus críticas al mostrarse aquel poco partidario de la adopción de medidas extraordinarias para sanear la economía. En la sesión del 8 de abril de 1842 se trata sobre el cumplimiento de la Ley de aranceles de los algodones; marco que sirve para que el diputado Espronceda pronuncie un discurso caracterizado por una encendida defensa de la libertad de mercado frente al proteccionismo. En la de 12 de mayo de 1842, mientras se debaten los presupuestos del Ministerio de Estado, el escritor se interesa por la situación de los representantes diplomáticos en las Embajadas de España y habla con conocimiento de causa, al haber experimentado el encargo de la legación en La Haya en años anteriores. También se interesa en la sesión de 16 de mayo de 1842 por el reemplazo del ejército al debatirse en esta ocasión el dictamen de la comisión sobre el reemplazo de 25.000 hombres.

A los pocos días de esta última sesión se recibe la noticia de su fallecimiento. La sesión del 23 de mayo de 1842 comienza con las palabras de condolencia del presidente de la Cámara, Pedro Antonio Acuña y participan a continuación los diputados Francisco Luján y Luis González Bravo para unirse en tan sensible pérdida. La legislatura finaliza a los pocos meses, el 16 de julio, mediante el Decreto firmado por el regente Baldomero Espartero, duque de la Victoria.

Panteón de Hombres Ilustres de España. Espronceda (1808-1842)Panteón de Hombres Ilustres de España. Espronceda (1808-1842)

Sin juzgar sus cualidades literarias, que han sido objeto de una bibliografía cuantiosa, se puede traer a colación la opinión del Duque de Rivas, quien afirma que la poesía consiste en pensar alto y sentir hondo y por ello el autor de El Diablo Mundo es indubitadamente una de las más legítimas glorias del Parnaso español. Para muchos, no obstante, es desconocida la huella que José de Espronceda dejó en la vida parlamentaria en los apenas cuatro meses que ostentó la condición de diputado en esta Cámara.

Y como homenaje no hay mejor recuerdo que estos versos que dedica a la muerte de Torrijos y sus compañeros:

 

Hélos allí: junto a la mar bravía

Cadáveres están ¡ay los que fueron!

Honra del libre y con su muerte dieron

Almas al cielo, a España nombradía.

Ansia de patria y libertad henchía

Sus nobles pechos, que jamás temieron,

Y las costas de Málaga los vieron

cual sol de gloria en desdichado día.

Españoles, llorad; mas vuestro llanto

Lágrimas de dolor y sangre sean,

Sangre que ahogue a siervos y opresores.

Y los viles tiranos con espanto

Siempre delante amenazantes vean

Alzarse sus espectros vengadores

José de Espronceda

 

Proyecto de ley sobre la concesión de una amnistía respecto a todos los actos de carácter político de 12 de julio de 1837 ACD (Serie General Legajo 51 nº 7)

Congress
C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID
Legal notice
Accesibility

General information:

Tel: 91 390 60 00

Fax: 91 429 87 07

Guided tours for groups:

Tel: 91 390 65 25 / 26

Fax: 91 390 64 35