Documentos Elecciones 22 de noviembre de 1864


LOS LEONES DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Los leones que flanquean la escalinata que da acceso al Congreso de los Diputados son uno de los elementos más significativos y reconocibles de la sede del palacio de la Carrera de San Jerónimo. Sin embargo, su historia es una travesía azarosa desde unos originales de yeso, pasando por otros esculpidos en piedra hasta los definitivos, fundidos con los cañones enemigos de la Guerra de África. En el Archivo del Congreso de los Diputados se encuentra el expediente que ayuda a reconstruir esta historia.

Detalle de uno de los leonesDetalle de uno de los leones

Esta figura tiene una larga tradición, pues los leones son guardianes de los edificios del poder ya en el Próximo Oriente Antiguo, donde era habitual que estos felinos custodiaran la entrada de palacios y templos. En la Antigüedad grecolatina son también figura recurrente en la mitología, como bien demuestra el conocido mito de Hipómenes y Atalanta. No es extraño, pues, que se escogieran estos animales como motivo para la decoración del pórtico del Congreso, habida cuenta estilo neoclásico del Palacio y el carácter historicista que se había imprimido a su ornamento.

En el original de la Memoria histórico descriptiva del Palacio del Congreso no se hace mención a ellos, si bien se encargó una pareja de leones al escultor Ponciano Ponzano, quien los esculpió en yeso, aunque por su tamaño y el material quedaban poco majestuosos. Sin embargo, la idea de Ponzano se mantuvo inalterable: dos leones sedentes que apoyaban sobre un orbe una de sus patas .

La Comisión de Gobierno Interior acuerda encargar a otro escultor, José Bellver, la ejecución de otros dos leones, esculpidos esta vez en piedra de Colmenar. Bellver acepta este encargo y solicita fondos para acudir a estudiar estas bestias al natural en París . El escultor define las dimensiones de los animales, y en este documento se puede constatar que ya concibe que habrán de ser león y leona , con pesos distintos, pues el león habría de pesar 3.474 kilos y la leona, 3.666.

Sin embargo, estos tampoco habrán de ser los leones definitivos. La citada Comisión, coincidiendo con el fin de la Guerra de África, considera que será mejor que se fundan en bronce, y encomienda esta labor a José Ramírez de Arellano, quien trabaja en Platerías Martínez. Éste solicita a la Comisión que se le facilite un local en el que acometer la fundición. Finalmente, por Real Orden, se dispone que los leones sean fundidos en Sevilla. En 2015 se cumplió el 150 aniversario de este acuerdo, aunque no será hasta 1872, siete años después, que la Presidencia del Consejo de Ministros, que en aquel entonces ostentaba Práxedes Mateo Sagasta, comunique al Presidente de la Comisión de Gobierno Interior la finalización de los trabajos de fundición de los dos felinos .

Para la Historia queda, además de la magnificente figura de los leones en la Cuesta de San Jerónimo, el expediente en el que se documentan estos avatares y los nombres de todos los maestros y obreros que participaron en su fundición .

ACD, Expediente Fundición de los leones que decoran el pórtico del edificio del Congreso de los Diputados (Serie General, Legajo 8, número 24)

Fachada del Congreso de los DiputadosFachada del Congreso de los Diputados

Congress
C/Floridablanca s/n - 28071 - MADRID
Legal notice
Accesibility

General information:

Tel: 91 390 60 00

Fax: 91 429 87 07

Guided tours for groups:

Tel: 91 390 65 25 / 26

Fax: 91 390 64 35